viernes, 15 de enero de 2021

Lupin

Omar Sy se come la pantalla.

Arsene Lupin, creado por Maurice Leblanc, es probablemente el ladrón de guante blanco más famoso de la literatura y todo un icono, que ha tenido muchas visiones distintas, siendo una de las más populares el anime Rupan Sansei (Lupin III), que protagonizaba el nieto de Arsene.

En este caso, el protagonista no es Arsene Lupin, sino Assane Diop, un fanático de la obra de Leblanc que se dedica a imitar su estilo y a vivir de sus robos milimétricamente programados y las estafas que lleva a cabo con su gran ingenio y desbordante carisma, enfrentándose a fantasmas del pasado y al cuerpo de policía francés, que también cuenta con estudiosos de las novelas.

Lupin es una serie muy fresca que moderniza muy bien el mito del ladrón, trasladándolo al París actual, de una forma parecida a la que Sherlock lo hacía con el detective de Arthur Conan Doyle y se deleita con la genialidad de su personaje, un pícaro inteligente, con manos ligeras, facilidad de palabra y maestro del disfraz al que Omar Sy da vida con muchísima gracia.

De momento solo se han emitido 5 capítulos, pero la seguiré con atención, que lo que he visto me ha gustado bastante. 

jueves, 14 de enero de 2021

Mañana llega la Wandavisión

Una de las parejitas más icónicas de Marvel.

Mañana se estrenan en Disney+ los dos primeros episodios de Wandavision (me suena que por tema de derechos, al estar ese nombre registrado, en España se llamará de otra forma pero me da igual) y es un estreno que, ante la sequía de cosas de Marvel en todo 2020, me hace bastante ilusión.

Tampoco me he querido documentar mucho, pero sí que sé que será comedia, imitando el estilo de las sitcom clásicas americanas, y protagonizada por Wanda Maximoff, la Bruja Escarlata, y su marido en los cómics, el androide Vision. Mi teoría, sin saber nada es que en algún momento se revelará que es todo una realidad alternativa que se ha montado en su cabeza al perder a Vision, a lo Dinastía de M, y que de alguna manera tendrá implicaciones severas en el UCM.

Dentro de unas semanas sabré si acerté.

miércoles, 13 de enero de 2021

The island

La caja

¡La Atlántida se está hundiendo y sus habitantes tienen que escapar de la isla, llevando consigo sus tesoros! Peor el mar está poblado por peligrosas criaturas que harán que la huida no sea nada fácil. 

The island es un juego sencillito, fácil de aprender y rápido de jugar (es raro que una partida llegue a una hora), para cuatro jugadores, en el que cada uno tiene que salvar al máximo número de monigotes de su facción, mientras intenta eliminar a los de la competencia. 

Más o menos esa pinta tiene el juego desplegado.

Lo primero que hay que hacer, antes de empezar, es montar la isla. Hay tres tipos de loseta; arena, bosque y montaña, y hay que ir desperdigando las 40 losetas que componen la isla, sin un criterio definido. Es irlas poniendo en el área delimitada para ello. Es importante, eso sí, no ver el reverso de las losetas, que es relevante.

Después, los jugadores irán colocando sus monigotes por orden, cada uno en una casilla, y finalmente se pondrán los barcos, también colocados por los jugadores donde les apetezca.

Hecho eso se empieza a jugar.

Cada jugador, en su turno, hace lo siguiente:

1) Jugar una loseta de la mano. Esto no sucederá en el primer turno, ya que todos empiezan sin losetas. Pero forma parte del turno y hay que aclararlo. 

