sábado, 30 de octubre de 2021

Sin tiempo para morir


Ana de Armas casi sale más en el cartel que en la película.

Cary Joji Fujunaga consigue quitar la espina clavada y hacer una buena película de James Bond, y además lo consigue con una película que podrás gustar más o menos, pero lo que no se le podrá achacar es de no atreverse a hacer cosas distintas. Tan distintas, que es prácticamente imposible hablar de la película sin reventar sorpresas, de modo que quien siga leyendo, que lo haga bajo su propia responsabilidad.

Esta película cierra, y eso ya lo sabíamos desde el principio, el arco de Daniel Craig, un Bond que con sus altibajos (Casino Royal maravillosa, Quantum of Solace divertida, Skyfall infame y Spectre todavía peor) es considerado uno de los mejores agentes 007. Lo que sorprende es también el importante cierre de arco que ofrece la película, introduciendo cuestiones que yo como espectador no pensaba que iban a introducir, y que hasta que termina la película no pensaba que fueran a hacer. Y vale, es James Bond, nada impide que la siguiente película ignore por completo lo sucedido aquí y comience su propio camino. De hecho, si algo ha caracterizado siempre la saga es la falta de una continuidad rígida, siendo cada película una historia más o menos autoconclusiva.

En esta toma directamente lo ocurrido en Spectra y continúa, repitiendo chica Bond (algo que si ha pasado en otras películas de la saga no es en absoluto habitual, y menos de la manera que lo hacen aquí) y repitiendo (esto sí se ha dado más veces) villano. Esto, sin embargo, no termina de encajar, pues la figura de Blofeld como archinémesis de toda la vida, el Joker de este Barman, cojea, dado que su presentación en la anterior película era cuando menos olvidable, así que ni todo el carisma de Christopher Waltz es capaz de subsanar eso. 

Tampoco me termina de convencer el otro gran villano de la película, con un excesivamente caricaturesco Rami Malek. Tal vez sea cosa de que los villanos Bond siempre fueron ridículos, pero antes no nos lo parecían. Tampoco mejora el papel de M, el líder del Mi6, interpretado aquí por un desdibujadísimo Ralph Fiennes, que no está precísamente en uno de los mejores papeles de su carrera.

Quien sí brilla muchísimo, y se come la pantalla cada vez que sale, es Ana de Armas con un personaje que (atractivo físico al margen) aporta frescura y momentos muy divertidos a la película, siendo la peor crítica que se le puede hacer la de que sale muy poco. 

Me ha gustado, y mucho, ese toque que tiene a ratos, incluso visualmente de homenaje a las clásicas, incluyendo el célebre disparo en el túnel, y que entiende bien lo que tiene que ser una película de superespías, con trepidantes escenas de acción imposible, en las que se trata con el más absoluto desprecio a las leyes de la física.

Quedo contento, porque partía de unas expectativass bajas, porque han sido capaces de hacer algo distinto conservando la esencia de lo clásico y porque aunque cierran una puerta con Bond, abren una muy interesante con Nomi como la nueva 007.

Y al que no le guste, que no mire. 

jueves, 28 de octubre de 2021

Proyecto Goku

Diseño provisional.

Una cosa que me gusta mucho del juego de cartas coleccionables Marvel Champions es que es muy personalizable y encaja muy bien que los jugadores se creen sus propias cartas. Internet está repleto de personajes y villanos hechos por fans, y de hecho tengo impreso en cartulina uno que unos hicieron de Coloso.

Y como me apetecía hacer algo a mí, cogí una serie de superhéroes (que al fin y al cabo es lo que es) icóncia de mi infancia y mi adolescencia, Dragon Ball, para hacer la carta de su protagonista. Me puse manos a la obra y por fin hice y diseñé las 15 cartas de rigor, así como la de obligación y archienemigo (me decanté por Vegeta) y unas especiales, para una mecánica propia que incluye ir acumulando bolas de dragón para conseguir poderosos efectos en forma de deseo.

Ahora me falta imprimirlas, probarlas un par de veces, ver que me ha salido un churro injugable y volverlas a hacer. Pero entre tanto me he entretenido con ellas. 

miércoles, 27 de octubre de 2021

Falsos trucos ortográficos (ii)

El que lo hizo va de culo.

Como ya hice hace unos años, aquí vengo en defensa de la verdad y el idioma, para desmontar la patraña que podemos ver.

