viernes, 18 de agosto de 2017

El hombre de las mil historias

Obra de Jorge Moreno Higuera

Ayer entraba en mi muro de Facebook y me encontraba con esta genialidad, en la que en seguida podía reconocer algunos de mis papeles en obras teatrales o alguna partida de rol en vivo, y algunas con pasmoso parecido.

Al principio pensé que era simplemente un dibujo que por casualidad podía recordar a mí, pero con algunos era demasiada casualidad, y el autor confirmó que era obra suya, pues le suele gustar retratar a sus contactos en Facebook. Y el resultado, como puede verse, es espectacular, de manera que me ha encantado y estoy con la ilusión de un niño con una consola nueva (porque, en serio, ¿a qué niño que se precie le gusta que le regalen zapatos?).

Desde aquí, nuevamente, gracias Jorge.

jueves, 17 de agosto de 2017

La pulsera no perdida

Vuelve a su sitio.

Por mi cumpleaños, allá por abril, mi señor padre tuvo a bien regalarme una de estas pulseras que miden los pasos, y aunque al principio no me terminaba de convencer, la verdad es que me he acabado acostumbrando, y tiene su lado práctico. Lo bueno que tienen estos cacharros es que consiguen el efecto pique, y cuando ves que no llegas al objetivo autoimpuesto (en mi caso 10.000 pasos diarios), o que estás cerca de batir una marca, pues al final acabas andando más solo por "trampear" la estadística. Así, no será el primer día que en vez de volver  directo a casa he ido dando un rodeo absurdo solo para engordar el número de pasos.

Pues el susto me lo dio el martes, recién llegado a casa de las Umbras cuando miro mi muñeca izquierda y contemplo en su desnudez que la pulsera no estaba. Reviso el equipaje, miro los bolsillos, y nada. Llamo al amigo con el que había venido en coche, pero nada. 

Sabía que se había extraviado en Bilbao, pues recordaba haberla mirado en el coche. Pero si se me había caído en la calle, las probabilidades de encontrarla eran bajas. Sin embargo, con la esperanza de que así fuera, salí a la calle a reproducir el recorrido que me había traído del coche a casa. Y nada. Tocaba asumir que la pulsera se había perdido.

Pero a veces el destino nos ofrece segundas oportunidades, y cuando volví a casa más tarde, vi que encima de los buzones alguien había dejado mi pulsera. Seguramente se me caería en el portal, algún vecino la vería y gracias a ello la pude recuperar.

Lo que nunca podré recuperar es el recuento de pasos perdidos en pos de la pulsera, que se perderán en la noche de la estadística que nadie recogió.

martes, 15 de agosto de 2017

Vuelta de las Umbras 2017

Los juegos de rol estimulan la mente.

Otra vez, por segundo fin de semana consecutivo (aunque hoy sea martes), toca hablar de jornadas de rol, y esta vez han sido las Umbras que la asociación pamplonica Alter Paradox organiza en Huarte (Navarra).

La odisea empieza el sábado por la mañana, cosa poco frecuente, y fletamos el coche para ir hasta allí. Llegamos, nos instalamos en el hotel, nos acreditamos y tocan las rondas de saludos y demás. Hecho el trámite, me pongo a dirigir otro pase de 7 años y un día, y por la noche juego el vivo Película Tabaco, de gran parecido en su planteamiento con una de mis partidas, cuyo título no diré, por aquello de los spoilers. Al acabar la partida un poco de beber en el parque, y a eso de las 3-4, a dormir. 

El domingo por la mañana un poco de hacer nada y de socializar hasta la hora de comer, en el centro comercial junto al hotel, lo que me viene muy bien para echar una siesta de sobremesa. Despierto, me doy un baño y vuelvo al polideportivo a jugar otra partida de rol en vivo, Pan Am, basada en el atentado de Lockerbie. Por la noche, y tras la cena, una fiesta que se queda un poco deslucida con respecto a años anteriores. 

El lunes un poco parecido al día anterior, pero sin siesta, pues tengo que dirigir un pase de rol de mesa: La Centuria A. Cuando termina, a cenar (y me siento estafado con los platos combinados de la cafetería del polideportivo) y luego un poco de juegos de mesa, probando Isla Tortuga y Not Alone (este muy interesante). Luego al aire libre a arreglar el mundo y estar de charleta hasta las 4, que mi cuerto decide que es buena hora de retirarse.

Hoy martes, último día: clausura, despedidas y viaje de vuelta (que se queda en 2 horas, no como la vuelta de Mollina, que es un dolor). Unas jornadas relajadas, que me sirven como quien dice para descansar del fin de semana anterior. Ahora vuelta a la realidad, pero al menos estoy de vacaciones.

sábado, 12 de agosto de 2017

A las Umbras 2017

Como las Ómicron, pero sin tener que currar.

Todavía con la resaca de las Tierra de Nadie resonando (la metafórica, que la literal del Pepe John´s ya se fue) marcho a Huarte (Navarra) para disfrutar de otra edición de las Umbras de Alter Paradox, con 4 días (de hoy al martes) de juegos, rol y lo que suelo echar en falta en las TdN: la presencia de mi grupo de amigos de Bilbao, pues lo de ir en jauría a unas jornadas también tiene su encanto.

Allí iré con un cierto relax, sobre todo si lo comparamos con el trajín de TdN y Rolea, y desde luego con las Ómicron. Sin embargo, no me "libro" de dirigir, y ahí llevo dos partidas: "La Centuria A" y "7 años y un día".

Y lo bueno, que para estas jornadas no me tengo que cruzar España de lado a lado.

viernes, 11 de agosto de 2017

Spiderman Homecoming

¿Será este el Spiderman definitivo?

Nuevo reinicio de la saga del trepamuros más conocido del cómic. Aunque parece que esta vez, con el sello de Marvel debajo del brazo, vuelve para quedarse. 

Siguiendo en la línea que se mostraba en Civil War, de la cuál esta no deja de ser una secuela, aquí optan por un Spiderman adolescente y sus tramas de instituto, que tiene que compatibilizar con lo de querer salvar New York de los malhechores, mientras ve cómo los superhéroes mayores se enfrentan a cosas más gordas.

En esa línea de superhéroe adolescente, la película es divertida, pero sí que a ratos se le echa en falta un poco de épica, aunque cuando esta llega, como en esa pelea final, resulta fotográficamente muy confusa.

Como no menos confuso resulta que la entrañable abuelita del universo Marvel, que es la Tia May, sea interpretada por la eternamente juvenil y exageradamente atractiva Marisa Tomei (a la que tampoco ayuda en la versión doblada la voz de chavilla que le ponen, pero no vamos a culpar de eso a la película). En esa línea, también descuadra que el arquetipo de quarterback presuntuoso y abusón que es Flash Thompson, sea aquí un empollón de segunda recién venido de alguna producción de Bollywood.

En el lado positivo, el Buitre de Michael Keaton es un villano muy interesante, repleto de claroscuros y con mucha más carisma que la mayoría de villanos a los que se ha enfrentado Spiderman en el cine, con la salvedad quizás del Dr. Octopus de Alfred Molina. También se agradecen las intervenciones de Tony Stark y los cameos del Capitán América.

No sabría decir si es la película que más me ha gustado de Spiderman hasta el momento, pues hasta ahora estaba entre las segundas de las anteriores (la de Octopus y la de Elektro, para entendernos), pero desde luego que es la mejor primera película de Spiderman. Y se agradece que no vuelvan a contar lo mismo otra vez desde el principio. La pena es que la que parecía que iba ser una saga de películas con Andrew Garfield, que patinó en la primera y remontó en la segunda... nació muerta.