2) Mover. Hay tres movimientos, que pueden ser:
  • Movimiento por tierra: mueve un monigote tuyo de una casilla de la isla a otra adyacente
  • Saltar al mar: mueve un monigote tuyo de una loseta de isla a una de mar adyacente (al revés no se puede). Si en esa casilla de mar hay un barco, te subes directamente.
  • Nadar: Mueve un monigote que controles de una casilla de mar a otra adyacente (cada monigote solo puede hacer este movimiento una vez por turno).
  • Huir: Si el monigore está en una de las casillas de tierra de las esquinas del tablero, puede meterse dentro y salir de la partida (el objetivo del juego es conseguir que nuestros monigotes hagan esto).
  • Mover un barco: Puedes mover un barco si nadie tiene más monigotes que tú (es decir, en caso de empate puedes moverlo, y si el barco está vacío también).
  • Subir al barco: Si estás en una casilla de mar con barco y hay espacio, te puedes subir-.
3) Hundir isla. Llega la parte realmente divertida del juego. Coges una loseta de la isla que esté adyacente al mar (respetando la jerarquía arena>bosque>montaña) y te la quedas. Si hay un monigote en esa loseta, caerá automáticamente al mar. La loseta puede ser roja (te la guardas) o verde (la juegas de inmediato). Más adelante explico las losetas.

4) Tirar el dado. Hay un dado cuyos resultados son Serpiente Marina, Ballena y Tiburón. Tiras el dado y mueves lo que salga.
  • Ballena. Mueve hasta tres casillas, y si entra en la casilla de un barco, el barco es destruido y sus ocupates caen al mar. Si estaba moviendo, deja de moverse. De igual manera, si un barco entra en la casilla de la ballena, es destruido.
  • Tiburón. Mueve hasta dos casillas, y si entra en la casilla que tenga uno o más nadadores (un monigote que esté en el mar), se los zampa y los elimina.
  • Bestia marina. Mueve una casilla y destroza todo lo que pille, generalmente con gran alborozo alrededor de la mesa.
Explicada la secuencia del turno, toca explicar las losetas.

 
El delfín permite mover un nadador hasta tres casillas de mar y la balsa permite mover hasta tres casillas un barco.

Estas permiten mover respectivamente un tiburón, una bestia marina o una ballena de la casilla en la que estén a cualquier casilla vacía del tablero. 

Las reacciones, que te salvan respectivamente del ataque de un tiburón o de una ballena. Si entran en tu casilla, las gastas y el bicho es eliminado del juego. Son las únicas losetas que se pueden jugar fuera de turno. 


Invocan automáticamente, en la casilla de la que se robaron, un tiburón, una ballena o un barco. Si sale un tiburón donde había monigotes, se los zampará, pero si sale un barco donde había monigotes, se subirán automáticamente.


El maelstrom arrasa con lo que tenga encima y con todo lo que haya en las losetas adyacentes de mar; nadadores, barcos, tiburones, ballenas y bestias marinas. La chocofiesta, vaya. Y la erupción volcánica es la que directamente marca el final de la partida. En cuanto sale, se termina.

¿Y quién gana?

En el juego normal, los monigotes tienen unos números debajo, del 1 al 6, pero no se pueden consultar durante la partida (los miras antes de desplegar y luego tienes que acordarte), y salvarlos da ese número de puntos de victoria. Y luego está la versión más simplificada, que es la que solemos jugar, que consiste simplente en ver quién salva más monigotes, ignorando los números (si acaso, para el desempate). 

Sin grandes pretensiones, The Island es un juego muy divertido, capaz de sacar al niño de 8 años que todos llevamos dentro, ya que pocas cosas son comparables al placer que supone lanzar la bestia marina contra un barco repleto de gente y acabar con todos ellos. 

Hay una expansión para ser hasta 6 jugadores, pero aún no la hemos podido probar.

martes, 12 de enero de 2021

Emojis de cuento

Este es muy fácil, pero bonito.

Que nadie se alarme, que no es que me haya vuelto a entrar la fiebre de los emojis. Pero vi que me había dejado esta fuera, así que la pongo en el blog. Son cuentos infantiles.

