martes, 31 de enero de 2023

La ballena (The Whale)

Fraser, catapultado hacia el Oscar.

En esta película hecha para el lucimiento de Brendan Fraser, en el que probablemente sea el papel dramático de su vida (aunque yo siempre lo recordaré como el carismático Rick O´Conell de La momia), se nos cuenta la historia de Charlie, un profesor de universidad divorciado y afectado por una obesidad mórbida, que no sale de casa para nada, y se relaciona con muy poca gente, ya que provoca, y es consciente de ello, repulsión en los demás, y su círculo prácticamente se reduce a su amiga y cuidadora Liz, aunque en la película obviamente aparecen más personajes, todos ellos con sus traumas y sus taras (aquí destaco para bien la labor de Sadie Sink, haciendo de hija).

Para ser de Aronofsky es una película relativamente poco perturbadora, sin que ello le impida recrearse en alguna escena en primeros planos de Charlie comiendo compulsivamente, algunas de ellas de forma casi suicida, pero no está entre sus películas más malrollistas (sin que por ello deje de serlo), y el final es abierto, y con un puntito místico, pero sin llegar a ser una absoluta marcianada.

Una buena película, con un soberbio y achuchable Brendan Fraser, pero tampoco como para echar cohetes.

lunes, 30 de enero de 2023

Turning Red

Enespañol desaparcía el "Turning" del título.

Relativa decepción con la "nueva" película de Pixar (que no es nueva, vale, pero hasta ayer no había podido verla), ya que si bien en absoluto es una mala película (todo lo contrario, es divertida, entrañable y visualmente bonita), ni de lejos alcanza los estándares de brillantez que se le suponen a la compañía. Lejos queda ya, me temo, la era dorada en la que cada película de Pixar era una absoluita obra de arte, así que habrá que conformarse con esto.

Nos cuenta la historia de una adolescente canadiense de ascendencia china que, por una tradición familiar, se convierte en un enorme panda rojo (curiosa alegoría de la menstruación) y tiene que lidiar con los cambios, tanto físicos como relacionales, que conlleva esa edad, la carga mental de querer ser perfecta sin poderlo (nadie puede), de contentar a todo el mundo y de conseguir entradas para ir con sus amigas al concierto de su boyband favorita. La historia está bastante bien, y aunque el final es bastante previsible, funciona y tiene momentos muy graciosos (la boyband entonando cánticos rituales es todo un puntazo). Los personajes, quitando la parte de convertise en panda, son bastante creíbles y se hacen querer, que es lo que importa. La música, por cierto, también me gustó bastante.

Donde más me descolocaba era en el apartado visual, que tan pronto era tirando a flojito como presentaba escenas con una calidad de imagen casi fotográfica. Pareciera que hubieran puesto a varios estudios a trabajar de forma descoordinada y luego hubieran juntado a lo bruto las partes.

En resumen, ¿es una mala película? No, pues aunque empieza un poco floja, luego va cogiendo cuerpo y al final funciona. Pero si nos preguntamos si es una película que podría competir con las grandes de Pixar, mucho me temo que la respuesta es un rotundo "no".

domingo, 29 de enero de 2023

Último fin de semana de enero (originalidad en el título al poder)

Durante las jornadas de ayer.

Se va terminando el mes, y lo que sí se termina hoy es el fin de semana, que sin más dilación procedo a comentar. 

El viernes por la tarde tuve una cita con el fontanero, para que me reparara el cuarto de baño, cosa que parecía bastante importante. Después me fui a dar una vuelta, y para cerrar, con mi señora novia cena y tele antes de ir a dormir.

El sábado por la mañana me pasé por Bilbogames, donde estaban con el mercadillo de juegos de segunda mano, para ver con alegría que he conseguido que compren alguno de los que llevé. Luego a comer a casa y de sobremesa me veo el primer capítulo de la serie ¡García!, que me hace bastante gracia.

Por la tarde a la lonja, donde montábamos jornadas y resulta ser día de record, con más de 60 personas y llegué a contar hasta 11 partidas simultáneas, llegando a no tener mesas para dar abasto a toda la gente que vino. Incluso a mí, que pasaba por ahí, me tocó dinamizar una partida de Pandemic.

A eso de las 20, dejando inconclusa una partida de Las ruinas perdidas de Arnak, me fui a Miribilla, para ver con horror cómo Bilbao Basket caía con estrépito y sin paliativos ante el Joventut (a veces toca perder, más cuando tu equipo es pobre) y luego de vuelta a la lonja, donde jugamos a Dead of Winter, que llevaba años sin tocar.