CalCULO que hay unas cuántas excepciones a esa "regla", y seguro que si cirCULO por ahí las encuentro. EspeCULO con la idea de que son unas cuántas, y si resultan no ser tantas, pues basCULO sobre mí mismo y reCULO sin problemas, que sé que tengo que tener cuidado cuando artiCULO una norma. No obstante, y aunque suene muy grosero plantearlo en estos términos, eyaCULO (metafóricamente, claro) de placer, cada vez que veo una. 

Dicho eso, me siento satisfecho sabiendo que inoCULO de saber las redes y musCULO los cerebros de los lectores cada vez que vinCULO este blog a estos temas. Ojo, que nadie se queje de que le emasCULO, que cada uno sigue siendo libre de escribir como le apetezca. Yo informo, no matriCULO.

martes, 26 de octubre de 2021

HBO: ahora es Max

Los dos logos.

Una de las plataformas clásicas de streaming, HBO desde el principio se caracterizó por tener un buen catálogo pero una aplicaciópn bastante mediocre e incompatible con muchos soportes. Concretamente no podía usarlo con el Firestick ni con la Xbox, que eran lo que usaba antes de tener una smartTV. Con esta ya sí me tiraba, pero ha sido una plataforma intermitente, que he ido dando de alta y baja a medida que empezaba o terminaba series.

Ahora, con esta reconversión, parece que pueden haber hecho un esfiuerzo en mejorar el aspecto técnico, y desde luego también el catálogo, así como parece que el precio. Habrá que darle una oportunidad, pero antes ver si supera la prueba de fuego y es compatible con mi televisor. 

lunes, 25 de octubre de 2021

Facesusto

Parecido a esto.

No creo que haga falta presentar la red social por antonomasia, de la que llevo unos 13 años siendo usuario y que el sábado estuve cerca de dejar de serlo, por uno de los múltiples fallos en esa escopeta de feria que tienen por base de datos. 

El sábado fui a echar un ojo y me encuentro con ese mensaje. Intento meterme e introduzco la contraseña, bien. Me sale un captcha, bien. Me pide fecha de nacimiento... introduzco mi fecha de nacimiento. Error, no coincide. Oh, mierda, me acuerdo de que no puse la de verdad... y no recuerdo cuál puse en su día. Intento un par de veces más y no me ofrece alternativas, solo le vale la fecha de nacimiento. Pruebo un par al tuntún y agua.

Pues nada, me había quedado sin cuenta de Facebook, con la cuenta tan bloqueada que no podía ni verse desde otras cuentas, con lo que un montón de fotos, memes y gilipolleces perdidos, como lágrimas en la lluvia. Y otra cuenta no me daba la gana de hacerme.

Pero después de comer, cuando fui a meterme para sacar el pantallazo del error y tener algo de lo que hablar en el blog, veo que a Zuckerberg se le ha pasado la pataleta y puedo entrar con tranquilidad. Así que por si vuelve a suceder, o para cuando vuelva a suceder, tengo ya apuntada la fecha de nacimiento falsa. 

Ahorta puede que algunos os estéis preguntando si la que luce en el blog es de verdad o no. Si me conocéis, conocéis también la respuesta a esa pregunta.

domingo, 24 de octubre de 2021

Último finde con días largos

Mejor que el Titanic. 

Si no me fallan los cálculos, la semana que viene toca adelantar los relojes una hora, lo que hará que anochezca antes. Pero no es de eso de lo que he venido a hablar, sino de los típico de los domingos a esta hora.

El viernes por la tarde tuve que recibir al fontanero, ya que la ducha llevaba unas semanas en las que no terminaba de dar agua caliente, sino tibia, y ducharme no era un sufrimiento, pero tampoco todo lo agradable que sería. Por suerte la solución era tan fácil como cambiar la pieza y ale, a cocer marisco alegremente. Luego al gimnasio y después reunión abaquera, de cara a ver qué hacemos con proyectos de jornadas futuras.

El sábado por la mañana la pereza y el Borderlands 3 me impiden ir al gimnasio, pero no a dar una vuelta y tomar unos pintxos en la plaza nueva. Después, una sobremesa de vagueo hasta la hora del poteo, pues teníamos la celebración cumpleañera de mi señora novia, con rica cena en el Ipindo, con ese barco lleno de sushi. Luego unas copichuelas por el ensanche y a casa, más tarde de lo que estoy acostumbrado últimamente a volver.