A ver si este Spiderman es ya el bueno.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Abracadabra

Como la hipnosis, puede producir somnolencia.

El argumento podría ser un capítulo de los Simpson; Paco es un garrulo integral, malhablado violento e inculto, que después de un espectáculo de hipnosis se convierte en un hombre amable, sensible y educado. Pero no es oro todo lo que reluce y se va viendo que el nuevo Paco es una pesadilla aún más terrible que el original, de manera que su mujer y su primo, que es el hipnotista, deben investigar qué ha pasado y poner remedio al problema.

Así contado puede no sonar tan mal, pero Abracadabra es una película para mi gusto demasiado surrealista (¿qué pinta ese mono ahí?) e histriónica (el agente inmobiliario era insufrible), con escenas que pecan de ser de bastante mal gusto y un resultado final que no me convence nada, pese a la buena labor de Maribel Verdú y Antonio de la Torre. 

Una película que va claramente de más a menos. Y, en serio, ¿qué pinta ahí el mono? 

martes, 8 de agosto de 2017

Crónica tedenera 2017

La censura es para no hacer spoiler de la partida.

Ahora que ya he dormido un poco, me lanzo a hacer mi crónica de las partidas de las jornadas.

Jueves

Por la tarde, como viene siendo costumbre, dirijo. Cuando tiembla la tierra: una partida de Cultos Innombrables, sobre la base de "Fundido en blanco" e inspirada en la infame película "Temblores", de Kevin Bacon. No mentiré, no tenía nada claro cómo iba a salir y la había terminado de escribir en el autobús el día antes, pero los astros se alinean y acaba funcionando, con escenas realmente perturbadoras en las que quedaba manifiesto que una frase aparentemente inocente puede sugerir horrores mucho más terribles que una descripción explícita.

Por la noche juego Winson Green Prison, una partida sobre el movimiento sufragista en el Londres de 1908, donde salen temas muy interesantes. Sin embargo, el formato por escenas no me termina de enamorar. Sin embargo, resulta ser una buena partida para la reflexión.

Al acabar la partida, y dado que la mañana del viernes la iba a tener libre, salí tranquilamente a tomar un par de copas y retirarme a una hora razonable, a fin de estar descansado todo el resto de las jornadas, pues es importante dosificar y... no me lo creo ni yo.

Viernes

Creo que por primera vez en 14 años de TdN me salto un desayuno, y aunque a las 9 estaba técnicamente despierto y me podría haber apuntado a algo (¡la gran mejora de este año: poderse apuntar desde el móvil y sin hacer cola!), pero decido que no estaba en condiciones de jugar a rol, así que lo cambiamos por una de piscina, que con casi 40 grados es algo que se agradece mucho.

Llega la tarde y me apunto a la deliciosa partida Wilful Disregard, una partida de rol en vivo que, por escenas, explora las relaciones de pareja y los roles de género. De verdad, una partida muy bonita, también con espacio para la reflexión.

A la noche toca otra de rol en vivo, pero antes aprovecho para probar (y perder miserablemente) el 7 Wonders Duel, de cartas, que resulta estar bastante bien.

La partida nocturna es El último gran hermano, la de la foto, donde doy vida a un sujeto despreciable (de esos que en la realidad es mejor tener lejos, pero que en la ficción es divertido manejar. 

Hago constar también, que la resaca del jueves me dura durante todo el viernes, con lo que me siento ese día como un John McLane del rol.

Sábado

Por la maána, y habiendo dormido un poco mejor (4 horas en vez de 2) me voy a dirigir La sombra sobre el gato, mi partida cthulhuoidea de Blacksad, que me funciona bastante bien, a juzgar por las sorprendentemente altas valoraciones que me dan los jugadores.

Por la tarde, aunque no es lo más habitual, me voy a jugar algo de rol de mesa y pruebo con el Dungeon World, que tenía muchísimas ganas de probar. Y la verdad, decir que me encanta sería quedarme corto. Me declaro fan del sistema Powered by Apocalypse.

Llega la noche y dirijo mi vivo 7 años y un día, que tantas ganas tenía de hacer, y la partida se desarrolla muy bien, aunque en la postpartida uno de los jugadores demuestra que no entendió nada el espíritu de la partida, actuando, como jugador, de forma muy irresponsable, solo para "ganar" un vivo que desde el principio expliqué claramente que no iba de ganar o perder, sino de vivir una situación.

Me explico brevemente: la partida tiene una mecánica en la que por medio de tarjetas los jugadores pueden introducir elementos de trasfondo en la partida, y dar la tarjeta a quien quieran, pero a la vez, y como mecanismo de seguridad, había una regla mediante la cuál un jugador podía rechazar una trama y sacarla del vivo si por el motivo que fuera, le incomodaba que estuviera (que esto va de jugar a gusto). Y la forma de rechazar tramas era mediante unas monedas. Pues bien, uno de los jugadores, solo para ganar la moneda de marras (cuya única utilidad era evitar tener que jugar escenas incómodas), le dio a otra jugadora, que se supone que era su amiga, una tarjeta con la que sabía que ella sabía que se iba a sentir incómoda, solo para forzar que le diera las monedas (las que, insisto, ¡no tenían ninguna otra función dentro del juego!).

Domingo

Por la mañana, cuando ya es difícil encontrar jugadores vivos (el cansancio y la fiesta van haciendo estragos), encuentro a tres, a los que dirijo La centuria A, y se lo pasan como enanos, a pesar de los intentos de los dados por frustrar sus planes (aunque se redimieron con una pifia gorda del villano en el momento más crítico).

Por la tarde vuelve un clásico de mis partidas de rol en vivo, Lagoon Sticks, que sale bien (el reparto de jugadores ayudaba mucho), aunque con esta partida me da la sensación de que se le van viendo ya algunas costuras, pues no en vano es una que escribí en 2008.

Y para cerrar, por la noche jugamos una brevísima partida de ciencia ficción y acción Y todo por... amor, pero que dada la hora a la que empieza (casi la 1 de la mañana) acaba siendo muy cortita. De ahí, nuevamente, al Pepe John´s, a despedirme de Mollina. 

Y el resto ya lo sabéis.

lunes, 7 de agosto de 2017

El regreso desde las TdN 2017

Noto un vacío en el cuello.

Tras un viaje de 13 horas ya estoy en casa, con la sonrisa que deja haber pasado un fin de semana tan idílico como acostumbran a ser las Tierra de Nadie, ese pequeño oasis de felicidad y desconexión del mundo real que por nada en el mundo querría perderme.

El viaje de ida, muy parecido al del año pasado, fue la combinación de autobús (donde aproveché para terminar de escribir alguna de las partidas que llevaba)  hasta Madrid y ahí encontrarme con el amigo Javier, en cuyo coche hacíamos el trayecto hacia Mollina.

Esto es el miércoles y las jornadas empiezan el jueves, pero la idea es no pegarse la pechada el mismo día, así que la cosa es pernoctar, como de costumbre, en el Saydo, en lo que hace tiempo se convirtió en una extensión de las jornadas. A muchos efectos, las TdN empiezan el miércoles. Incluyendo la visita al Pepe John´s.

Entre miércoles noche y jueves mañana se va sucediendo el ritual de saludar a gente, y es increíble la ilusión que puede hacer encontrarte con gente con la que a lo mejor has coincidido 4 veces en toda tu vida y solo ves una vez al año, pero al asociarlas a un evento tan maravilloso, todo se rodea con un aura de buen rollo.

Nos saltamos las jornadas en sí y vamos a hoy, que a las 9 de la mañana tocaba coger el coche hasta Madrid, donde yo tenía que estar a las 16:05 para coger el tren, concretamente en Chamartín.

