lunes, 19 de febrero de 2018

La forma del agua

Muy de cuento.

Guillermo del Toro recicla la fórmula que tan bien le funcionara con El laberinto del Fauno, de la que toma aquí muchos elementos, para llevar a la gran pantalla una historia de fantasía, con atmósfera de cuento.

Nos transporta a los años 60, esa época del sueño americano a lo Mad Men, coches caros, hombres con sombrero y mujeres trabajando en casa, y nos cuenta la historia de una limpiadora muda, que trabaja en una instalación militar y conoce a una extraña criatura acuática a la que tienen encerrada los militares. De ahí sale una historia con espías rusos, mezcla de E.T. y Liberad a Willy, pero con un romance de por medio y el correspondiente happy ending, aunque es verdad que entre el vocabulario a veces soez y algunas escenas innecesariamente subidas de tono (algunas de la bañera me parecían un tanto gratuitas), no tengo yo muy claro que sea tan adecuada para niños como pudiera parecer.

Para quienes sí que no es adecuada, y esto es algo que me encanta, es para niñatos. Estoy leyendo muchas críticas en foros especializados de coches (ejem) que lloriquean porque es una película progre, porque (llanto) el malo es un blanco heterosexual que acosa a dos mujeres (bua bua), una negra y la otra fea (cuando en la vida real matarían por estar con una mujer como Sally Hawkins), en la que los negros son los buenos (llanto) y meten con calzador un personaje homosexual (lágrimas),  los judíos de Hollywood nos están imponiendo la dictadura de lo políticamente correcto (más berrinche), se están cargando el cine (pataleta). 

Solo por semejante horda de cretinos, ya sé qué película quiero que gane el Oscar. 

domingo, 18 de febrero de 2018

Finde de rol y agua

Escenario ficticio del viernes.

Con ese título es fácil deducir qué hice el viernes a la tarde-noche. En efecto, jugar a rol, juntándonos para probar la partida de rol en vivo, obra de la amiga Anize, inspirado directamente en el diario de Ana Frank, y tomando prestado el sistema de mi vivo "7 años y un día". Al acabar el vivo tocó ir de pintxo-pote por Somera (más pintxo que pote, y más pizza que pintxo).

El sábado por la mañana una de peluquería, que ya tocaba y por la tarde más rol, ya que eran Campos de Marte y me tocaba dirigir. Llevé otra vez la partida del Ministerio del Tiempo. Como anécdota, uno de los jugadores era la primera vez que probaba el rol, y pudo hacer lo que seguramente nadie más habrá hecho: jugar su primera partida de rol llevando como personaje a Jordi Hurtado.

Acabada la partida nos fuimos, bajo la lluvia pero con coche, a cenar a Zubiarte, donde estuve instruyendo al resto de comensales sobre el mundillo de las oposiciones (todo lo que sea ayudar a la gente en este sentido, yo encantado). 

Y hoy domingo, mañana de asueto y tarde de cine, con una película cuyo título casaba muy bien con las lluvias de este fin de semana: La forma del agua.

viernes, 16 de febrero de 2018

Oposiciones de Osakidetza

¡Tantas veces pasé por esto!

"¡Qué bien vivís los funcionarios!", es algo que suelo oír muchas veces.

Pues sí, efectivamente, tener un trabajo con condiciones laborales que se suelen respetar, un horario decente y un sueldo digno permite vivir bien. Y esa buena vida es algo que deseo a todos mis contactos. Por eso aviso (aunque sea algo público y notorio) que se han convocado ya las oposiciones del servicio vasco de Salud, Osakidetza. 

Dentro del enlace están las bases específicas de cada categoría. Son muchas, pero por poner las más genéricas (pero hay más):  


Las oposiciones no son un camino de rosas, y además nunca van a arrojar resultados inmediatos y a la primera; son muchos meses de esfuerzo, privaciones, noches sin dormir y desaparecer del mapa de la vida social. Pero la recompensa que hay detrás hace que todo eso merezca la pena, así que es algo que lógicamente recomiendo a todo el mundo. 

A quien se lance: ¡ánimo, constancia y suerte!

jueves, 15 de febrero de 2018

15:17 Tren a París

15:17 minutos es lo que podría haber durado la película, ojo.

Me ha gustado, sí. Pero soy consciente de que estaré en minoría, y lo estoy porque a pesar de que disfruté viéndola, veo muchas de las críticas negativas que ha recibido y estoy plenamente de acuerdo con ellas. Sin embargo, encontré una película disfrutable y con un sorprendente planteamiento que va entre "olé tus huevos, Clint Eastwood" y "qué morro tienes, Clint Eastwood".

La película va, o eso nos dice, sobre los tres turistas americanos que abortaron un atentado a bordo de un tren en verano de 2015, reduciendo a un individuo que tenía la nada sana intención de liarse a tiros con el resto de pasajeros. 