El domingo por la mañana tampoco voy al gimnasio, pero me acerco a Megapark, como algo por ahí y vuelvo dando un largo paseo. Por la tarde, aunque había partido, como ya había quedado para la partida de rol, campaña de Pendragon (pensando que el baloncesto era por la mañana), cedo el carnet y me entero del resultado por Whatsap (y van y ganan).

Luego intento ir al gimnasio, pero descubro que los fines de semana cierran una hora antes, de modo que me vuelvo a casa. Y ya está, eso ha sido.

viernes, 22 de octubre de 2021

El casi retorno

¡Contra el Imperio del mal!

Esto es la historia de lo que pudo ser y no fue, pero que sin duda habría tenido su guasa. 

El miércoles recibí un correo electrónico de la sección de Seleción en el que me ofrecían, por estar en la bolsa de empleo a la que me presenté en 2010, una comisión de servicios como Técnico de Administración General. Pero no en cualquier sitio, sino en el servicio de Inclusión, que es básicamente donde estuve trabajando más de 11 años y de donde me tuve que ir contra mi voluntad. La idea molaba, mucho, ya que sería volver a "casa" y cobrando muchísimo más. Pero la realidad tenía trampa, ya que hablé con la compañera que deja la vacante, y a la que tendría que cubrir, y me explicó que ella a su vez está en otra comisión, pero que no sabe si va a estar mucho tiempo o se tiene que volver a su puesto en 3-4 meses, lo que significa que yo me tendría que ir. Y no me volvería a Laguntza, donde estoy muy a gusto, sino a donde me tocara. 

Aunque de verdad me apetecía, el riesgo era demasiado grande, y las posibilidades de que me saliera mal la jugada elevadas. Me la jugaba a que igual estaba en febrero o marzo trabajando en un sitio peor, más lejos de casa y cobrando menos que ahora.

La verdad es que me apetecía, sobre todo por la parte del reencuentro con la gente que se quedó allí, pero aunque me pese, sé que renunciar ha sido la opción correcta. 

jueves, 21 de octubre de 2021

Midnight Mass (Misa de Medianoche)

El cartel me gustó más que la serie.

En la pequeña y aislada comunidad de Crockett Island, donde sus habitantes son muy religiosos, empiezan a sucederse eventos extraños, que podrían interpretarse como milagros, coincidiendo con la llegada de un nuevo sacerdote, el padre Paul, que llega para sustituir al cura del pueblo de toda la vida, y el retorno de Riley Flynn, el hijo pródigo del pueblo, que llega tras cumplir una pena de prisión.

Esta serie ha tenido cierto éxito, y en parte lo entiendo, pues la atmósfera está muy lograda, logrando ambientar mucho esa comunidad tan cerrada y tan religiosa, a lo que ayudan algunas actuaciones excelentes, como Hamish Linklater como padre Paul y Samantha Sloyan como la odiosa Bev Keane. 

Pero la serie tiene dos grandes problemas, por los que no me ha gustado nada. Uno es que en realidad no terminaba de interesame la historia que pretendía contar y otra su ritmo plomizo, a veces pedante, en el que por cada diálogo interesante (que los hay) me encontraba con 4 infumables y la sensación de que a veces quería contar en 20 minutos lo que se podía contar en 5. El capítulo final es una buena muestra de esto.

No voy a decir que sea especialmente mala, pero sí que esta serie no era para mí. Lo bueno, que aunque se me hacían largos (hora y pico de duración), solo tiene siete capítulos y la historia se queda bastante cerrada. 

miércoles, 20 de octubre de 2021

10 años sin ETA

Esta imagen forma parte de la historia.

Nací y crecí con ETA. Viví la "normalidad" con la que de vez en cuándo los telediarios se detenían con la noticia de otro secuestro o asesinato y por desgracia era algo habitual. Era horrible, pero estábamos habituados, que no acostumbrados, a la violencia, y cuando nos vino la noticia de que eso se terminaba por fin, costaba creerlo. 

La noticia era maravillosa, ¿cómo no iba a serlo? Pero tras tantas treguas rotas era fácil caer en el escepticismo, aunque con el paso del tiempo, el miedo se fue diluyendo y nos dimos cuenta de que, a pesar de la insistencia de algunos medios de comunicación en hacer creer machaconamente lo contrario, la pesadilla había terminado. Lo que creímos en su día imposible, se hizo realidad.

