jueves, 5 de agosto de 2021

El Cóver

Benidorm la nuit.

Esto es básicamente un musical, adornado por la típica historia de chico conoce a chica, se enamoran, tienen sus más y sus menos, pero todo termina feliz y bonito. El elemento distintivo aquí es que se centra en los covers, los músicos que se dedican a amenizar los hoteles de Benidorm, haciendo imitaciones de estrellas famosas. 

Por lo demás, pues típica feel good movie, con momentos que mejor y otros más sosos, que me ha entretenido pero no me ha llegado a tocar demasiado la fibra. Si acaso con una escena, que es la que me gustó, que es una en la que está todo el mundo de fiesta y se marcan un popurrí en el bar bastante majo. La clave, supongo, la selección de canciones, que puede gustar más o menos, en función de las preferencias musicales de cada uno.

Peli bonita, pero tampoco para echar cohetes. 

miércoles, 4 de agosto de 2021

Calendario ACB 21/22

Sea cual sea el orden, no será fácil.

Hoy se ha anunciado cuál será el calendario de la nueva temporada de baloncesto, y son dos las cosas que le pido a este año; conseguir la permanencia y poder volver a ver partidos en Miribilla (y quién sabe si algún viaje fuera, aunque eso parece complicado). Especial ilusión me haría, aunque eso depende no solo de poder ir al campo sino de que no se retire, poder ver jugar en directo a Pau Gasol, que es el único componente de la selección que ganó el mundial de 2006 al que nunca he podido ver. 

Ahora ya sabemos que el 18 empieza la liga y que el 23 debuta el Bilbao Basket contra Zaragoza (Sudores fríos recordando la temporada 2013-14. Ahora, que si en lo deportivo termina igual, yo encantado). Ahora la incógnita es si podré ver ese partido sentado en el pabellón o no. 

martes, 3 de agosto de 2021

Adquisiciones jueguiles

La mesa no, esa ya la tenía de antes.

Hoy ha tocado recibir paquetes por parte doble, aunque en lugares diferentes; uno en casa y otro en la oficina. A casa me ha llegado Palanquín, un pequeño juego de rol, de corte muy narrativo, que me lo ha regalado un amigo que me lo recomendaba mucho (así que habrá que pegarle una lectura) y el Box Dungeon, un juego que debí de pedir en su día por Kickstarter y del que ya ni me acordaba. En algún momento lo probaré también.

Lo bueno es que al tener un par de semanas de vacaciones, podré intentar sacar tiempo, si no para jugarlos (que eso no depende solo de mí), sino al menos de leerlos. 

domingo, 1 de agosto de 2021

Fin de semana con cambio de mes


 La partida del sábado.

Pues a lo tonto ya es agosto (lo que significa que ahora tengo por delante dos semanas de vacaciones) y mientras tanto sigo con la costumbre de los domingos por la noche de reseñar el fin de semana.

El viernes, se puede deducir de las entradas anteriores, primero fue la escape room y luego el cine, con La purga infinita. El sábado por la mañana un poco de gimnasio y por la tarde-noche rol, y aunque la imagen no parezca indicar eso, el juego era Vampiro: la Mascarada. 

Domingo por la mañana me veo el España-Eslovenia de los JJOO (todo el partido ganando para acabar perdiendo), después de comer tiro de Filmin para verme un clásico del cine (El apartamento) y por la tarde un paseo con mi señora y unos amigos.

Y eso ha sido todo, un fin de semana bastante normalito, con la salvedad de que mañana no toca madrugar.

sábado, 31 de julio de 2021

La purga infinita

Preparado para asaltar el Capitolio.
 
No me voy a quejar de que la película fuera absurda, que lo es, porque es un poco lo que les pido a las películas de esta franquicia, en la que pese a los esfuerzos de algunas de las anteriores (sobre todo la cuarta) de hacer encajar las piezas, la premisa principal de que un día en el que los delitos son legales no solo es acogido con entusiasmo por la población, sino que revitaliza la economía, cae por su propio peso. Y a eso añadimos el extra de que el 90% de la población tiene graves problemas de psicopatía y un pésimo gusto al vestir.