Durante el viaje vengo alternando las siestas con el visionado de capítulos de Gotham, y aunque es relativamente cómodo es largo (5 horas y pico), lo que hace que sea terriblemente aburrido, y la puntilla a eso la ponen los 15 minutos de espera en Abando para coger el Cercanías. En total 13 horas de viaje para volver desde el Ceulaj. Pero merece la pena, vaya si lo merece.

Me ahorraré mi panegírico a estas jornadas y la explicación de lo que suponen para mí, pues cualquiera que me conozca un poco ya lo sabe.

miércoles, 2 de agosto de 2017

A #TdN2017

Es el logo de un canal mexicano de TV, pero viene muy al hilo.

La esperada peregrinación de todos los años al Sur, a mi bien amado Ceulaj, empieza hoy. Las jornadas empiezan mañana, pero el plan es el ya clásico ir el día antes, pernoctar en un hotel de Mollina y así estar fresco el jueves, sin haberme pegado la paliza el mismo día.

Primero a Madrid en autobús, donde me recogerán en el coche con el que haré el resto del viaje. Y bueno, en el autobús aprovecharé para dar los últimos retoques a algunas de las partidas que llevo.

En fin, que quien me conozca sabe ya de sobra la ilusión que me hace siempre este viaje y lo que supone para mí, así que no me extiendo ya más.

lunes, 31 de julio de 2017

Testeando "7 años y un día"

El cartel de la película retocado para la partida.

Cuando vi la soberbia película "7 años" de Netflix, lo primero que pensé es "esto es una partida de rol en vivo", y me puse a darle vueltas sobre cómo hacerlo. Y el tema no era buscar la forma simple, pues casi se hace solo, ya que la situación que plantea da mucho juego (4 socios de una empresa deben decidir quién de ellos va a la cárcel para evitar ir todos), sino que quería darle alguna vuelta adicional, pero no en lo argumental (meter alienígenas, viajes en el tiempo o cosas así ya está muy visto), sino en lo narrativo.

Así que se me ocurrió una forma de que las tramas de los personajes y sus relaciones se fueran formando dinámicamente durante la partida, explorando algunas técnicas de la escuela más nórdica del rol en vivo y añadiendo algunas de mi cosecha, que no sabía cómo iban a resultar, y por eso quería hacer un pase previo, antes de lanzar a jornadas. Y la verdad es que el experimento, que bien podría haber sido un absoluto desastre, ha funcionado bastante bien, y aunque debo pulir un par de detalles, la cosa tiene forma. La idea, que yo sepa, es bastante original (no el hacer un vivo sobre esto, sino la forma de desarrollar las tramas), y se consigue una partida en la que es imposible que haya dos pases iguales, y que debería incluso ser rejugable. Veremos a ver en las TdN qué tal se me porta.

Es imprescindible, claro, y hoy he tenido el lujo de contar con ello, tener jugadores proactivos, y sobre todo que tengan muy claro el concepto del "play to lose", en el que esto no va de conseguir unos objetivos y resolver una trama, sino de ir creando una historia, usando cada jugador las herramientas que tenga... para putear a su propio personaje.

domingo, 30 de julio de 2017

Día de playa y no rol

 Recién salidos del agua.

En este fin de semana de tres días, en cuyo Ecuador estamos más o menos, hago la pausa para hablar del sábado, que tuvo su movimiento (el viernes poca historia, reunión de Moskotarrek de cara a Semana Grande y salir a tomar unas cañas con unos amigos a la tarde-noche).

Era un cumpleaños, y el plan era ir a los castillos hinchables de Gorliz, donde por 5 euros se pasa uno una hora haciendo el idiota, pegando saltos, resbalando y cayendo al agua, cual concursante de Humor Amarillo, todo muy divertido y acompañado por un fabuloso sol (que dejó huella en mis brazos, donde no me acordé de darme crema). Divertido, sí, pero cansado de narices, y así me he levantado hoy con agujetas.

¡Al asalto!

Después de salir, del baño y el bocata, volvimos a Bilbao, donde tenía que terminar de preparar la partida que dirigía a la noche en los Campos de Marte, pero como no se apuntó nadie, se canceló, y tras estar un poco de charleta y jugando a juegos de mesa, me retiré pronto a casa. Que el plan matutino es divertido pero agotador.

viernes, 28 de julio de 2017

Dirigiendo en Fnac

No se me ve, pero estoy ahí explicando el juego.

Ayer teníamos acto de Ábaco en la Fnac de Bilbao, presentando el juego de Nosolorol Vampiro: La Mascarada, y aunque no estaba previsto en mi agenda, yo también acabé dirigiendo, pues había gente como para hacer dos partidas, y no íbamos a decirles que se fueran, así que por si acaso me llevé en la mochila el manual de Vampiro: Edad Oscura y dirigí la partida "Matar al mensajero" que había escrito ese mismo día, y que al ser de presentación del juego tenía que tirar por lo simple, sobre todo dado el poco tiempo con el que contábamos, pues esto empezaba a las 19:00 y acababa a las 20:30, por cosas del horario de la tienda.

Para la partida mi fuente de inspiración fue mi reciente viaje a Escocia, desarrollándose la partida nada menos que en las inmediaciones de Edimburgo, que la tenía reciente y podía describir así con cierto detalle.

Y ya que estábamos, pues aprovechamos para hacer un poco de publicidad de nuestras jornadas, que son mañana (y me volverá a tocar dirigir).

Por cierto, no recuerdo cuándo fue la última vez que dirigí Vampiro, pero calculo que la cosa andará por los 15 años o más.

jueves, 27 de julio de 2017

Edimburgo: día 4 y regreso

Como puede verse, hubo sol.

Todo se acaba, y este viaje a Escocia no era la excepción. Pero aún quedaban cosas por hacer el último día, que nació lluvioso y acabó soleado.

Las primeras y abundantes gotas de lluvia invitaban a hacer algo de turismo de interior, así que primero nos fuimos a ver la catedral y luego al museo nacional de Escocia, donde entre otras cosas vemos a la mítica oveja Dolly.

Luego comemos en un pub, donde por fin puedo meterme una buena ración de huggies, y tras ver el ángel gaitero de la catedral (esta vez sí), y un animado espectáculo de calle, nos vamos a casa a por las mochilas y cogemos el autobús para el aeropuerto.

El vuelo de Easyjet sale con retraso (como ya pasó a la ida) y a eso de las 23:30, ya agotado, llego a casa.

Un viaja muy agradable en una ciudad que me ha encantado.

miércoles, 26 de julio de 2017

Edimburgo: día 3

Vista desde las alturas.

Día de mucho andar el de ayer. Empezamos con una subida al Arthur's Seat, el espectacular peñón que se ve desde muchas partes de Edimburgo, y al bajar, hacemos un poco más de pierna volviendo al Cañón Hill.

Con la tontería ya es la hora de comer, y a las 14:30 teníamos visita guiada, así que un poco a la carrera damos cuenta de una pizza aceptable y unos spaghetti carbonara de los de "me traigan la olla, que la limpio a lengüetazos".

La mencionada visita, otra vez con Sandemans, es por el New Town, el ensanche de Edimburgo. Una zona a priori menos atractiva que la Old Town, pero la guía es estupenda y nos cuenta mil y una historias de la ciudad

Acabada la visita guiada, hacemos un alto en el tradicional pub Dirty Dick's y nos vamos en busca de la Dean Village, un bucólico rinconcito dentro de Edimburgo muy recomendable. Y con la suerte, además, de que el sol, que llevaba todo el día tímidamente escondido, apareciera en todo su esplendor.

De ahí nos vamos a cenar al original The Standing Order, un antiguo banco convertido en pub-restaurante, pero conservando la decoración del banco.