De lo que no nos hemos librado, y lamentablemente costará que nos libremos, es de todos aquellos nostálgicos que echan de menos a ETA. Tipejos miserables que se lucraban, política y económicamente con el dolor ajeno, y que no son capaces de superar su pérdida, lo que lleva a que estén todo el santo día con el "todo es ETA" en la boca. 

"Esto es mentira", decían. No lo fue. "Vale, pero no se han disuelto oficialmente". Lo hicieron. "Vale, pero no han entregado las armas". Las entregaron... Y así seguirán, por mucho que la evidencia muestre día a día lo contrario: ETA dejó de existir, y cualquiera con un poco de humanidad se alegra por ello. 

martes, 19 de octubre de 2021

Empecé en la academia

La norma foral tributaria ateniense establece que...

Como ya comenté por aquí la semana pasada, me ha dado el aire y me apunté a las oposiciones de promoción interna, y aunque no voy a comerme mucho la cabeza, una cosa que hice es apuntarme a la acdemia, a la que iré un día a la semana y hoy ha sido el primero. Tres horas de clase más o menos llevaderas que si no me sirven para rascar una nota digna y entrar en bolsa, al menos me servirán para aprender alguna cosilla sobre fiscalidad y tener la mente activa.

A ver si soy capaz de soportarlo de aquí a enero.

lunes, 18 de octubre de 2021

Venom 2: Habrá Matanza

Título alternativo: "Aquí va a haber hostias".

La primera película de Edie Brock y su simbionte me gustó bastante poco, de manera que fui a ver esta sin una expectativas demasiado elevadas,y eso siempre acaba jugando a favor de la película. En efecto, me ha gustado bastante más que la anterior, puesto que exploran más la parte divertida de la primera, que era la relación entre Brock y el simbionte, convirtiéndola prácticamente en una budddy movie y generando momentos muy divertidos.  

Tiene también algo de lo que la primera parte carecía, un villano en condiciones, que aunque queda para mi gusto un poco desaprovechado, consigue que esta película funcione mejor, y sirve de excusa para meter espectaculares escenas de combate, teniendo que reconocer que la parte visual la han cuidado bastante bien. Tal vez peca demasiado de escenas oscuras en las que cuesta enterarse, pero en general pasa el corte.

Sin embargo, si tengo que destacar una cosa de la película, esto es sin duda la escena postcréditos, que me dejó con el culo torcido y aplaudiendo como una foca, por todas las posibilidades que abre.

Y hasta aquí puedo leer.

domingo, 17 de octubre de 2021

Finde con... ¡por fin victoria!

17 meses y 9 días desde la última vez que me llevé una alegría en Miribilla.

Sí, por fin he podido ver ganar un partido al Bilbao Basket, lo que rompe con la racha de derrotas en liga (llevaba 0-5) y la racha más larga de no verles ganar en directo. Pero eso no ha sido lo único del fin de semana, así que seré, como siempre, cronológico.

El viernes poco reseñable, con gimnasio (donde aprovecho para empezar la tercera temporada de You) y luego a la lonja, donde jugamos una partida al Clank! (pierdo miserablemente) y luego vamos al parque a bebernos unas cocacolas.

El sábado por la mañana gimnasio, aunque no tardaría en recuperar las calorías quemadas, pues para comer me habían invitado unos amigos a su casa y por la noche tenía cena. Así que sospecho que el balance calórico me sale positivo.

Domingo, llega la cita marcada en rojo en el calendario, pues perder el partido de hoy habría sido ya desastroso. Y madre del amor hermoso, menudo sufrimiento. A punto he estado de pedir que me dieran la epidural, pues un partido que ha sido apretado todo el rato ha tenido un momento en el que el equipo visitante, el Fuenlabrada, se ha puesto 13 puntos arriba a falta de 8 minutos. Todo parecía muy negro, pero con la inestimable colaboración de los rivales se ha podido voltear el partido y, con un final muy emocionante, ganar. Saboreemos el momento, que este año me temo que va a haber pocos días así en Miribilla.

Y ya para cerrar, por la tarde cine, a ver la segunda de Venom y un paseo para volver a casa (que era en Megapark, y aunque nada me impedía coger el autobús, he cogido la costumbre de volver a pie).

sábado, 16 de octubre de 2021

Las leyes de la frontera

El regreso del cine quinqui.

