viernes, 19 de agosto de 2022

Por los pelos. Una historia de autoestima

<Inserte aquí su chiste de calvos>

Empiezo poniendo las cartas sobre la mesa: esta película es una mierda. O sea, tampoco es el horror de los horrores, pero argumentalmente no hay por dónde cogerla y es una comedia, repleta de clichés, en la que la trama se sustenta sobre la incapacidad de los protagonistas de sostener comportamientos medianamente normales, ya que si se dedicaran durante medio minuto a actuar como un ser humano más o menos funcional, no hay película. 

Pero salgo contento, pues aunque es una mierda, es exactamente el tipo de mierda que me apetecía ver (me divierten estas gilicomedias, qué se le va a hacer) y ha conseguido darme exactamente lo que le pedía: dos horas de entretenimiento.

La premisa, la que se puede deducir, un problema típico de muchos hombres al llegar a cierta edad, y que por suerte yo, que aquí no me parezco a mi señor padre (si me lee, que sepa que tiene muchas cosas que admiro y en las que me gustaría parecerme, pero justo en esta no, que estoy contento con mi pelazo). Hablo, naturalmente de la alopecia. 

Y para poner frente a esto que Goyo Jiménez llama "discapacidad capilar", los protagonoistas se van a Estambul a hacerse un implante, y allí sus historias se van cruzando de las típicas formas rocambolescas que suelen suceder en estas películas, y los enredos van moviendo la trama hasta llegar al típico final buenrollista, característico también del género, aderezando el camino con trompazos, equívocos y chistes fáciles sobre pelo y falta de.

jueves, 18 de agosto de 2022

Llegó Hulka

La abogada soltera más conocida, con permiso de Ally McBeal.

Un nuevo producto de Marvel siempre es motivo de alegría, y en esta ocasión le toca el turno a la abogada más famosa del mundo de los superhéroes: Jennifer Walters, más conocida por su nombre artístico She-Hulk o, en castellano, Hulka, personaje que, pese a los llantos de los ofendiditos puedan sugerir, no es algo que se acabe de inventar, sino que tiene más de 4 décadas de recorrido en los cómics. 

Y llega con un estilo fresco y desenfadado, con un estilo muy de las historias de Byrne, con humor y rupturas de la cuarta pared que, aunque me daban un poco de miedo, quedan muy bien. El primer capítulo me ha gustado bastante y aplaudo especialmente la labor de Tatiana Maslany, que parece nacida para haber dado vida a este personaje.

Seguiremos la serie con atención.

miércoles, 17 de agosto de 2022

La mochila no se hizo esperar

Pese a lo que parezca, no es una bomba.


Lunes por la tarde. Llegamos a Bilbao desde Pampona, aparcamos la furgoneta y empezamos a descargar, y yo cojo... ¿mi mochila? No parece estar ahí, y no va a aparecer mágicamente, así que llamo a uno de los organizadores del evento y le pregunto "¿Hola, os ha aparecido una mochila por ahí?" "¿Una gris, con correas color cuero?"

Mierda, sí. Yo en Bilbao, mi mochila en Pamplona. Por lo visto, al quitármela cuando nos pusimos a cargar los juegos de la asociación, me aseguré de que no nos dejáramos ningún juego allí, pero me olvidé de mi propio equipaje.

Por suerte, nada que no solucionen 16 euros en Correos, y hoy ya tenía la mochila en la mesa de mi oficina, así que la cosa no ha sido tan dramática al final. 

martes, 16 de agosto de 2022

Voy a pasármelo bien

Pues sí, me lo pasé bien.

¿Un musical con canciones de uno de los grupos que, con sus más y sus menos es un icono de mi infancia? ¿Y además protagonizada por Raúl Arévalo? A la saca.

Voy a pasármelo bien es una sencilla, pero efectiva historia sobre un gupo de amigos de la infancia que 25 años después se vuelven a juntar y se acuerdan de cuando eran pequeños, con los clásicos tropos sobre la amistad, las primeras vivencias, el amor preadolescente... todo muy típico, casi formulaico, y aderezado con música de Hombres G, y las típicas escenas de música y baile colectivo. Menos tal vez de las que me esperaba, y también eché en falta algunos temas icónicos de la banda (¿Dónde está el marcapasos de Marta?