Una vez cenados, como aún hay energía, nos vamos a visitar un par de pubs en la Old Town; el histórico Banshee's Labyrinth y el The Royal Oak, con música en directo.

Y de ahí ya sí, a casa. Según la pulsera, un total de 25.000 pasos.

martes, 25 de julio de 2017

Edimburgo: Día 2

Calton Hill

Seré breve, que escribo aprovechando un rato libre, para contar el día de ayer.

Por la mañana un tour guiado de Sandemans por la parte vieja de Escocia, en el que al ir sin reserva tenemos que experimentar la emoción de no saber hasta última hora si tendremos sitio o no. Por suerte somos los primeros de la cola, así que entramos.

El tour una maravilla, con una guía muy dinámica y amena, que nos cuenta un montón de cosas interesantes de la ciudad y su historia. Nos gusta tanto que a la tarde decidimos repetir, con el tour del lado oscuro de Edimburgo.

Pero antes habría que comer, así que nos vamos al emblemático Oink, donde me sirvo un bocadillo de cerdo con haggies, y nos vamos a comer a unos bancos en Grassmarket. De postre intento un whisky escocés, que casi me mata.

Para hacer un poco de tiempo, petardeamos por la ciudad, visitamos nuevamente el cementerio de Greyfriars (¡donde vemos la tumba de Tom Ridell!) y la catedral de St. Giles y a las 18:30 tomamos la visita del lado oscuro, con sus truculentas historias de muertes y ejecuciones, y subimos a Calton Hill, lo que en un día tan soleado como el que nos hizo, es una delicia absoluta.

Terminada la visita guiada, nos vamos a cenar unas hamburguesas a un pub y a dormir, que había sido un día de mucho trajín.

lunes, 24 de julio de 2017

Edimburgo: día 1

No es difícil deducir, dado el título, desde dónde escribo. 

Efectivamente, estoy en la capital de Escocia, desde donde hago mi minicuaderno de bitácora, con un vuelo sale a las 11:30 de Bilbao (en principio 10:40, pero sufre un retraso), lo que significa no tener que madrugar. Eso es bueno. Tras un vuelo sin incidencias, llegamos al aeropuerto de Edimburgo, donde nada más bajar del avión nos recibe una terrible tromba de agua. Viva Escocia tropical. Eso es malo.

El autobús al centro resulta fácil de encontrar, y llegamos a la estación central, con más hambre que otra cosa, pero aún hay que ir al alojamiento. Así que vamos a la casa, nos alojamos y corremos en pos de comida, a un italiano franquiciado, donde damos buena cuenta de unos macarrones de comedor de colegio y una pizza con mozzarella antiestrés. Da igual, había hambre.

Terminados los juegos del hambre, comienza la ruta turística. Vamos hacia el palacio de Hollyrood, que nos pilla cerca, y comenzamos la ascensión a la Royal Mile, hasta el castillo, con alguna pausa estratégica por el camino. Luego nos dirigimos a Greyfriar´s Kirk, donde visitamos el Elephant Coffee (donde "nació" Harry Potter, nada menos)) y la estatua del perrete Bobby (homenajeado en Futurama) y deambulamos un poco por la zona del castillo, hasta que ya empezamos a trazar planes de regreso a casa.

Vamos dando un paseo, dejamos las compras y nos vamos a cenar, pero algo más de verdad que la comida del mediodía, y topamos con un restaurante indio donde como, literalmente, el mejor pollo tika masala que he comido en la vida, con un pan naan de ajo que no le va a la zaga.

Y con eso, y el cansancio, a dormir. Hoy hay que ver más cosas.

sábado, 22 de julio de 2017

Wonder Woman

¿Al fin una película buena de DC?

Después de dar unos cuántos tumbos, DC da en la tecla y consigue con Wonder Woman hacer una película que no solo es buena y divertida (cine de aventuras) sino que además es completamente necesaria, pues todavía falta mucho personaje femenino en el cine de acción, tradicionalmente coto casi exclusivo de señores. Además, es un personaje que no se limita a ser "cara bonita y cuerpazo hipersexualizados". A ver, que sí, que obviamente la actriz elegida es un bellezón, pero no se cae en el ridículo recital de escenas pensadas ex profeso para buscar la postura sensual o la escena en ropa interior, cosa que sí pasaba en otras películas (como ejemplo rápido, a la infame 4 Fantásticos me remito, donde la escena de Jessica Alba en lencería era visualmente agradable, claro, pero completamente gratuita).  En ese sentido me gusta también que no siga el esquema no escrito de "si la película tiene una heroína, entonces el antagonista tiene que ser una villana".

Sé que no merece la pena perder tiempo en contestar a los que tilden a la película de feminazi (como ya sabemos, eso de que salga una mujer y no enseñe las tetas ni ponga el culo en pompa socava nuestros derechos, nuestra dignidad y nuestra hombría, a la vez que provoca un pulso electromagnético que hace desaparecer retroactivamente todas las películas de superhéroes estrenadas hasta la fecha), pero patinarían mucho, pues por ahí poco iban a pillar, ya que el coprotagonista masculino, el genial Steve Trevor, está lejos de ser un complemento bonito. Vaya, que ya les hubiera gustado a Loise Lane o Mary Jane Watson tener el peso en la trama del personaje interpretado por Chris Pine.

Dicho eso, tenemos una genial película de aventuras, acción y humor a raudales, con la primera guerra mundial de fondo, para contarnos la génesis de la amazona más famosa del cómic. Resulta apasionante de principio a fin, a pesar del atroz doblaje (sé que esto no es culpa de la película) que sobre todo en las partes de Temiscira llega a sacar de la película, y hace dudar si se está viendo en español de España o en latino. Huno momentos en los que pensé que iba a aparecer por ahí un cangrejo cantando.

Lo que sí es criticable a la película es que es excesivamente oscura. Está claro que DC busca hacer de la falta de luz su seña de identidad (o tal vez es que para reducir costes prefieren ahorrar en iluminación), pero aparte de que a este película, por su estilo, creo que le hubiera ido mejor algo más colorido, lo cierto es que había escenas en las que costaba incluso enterarse de lo que sucedía en pantalla. Vale que haya mucha escena de noche, pero eso ni significa que no deba verse lo que está pasando.

Hecha esa salvedad, Wonder Woman parece un acierto y es la película que debería marcar el camino a seguir para las futuras películas de DC.

viernes, 21 de julio de 2017

Caos en el Viejo Mundo

CaosEnElViejoMundo-01
El título es honesto.

En este juego los jugadores se ponen en la piel de los dioses del caos del universo de Warhammer (Khorne, Nurgle, Tzeentch y Slaanesh) y tratan de arrasar, corromper y sembrar, como el nombre del juego bien indica, el caos en el Viejo Mundo.

El juego se compone de varios turnos, divididos a su vez en fases, y al final de cada uno de esos turnos, se comprobará si alguno de los jugadores ha ganado, lo que puede suceder por puntos de victoria (a lo eurogame) o porque así lo indique su rueda especial. Pero luego vamos a eso de la rueda.

pic1114626_lg
Componentes

Tras el despliegue inicial, en el que habremos repartido los dioses y asignado aleatoriamente a cada una de las regiones del mapa (Norsca, Territorio Troll, Kislev, Imperio, Bretonia, Estalia, Tilea, Reinos Fronterizos y Tierras Yermas) aleatoriamente los nobles, campesinos y piedras de disformidad, empieza el juego propiamente dicho, en un orden que es fijo y siempre será el mismo: Khorne, Nurgle, Tzeentch y Slaanesh

1- Fase del Viejo Mundo: El jugador con menor valor de amenaza (esto nos lo dice la rueda de victoria, sobre la que luego hablaremos) coge la primera carta de evento y la aplica. En cada partida se usarán solo 7 cartas de evento, de una baraja bastante grande, y en cuando se juega la séptima, se termina la partida, de manera que es difícil que haya dos partidas iguales. Los eventos marcan reglas especiales para cada turno, y se mantienen ahí, normalmente, el turno en el que salen y el siguiente.