Hoy domingo, salir a dar una vuelta y encuentro aleatorio con unos amigos, y un pintxopote que se prolonga casi hasta las 18. Una vez despedidos, a casa a ver Turning Red, otro paseo antes de recoger y, con eso ya, domingo finiquitado.

jueves, 26 de enero de 2023

El baño de baño

Por suerte el agua no llegaba tan arriba.

Hoy es el cuarto aniversario de mi compromiso con el seguro de hogar (y el día en el que me pasan el recibo anual), lo que no tendría mayor relevancia si no fuera porque ha venido acompañado de una incidencia, protagonizada por el retrete, que ha tenido a bien estropearse y empezar a perder agua por la parte de atrás, entre el sifón y la salida de aguas. 

Eso me ha tenido un buen rato entretenido, entre pasar vigorosamente la fregona y llamar al seguro (más fácil lo primero que lo segundo), que ha prometido mandarme mañana al fontanero. Espero que cumplabn su palabra, que mi baño es un ente solitario y no hay más especímenes de su clase en mi casa.

miércoles, 25 de enero de 2023

Empezando la segunda fase de la BCL con buen pie

Smith, con 14 puntitos, importante en la victoria de hoy.

Soy plenamente consciente de que un escenario muy probable en esta segunda fase de grupos de la BCL que empezaba hoy para nosotros, Bilbao Basket se quede fuera, pero es evidente que las muchas o pocas opciones que haya de clasificarse pasaban por ganar hoy, y a poder ser con cierta holgura, al Darüssafaka turco, cosa que se ha conseguido.

Empezaba bien el partido, con una buena defensa y alguna renta de hasta 8 puntos (16-8), cerrando el primer cuarto con una pequeña ventaja de 4 puntos, después de que una clamorosa falta que se han tragado los árbitros impidiera que fuera mayor.

Esa tónica de tragarse faltas puede que haya ayudado a que los turcos entraran en sintonía, y con 3 triples seguidos han llegado a dar la vuelta al marcador, mientras la cera y los mamporros (de ambos equipos, seamos honestos) campaban por sus anchas. El control de daños, no obstante, ha funcionado bien, y aunque ellos han llegado a ponerse 5 arriba (tras matazo de Aaron White, todo hay que decirlo), hemos ido al descanso perdiendo solo por dos.

La reanudación no parecía que fuera a arreglar gran cosa, y de hecho han empezado marcando los otomanos (esto es un artículo deportivo, hay que usar sinónimos rimbombantes), pero el Bilbao Basket se ha puesto el mono de trabajo para dar la vuelta al partido y llegar 8 arriba al cuarto final, en el que, pese a algunos conatos de resistencia visitantes, la cosa ha terminado siendo bastante apacible, con rentas de hasta 13 puntos.

La semana que viene será otra historia.

martes, 24 de enero de 2023

Zapatazo hipotecario

Dramatización.

Hay cosas que no por esperadas son menos desagradables. En este caso es algo que sabía que iba a pasar y de hecho sabía cuándo iba a pasar, y es que hoy tocaba la revisión anual de la hipoteca, en la que al ser variable se reajusta la cuota en función del Euribor. Y como sabrá cualquiera que haya estado un poco atento a las noticias, de un año a esta parte ha pegado un petardazo bastante majo (de estar en negativos a superar la barrera del 3%, y eso se tenía que notar.

Por suerte, en previsión de esta subida, y para amortiguar el impacto, el año pasado amorticé cantidades bastante importantes. Aun así, la subida ha sido considerable, pasando de 347€ al mes a 507, pero lo peor es que donde pagaba unos 35€ al mes de intereses, ahora supero los 300€ y, en consecuencia, quito menos cuota.

Sin embargo, no me arrepiento en absoluto de la decisión de la hipoteca variable, ya que durante los primeros cuatro años de vida de la hipoteca he estado pagando mucho menos de lo que habría pagado con la fija, cosa que me ha permitido amortizar tanto.  

Por suerte, esa subida no es algo que no pueda asumir sin excesivo esfuerzo, pero hay una cosa que sí me preocupa, y es toda la gente que no se va a poder permitir afrontar la subida. Para mí es un engorro, para otros un verdadero drama. Esperemos que se esté quieto el tema y no estemos dentro de un año hablando del Euribor al 6%.

lunes, 23 de enero de 2023

Anunciando cosas marvelosas

El cartel, no es gran cosa pero lo he hecho yo.

Hoy toca un poco de spam, que había anunciado esto en otros canales pero no en el blog. Me estoy refiriendo al encuentro de Marvel Champions que organizaremos en Abaco el 18 de febrero, para juntar a aficionados al juego y contribir un poco a la comunidad. Para ello hemos ideado (aunque en realidad el mérito es del otro organizador, Garikoitz) un escenario que, si bien no es demasiado desafiante, en las pruebas que hemos llevado a cabo resulta muy divertido.

