jueves, 30 de agosto de 2018

Fariña

Os Narquiños

Serie basada en el libro homónimo de Nacho Carretero, cuyo secuestro editorial tuvo su polémica, nos cuenta la historia detrás de la famosa Operación Nécora y el narcotráfico en Galicia, centrado sobre todo en la figura de Sito Miñanco, el "Pablo Escobar español".

La serie está bien, y se sigue con interés, con el añadido de ser una historia que aunque sea de oñidas sonará bastante y muchos nombres como los Charlines, Laureano Oubiña o el propio Miñanco ya resultan bastante familiares, así como el archiconocido Baltasar Garzón, que también aparece. En este sentido son de agradecer las fabulosas actuaciones, que retratan muy bien a los protagonistas de la historia, y quiero destacar a Carlos Blanco, que está soberbio como Oubiña.

También me gusta mucho el cuidado aspecto visual, que nos transporta a la Galicia de los 80, y consigue que la serie sea un producto de calidad, otro síntoma de que en España se están haciendo últimamente buenas series.

miércoles, 29 de agosto de 2018

Crónicas Umbras 2018

Hicimos que esto pasara antes de tiempo. 

Semana y pico más tarde voy a escribir la prometida crónica de las jornadas de rol de Huarte, aunque por esto de la no inmediatez tendré que renunciar a una ordenadita relación cronológica de hechos y seré algo más caótico (un poco como lo fueron las propias jornadas, vaya).

La ida y la vuelta en coche, con gente de Abaco. Un coche para ir y otro distinto para volver, que me apetecía estar en Bilbao pronto (y evitarme la ceremonia de clausura, ya de paso). El alojamiento, como todos los años, en el hotel Irigguibel.

De jugar, pues rol en vivo se me canceló la de Grease que tenía que dirigir y en su lugar les ofrecí un pase de 7 años y un día (que me lo convirtieron en una comedia de enredos). Jugué dos; uno que no me gustó nada, con reglas y demás, excesivamente old school y otro en el que representábamos a emisarios de las potencias mundiales tratando de reunificar Alemania en 1961, cosa que sucedió. 

De rol de mesa solo jugué una, de "vikingos" con el sistema de Leyenda de los 5 anillos, que aborrezco, y encima siendo la partida el último día por la noche, el sueño imperaba en la mesa.

Juegos de mesa jugué unos cuántos, aunque no me acuerdo tan bien como para hacer una relación exhaustiva (sí recuerdo que amplié mi triunfal racha de Puerto Rico y Time´s Up), y lo que más hice fue socializar con gente a la que solo veo en jornadas, que al fin y al cabo es a lo que voy a estas cosas.

Para terminar la atropellada crónica, mención a la fiesta, que la hubo, el viernes. Mi garganta acusó demasiado que pusieran Eloise de Tino Casal y Mi Gran Noche de Raphael tan seguidas.

martes, 28 de agosto de 2018

Crónicas de Miami

¡Domando a la bestia!

Diría que vuelvo al mundo tras recuperar horas de sueño pero mentiría, pues si una cosa he podido hacer bien a gusto estos días es dormir. No fue así el jueves, que tuvimos que madrugar mucho para coger el avión a Barcelona las 7 de la mañana. Una vez en El Prat cogimos el coche de alquiler y nos encaminamos a Miami Platja (justo pasado Cambrils), haciendo una pausa en un área de servicio a medio camino para dormir un poco, que conducir con sueño es mala idea.

Una vez allí, cogimos el apartamento, nos dimos un baño, comimos, echamos una siesta larga y a la playa, aprovechando también la tarde para hacer las compras imprescindibles, como el pato hinchable que se ve en la foto.

El viernes por la mañana terminamos de inflar al pato, que es bautizado con el nombre de Pascasio y nos vamos con él a hacer el tonto a la playa. Baño, tomar el sol, comer en la terraza del apartamento, más playa y a cenar a Cambrils. 

El sábado una rutina parecida, cambiando el "viaje" a Cambrils por un paseo por el pueblo y unas pizzas en la playa, que tardan lo suyo en darnos.