1. La bella y la bestia
2. La princesa y el sapo
3. Caperucita roja
4. El gato con botas
5. Blancanieves
6. Cenicienta
7. La bella durmiente
8. Pulgarcito
9. Hansel y Gretel (y la casita de chocolate)
10. El patito feo
11. La ratita presumida
12. Los tres cerditos
13. El flautista de Hamelin
14. Ricitos de oro
15. Cuento de navidad
16. La tortuga y la liebre
17. El ratoncito Pérez
18. Barbazul
19. La gallina de los huevos de oro
20. Aladino y la lámpara maravilosa
21. La zorra y las uvas

lunes, 11 de enero de 2021

Freidora sin aceite

El nuevo juguete.

Hace poco tuve conocimiento de un curioso concepto electrodoméstico: freidoras sin aceite, que básicamente son un hornillo que con aire caliente hace la comida, y si le echas un poquito de aceite, pero realmente casi nada, lo que es mojar, da un cierto aspecto doradito. Me gustó la idea, investigué un poco y como autorregalo de reyes pedí una en la tienda y me ha llegado hoy.

La primera prueba, como no podía ser otra cosa, ha sido hacer unas patatas fritas, que además es una cosa que de manera convencional nunca terminan de salirme bien. Así que he pelado, he cortado, he salpicado con dos gotitas de aceite y 18 minutos más tarde, este era el resultado:

¡Fritatas!

¿Veredicto? A ver, obviamente no quedan igual que fritas de verdad, pero son mucho menos grasientas y, lo que es más importante, no solo son más fáciles de hacer así, ya que das al botón y te olvidas, sino que no dejas la cocina como si fuera un campo de batalla, y no digamos ya la diferencia con la cloaca de aceite reciclado en la que se puede acabar convirtiendo una freidora convencional.

De momento, contento con la compra. Ya probaré otras "recetas", a ver qué tal.

domingo, 10 de enero de 2021

Fin de semana filoménico

Por poner alguna foto, pongo este cómic que me compré ayer.

La borrasca Filomena, que está dejando gran parte de España cubierta bajo un espeso manto blanco, no parece llegar del todo a Bilbao, donde hay frío pero no nieve, así que nada de hacer guerras de bolas y muñequitos.

En su lugar, un fin de semana sin grandes historias, con un viernes por la tarde de ir a comprar ropa (¡emocionantísimo!), luego dar una vuelta y por la noche ver el primer episodio de la nueva serie de Netflix, Lupin.

El sábado por la mañana a dar una vuelta (habría ido al gimnasio, pero me venció la pereza) y por la tarde cocinando para toda la semana. Luego un poco de youtube, un capítulo de Borgen y a dormir.

Domingo, la mañana un poco así, que no había dormido muy bien, luego un paseo antes de comer, por la tarde a casa de un amigo a estar de charleta y arreglar el mundo. Y eso ha sido todo. Entre medias, dando caña al Fire Emblem de la Switch. 

viernes, 8 de enero de 2021

Ya tengo a Thor

Ya se pueden reunir los Vengadores.

No es la primera vez que hablo por aquí del juego de cartas Marvel Champions (tampoco la última), y hoy toca hablar de él, pues por fin he conseguido completar la colección de todo lo salido hasta la fecha, gracias a que han reeditado algunas expansiones que eran imposibles de conseguir, como Dr. Extraño, Viuda Negra y Thor, y mientras que los dos primeros los pude comprar cuando salieron, con el de Asgard no fue así, ya que para cuando me metí al juego ya estaba agotado y descatalogadísimo. Había podido hacerme con Capitán América, Miss Marvel y Duende Verde en la tienda Trikimailu de Getxo, y con Brigada de Demolición cuando se reeditó, pero con Thor no hubo manera. Y es que hasta por Internet era imposible.

Pero por fin tengo todo lo publicado, así que ahora solo será cosa de estar atento a las expansiones nuevas que vayan saliendo, que este año vienen unas cuántas. 

jueves, 7 de enero de 2021

Vuelta al cole: 2021

A esta velocidad iba el ordenador.