Daniel Monzón, que hace tiempo se redimió de "El corazón del guerrero", nos transporta en esta ocasión a 1978, para contarnos la historia de Nacho, un adolescente de Girona, lo que se diría un pardillo, que es víctima constante de bullying y al que le cambia la vida por completo cuando conoce a Zarco y Tere, dos maleantes que lo adoptarán en su banda, y poco a poco se irá metiendo en una espiral de la que ya no podrá salir. Un poco la clásica historia de ascenso y caída criminal, pero en la España de la transición.

Muy bien hecha, muy bien recreada y con algunas escenas de acción impecables, consigue mantener el interés y no decepciona en absoluto. Y los actores, en su mayoría poco conocidos, cumplen perfectamente con su papel. 

Tal vez no sea una obra maestra, pero sí una buena película,

viernes, 15 de octubre de 2021

Más de Marvel Champions: Nebula y The Hood

Los recién llegados.

La colección de Marvel Champions sigue creciendo con una de cal y otra de arena. Aún con la caja de Thanos recién abierta, traen a otro integrante de los Guardianes de la Galaxia (de las películas quedaría Mantis, pero no creo que vaya a tener pack propio, al menos en el corto plazo) como personaje jugable y a un villano, Capucha, que la verdad es que ni me sobaba, pues en los cómics es bastante reciente, pero trae un montón de conjuntos modulares de encuentros que permiten expandir el juego y sus posibilidades. Y algunos parecen bastante puñeteros, por cierto. 

jueves, 14 de octubre de 2021

Mare of Easttown

Kate Winslet es Mare Sheehan.

En un pequeño pueblo Pennsylvania, llamado Easttown, donde hace años desapareció una joven sin que nadie llegara a saber lo que sucedió, todo se revoluciona cuando otra joven aparece asesinada. Esto removerá especialmente la vida de la detective Mare Sheeran, que además del trabajo policial tiene que lidiar con su vida personal.

Así contado no suena muy espectacular, pero el mérito de la serie está en cómo está hecha, pintando muy bien los personajes, sus relaciones y un retrato costumbrista de ese pueblo estadounidense. Sin grandes artificios, pero una buena factura, la serie nos va contando la resolución del caso, hasta llegar a un final del que no voy a hablar aquí, pero puede haber quien lo encuentre demoledor. 

Tampoco puedo decir de ella más que es lo que esperaba de ella, que en general está bien hecha, y que me gustó especialmente el personaje interpretado por Evan Peters, como el agente Collin Zabell. KAte Winslet bien también, pero no perdono que el Emmy se lo dieran a ella y no a Elizabeth Olsen.

miércoles, 13 de octubre de 2021

Academia de liquidadores

 Me temo que será menos divertido que esto.

Recientemente la Diputación Foral de Bizkaia ha convocado varias oposiciones, entre las que están las de Técnicos Medios de Gestión Financiera (coloquialmente llamados liquidadores) y, a diferencia de otras que ha habido, me he inscrito.

Mi intención desde luego no es sacar plaza, ya que no tengo puntos y sobre todo no estoy por la labor de pegarme la tripada de estudiar que me pegué cuando saqué la plaza de administrativo (básicamente varios meses en los que no tenía vida), pues no veo la necesidad, que donde estoy, estoy a gusto. En realidad mi intención es simplemente hacer el primer examen, a ver si se da más o menos bien y entro en bolsa, pues es un test, que siempre es más cómodo de hacer (si llega a ser escrito no me apunto ni borracho) y con el primer examen se va a bolsa, y nunca se sabe cuándo puede venir bien eso. Además, al tener plaza de administrativo (bueno, técnicamente "Informador de atención ciudadana") voy por el turno de promoción interna, que me quita unos cuántos temas.

Y en la línea de esto, hoy me he apuntado a una academia, a la que iré una tarde a la semana, para ya que voy a ir al examen prácticamente sin estudiar, por lo menos de cara al test que me suenen las cosas. Un planteamiento completamente diferente al de la anterior vez, y con unos objetivos completamente distintos. Aquella vez me jugaba todo y puse toda la carne en el asador, aquí voy porque no tengo nada que perder, y si la cosa no sale bien, pues me quedo como estoy y tan amigos. 

martes, 12 de octubre de 2021

Puente sin puente o el microfín de semana

No me he acordado de hacerle foto cuando estaba desplegado. 
 