A ver si la gente se anima a participar, pero de momento puedo decir que se han apuntado un par de personas muy relevantes del mundillo de este juego de cartas. 

domingo, 22 de enero de 2023

Finde bajo la lluvia

La foto que emocionó a Hitchcock.

En realidad el título de la entrada es mentira, ya que si bien esta semana ha sido extremadamente lluviosa, este fin de semana ha habido bastante tregua. Pero era una manera de homenajear la película del viernes, del que lo más destacable es precisamente eso, que fui al cine a ver Cantando bajo la lluvia, como ya comenté ayer.

El sábado por la mañana salí a dar una vuelta y tras comer me fui a Megapark, a donde suelo ir al cine, salvo que me salté la parte del cine y fui simplemente para pegarme la caminata de vuelta, que me suele gustar hacer ese paseo.

Por la tarde una de juegos, con Beyond the sun, ¡No gracias! y Ascension y por la noche cena en casa del amigo Gabriel y tertulia hasta que a eso de la 1:30 se fueron de bailoteo y yo opté por retirarme.

Domingo con una mañana tranquila, viendo capítulos viejos de Policías: en el corazón de la calle y para comer al Udon, aunque la somnolencia del incipiente resfriado me hace ir a casa a echar la siesta, y tras una tarde apalancado en el sofá, paseito para airearme y a casa, que mañana toca de nuevo madrugar.

sábado, 21 de enero de 2023

Cantando bajo la lluvia

De nuevo en cines.

Esta no va a ser una crítica al uso, ya que todo lo que pudiera decir sobre esta película, una de las más icónicas de la historia del cine, ya está dicho. Pero la cuestión es que por A o por B nunca me había puesto a verla, y de hecho ni siquiera sabía de qué iba (conocía la mítica escena de Gene Kelly pisando charcos y ya), y viendo que este fin de semana la reestrenaban en cines, aproveché para quitarme la espina que tenía pendiente.

Y oye, la verdad es que es una película que aun vista hoy resulta plenamente disfrutable, con un ritmo ameno, momentos muy divertidos y personajes con los que te encariñas en seguida, así como algunos momentos de baile realmente espectaculares (los movimientos de Donald O´Connor resultan hipnóticos). Tal vez se me hizo un poco (solo un poco, tampoco nos vengamos arriba) larga la escena en la que Don presenta al productor su musical de Broadway, pero por lo demás, una película muy divertida, y habiéndola visto uno entiende el porqué de su fama. 

Está también genial ver ese ejercicio de metacine que es cómo van contando lo que supuso la irrupción del cine sonoro en Hollywood, que supuso el fin de la carrera de muchas estrellas, y ver algunos de los entresijos de los rodajes, con muchos gags que estoy seguro de que en algún momento ocurrieron en la realidad.  

Espero que le cojan el gusto a esto de reponer películas clásicas en las salas de cine, que es una forma maravillosa, y para mí más cómoda, de conocer películas de las que he oído hablar mil veces y nunca me ha dado por ponerme a ver.

jueves, 19 de enero de 2023

El gato con botas: El último deseo

¿Quién es tu héroe favorito?

No tenía demasiadas expectativas depositadas en lo que es la secuela de un spinoff que no tuvo mucha gracia de Sherk, saga que cuenta con dos primeras entregas superlativas y luego dos ya no tan buenas. Esta nueva entrega sonaba a querer estirar el chicle, por lo que ni siquiera estaba en mi punto de mira, pero la buena acogida que estaba teniendo me acabó animando a verla, y lo cierto es que salí muy contento del cine.

En una historia que podría decirse que bebe mucho del clásico esquema "ladrón de alto nivel acaba en la cárcel, se fuga y da el gran golpe de su vida, enfrentándose a otros ladrones", pero en un cuento de fantasía.

La historia no es ningún alarde de originalidad, pero nos ofrece un cocktail de aventuras, humor y ternura, que funciona muy bien, y con un final que, si bien es previsible, logra ser emotivo y dejar un buen sabor de boca.

Pero sin duda su punto fuerte está en el apartado técnico, donde se salen un poco del 3D clásico (pocos peros se le pueden poner en este sentido) y utilizan para las escenas de acción un estilo más tradicional, que recuerda a la también brillante Spiderman: Un nuevo universo, dotándolas de gran dinamismo y un tono muy épico.

Muy contento con el resultado, no descarto que volvamos a ver al intrépido felino en el futuro.