2- Fase de robo: No tiene mucho misterio. Los jugadores roban cartas del caos, que son las cartas con las que harán acciones.

3- Fase de convocación. Esta es la fase principal del juego, en la que por orden los jugadores van haciendo sus acciones, que pueden ser jugar cartas o convocar criaturas. Las criaturas (sectarios, guerreros y demonios mayores) tienen su coste. Respectivamente 1, 2 y 3, y las cartas también tienen su coste. Para jugar una carta o convocar una criatura, hay que pagar su coste en puntos de acción, y son bastante limitados. Además de eso, las cartas hay que jugarlas en alguna de las localizaciones, y cada localización solo tiene espacio para dos cartas, así que la estrategia no es solo qué acciones hacer, sino saber cuándo hacerlas, pues actuar demasiado rápido nos quita la posibilidad de sorprender al rival, pero si tardamos demasiado... nos quedaremos sin poder hacer lo que queríamos.

4- Fase de batalla. Un juego que se llama "Warhammer" tiene que tener palos, por supuesto. En esta fase cada criatura lanza tantos d6 como su atributo de ataque y por cada 4+ aplica un impacto. Además, los resultados de 6 son impacto y nueva tirada, por lo que con un mismo dado se podrían causar varias bajas. El atacante asigna los impactos y cada criatura aguanta tantos como tenga en su atributo de defensa.
Captura
La seductora tiene ataque 0, por lo que no tiraría dados en ataque y defensa 1, por lo que si recibe un impacto, muere.
5- Fase de corrupción. Esta fase, que es la clave del juego, se divide en dos subfases. Primero se calcula la dominación. Es decir, quién tiene más presencia en esa región, para lo que se calcula el valor de las cartas jugadas y el número de criaturas convocadas. Si el que más tiene supera el valor de defensa de la región (viene impreso en el mapa), la dominará, y ganará tantos puntos como marque la casilla (las más importantes son más difíciles, pero también más generosas en su recompensa). Una vez calculada la dominación pasamos a colocar corrupción. Aquí cada sectario (que haya sobrevivido a la batalla, lo que no siempre es fácil) coloca un punto de corrupción de su color. ¿Y para qué sirve esto? Fundamentalmente para dos cosas. Una, para hacer avanzar la rueda de victoria de la que tanto hemos hablado, y dos, para arrasar regiones, pues en cuanto una región tiene tiene 12 puntos de corrupción en total, queda desolada (sí, por raro que parezca, hay un tope de corrupción que una región puede soportar antes de colapsar).

6- Fase final. Aquí se cierra el turno. Los jugadores recogen las cartas que han jugado y las mandan a la pila de descartes, se resuelven los eventos que tengan que resolverse (aquí ya lo que diga cada carta, que es un mundo), se puntúan las regiones desoladas (para esto sirve corromper. Cuando una región explota, los jugadores ganan puntos de victoria en la medida en que hayan contribuido a ello, según unas cartas que hay con unas tablas. Sin entrar en detalles, cuanto más grande sea la región y más avanzada esté la partida, más puntos da corromperla), se avanzan las ruedas de victoria (ahora, calma) y se comprueba si la partida ha terminado. Esto sucede si a) un jugador ha llegado a 50 puntos de victoria, b) se han jugado los 7 eventos, c) 5 regiones han sido desoladas o d) un jugador ha dado su último giro en la rueda.

pic945401_lg
Las famosas ruedas.

Por fin llegamos a este importante elemento del juego. Estas ruedas son el objetivo principal de cualquier jugador, pues no solo nos acercan a la victoria, sino que cada paso nos va dando importantes ventajas.

¿Y cómo se gira? Pues cada jugador que haya conseguido al menos una ficha de dial, avanzará una vez la rueda. Y si algún jugador consigue más fichas de dial que los demás, avanzará dos veces la rueda.

Las condiciones para ganar fichas de dial varían en el caso de cada jugador, aunque salvo Khorne (gana una ficha de dial por cada región en la que mate a alguien en la fase de batalla), los demás son bastante similares. Así, Nurgle avanza si coloca dos contadores de corrupción en una región populosa (Kislev, Imperio, Bretonia o Estalia), Tzeentch gana ficha si coloca dos de corrupción en una región con dos piedras de disformidad o cartas con el icono de magia y Slaanesh si coloca dos de corrupción en una región con una ficha noble y/o heroe.

Y este es, en esencia el juego. Tiene la ventaja de ser bastante ligero y no alargarse demasiado (no suele irse mucho más allá de las dos horas) y sobre todo que es bastante equilibrado. El juego básico es para 4 jugadores, pero la expansión de la Rata Cornuda incluye la posibilidad de añadir un quinto jugador. Pero hoy no nos vamos a detener sobre ella.

jueves, 20 de julio de 2017

Cars 3

Rayo McQuen se pone en cabeza en la carrera por ser la peor película de Pixar.

Ni sorprende ni decepciona que Cars 3 no se contente con estar lejos de las grandes películas de Pixar, sino que además sea a ratos tremendamente aburrida y sin gracia, intentando ser emotiva sin conseguirlo, pues para eso hace falta que los personajes tengan un poco de carisma, y va a ser que no. Derrape y patinazo.

Tampoco es de extrañar, pues ya la primera de Cars fue en su día de lo más soso de Pixar, y aunque la secuela, con su historieta a lo 007 entretenía, tampoco tenía precisamente un punto de genialidad. Aquí directamente me ha tenido la hora y 49 minutos que dura mirando el reloj. Casi diría que me gustó más la prescindible "Aviones"...

Visualmente, eso sí, los paisajes son espectaculares y hay escenas en las que parece que hayan integrado directamente animación con imagen real, y la banda sonora tiene su punto, pero esta historia de la estrella veterana que debe dejar su puesto a las nuevas generaciones no pasa, ni de lejos, el corte de calidad que se le supone a Pixar.

Al menos el corto que le precede, "Lou", sin ser de los mejores que tiene, resulta simpático.

miércoles, 19 de julio de 2017

Cartel TDN 2017

Obra de Marcos Arnaiz, "Tzalem".

A 15 días de que empiece el evento más importante (para mí) del verano, aquí va el cartel de su decimoquinta edición, con la espectacular foto de una partida de rol en vivo de Westworld, que tendrá su representación en las jornadas.

Ahora me voy a limar los dientes, o algo.

martes, 18 de julio de 2017

Banda Sonora de "El retorno del Rey"

Tan genial como las películas de las que habla.

Ya mencioné aquí los geniales vídeos con los que Jaime Altonzano desgranaba de manera sublime las bandas sonoras de las dos primeras películas de "El señor de los anillos"; La comunidad del anillo y Las dos torres. Ahora toca el torno a la que cierra la trilogía, y demuestra otra vez que este chico es un genio. Dejemos que el vídeo hable por sí mismo. 

La verdad es que hace que entren ganas de volver a ver las películas.

lunes, 17 de julio de 2017

Castlevania

De la consola a la tele.

Reseña cortita para una serie aún más cortita, pues esta adaptación del clásico de Nintendo a la televisión cuenta con apenas 4 capítulos de poco más de 25 minutos, siendo realmente una miniserie que tiene pinta de ser, por la manera en que acaba, de una serie más larga.