Y precisamente eso le pido a esta saga, que en cuanto suena la bocina se convierta aquello en el show de Benny Hill y una suerte de Gotham tomada por el Joker, en el que de vez en cuándo te vayan soltando pinceladas sobre el mundo. Pero esta no me termina de funcionar.

Aquí dan el salto de escenario, pasando de las escabechinas urbanas a un entorno más rural, la Texas de los amantes de las armas y el partido republicano (con una nada sutil crítica a los fanboys de Trump, dicho sea de paso) y lo que parece que va a ser una cosa (una historia de correquetepillo en la que unos gilipollas disfrazados persiguen a los protagonistas para matarlos), nos ponen el caramelo con otra (por un momento parece que nos van a contar cómo se queda el país el día después de la purga), que podría ser interesante, pero entonces llega la purga infinita, que es que algunos chalados entusiastas del formato deciden que eso de que solo un noche no mola, que mejor así todo el año, de modo que se vuelve a convertir en lo que parecía que iba a ser al principio: una historia de correquetepillo en la que unos gilipollas disfrazados persiguen a los protagonistas para matarlos.

No me voy a quejar de eso, que sabía dónde me metía, como tampoco me puedo quejar de que toda la película sea un compendio de decisiones estúpidas, tanto de los buenos como de los malos, pues eso va en el pack, y la premisa principal, lo de que la Purga convierta el país en un Estado fallido y comido por la violencia, en realidad es lo que más me creo de todo. Lo que no me termina de encajar es que al final se termina convirtiendo en una película demasiado genérica de persecuciones y tiros que, dejando demasiado de lado los componentes grotescos que son tan característicos, prescinde de su esencia para centrarse en ser simplemente una mediocre película de acción. Y que sea ridícula se lo perdono, pero que sea aburrida lo llevo peor.

Dicho lo cual, si vuelven a sacar otra película de esta franquicia, ahí estaré yo para verla con mis palomitas.

viernes, 30 de julio de 2021

Escape de la mina

 Con el preciado bilbonio.

No soy yo muy de este tipo de sitios, pero la misma excusa que me sirvió para ir a una escape room el año pasado sirve para este; un cumpleaños.

No me puedo extender mucho sobre el sitio, ya que piden expresamente que no se revelen las sorpresas y además le quitaría la gracia. Sí puedo decir que de las que he hecho es de las que me han gustado, tanto por la decoración, que me ha sorprendido mucho, como por los puzzles, cuya dificultad estaba bien medida y lograban ser satisfactorios pero solucionables. Hemos tenido algún atasquillo puntual, pero hemos logrado salir a tiempo, con unos minutillos de margen incluso. 

jueves, 29 de julio de 2021

El caso del meeple perdido

¿Colega, dónde está mi meeple?

Los meeples son esos monigotines de colorines, más o menos antropomórficos y generalmente hechos de madera, que se utilizan habitualmente en muchos juegos de mesa, sobre todo los de estilo eurogame. 

En el caso concreto que nos ocupa, el juego en cuestión es el Charterstone, en el que entre otros elementos, cada jugador tiene dos meeples de su color (siempre que puedo me cojo el amarillo, desde que tengo uso de razón) y la cosa es que hoy estábamos jugando la partida y se nos ha perdido el meeple amarillo.

Así contado, desde luego, no parece nada extraordinario. Un objeto de pequeñas dimensiones se puede perder, no es raro. Pero la cosa es que ha desaparecido delante de nuestras narices. Lo acababa de usar, pues era mi turno, y sin que haya sucedido nada raro (golpes, empujones a la mesa, una horda de mapaches en celo bailando la macarena... lo típico que puede pasar cuando juegas a juegos de mesa, vaya), parecía haberse evaporado. Hemos buscado, requetebuscado, en la mesa, en la caja, en el suelo, en los bolsillos... solo nos faltaba haber levantado las baldosas del suelo. Pero nada, el meeple rebelde seguía sin aparecer, cuando solo segundos antes (no exagero, es literal) estaba a la vista de todo el mundo.