Pero claro, esto debió de pasar en cuestión de minutos, y a la hora de hacer la película, pues se presentan varias opciones. Una sería alargar la historia, otra contarnos lo que vino después o, lo que hace en este caso, contarnos lo que vino antes. Entiendo las cuitas, pero a mí me ha gustado, ya que humaniza a los protagonistas y genera empatía hacia ellos. Aquí me sorprendió mucho ver que no eran actores, sino los propios protagonistas de la historia, interpretándose a sí mismos. Y a pesar de esas limitaciones, dan el pego.

Es verdad que gran parte de la película es como ver el vídeo de las vacaciones de unos tipos a los que no conoces, pero ayuda a que te familiarices con ellos para cuando llega el clímax, aunque es verdad que la escena culminante deja un poco con la sensación casi de gatillazo, de "¿tanta historia para esto?", y no porque esté mal hecha, que es el momento claramente álgido, sino porque sabe a muy poco.

También peca un poco de "¡ueseá, ueseá!", y es una película muy de ensalzar héroes, aunque también reparte algún guantazo al ansia de los EEUU de ser los polis del mundo, pero eso creo que se daba por sentado antes.

Lo dicho, entiendo y comparto las críticas que ha recibido, pero tuve la suerte de disfrutarla. Y lo de los personajes haciendo de sí mismos, pues un puntazo y un valor añadido. 

miércoles, 14 de febrero de 2018

Omicroactivando

Ábaco y dados, muy adecuado.

Más o menos en el ecuador de la fase de subir actividades a la web, y con las plazas completas desde hace una semana, seguimos trabajando a saco con las jornadas #omicron2018, en las que este año me enfrento a la tarea de gestionar actividades, horarios y espacios (donde espero no cagarla, que es un área sensible), y también supongo que pinchar un poco a organizadores y asistentes para que se animen a subir más a la web (y subir las mías, que tengo ya algo pensado, entre esas cosas, un vivo de cierta serie de televisión que he visto recientemente...). Por otra parte, sigo atendiendo a los medios, y veo que bastante gente me oyó hablar en la radio. Concretamente mi jefe me comentaba hoy que me escuchó. ¡Ya no puedo disimular mi condición de rolero en la oficina!

martes, 13 de febrero de 2018

Fecha para la obra de junio

Esta Angelina no, la otra.

Ya tenemos fecha para la representación de "Angelina o el honor de un brigadier". Será el sábado 9 de junio, así que no me hagan ustedes otros planes ese día, que tienen que ir a Bilborrock, donde representamos siempre. Y la otra el 11 de marzo, la miniobra "Vivir para siempre".

lunes, 12 de febrero de 2018

Personajes imposibles (XXX)

Akihito de la Calzada

ADAM SENDLER: Cineasta judío que salvó miles de vidas en el gueto de Varsovia. Cada vez que venían los nazis a matar gente, él les hacía ver una de sus supuestas comedias y huían despavoridos.
ALARIDICO: Rey godo, de origen aragonés, al que llamaban el "Gritón".
AMANCIO OTEGUI: Empresario vasco condenado por secuestrar niños y obligarlos a coser ropa barata para lucrarse.
ARSENIO LEPEN: Ladrón francés de guante blanco, ideológicamente alineado con la extrema derecha.

Bilbo Blossom

CHIMO BAGGIO: Futbolista y DJ italiano que provocaba el éxtasis con sus bombas al área jugando en el Valencia.
CORÍN TIOLLADO: Escritora de novelas románticas de la Grecia Clásica. Su estilo es muy elegante y ornamentado.
ESPARTACO MARTÍNEZ SORIA: Actor de origen tracio que protagonizó "La ciudad eterna no es para mí" o "La rebelión es un gran invento"

Federico Fellaini

FEDERICO FELLAINI: Futbolista italo-marroquí afincado en Italia, donde desarrolló una carrera como director de cine.
FERNANDO ESTESEO: Actor español que a pesar de ser bajito y regordete pudo derrotar al minotauro y salir del laberinto. 
GREGOR SAMSA STARK: Chica de Invernalia que se convierte en cucaracha cuando su padre es nombrado mano del Rey. 
GUSTAVO ADOLFO BECKHAM: Poeta romántico y futbolista inglés. Fue también modelo de ropa interior.
HARLEY QUINO: Psiquiatra argentina que se enamoró del Guasón, enloqueció y se puso a dibujar tiras de Mafalda.
IMMANUEL KORUSKANT: Filósofo alemán que vivió hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana, y que falleció a causa de una perturbación en el imperativo categórico.


Lou Reed Richards 

LUCKY LUKE CAGE: El más famoso cowboy negro de Harlem, de piel indestructible y más rápido que su sombra.
MAHATMA GAUDÍ: Abogado catalán, independentista por medios pacíficos, que murió atropellado por un tranvía.
MANOLETE GAFOTAS: Niño torero que sufrió una letal cogida a causa de sus problemas de vista.