A pesar de tener una pinta más o menos llamativa y de llevar la firma de nada menos que Warren Ellis (Transmetropolitan, Authority, Planetary...), Castlevania es poco más que un pasarratos y a veces incluso un poco cutre en sus hechuras, con una animación que no deja precisamente boquiabierto al espectador. Dada su brevedad es un producto indoloro y nadie se va a morir por verla, pero tampoco si sucede lo contrario.

Al menos habrá que conformarse con que no sea un desastre de esos que orinan sobre la memoria del videojuego, pues es algo que suele pasar muchas veces al trasladarlos de pantalla a pantalla. Aquí, aunque es sosilla, al menos se molestan en respetar la fuente de la que beben.

Ah, y para quien no sepa de qué va, Castlevania es la historia de la saga de los Belmont enfrentándose al más terrible habitante de los Cárpatos. El señor de la noche. El conde Drácula.

domingo, 16 de julio de 2017

Gru 3

Con la colaboración especial de Gorka Arrinda.

A una película de éxito le suele seguir una secuela, y si funciona es cuando ya se empieza a meter en el pantanoso terreno de la tercera parte, donde muchas se estrellan. No es el caso de Gru, que en esta tercera entrega sale airosa, gracias sobre todo a un villano genial, el ochentero y hortera Balthazar Bratt, un antiguo niño actor que, resentido con el mundo, decide orquestar su maligno plan. Un plan que el ex-villano Gru, con la inesperada ayuda de su inesperado hermano gemelo, tendrá que desbaratar.

Esquema sencillo pero eficaz, en una película apta para niños pero con muchas referencias para que disfruten los adultos (todas las del malo, para ser exactos, quien acompaña sus fechorías de una excelente banda sonora y frases que nos retrotraen a nuestra propia infancia). Añádanse al cócktail todo un elenco de situaciones emotivas, bichos monos, y minions haciendo sus gracietas y tenemos una secuela más que aceptable.

Tal vez peca de tener un enfrentamiento contra el malo que se queda sin gasolina al llegar al climax, como si fuera un "lo derrotamos, pero sin ganas", pero en general cumple muy bien y es divertida. Al fin y al cabo, de eso va.

Y deja abierta de par en par la puerta a una cuarta entrega. Mientras la gallina siga dando huevos, no van a dejar de exprimirla, claro.

sábado, 15 de julio de 2017

Mis partidas tedeneras 2017

Las partidas, por suerte, estarán más curradas que el collage.

Iban a ser solo 4, pero al final serán 5 las partidas que lleve a las jornadas Tierra de Nadie, pues el domingo por la tarde estaba un poco escasito de rol en vivo, así que he optado por recuperar un clásico, que es "Lagoon Sticks" (originalmente llamada "Giro al Infierno", por la película de Oliver Stone).

Y así queda la cosa:

JUEVES TARDE: "Cuando tiembla la tierra", de Cultos Innombrables. Esta partida, que aún no he terminado de escribir, coge elementos de la película "Temblores" y acerca de pasada a la infame familia White del suplemento "Fundido en Blanco". A ver qué tal sale, que no la he podido probar.

SÁBADO MAÑANA: "La sombra sobre el gato". Una partida de Blacksad con tintes lovecraftianos en la que la búsqueda de un desaparecido en la poco acogedora ciudad de Densmouth dejará pronto ver sus paralelismos con cierto relato del creador de Cthulhu.

SÁBADO NOCHE: "7 años y un día". Rol en vivo experimental, directamente basado en la película de Netflix "7 años", en el que introduciré una mecánica nueva, que no tengo ni idea de cómo funcionará. Lo mismo es una genialidad que me cargo mi propia partida. Veremos.

DOMINGO MAÑANA: "La Centuria A". El Equipo A pero con ex-legionarios romanos. Esta ya sí que la tengo más que probada, así que es una apuesta sobre seguro.

DOMINGO TARDE: "Lagoon Sticks". La ya mencionada. Una partida de rol en vivo que escribí en 2008 expresamente para hacerla en el CEULAJ, vuelve a Mollina.

Y el resto de tiempo, a jugar, beber y bañarme en la piscina. Dormir, ya si eso, a la vuelta en Bilbao.

viernes, 14 de julio de 2017

Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas

Frodo y el "Doctor".

La anodina vida de Todd da un vuelco de 180º cuando en su trabajo como botones es el testigo de un enigmático accidente en cuyo escenario se encuentra consigo mismo vestido de forma estrafalaria. A partir de ahí le empiezan a pasar cosas raras, entre las que cabe destacar la aparición de Dirk Gently, un más que peculiar detective holístico (o sea, uno que va dando palos de ciego hasta que aparece la solución) a quien tiene que ayudar en un caso de lo más rocambolesco, repleto de personajes raros y situaciones extrañas.

Hay una cosa imposible al ver a esta serie y es no acordarse de Dr. Who, siendo el propio Dirk Gently una especie de Doctor de baratillo (por aquello de no tener superpoderes ni una Tardis), y el tono de la serie muy parecido, pues no en vano, es obra de Douglas Adams (autor de La guía del autoestopista galáctico), que era uno de los guionistas más prolíficos y reconocidos de la serie clásica de Doctor Who en los 80. Esto está bien si te gusta Dr. Who, claro. Pero yo con esa serie no pude.

Volviendo a Dirk Gently, es una serie rara que me recuerda a suerte de mezcla entre la citada Dr. Who y la también británica Utopia, aunque con más de la primera que de la segunda, con elementos que me recordaban un poco a "El libro sin nombre", por aquello de los personajes variopintos que van con sus historias cruzadas, y que a veces tienen más interés que la principal. De hecho, lo que en muchas obras pasa, que los secundarios tienen más gracia que el principal, aquí es marcadísimo, con un Dirk Gently que resulta difícil de soportar.

Aunque tiene sus cosas buenas y algunos momentos de lucidez, reconozco es una serie que se me hizo bastante cuesta arriba, que se me atragantaba y con la que me costaba horrores mantener el interés y la atención, lo que, en consecuencia, dificultaba enterarme de lo que estaba pasando.

La cogí con una cierta ilusión, pero ya desde el primer capítulo me fue dando señales de que no era lo que buscaba, y si la terminé ha sido por lo que he terminado muchas series... completismo. Lo malo es que el final es tan exageradamente abierto, prácticamente un cliffhanger, que se hará necesario ver la segunda temporada cuando salga si se quiere ver cómo termina el asunto.

jueves, 13 de julio de 2017

La guerra del planeta de los simios

La risa va a ser cuando se rebelen los caballos.

Tercera entrega de las andanzas de los micos más revoltosos y su auge hacia el poder que les llevará a controlar el planeta y dominar a los humanos para tenerlo todo bien atado cuando llegue Charlton Heston en su nave espacial. Y también un poco coñazo, pues no deja de ser un intento de película bélica venida a menos, pero con monos haciendo sus monerías y con un subtexto un pelín maniqueo (monos buenos, humanos malos), que peca de lo peor que puede pecar un blockbuster veraniego: es aburrida.

Los macacos están bien hechos y hay escenas que visualmente tienen su aquel, pero hay muchas escenas que carecen de sentido y no hay quien se las crea (tiene delito decir esto mientras reseño, como si tal cosa, una película de chimpancés que montan a caballo y empuñan armas de fuego, lo sé), pero la película realmente no aporta apenas nada, y el avance en la historia de cómo los simios se hicieron listos hasta llegar a dominar el mundo se queda muy cojo. Da alguna pincelada de los motivos, pero al final es mero aderezo. Lo que pensaba que iba a ser un "y así cayó la civilización" se convierte en una batallita mal contada y sin interés.

miércoles, 12 de julio de 2017

Cartel de las Umbras

Las "ómicron" de verano.