El domingo más de lo mismo, pero Pascasio se queda en casa por la mañana, que estaba el mar muy embravecido (dentro de lo embravecido que pueda estar una playa de la Costa Dorada, claro). Baño, comer en la terraza de nuevo (con su preceptiva siesta, claro) y más playa. Por la noche, a cenar una soberbia paella de marisco a Cambrils, al mismo sitio del año pasado, que desde que vi la pinta que tenían, tenía ganas de paella de aquel sitio.

Lunes, ya el último día (¡qué rápido se pasa lo bueno!), baño matutino, abandonar la playa entre desgarradores gritos de "no me quiero ir", comer el pollo que habíamos encargado, limpiar y ordenar el apartamento y al coche. Sin muchos incidentes llegamos al Prat, devolvemos el coche y en un avión que sale más o menos a su hora, de vuelta en Bilbao.

lunes, 27 de agosto de 2018

De vuelta de Miami

No miento cuando digo que he estado ahí.

A las 22:40 ha aterrizado el avión que nos traía de vuelta a la realidad, después de 4 días mágicos y de relax absoluto. Aparezco por aquí para dar señales de vida, ya me extenderé más.

jueves, 23 de agosto de 2018

Madrugones del horror

Las calles están aún sin poner.

Escapando de fiestas de Bilbao, marcho unos días fuera, pero el avión sale a las 7, de modo que hay que madrugar un poco demasiado. Había estudiado la idea de salir ayer de fiesta e ir al aeropuerto de empalmada, pero dado que una vez allí tengo que coger un coche de alquiler, no parecía la mejor de las ideas hacer eso.

¡Muero de sueño!

miércoles, 22 de agosto de 2018

Aste Nagusia: Comida de amigotes

¡Una patata, y va a atacarnos!

Siguiendo la estela del año pasado, hoy hemos continuado con lo que puede ser una bonita tradición de reunirnos para comer un día los amiguetes del grupo "CasaIñigo" en fiestas de Bilbao, antes de escapar de Bilbao. Aunque para mí salir de fiesta en fiestas de Bilbao siempre ha sido sinónimo de salir de noche, hoy he salido por la mañana, a lo pureta, para un pintxopote antes de ir a comer al restaurante Zurima. Ahí buena comida y sobre todo buena compañía, con mucha conversación de los temas que nos gustan.

Pena que como tenía reunión de Abaco a la tarde no he podido estirar mucho la sobremesa, y que a algunos componentes de la banda no los veré este año, que hasta mañana no llegan a Bilbao.

martes, 21 de agosto de 2018

Aste Nagusia: dulce tarde de barra

Esto+Batido de chocolate=Droga líquida.

Avanza la Semana Grande, que pese a haber empezado hace poco para mí ya está cerca de su fin (el jueves me voy otra vez de viaje) y ayer tocó una de las tradiciones, con el turno en Moskotarrak de la tarde del lunes. Fue un día muy tranquilo en el que casi no vino gente, pero en el que pudimos probar una de las sensaciones de la txozna, que es el delicioso tequila de fresa que se ve en la foto. Hicimos el experimento de mezclarlo con batido de chocolate y el resultado no podía estar más rico. Sabía a Pantera Rosa.

Y por si eso no hubiera sido dulzaina suficiente, nos trajeron cajas y cajas de pastelillos que habían sobrado de algún evento fiestero de ayer, con lo que nos pudimos poner hasta arriba de azúcar. De modo que ayer tampoco me emborraché, no me hizo falta.

lunes, 20 de agosto de 2018

Aste Nagusia 2018

Volvimos a ver a Goyo.

Como siempre por estas fechas, Bilbao se viste de gala para su Semana Grande, las fiestas que duran 8 días y que son todo un acontecimiento para la ciudad. Realmente empezaron el sábado, pero como estaba en Navarra para mí empezaron ayer.

La tarde poco tuvo que ver, pues fue una de visita a la playa, pero después de cenar tocaba un evento típico de estas fiestas para mi señora novia y para mí, que era ir a ver a Goyo Jiménez en su AiguantulivinAmérica 2, monólogo que nos arrancó no pocas carcajadas y que nos quitó parte del mal sabor que nos había dejado el último al que fuimos (que era el menos bueno).

De ahí, cómo no, a Moskotarrak, donde estuvimos de terraceo con unos amigos, y más o menos a las 2, sin haber bebido nada de alcohol (¡lo prometo!) nos fuimos ya para casa.

domingo, 19 de agosto de 2018

De vuelta de #umbras2018

Ahí he estado.

