viernes, 18 de diciembre de 2015

Archer

El nombre de la agencia se las trae.

Una serie de animación para adultos, con un humor gamberro e irreverente, creada por Adam Reed, autor de la también delirante Laboratorio Submarino 2021, Archer es una parodia de las películas de agentes secretos y conspiraciones de superespías (con enormes reminiscencias estéticas también a Mad Men), con todo tipo de chistes soeces sobre sexo, drogas y política internacional.

Sterling Archer es el protagonista de la serie. Un obvio trasunto de 007, pero bastante menos luminoso. Elegante y seductor sí, pero también mujeriego, bebedor, irresponsable y egocéntrico. Archer es el detective estrella de la agencia, en gran parte por ser el hijo de la directora, a cuyas faldas vive aún demasiado pegado, y con quien tiene una relación de amor-odio. 

Otros personajes son Malory Archer, madre del protagonista, es otra alcohólica egocéntrica que no duda en anteponer su bienestar personal por encima de la vida de sus agentes, aunque a su manera ama a su hijo Sterling; Lana Kane es la agente más letal del SISI (ISIS en inglés). Esta bella afroamericana es también la ex-novia de Archer, al que odia, a pesar de la omnipresente tensión sexual que hay siempre entre ellos; Cyrill Figgs es el contable de la Agencia. Aparentemente un tipo serio y eficiente, pero que a medida que se va desarrollando la serie se revela como un inepto perdedor y adicto al sexo; Pam Poovey es la encargada de recursos humanos, y una cotilla patológica, incapaz de mantener un secreto durante más de 15 segundos. Además su obesidad suele ser blanco de muchos chistes; Carol/Cheryl/Nombre cambiante Tunt, es la secretaria de la directora. Una loca de cuidado, aficionada al sexo sadomasoquista y las filias más raras que se pueda uno imaginar (pero tiene un ocelote como mascota). Como buen trasunto de Moneypenny, ha tenido sus escarceos con Archer; Ray Gillette es otro de los agentes del SISI. Es abiertamente gay, y uno de los pocos con cerebro en la Agencia; el Doctor Krieger, un científico loco que recuerda al entrañable Profesor Bacterio de la TIA o Woodhouse, el anciano mayordomo de Archer, veterano de la Gran Guerra.

La serie es de capítulos cortos y autoconclusivos, y se suelen centrar en las absurdas misiones de la Agencia, los líos internos de ésta o las relaciones entre personajes, y su humor suele ser bastante negro y a veces escatológico, con bastantes palabras feas por minuto. Pensada para quien disfrute con ese tipo de humor macarra.
Publicar un comentario