No todo es TdN en la viña de las jornadas veraniegas, y a modo de metadona suelen llegar una semana después las Umbras de Huarte, que también tienen su cierto toque especial, además de ir cada año a más y el aliciente de que aquí sí van mis amigos de Bilbao. Ya tengo mi alojamiento y los días marcados en el mapa. Ahora toca decidir qué actividades llevaré.

martes, 11 de julio de 2017

Crónicas

947106
Una nueva página del libro está a punto de escribirse. Relatos sobre el ataque de temibles criaturas, historias de intrigas políticas, desastres naturales y sucesiones reales…todos ellos acontecimientos históricos lo suficientemente importantes para sacudir los cimientos del reino.

Crónicas es un juego de cartas, con un arte bastante agradecido y que recuerda poderosamente a un clásico de los naipes como el Tute (o la Brisca), pero con alguna cosilla más que le da bastante chicha, y aunque es un juego sencillo, fácil de aprender y rápido de jugar, requiere pensar un poco y cuenta con cierto componente adictivo.

Las cartas son fundamentalmente de dos tipos; las de Crónica y las de Personaje. Las primeras son las que marcan las condiciones de victoria y el jugador inicial de cada ronda, mientras que las segundas son las que realmente llevan el peso del juego.

Estas cartas, las de personaje, se dividen en 3 palos: Rojo (amor), Verde (sabiduría) y Azul (poder), y están numeradas del 1 al 10, y además hay 6 cartas que son comodines. Cada carta tiene su capacidad especial, pero dentro de un número son iguales en todos los colores (es decir, el 4 rojo hace lo mismo que el 4 verde, por ejemplo).

La mecánica es simple; el jugador inicial (determinado por la carta de crónica de esa ronda) juega la carta que quiera, y el siguiente jugador tiene que jugar una carta de ese mismo color. Si no puede, jugará una carta boca abajo. Así hasta que todos los jugadores hayan jugado una carta, y el que haya jugado la más alta (exceptuando las jugadas boca abajo) es el que gana esa mano y se queda todas las cartas jugadas, que van a su zona de aliados (personajes que ya han sido jugados).

Los comodines son cartas especiales que pueden jugarse siempre (tanto si se tiene de ese color como si no), y siempre boca arriba, pero salvo que se especifique lo contrario, nunca ganan la mano.

El jugador que gana la mano es el que empieza la siguiente, y así se hace hasta que alguien se queda sin cartas en la mano. En ese momento, todos los jugadores que conserven cartas en la mano las bajan inmediatamente a su zona de aliados y es cuando se cuenta la victoria, según lo que dicte la carta de crónica. El que gana (los que ganan, si hay empate) se llevará un punto de victoria, y el primero que tenga tres ganará la partida.

carta-historia-600x840
Por ejemplo, aquí ganaría el que tuviera más cartas azules ganadas.

LAS CARTAS (VERDE/ROJO/AZUL)


1 Nigromante/Bruja/Asesino: No tienen ninguna habilidad especial, pero estas cartas son malvadas, por lo que es probable que quieras librarte de ellas.
2 Reina/Princesa/Príncipe: Al final de la ronda (la crónica, no la mano) esta carta vale como tres aliados de ese color.
3 Mercader/Doncella/Guardia Real: Esta mano la gana la carta de personaje con el valor más bajo.
4 Adivina/Meretriz/Salvaje: Robas un aliado a un oponente y lo añades a tu zona de aliados.
5 Ladrón/Hada/Cazador: El encuentro (mano) termina de inmediato, y se comparan solo las cartas que se han jugado.
6 Doctor/Barda/Gladiador: Subes un aliado a tu mano.
7 Ermitaño/Bailarina/Mercenario: Manda otra carta que se haya jugado este encuentro a la mano de su propietario.
8 Aprendiz/Sacerdotisa/Caballero: Obliga a un oponente a descartar una carta.
9 Anciano/Noble/Héroe: Pon inmediatamente una carta de tu mano en tu zona de aliados.
10 Mago/Obispo/General: Descarta (elimina) uno de tus aliados.

COMODINES

Rey: Gana siempre los encuentros.
Demonio: Gana siempre los encuentros a no ser que esté el Rey. Además, esta carta es malvada.
Ángel: Al terminar la ronda y antes de hacer el encuentro, elimina todos tus aliados malvados.
Sabio: Coge un aliado de cualquier jugador y añádelo a tu mano.
Dragón: Las cartas jugadas en este encuentro se descartan sin que se las lleve nadie. Es el primero en jugar la siguiente mano.
Loco: Elige un jugador para que descarte tres aliados.

 El contubernio judeomasón. 

CARTAS MALVADAS

Hemos mencionado que algunas cartas son malvadas, pero no hemos dicho qué efecto tienen en juego. Bien, lo que hacen las cartas malvadas es que si a la hora de contar los aliados alguno de ellos es malvado, ese jugador queda excluido de esa crónica y no puede puntuar. Pero si consigue hacerse con los cuatro aliados malvados, lo que adelantamos que no es fácil, podrá reír de forma cruel, pues independientemente de las condiciones de victoria de esa crónica, será quien la puntúe, llevándose además no solo un punto sino dos. Una apuesta arriesgada, pero con una gran recompensa. 

Y a grandes rasgos esto es Crónicas, un juego ligero, dinámico y con un fuerte componente de pique. De 3 a 6 jugadores (aunque puede llegar a jugarse entre dos) y una duración aproximada de partida de 30 minutos.

lunes, 10 de julio de 2017

Baby Driver

GTA: La película.

Baby trabaja como conductor para una banda de atracadores y tiene la costumbre de pasarse el día escuchando música con los cascos, y esa es la excusa para plantarnos Baby Driver, una película de acción llena de persecuciones espectaculares y buena música, que lejos de ser un mero complemento, está perfectísimamente integrada en la película. Como muestra, hay una escena de un tiroteo en el que las balas suenan a ritmo de la música.

Dos horas de diversión pura y adrenalina que hacen de ella un clásico instantáneo, y que ya en la secuencia inicial tiene más cine que muchas películas de acción juntas. Y tiene una persecución a pie que es de las mejores que he visto en mucho tiempo.

Con un excelente uso de los clichés el género y un peculiar sentido del humor, encuentra la fórmula para que el espectador se tire dos horas pegando saltos en la butaca del cine, dos horas de puro deleite visual y sonoro. Hay películas que se ven, se disfrutan y se olvidan, pero aquí podríamos estar ante una de esas películas que con el tiempo sí se recuerdan. Muy recomendable y de momento la película del verano.

domingo, 9 de julio de 2017

La Momia (2017)

Momisión Imposible.

Esto va de que a Tom Cruise le apetece versionar un clásico y hacer su propia película de aventuras con un toque pulp y el resultado no es todo lo apasionante que debería ser. ¿Decepcionante? Tampoco, pues las expectativas no es que fueran demasiado altas. No es un truño macabeo, pese a que en algunas partes puede hacerse un poco menos interesante, pero desde luego que no resiste comparación con las aventuras de Brendan Frasier y Rachel Weisz. Mirar esta película en el espejo de aquellas es la peor putada que podemos hacer.

La Momia de 1999 era diversión y adrenalina en estado puro, con personajes repletos de carisma y un toque de diversión familiar muy orientado a pegar botes en el sofá, mientras que esta trata de ser tal vez un poco más oscura y seria (a pesar de que los mejores momentos son cuando recurren al humor y al carácter canallesco del protagonista), y así como Rick O´Connell se covnertía por derecho propio en una reinvención de Indiana Jones, parece que aquí se opta más, al menos en lo estético, por algo más Nathan Drake. Y le falta chicha.