Entrada exprés para dar señales de vida en la que no me voy a extender demasiado. El jueves fui a Huarte (Navarra) para disfrutar de las jornadas de rol y juegos Umbras, que organiza la asociación Alter Paradox y he vuelto a mediodía (para de ahí irme a la playa). Me extendería más, pero eso implicaría escribir con prisas. Por definirlas en una frase: jornadas de relax, para descansar de las TdN y encontrarme con un montón de gente a la que me encanta ver. Intentaré extenderme más en algún momento de esta semana.

jueves, 16 de agosto de 2018

A las Umbras 2018

Este año tienen como temática la segunda guerra mundial.

Otro año más me voy a Huarte (Navarra) a estas jornadas veraniegas, que me sirven como metadona para el síndrome de abstinencia post-TdN y para ver a mucha gente del mundillo a la que solo veo en este tipo de eventos.

¡Hasta el domingo!

miércoles, 15 de agosto de 2018

Solo

Con Aura Garrido en el papel de Chewbacca.

Inevitable que recuerde en su planteamiento a la película "127 horas", esta película habla sobre la historia real de un surfista que sufrió un accidente en Fuerteventura y le tuvo 48 horas luchando por sobrevivir, herido, deshidratado y completamente solo. Esta es una película sobre superviviencia, que creo que transmite bastante bien la angustia de verse en una situación así y consigue que los golpes duelan, que la sensación de ahogo angustie y que compartamos la desesperación del personaje, que no sabe si seguir luchando o tirar del todo la toalla. 

Sobre el actor, Alain Hernández, (bien en El Rey Tuerto, fatal en Plan de Fuga) vuelve a demostrar que es capaz de lo mejor, con escenas en las que consigue hacerlo todo muy creíble, y con otras en las que reduce su registro a "mirad mi medio sonrisa de guapo" y momentos en los que, directamente, parece que se olvida de actuar. 

Por lo demás, la película está bien, aunque se nota que lo que querían contar no daba mucho más de sí, y hay parte del relleno que rompe un poco (ese momento anuncio de Styling) y se nota demasiado que está ahí para hacer relleno. 

A título de curiosidad, tuvo su coña ir a ver una película que se llama Solo... y ser la única persona que había en la sala de cine.

martes, 14 de agosto de 2018

¡Vacaciones de verano!

Ahí la semana que viene.

Este año el concepto de vacaciones de verano está siendo un poco raro, ya que no estoy teniendo ningún periodo realmente largo. Allá por julio tuve la escapada a Milán, pero realmente solo fueron dos días libres. Agosto lo empecé librando, para ir a TdN, pero en realidad solo fueron 5 los días que usé, y ahora es cuando empiezan mis vacaciones de verano de verdad, con la segunda quincena de agosto enteramente libre, cosa que aprovecharé para ir a jornadear a las Umbras (este jueves), salir algo en fiestas de Bilbao y hacer turismo de sol y playa como el año pasado. 

La verdad es que hubiera preferido haberme cogido agosto entero y santas pascuas, pero como todo el mundo tenía la misma idea, había que ceder algunos días, y por eso este raro paréntesis laboral que me ha cogido la mitad de la semana pasada y la mitad de esta.

El lado positivo es que todavía me quedan muchos días sin gastar, así que podré tener un final de año tranquilito.

lunes, 13 de agosto de 2018

¿Malas calles?

Cuidad de los derechos de los "indeseables", son los vuestros. Y si, son los de sus víctimas también.

Verano es una buena época para plantar contenido robado en el blog, y esta vez traslado un interesante hilo sobre criminalidad del amigo @subnorbook, como casi siempre muy acertado.

Gente que se queja de la brutalidad policial de los antidisturbios mientras defienden que se torture al Cuco para que confiese donde está el cuerpo de su víctima. Esto lo he visto. 

Y luego habláis de democracia y libertades públicas. Di una charla hace tiempo sobre esto y la empezaba con una pregunta: ¿vosotros dejáis o dejaríais a vuestros hijos sueltos por el barrio hasta el anochecer como nuestros padres nos dejaban a nosotros? 