Tiene sus cosillas, alguna actuación es francamente mejorable y el argumento es más simple que un corcho, pero la película me funcionó perfectamente, siendo entretenida, emotiva, y con la baza sucia de atacar a la nostalgia (que los protagonistas sean más o menos de la edad que tenía yo en esa época ayuda) confieso que logró tocarme la patatita, de modo que yo encantado con la película.

Sí, me lo pasé muy bien. 

lunes, 15 de agosto de 2022

De vuelta de las Umbras

Jugando a las casitas.

Ya en Bilbao (aunque mi mochila ha tenido a bien quedarse en Pamplona), relato las jornadas, aunque aquí hay menos tela que cortar, pues era un día menos y además no había actividades nocturnas, por lo que a lo mejor no tiene tanto sentido hacer el relato cronológico estricto. Las mañanas, salvo la del viernes, eran descansar en el hotel, ir dando un paseo al polideportivo y hacer tiempo hasta la hora de comer (acabábamos siempre en el centro comercial) y por la tarde algo más, con rol (Poliamor contra el mundo), charlas (seguridad y rol//historia de los sistemas de juego) y juegos de mesa diversos, entre los que destaco el de la foto, el divertido Men at Work. Y hoy, pues un poco lo mismo, pero con recogida de los juegos que les prestábamos (que es cuando me he dejado la mochila) y clausura. Y ya de ahí a casa.

Balance: obviamente, y esto lo sabíamos, han sido peores que las Umbras de otros años (decir lo contrario sería mentir), y es que la falta de pernocta es un lastre muy gordo, ya que hacía que faltaran muchas personas y actividades, pero dado lo bajo de nuestras expectativas, han sido mejores de lo que esperábamos.

sábado, 13 de agosto de 2022

Yo soy Groot

Todos los diálogos de la serie en una sola imagen.

Como puro entretenimiento veraniego llega esta microserie (ni a miniserie llega) de animación, protagonizada por uno de los personajes de la saga Guardianes de la Galaxia, que tanto tirón tuvo en su segundo volumen: Bebé Groot.

Situada entre la primera y la segunda película, la serie consta de 5 cortos de animación, de 4-5 minutos, con las travesuras de Groot y sin ningún tipo de conexión ni entre ellos ni, aparentemente, con la metratrama del UCM. No le cambiarán la vida a nadie, pero se ve en un volado y aunque son muy tontorrones, entretienen.

viernes, 12 de agosto de 2022

De vuelta a las Umbras

Gente que ya está por ahí me manda esta foto. 
 
Un clásico de estas fechas, la metadona de las TdN, son las Umbras que organiza la asociación de Pamplona Alter Paradox, una cita a la que, no de forma continuada, llevo acudiendo desde 2008, y que por motivos obvios no se celebraron en 2020 ni 2021. Pero este año, aunque sin ofrecer alojamiento gratuito (por lo que es de esperar que haya menos gente y no serán 24/h), vuelven a la carga, y para nosotros, además de una excusa para disfrutar de unas jornadas, nos servirán de peidra de toque para saber qué pueden dar de sí unas Omicron postpandemia.

A ver qué tal. 

jueves, 11 de agosto de 2022

Bullet Train

Tarantino y Guy Ritchie se subieron a un tren en Tokio.

Tal y como prometía el trailer, esta es una pelicula de acción frenética y humor, repleta de personajes carismáticos y culoduros, con tramas que se van entrecruzando hasta unirse, donde apenas hay ratos de respiro y donde las leyes de la física son convenientemente prostituidas en aras a la diversión.

Es la historia de Ladybug, un sicario que tiene que coger el tren bala de Tokio a Kioto, para hacer un sencillo encargo, que de sencillo no tendrá nada, pues en ese tren viaja todo tipo de gente muy peligrosa que complicará mucho las cosas.

Una película fresca, con reminiscencias, como ya decía en el pie de foto, al Tarantino más gamberro, en esa combinación de acción con diálogos ingeniosos, personajes interesantes y buena música, que dan como resultado una película muy recomendable. Tenía muchas ganas de verla desde que vi el trailer, y no me ha decepcionado nada.

miércoles, 10 de agosto de 2022

Crónicas tedeneras 2022 (II)

El retorno de las meninas.

Seguimos con las jornadas.