Todo lo bueno se acaba y las vacaciones no son una excepción. Hoy he vuelto, y dado que mi intención es, como todos los años, no tocar las vacaciones hasta verano, preferiblemente hasta agosto, hoy ha sido el primer día de una larga temporada sin más descansos que los legalmente establecidos. 

El inicio, eso sí, ha sido apoteósico, pues he llegado a la oficina sobre las 8:30 y hasta las 10:00 no he podido hacer nada, pues el ordenador iba más lento que lento, incapaz de hacer cosas como abrir un puñetero PDF, y no digamos ya atender llamadas, pues no podía abrir la aplciación del teléfono. He estado un buen rato peleándome con él y llamando al CAU. pero finalmente ha empezado a funcionar y me he podido poner en marcha. Por suerte, cuando me toca abajo, en atención al público, el ordenador es bastante más potente y  no suelen pasar estas cosas.

A ver ahora la tarde, que de momento y hasta nuevo aviso, seguimos con la dinámica de "mañanas presenciales, tardes de teletrabajo".

miércoles, 6 de enero de 2021

El irlandés

Reunión de pesos pesados. 

Scorsese, De Niro, Pacino, Pesci... no hace falta seguir leyendo para saber que va a ser una película sobre gangsters. Esta película, aunque no llegó a la mayoría de los cines, fue nominada a los Oscars, y dio mucho que hablar por su largúisima duración, pues se va casi a las 3 horas y media de metraje.

Personalmente eso la lastra bastante, ya que es tal la saturación, que llega un momento en el que ya uno se pierde con tanto nombre, tanto personaje y tanto suceso, dado que al menos a mí me cuesta mantener la atencióbn durante tanto tiempo.

Por lo demás, aunque la película está bastante bien hecha (con la excepción del efecto rejuvenecimiento de los actores, que en algunos momentos da más risa que otra cosa), y consigue recuperar la esencia de las películas clásicas de gangsters, siendo no pocos los homenajes y referencias a El padrino, aunque no alcanza el nivel de excelencia que se nota que la película buscaba. 

Es una película muy ambiciosa, y se nota (solo hay que ver el reparto), pero para mi gusto no alcanza, ni de lejos, el nivel de obra maestra que buscaba. Una buena película, sin duda, pero de Scorsese me quedo antes con Casino o Uno de los nuestros. Aquí peca de pretenciosidad y se queda muy lejos de donde se nota que quería llegar.

Ahora, y ante la pregunta de si vale la pena verla, pues creo que sí, pero que no es tan mala idea la propuesta de verla en 4 cachos, como quien ve una miniserie. Probablemente la habría disfrutado más así que viéndola del tirón.

martes, 5 de enero de 2021

No confundir con esta otra.

Llega sin hacer mucho ruido la secuela de una película, Los Croods, que pasó un poco sin pena ni gloria, o al menos ese es el recuerdo que tengo (aunque justo hoy he descubierto que tiene serie de dibujos animados). Simpática y divertida, pero no genial.

En esta segunda parte, abren un poco más el horizonte del mundo de los Croods, optando por un cliché clásico de "el grupo llega a un sitio que parece maravilloso, pero luego se va viendo que las cosas no son tan idílicas como parecen", un jardín del Edén bastante literal, que cuenta hasta con su propia fruta prohibida. Ahí irán pasando cosas que amenazarán con separar a la unidísima familia, pero al final todos juntos saldrán adelante, que de eso van este tipo de comedias familiares.

Empieza un poco floja, con una insípida sucesión de trompazos y carreras, e incluso llega a tener momentos de aburrir un poco, pero va de menos a más, y cuando por fin se molesta en mostrar sus cartas y empezar la verdadera historia, es cuando se pone interesante, con un final muy dinámico, pero con espacio para lo emotivo. Entre las cosas simpáticas destaco los encantadores aracnolobos y reconozco que me he reído con el lenguaje de los puñomonos. 

Al igual que la primera, un digno pasarratos.