La respuesta es casi unánimemente NO. Acto seguido preguntas la razón y la respuesta mas repetida es que nosotros estábamos mas seguros y que ahora hay mas delincuencia y peligro (os suena, no?) 

Bien, pues es FALSO, los críos hoy en día están 20 veces mas seguros de lo que estábamos. Desde los 70 la tasa de delincuencia española solo ha hecho descender año tras año, hasta ser mas baja que la del norte de Europa, sobre todo en los delitos violentos. 

Sí, tenemos menos delincuencia grave que en Alemania, asimilad eso. Pero, ¿y por qué tenemos otra impresión? Pues porque antes no te enterabas mas que de los casos muy sonados, el resto solo salía en prensa local y periódicos especializados como El Caso. 

Sin embargo hoy en día el bombardeo es constante, Securitas no hace nada que no hagan los informativos, estamos asediados por la delincuencia, las mafias, los radicales, terroristas, los delincuentes sexuales, los inmigrantes....no salgas a la calle de noche, no hables, desconfía, enciérrate, no vivas! Esto está mas que estudiado en sociología del derecho y es un mecanismo de control social muy clásico por eficaz, el miedo es una fuerza poderosa, el miedo a todo, el miedo vende alarmas, vende recortes de derechos y libertades. Vende hasta Home Cinemas porque ya no te atreves a vivir en la calle y cuando sales vas al centro comercial, donde todo es seguro controlado, desinfectado y plastificado. 

¿Cómo creéis que obtiene un 35% de votos el PP? El miedo al cambio, a lo desconocido, a esos "jóvenes radicales y rojos destructores" que a su vez viven encerrados en sus "espacios seguros" y reafirmación de grupo. Por miedo también. El miedo es sano, te mantiene con vida, pero si te domina te impide vivirla y te convierte en una marioneta. Otros datos interesantes sobre el delito es que DE SIEMPRE, mas de 3/4 partes de los mismos son contra el patrimonio (hurtos y robos) y contra la salud pública (menudeo de drogas). No, las cárceles no están llenas de monstruos, la mayoría son pobres desgraciados. 

Otro dato interesante es que son precisamente estos delitos los que registran las tasas de reincidencia mas altas, hay un componente socioeconómico importante. 

Por otro lado y ya centrándonos en crímenes graves, la VdG se lleva la parte del león, es de notar como tira hacia arriba de la tasa desde finales de los 90, esto no demuestra que este subiendo, demuestra que esta saliendo a la luz, sobre todo a partir de los primeros años de siglo y especialmente desde 2004 (LIVG). 

En definitiva, ni hay tanto monstruo suelto ni sus fechorías permanecen tan ocultas como antes. Otra cosa que se nota y que ha ayudado mucho es el espectacular incremento de la eficacia policial. 

 Para terminar un recordatorio: cuidad de los derechos de los "indeseables", son los vuestros. Y si, son los de sus víctimas también.

domingo, 12 de agosto de 2018

Fin de semana post-TdN

También hay rol más allá del CEULAJ.

Aún retumban los tambores de Mollina, donde estaba hace una semana, y procedo a narrar este finde. El viernes nada reseñable, en casa viendo series y jugando al ordenador, con parada para el gimnasio y luego un rato a la lonja. Juego alguna partida ligera y me retiro pronto.

El sábado por la mañana a corretear al gimnasio, cosas de casa como cocinar (hago arroz y acabo con el hambre en el mundo) y voy a Maxcenter al cine. Película y paseo de una hora para volver. Por la noche de nuevo a la lonja, a jugar a juegos de mesa (pruebo el divertido Exploding Kittens) y retirada.

Domingo por la mañana intento ir al gimnasio pero me lo encuentro cerrado, así que me doy un largo paseo. Por la tarde partida de rol, continuando con la campaña de Warhammer, y a casa.

Molaba más estar en las TdN.

sábado, 11 de agosto de 2018

Megalodon

El pez grande se come al chico y Jason Statham se los come a todos.

Me gustan las películas que son honestas, y es el caso de Megalodon. He ido al cine con la esperanza de encontrarme un bodrio palomitero de verano y me ha dado exactamente lo que esperaba de ella: un absurdo blockbuster en el que la física y la biología son cruelmente maltratadas y donde la mayor amenaza no es el bicho sino la incompetencia de unos personajes que se merecen lo que les pase. Un dinero bien invertido, pardiez.