El caso es que hemos peinado la sala y nada. Así que hemos tenido que asumir que se ha ido a vivir una nueva vida, donde encontrará nuevas y apasionantes aventuras. Lo más seguro es que harto de perder (el Charterstone es un juego que me gusta, pero se me da fatal y no gano nunca, ni me acero a ello) haya decidido que era mejor que nuestros caminos se separaran.

Meeple amarillo, si alguna vez lees esto, que sepas que te echaremos de menos y siempre habrá un hueco para ti en la caja.

miércoles, 28 de julio de 2021

Tarde de vacas

Hay quien adopta gatos.

No es que esté de vacaciones (aún me faltan un par de días), sino que ayer fui con mi padre a Zaratamo, al caserío de mis tíos a recoger a la perrita Chiqui, que en ausencia de mi padre ha estado allí acogida (y muy bien cuidada, que daba un poco de pena ver lo triste que se puso cuando tocó marchar), y pude ver en "persona" las vacas que se ha comprado mi primo, unas vacas escocesas muy bonitas y, aunque en la foto no se ve muy bien (tampoco me quería acercar demasiado, pues no conviene asustar a un bicho con esa cornamenta), el ternero que salió, que era como un peluche gigante.

El resto de la tarde, que se prolongó hasta la noche, con cena familiar, muy a gusto, la verdad. Aunque la perrilla discrepa con la parte de tener que haber terminado sus colonias de verano y vuelto a Bilbao.

lunes, 26 de julio de 2021

Cielo rojo sangre

Diría a qué películas me recuerda, pero sería spoiler.

La sinopsis nos dice que una mujer con una misteriosa enfermedad sanguínea se ve obligada a entrar en acción cuando un grupo de terroristas secuestra un vuelo transatlántico nocturno. Con el fin de proteger a su hijo, tendrá que revelar su oscuro secreto.

Siempre he tenido debilidad por el subgénero de acción "avión secuestrado", y por eso tengo en mi cine de cabecera de los 90 clasicotes como Con Air, Air Force One o Pasajero 57, de modo que esta película ya tenía suficiente para captar mi interés. Me puse con ella y no puedo decir que sea una joya, pero sí me ha servido para entretenerme y sobre todo me encantó descubrir de qué iba realmente la feria, en una película que añadido al giro del que ahora voy a hablar (tuve la suerte de verla sin saber ni intuir nada al respecto) suma todos los clichés de secuestros de aviones, con muchos tiros, muchos muertos y mucha sangre.

Atención, que ahora vienen los SPOILERS.

Cojamos Air Force One, Serpientes en el avión y Abierto hasta el amanecer. Sí, la feria va de que uno de los rehenes, la aparentemente frágil y enfermiza mujer que viaja con su hijo es en realidad un vampiro, de modo que cuando salta la liebre y empieza el secuestro, se lía más petarda de lo que nunca pensaron los secuestradores que se iba a liar. 

domingo, 25 de julio de 2021

Finde andarín

En el merendero.

En realidad el día verdaderamente andarín fue el viernes, con sus 25000 pasos, en el que ya conté que me fui dando un garbeo hasta el puente colgante de Las Arenas, pero el sábado tampoco anduvo muy a la zaga, pues me fui a un cine que no estaba en Blilbao, sino en el Megapark de Barakaldo y entre una cosa y otra sumé 15000 pasos más.

Menos movido, en ese aspecto, ha sido el día de hoy, que como puede intuirse en la foto ha incluido comida en el merendero (no sabíamos si iba a llover, así que hemos ido con la comida ya hecha de casa). No tanto paseo, pero sí algo de deporte jugando al mölkky, una suerte de mezcla entre la petanca y los bolos, que nos ha tenido entretenidos bastante rato. También bastante movida la partida al Throw Throw Taco, un gilijuego tan tonto como desternillante (pero de los de jugar una vez, meter en la caja y no volver a sacar, eso sí), y ya más sedentarios el Secret Hitler y el Robinson Crusoe. Después de eso, una vez en Bilbao, caminar un poco y a casa. Ese ha sido este fin de semana.