Sábado

Por la mañana dirijo 2084, en una partida que empieza de una manera (la clásica Un duro comienzo), pero que se acaba desarrollando por lugares completamente insospechados y termina de forma muy exótica.

Luego, antes de piscinear, una partida al Genial y llega mi ración de dirigir rol en vivo, siendo el sábado el día de las teleseries, puesto que por la tarde dirijo How I met your Friends, que sale bien, aunque demasiado corta (cosas de ser el primer pase) y por la noche la más rodada The Better Place.

Luego de fiesta, donde no descarto que me embriagara un poco.

Domingo

Por la mañana se me cae la partida, así que me dedico a descansar y luego pruebo, con su autor, el divertido juego de mesa ¡Scandaloh!, donde consigo una victoria compartdia.

Por la tarde un nuevo y tronchante pase de Pínteme usted esas Meninas, y por la noche, como me habían cancelado el vivo, nos vamos con los juegos de mesa, como el Pistas Cruzadas y el Unánimo.

Por último, última noche igual a última fiesta, la cual recuerdo en blanco y negro, con una suave música de pianola, con chistera y monóculo, departiendo sobre política internacional en el club de caballeros. Vale, puede que no fuera exactamente así, pero tampoco hay pruebas.

Lunes

Con los tambores de la fiesta de la noche aún retumbando, entregaba la llave y me dirigía al coche que cruelmente me alejaría de Mollina, pero con la sonrisa de volver a tener la ilusión por unos días que para mí son verdaderamente mágicos. En diciembre las Rolea, otra fecha marcada en rojo en el calendario.

martes, 9 de agosto de 2022

Crónicas tedeneras 2022 (I)

Aukera

Tras tres años estoy un poco desentrenado en el rito anual de reseñar mi paso por las TDN, pero a ello habrá que ir, que me encanta echar la vista al pasado y ver qué jugué cada año.

Jueves
 
Después de aposentarme y comer, vuelvo al CEULAJ, y es cuando me alegro de haber tomado una sabia decisión: apuntarme a una partida que empezaba a las 18:30, lo que me da tiempo para disfrutar de un par de maravillosas y gratificantes horas de piscina.

La partida en cuestión es Las seguidoras de Juan, un congreso de señoras, admiradoras del presentador Juan y Medio, en claro tono de humor y para mi gusto excesivamente caótico, con un efecto gallinero por el que costaba bastante entenderse.

Mejor fue Aukera, las últimas lágrimas, una triste pero bonita historia de terror y costumbrismo con un tono en la línea de El laberinto del Fauno o El espinazo del diablo, donde damos vida a niños en un orfanato vasco en 1937. Aquí además tenía la ventaja de que, por estar ambientado donde estaba, pillaba la mayoría de las referencias, aunque sí me pasó en algún momento que, instintivamente, me dejaba llevar soltaba frases enteras en euskera y no me daba cuenta hasta que veía las caras de poker de los compañeros y tenía que traducir a castellano.

Terminado el vivo, tocaba la inexcusable visita al bar del pueblo, donde estoy más o menos hasta las 4:30, que el viernes había que madrugar.

Viernes

Contra todo pronóstico, pese a haber salido el día anterior y levantarme tan pronto, me levanto con energía y ganas (la magia de las TdN), y me voy a dirigir Un duro comienzo, partida de 2084 que he dirigido un montón de veces, pero que cuenta con una importante peculiaridad: es la primera vez que puedo dirigir en jornadas con el libro ya publicado.

Por la tarde Reunión de vecinos en Smileville, donde mi personaje es un veterano de Vietnam, votante convencido del partido republicano, de los que creen que Trump es un poco rojo. Una joyita, vamos. La partida bien, pero el postpartida tal vez se alargó demasiado.

Tras la cena otra vez rol en vivo, y soy el Doctor, un asesino experto en hacer desaparecer cadáveres en Los Coleccionistas, donde hago un alarde como jugador de mi capacidad para improvisar gilipolleces con una convicción tal, que parecía de qué estaba hablando, lo que me permite dar lecciones de neurología, química y de cómo deshacerse de un cuerpo humano en menos de media hora.

Tras el vivo, y para sorpresa de nadie, otra vez de fiesta hasta las mil y monas. Mañana seguimos narrando.