Esto va (con spoilers) de que unos oceanógrafos (o unos gilipollas con dinero) se dedican a explorar el fondo del mar, para buscar las llaves o a la Sirenita y encuentran una especie de subfondo marino, donde algo les ataca. Ese algo es un tiburón gigante de 25 metros de largo cuya capacidad de morder es superior a la presión que ejercería el agua a esos 11000 metros de profundidad, porque destroza batiscafos preparados para ello como quien revienta plástico de burbujas.

Por suerte por ahí pasa Jason Statham, y entre su audacia y el juego de luces (ya se me hace raro que viviendo en esa oscuridad no sea ciego, pero bueno) consigue salvar a casi todos. Pero han abierto paso, de modo que el megalodón, como haría cualquier animal, abandona su cómo hábitat natural para irse a buscar la vida a la superficie, donde no tiene la comida que le gusta. Etólogos marinos, me vayan pidiendo hora para reservar el rincón de llorar.

Entre el tiburón y la incompetencia de los protagonistas, consiguen matar al bicho, pero tras un ejercicio de "os merecéis lo que os pase", se descubre que había otro aún más gordo y listo (el tiburón demuestra más inteligencia que los supuestos especialistas, podría plantearse echar el CV, que igual le cogen) y sigue el correquetepillo (nadaquetepillo, más bien), hasta que el escualo se da cuenta de es un tiburón y está en una película, así que se tiene que ir a la playa a sembrar el caos. Lo de estar acostumbrado a vivir en aguas profundas y meterse donde un niño haría pie le resulta secundario.¿Quién quiere comer ballenas cuando puede comer bañistas? 

Ahí empieza la feroz pelea entre el tiburón y Jason Statham, que primero intenta derrotarlo desde el submarino, hasta que se le inflan los cojones y finalmente se baja del submarino para matar al bicho con sus propias manos. Bueno, usa un arpón, pero porque le apetece. Si no, a guantazos castellanos.

Y eso es básicamente la película: un divertido truño veraniego. Que a veces también hacen falta.

viernes, 10 de agosto de 2018

Los Increibles 2

La superfamilia vuelve a la carga.

Pixar nos tiene tan mal acostumbrados a que cada película que saquen (con deshonrosas excepciones) sea una obra maestra, que cuando sacan una película que solo es muy buena, como que nos sabe a poco. Y este es el caso de "Los Increibles 2", que siendo una película muy divertida y muy bien hecha, no alcanza el Olimpo.

Es muy buena, ¿vale?

Pero me topé con algo que me rechinaba un poco, algo un tanto anacrónico y con un cierto tufillo rancio, que es algo tan manido como que la mujer salga a trabajar fuera, el marido se quede en casa y sea un desastre. Porque, claro, solo la mujer está capacitada para hacer las labores de casa, ¿no? Estoy seguro de que mucho señoro se quejará de que esto es algo hembrista (¡el es tonto, ella es lista!), cuando realmente redunda un poco sobre algo tan genuinamente machista como el "las cosas de casa son responsabilidad de ella, él ayuda". De verdad, Pixar, que estamos en 2018, se os ha escapado una trama más propia de los 90. A ver, que tampoco es ningún crimen, pero chirriaba un poquito, y habría agradecido alguna propuesta un poco más valiente en este sentido. Me da la sensación de que es justo lo contrario de lo que intentaban, pero les salió torcido.

Dejando eso al margen, y que los giros de la trama no son especialmente imprevisibles (que tampoco hace falta, pues es Pixar, no Shyamalan), la película es divertida, engancha muy bien con la primera y aporta ese toque de frescura que es meter superhéroes y supervillanos nuevos, con unas escenas de acción muy trepidantes. Y el bebé Jak-Jak, que como recurso cómico funciona muy bien.

Mención aparte para el corto Bao, que es muy tierno.

jueves, 9 de agosto de 2018

Crónicas Tedeneras 2018 (2)

¡Nunca nos podrán quitar el cielo!

Seguimos con las jornadas.

Sábado

Tras un cruel madrugón que me permite llegar a desayunar justo-justo, me voy a dirigir mi partida de Blacksad: Parque Zoológico, en la que estoy medio dormido y aún así soy de los más despiertos de la mesa. La espesez que compartimos hace que la partida quede un poco pallá.