Tiene elementos muy positivos y escenas muy buenas (la parte de la tumba es visualmente muy agradecida) y me gusta que le buscaran esa ambigüedad que hace pensar sobre quién es realmente el verdadero monstruo, pero aun juntando buenas piezas, no termina de enganchar. 

Tiene su gracia que introdujeran a otro clásico emblemático de la literatura, en forma del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, lo que hace pensar si es este el germen de una saga en la que podremos ver a Tom Cruise enfrentarse a Drácula, al hombre lobo o al monstruo de Frankenstein. La taquilla dirá si les merece la pena, pero desde luego da la sensación de que la idea ahí está

viernes, 7 de julio de 2017

¿Contra quién ha jugado Bilbao Basket?

De cuando estábamos en la NBA

Esta temporada, en marzo, el Bilbao Basket cumplirá su mayoría de edad, y en 18 temporadas, la verdad, le ha dado tiempo a jugar contra muchos rivales. Y como precisamente ayer se sorteaban los grupos de la Eurocup, con muchos viejos conocidos, pues me puse a hacer recuento de rivales que hemos tenido, descontando, salvo las honrosas excepciones de los Sixers y los venezolanos Guaros de Lara, los partidos amistosos, pues sería una locura buscarlos todos.

Etapa LEB-LEB2 (29)* 
Los equipos en negrita son los que más adelante nos hemos encontrado en ACB, por lo que aquí aunque se incluyen, no se computan.

Alcalá
Algeciras
Aracena Ponts
Askatuak
Badajoz
Cáceres
Calpe
Ciudad de Huelva
Doncel La Serena
Drac Inca
El Ejido
Ferrol
Gandía
Gijón
Gipuzkoa Basket
Gramenet
Granada
Guadalajara Rayet
La Palma
León
Linense
Lobos Cantabria
Los Barrios
Llobregat
Melilla
Menorca
Murcia
Ourense
Plasencia
Porriño
Rosalía
Tarragona
Tenerife 
Universidad Complutense
Valls
Zaragoza

El Baskonia, al que siempre hemos derrotado en Europa, fue el encargado de robarnos la inocencia en ACB.

Etapa ACB (y Copa) (26)
Los equipos marcados con asterisco han sido también rivales en competición europea.

Alicante
Andorra
Baloncesto Sevilla (Betis)
Baskonia*
Breogán
CB Canarias (Actualmente Iberostar Tenerife):
Estudiantes
FC Barcelona
Fuenlabrada*
Gipuzkoa Basket
Girona
Gran Canaria
Granada
Joventut
León
Lleida
Manresa
Menorca
Murcia
Obradoiro
Real Madrid*
Tenerife Baloncesto (no confundir con el actual Iberostar Tenerife)
Unicaja*
Valencia*
Valladolid
Zaragoza

Un equipo venezolano, hasta la fecha el rival más exótico.

Aventuras europeas: Eurocup y Euroliga. (39)
Se omiten los rivales ACB, pues ya se han contado ahí.

Alba Berlin
Aquila Trento
Artland Dragons
Banvit
Bayern Munich
BC Donetsk
Bennetton Treviso
Bonn
Brose Baskets
Budivelnyk Kiev
Buducnost
Cantú
Cedevita Zagreb
ČEZ Nymburk
Crvena Zvezda (más conocido por estos lares como Estrella Roja de Belgrado)
CSKA
Dinamo Sassari
Elan Chalon
Fehnerbace
Khimkhi
KK Hemofarm
KK Zadar
Lietuvos Rytas
Lokomotiv Kuban
Lukoil Academic
Nancy
Nanterre
Nizhny Novgorod
Oldenburg
Olimpia Ljubljana
Olympiacos
Panellinios
Panionios
Ratiopharm Ulm
Siena
Spartak St. Petersburgo
Spiropu Charleroi
Turk Telekom Kulubü
VEF Riga

Temporada nueva, rivales nuevos.

Sin contar al Partizan de Belgrado ni al Limoges, a los que nos enfrentaremos por primera vez esta temporada (si bien la cancha de los serbios, Pionir, ya ha sido visitada por Bilbao Basket, para jugar contra Estrella Roja), y sin saber todavía qué equipos compondrán la ACB 2017-18, las cuentas me salen (salvo error u omisión) que el Bilbao Basket se ha enfrentado a 94 equipos diferentes en competición.

¡Y que sean muchos más!

miércoles, 5 de julio de 2017

Despido Procedente

Antonio Alcántara se fue a hacer las Américas.

En esta divertida comedia argentina Imanol Arias da vida a un alto ejecutivo español de una empresa argentina que tiene que encontrar la manera de reducir costes en la empresa sin tener que mandar gente a la calle, que es a lo que le instan desde arriba. Al mismo tiempo tiene que soportar el chantaje de un hombre que parece ridícula y peligrosamente obsesionado con hacerle la vida imposible, en lo que empieza siendo una molestia y se va tornando en pesadilla.

El resultado es una película dinámica y alocada, que a ratos me recordaba a la soberbia "Relatos Salvajes" y por momentos recordaba mucho al estilo de mi querido Alex de la Iglesia. 

Una película cuando menos disfrutable y que me temo que va a pasar muy desapercibida, pero que me ha agradado mucho.

martes, 4 de julio de 2017

Estrenando temporada de playa

Obviamente más gente tuvo la misma idea.

Una calurosa tarde de julio, ¿qué hay mejor que un refrescante baño en el mar? Pues eso, a eso de las 18:30, una vez mi señora novia ha salido de trabajar, nos hemos dirigido al metro, dirección a Neguri para tomar mi primer chapuzón marítimo del año, pues las circunstancias así lo exigían. 

En una playa abarrotada de gente, y curiosamente con muchos turistas (nunca había visto tantos ahí), algunos de ellos no completamente sobrios, y había incluso quien castigaba con inclemencia un desamparado brik de Don Simón.

Lo peor, y puede que en conexión con lo anterior, lo sucios y desconsiderados que son algunos garrulos, incapaces de hacer frente a esas piezas de arcana tecnología alienígena que para ellos deben de ser las papeleras, decorando la arena con ornamentales bolsas y botellas. Y no pocas, por cierto.

lunes, 3 de julio de 2017

Como Gustéis (en vídeo)

Esa pinta tenía.

Entrada breve, aquí pongo el vídeo de la representación del pasado 25 de junio, que hicimos "Como gustéis" en Bilborrock. Pena que el audio no queda muy allá.

domingo, 2 de julio de 2017

Sábado rolero en Amorebieta y otras cosas del fin de semana

Vistas desde el autobús

El viernes me lo ahorro, que ya hablé de él ayer y me voy al sábado. ¿Qué hice por la tarde? Irme de jornadas de rol. ¿Dónde? Exacto, en Amorebieta, donde la asociación Forjadores organizaba unas pequeñas jornadas de rol. Allí aprovecho para probar el juego "El Anillo Único", cuyo sistema despertaba mi curiosidad, y que me gustó bastante, sobre todo porque mi beórnida logró sobrevivir a una alocada persecución por el Bosque Negro por una de las hijas de Ella-la-araña.

Por la noche y ya en Bilbao, cena de aniversario de Abaco, que cumple cuatro añitos ya. Nos reunimos en la lonja y llevamos la comida para zamparla alrededor de las mesas. Luego a fiestas de Rekalde, pero sin alcohol, que todavía ando con antibióticos a cuenta de la muela nueva. Así que más que de fiesta, paseo por las barracas y sobrevivir a la malvada Olla.

Del domingo poco que contar. Mañana de pintxopote en la Plaza Nueva y tarde de relax en la playa.