Santi Abaskhal Drogo

SHAMANTHA FOX: Hechicera tribal, cantante pop y playmate inglesa de los 80.
UMA TRUMAN: Actriz que involuntariamente protagonizaba un reality show en directo sobre su propia vida.
UWE BOLT: Cineasta jamaicano de origen alemán que ostenta el récord de velocidad de rodaje de películas de serie B. Destaca su penosa adaptación del videojuego "Track&Field".
VAPOREON BONAPARTE: Pokemon tipo agua que se coronó emperador de Francia y conquistó media Europa.

Ruud Bullit

domingo, 11 de febrero de 2018

Finde carnavalero

No me hice foto con el disfraz puesto.

Vamos al viernes, en cuya tarde fui a la lonja a prestarle el This War of Mine a un amigo, y anduve por ahí un rato hasta la hora de cenar e ir al cine, la aburrida película que reseñé ayer. Sábado, me paso la mañana jugando al Civilization, después de comer doy una segunda oportunidad a Cloverfield (¡error, me duermo cuatro veces!) y luego al cumpleaños de una amiga. Para celebrarlo, pizzas caseras y luego salimos a Casco Viejo disfrazados y a ver disfraces. Andamos por ahí hasta la 1 más o menos.

Domingo, por la mañana un poco de Civilization y por la tarde nueva sesión rolera de Warhammer: Enemy Within, en la que el grupo hace su entrada triunfal en el castillo Wittgenstein.

Y este ha sido el parte.

sábado, 10 de febrero de 2018

Los archivos del Pentágono

¿Alguien dijo pretenciosa?

Steven Spielberg se levanta una mañana y dice "me apetece ganar el Oscar". Así que va a lo fácil y llama a dos de los actores más consagrados de Hollywood, rellena con algunas caras conocidas de series de televisión (la moda ahora) y para asegurarse el resultado, tira por la vía de basar su película en hechos reales. Y no unos cualesquiera, sino los papeles del Pentágono, algo que puso el país patas arriba y encima toca Vietnam. ¿Qué podría fallar?

Pues falla que salvo la última media hora la película me resultó un absoluto peñazo. Daba la sensación de estar hecha tan formuláica que resultaba encorsetada, con personajes a los que intenta dar vida pero que no sabes quiénes son ni realmente te importan, y con tramas que si las quitas, tampoco pasa nada. Streep y Hanks, que a estas alturas del partido ya no tienen que demostrar nada, parecen ir con el piloto automático, como sin ganas, y el resultado se choca para mi gusto de forma estrepitosa. Spielberg intenta ir sobre seguro pero acaba sacando lo peor de sí mismo, a veces casi de forma autoparódica. 

Por suerte, a diferencia de otras ocasiones en las que parecía pecar justo de lo contrario, aquí el final cobra algo de interés, con lo que el regusto es positivo, pero el conjunto deja con la sensación de que la película que tan buena pinta tenía no era sino una descomunal venta de humo, humo muy caro. 

Decepcionante y aburrida.

jueves, 8 de febrero de 2018

The Good Place

Danson y Bell, soberbios.

Cuando la anunciaron me llamó la atención entre poco y nada, pero un amigo me la recomendó encarecidamente (concretamente me la vendió como "es una partida de rol de Jokin hecha serie") y la típica tarde tonta que no tenía nada que hacer me dio por echarle un ojo.

Lo que me enccon la gran sorpresa de la temporada; una comedia que tiene sus momentos graciosos, con algunos totalmente chanantes. Pero de la que destaco ese fabuloso guión, con unos giros y retruécanos que me han dejado el culo torcido en más de una ocasión, y que tiene ese efecto "bolsa de pipas" con el que termina un episodio y estoy deseando ver el siguiente. Sin contar con un reparto, encabezado por el magistral Ted Danson que está entre estelar y soberbio, o más. 

¿Y de qué va The Good Place? Mentiría si dijera que lo sé. Y no porque no la entienda, sino porque cada capítulo es una sorpresa en el que no sabes por dónde te van a salir. Pero por hacer una sinopsis, The Good Place (El Lado Bueno) es el sitio al que van las almas de los que en vida han sido buenos. Pero buenos, de los de dedicar su vida a luchar contra la malaria y cosas del pelo. Y es un sitio completamente idílico, en el que todo es maravilloso y de colorines. 

Pero por algún tipo de error administrativo va a parar ahí Elleanor (Kristen Bell), que de buena no tiene un pelo, y su disruptiva presencia es el comienzo del caos. Así empieza una serie que en cada capítulo se supera, y que no tiene complejos a la hora de derribar a patadas sus propias bases, habiendo momentos en los que cada capítulo es una sorpresa y un enorme "¿pero qué serie he estado viendo hasta ahora?". 

Es una serie de la que es complicado hablar sin riesgo de chafar las sorpresas, porque las tiene, y muy gordas. Y, francamente, de lo mejor que he visto en comedia en bastante tiempo, alcanzando niveles de los mejores capítulos de Community. De momento, el descubrimiento del año.