Por la tarde llega la que probablemente fuera la mejor partida de las jornadas, el rol en vivo de Firefly: Old Man Reaver, una experiencia genial, con momentos que consiguen ponerme, literalmente, la carne de gallina. Muy bonito y emotivo.

Y mientras que la tarde fue para emocionarse, la noche fue para reír. Jugaba Patrona de las Desamparadas, la partida a la que más ganas le tenía, sobre una cárcel de mujeres, basada en Vis a Vis y Orange is the new black. Allí doy vida al inolvidable Antonio Soriano, más conocido como "el guardia forocochero"; un tipo racista, machista, misógino, xenófobo, tránsfobo y probablemente del Atlético de Madrid, que me tiene toda la noche soltando burradas con el filtro cerebro-boca completamente desactivado, y disfrutando como un enano de esta parodia de gente real que ya de por sí es bastante parodia. 

De ahí, cómo no, al Pepe John´s, aunque opto por tener la noche tranquila y retirarme pronto (y sobrio), que el domingo tenía mucho que dirigir.

Domingo

Se va acercando el fin de las jornadas, y la mañana del domingo toca dirigir. ¡Maldita sea, se me ha llenado la partida! Ahí que voy, con mi partida de Séptimo Mar: Castillo Faílenn. La partida a medio escribir, y lo que es peor, un sistema de juego que no tengo claro de haber entendido. Pero bueno, tirando de buena voluntad e improvisación, consigo que más o menos salga la partida adelante.

Llega la tarde con la actividad que más me apetecía dirigir: el rol en vivo de Grease

Cuando Danny encontró a Sandy.

Fue como volver a ver la película de nuevo, con los jugadores maqueados y unos disfraces espectaculares. Daba gusto verles totalmente entregados a los números musicales (sí, era un rol en vivo en el que había que bailar) y disfruté muchísimo con esta partida. Un lujo.

Llega la noche, y en vez de ir a la clausura nos quedamos probando el juego de Ricardo Dorda Resistencia, un juego sin director de juego ni ambientación predefinida en el que somos un grupo de neandertales atlantes con poderes mutantes tratando de derrotar a los invasores cromagnones hiperbóreos que someten a nuestro pueblo. Todo muy loco.

Para cerrar la parte lúdica de las jornadas llega la partida más cómica: Maldita Lisiada, una partida basada en los culebrones hispanoamericanos, cuya regla principal era que había que hablar en latino. No recuerdo haberme reído nunca tanto, pues no fueron pocas las veces en las que tuve que parar la escena para respirar, estando literalmente rojo de la risa. Aún me cuesta contener la carcajada cuando recuerdo las escenas de sopapos concatenados que parecía aquello el show de los payasos de la tele. Una forma muy divertida de cerrar.

Y de ahí, claro, al Pepe John´s que esta vez lo vi cerrar, pues eran las 6 de la mañana y ya no me merecía la pena ir a dormir para una hora y media.

Lunes

Al no tener el punto de corte que supone irse a dormir, empezaré a contar desde que salimos a la calle, ya de día, y nos vamos a comer unos churros. Afónico y con el sueño ya pasado, desayuno dos veces: los churros y el desayuno de las jornadas.

De ahí al coche hasta Madrid, y me muero por el camino. En Madrid comemos una buena hamburguesa y nos despedimos, queda una hora para el autobús. Mi esfuerzo es no dormirme en la estación. Aguanto malamente y a las 5 me siento en el autobús, y en coma hasta llegar a Bilbao. 

Viaje muy cansado, llego hecho un asco pero feliz. Ha merecido la pena, el año que viene volveré.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Las grietas de Jara

Insípida.

Un estudio de arquitectos recibe una incómoda visita preguntando por Nlson Jara, alguien que pertenece a un pasado que el estudio quería olvidar, y por medio de flashbacks se nos cuenta quién este tal Jara: un vecino de una obra que están haciendo y que sufre unas grietas en su vivienda, de las que se vale para extorsionar y acosar a los arquitectos del estudio. Las dos historias en paralelo nos irán contando qué es lo que pasó con Jara, para llevar a un desenlace un tanto atropellado, confuso y presuntamente sorpresivo.

Esta es la premisa de este thriller argentino que se queda muy desdibujado, sin grandes cosas que ofrecer y al que en nada ayuda la presencia de Santiago Segura, en una de las peores actuaciones que le recuerdo, en la que no queda muy claro si pretende hablar como los argentinos pero con su acento de Carabanchel, y que consigue sacar al espectador de la película cada vez que abre la boca.

Sosa, algo plana y completamente prescindible. Una de esas películas que de aquí a un tiempo probablemente ni siquiera recordaré haber visto.

martes, 7 de agosto de 2018

Crónicas Tedeneras 2018 (1)

Nada ilustra mejor las TdN que el vivo de The Good Place.

Ya habiendo recuperado algo de sueño, procedo a narrar qué fue de estas jornadas.

Miércoles

La cosa empieza ya con un madrugón que me hace ir a la oficina a conseguir una fotocopia del DNI, que nos habían dicho ese mismo día que hacía falta para acceder a TdN (aunque luego no lo pidieron). De ahí al autobús hasta Madrid, encuentro con los compañeros de viaje y coche hasta Mollina. 

Nos plantamos en el Saydo y empezamos nuestras propias jornadas un día antes, con un nuevo pase de 7 años y un día, seguido de una partida de Bluebeard´s Bride que dura hasta las 5 de la mañana.

Jueves

Toca levantarse razonablemente pronto para ir a acreditarse en el CEULAJ. Me inscribo, tomo posesión del dormitorio y a la piscina, que es lo que mola. Tras el chapuzón a comer, y empezamos las jornadas con una partida que dirijo de Cultos Innombrables: Retorno a Skatorice, donde permito a los jugadores, por medio de flashbacks, conocer el pasado de uno de los personajes más carismáticos del libro.

Por la noche un rol en vivo, Thunder City, que no consigue cumplir con mis expectativa e incluso a ratos me llego a aburrir un poco. Tampoco me horroriza, pero no fue desde luego mi actividad favorita de estas jornadas.

Por supuesto, al acabar el vivo, la fiesta del Pepe John´s que no falte. Es una parte fundamental de las TdN.

Viernes

La única mañana que no me toca dirigir la aprovecho para jugar a algo de rol en mesa y me apunto a una partida de Worlds in Peril: Superlópez y el Supergrupo. Muy divertida y con momentos de auténtica hilaridad. 

Por la tarde tengo que dirigir una de las partidas que más expectación habían levantado, a juzgar por la cantidad de gente que me dice "yo quería jugar tu vivo", que es El mejor lugar (basado en The Good Place).

La noche es para Humanidad, un rol en vivo por escenas, muy teatralizado, que pese a estar ambientado en el mundo de Vampiro: La Mascarada, no podría alejarse más del típico vivo de Vampiro: La Mascarada. El planteamiento de la partida, dividiéndose en actos y escenas, francamente original.

¿Y a dónde fuimos al acabar la partida nocturna? Efectivamente, al Pepe John´s. 

En futuras entradas, seguimos.

lunes, 6 de agosto de 2018

De regreso a casa tras TdN

Ojalá fuera así de cómodo el viaje de vuelta.

Tras un fin de semana en el que he hecho de todo menos dormir y un viaje de 12 horas desde el CEULAJ por fin estoy en casa, ya duchado y sabiendo que de un momento a otro me derrumbaré víctima del sueño.

Como viene siendo habitual, la batallita de las jornadas la contaré más adelante, que hoy esto va de hablar de lo maravillosa que es esta aventura que todos los años me hace pegarme la pechada, de la gente fabulosa que conozco y con la que me reencuentro, y de todas las vivencias, con momentos para reír (a veces hasta que casi costaba respirar), momentos para emocionarme, momentos de intensidad, momentos de bailoteo... todo el rato momentos de pura diversión, evasión y una auténtica burbuja de felicidad.

Y ahora con un pedacito de canción, de la serie Firefly, que este fin de semana ha significado mucho:

Take my love, take my land, 
Take me where I cannot stand. 
I don't care, I'm still free, 
You can't take the TdN from me.

miércoles, 1 de agosto de 2018

¡Otra vez a TdN!

Para quien me conozca sobran las explicaciones de lo mucho que esto significa para mí.