Se hace rara esta sensación de martes, que es como si fuera domingo y a la vez sábado, pues ayer trabajé, hoy evidentemente no y mañana otra vez a la oficina. Ayer fue un lunes raro, pues por una parte la parte del curro fue como un lunes normal (bueno, normal hasta cierto punto, pues lo de estar hasta las 20:00 llevaba mucho sin hacerlo), pero en vez de ir a teatro al terminar (este año tampoco me he apuntado), quedé con un amigo para cenar y sentar las bases de una idea rolera que hemos tenido. Y al volver a casa me puse un poco con ello.

Hoy por la mañana, como si fuera fin de semana, gimnasio matutino (una hora de cardio, viendo Midnight Mass), comer y por la tarde a la lonja, para darle al Eldritch Horror. En realidad se podría decir que estrenaba juego, pues me lo compré antes de verano por darme un capricho, y más allá de un intento en solitario no había llegado a jugar. Partida desastrosa, por cierto, en la que Yog-Sototh nos ha barrido. Luego unas partiditas al Coup, que tampoco es que me hayan ido mejor y a casa.

Mañana será una extraña, aunque agradable sensación de ser lunes y a la vez miércoles. 

lunes, 11 de octubre de 2021

El juego del calamar

Opositores, justo antes del examen escrito de coreano.

Los Daft Punk se unieron a la banda de La Casa de Papel para organizar una mezcla entre Saw y Humor Amarillo. Lo llamaron "El juego del calamar". 

Es la serie del momento, y hay que admitir que pese a sus errores es bastante adictiva, y además enciuerra (bueno, más bien contiene, que es muy evidente) una critica social a los efectos del capitalismo más salvaje en Corea del Sur, siendo sobre todo una serie muy fácil de consumir (siempre que no se trenan problemas con la sangre y las tramas truculentas, clar), con un ritmo narrativo bastante ágil.

Esto va de que por razones que se explican en la serie, un montón de coreanos empobrecidos y comidos por las deudas acaban sometitos a una suerte de siniestras "oposiciones", en las que el premio es una considerable cantidad de dinero (al cambio unos 25-30 millones de euros), pero el castigo para el fracaso es la muerte. Un poco como en los exámenes de ciudadanía de 2084, vaya, con el añadido de que aquí losp participantes también se identifican por el número.

Es divertida, y me la he ventilado en una semana, pero es necesario admitir que es una serie a la que se le ven las costuras, con muchas cosa que no tienen sentido, tramas que no llevan a ninguna parte (¡hola, señor policía!) y giros de guión que se ven venir prácticamente desde el comienzo de la serie, pero en el fondo nada de eso importa, y se le perdona porque la gracia de la serie es ir viendo a qué retorcidas pruebas someterán a los infelices participantes y cómo saldrán de ahí. Serie de ver comiendo palomitas. 

domingo, 10 de octubre de 2021

Finde sin puente

Los animalicos del New York Zoo.

Para algunos hoy es solo un punto de inflexión dentro de un largo semana pero para otros, entre los que me incluyo, hoy es un domingo normal, pues mañana hay que trabajar. Y como domingo que es, lo aprovecharé para irme a lo típico de los domingos: comentar el fin de semana.

El viernes por la tarde fui al gimnasio, luego un rato a la lonja y por último a lo narrado ayer de la noche blanca de Bilbao. Más detalles aquí

Sábado por la mañana no voy al gimnasio, pero en su lugar me pego una caminata hasta el Megapark, como algo por ahí y vuelvo. Total, 24 kilómetros. En casa me ducho, veo un rato la tele y tiro para la lonja, donde juego una partida de Dune (otra vez victoria con la Bene Gesserit), New York Zoo (donde gano sin esperarlo) y Fallout Shelter, donde me quedo cerca pero no gano, rompiendo así el perfect.

Domingo por la mañana, termino de ver El juego del calamar (mañana la comentaré), voy un rato al gimnasio, como algo y vuelvo a la lonja, donde tenemos una animada nueva sesión de La gran campaña de Pendragon, protagonizada por un copioso y animado banquete. 

Y eso ha sido cuanto ha dado de sí el fin de semana. 

sábado, 9 de octubre de 2021

Noche blanca por sorpresa

¡Lucha encarnizada!

Casi de casualidad nos enteramos ayer de que este fin de semana se celebraba la noche blanca de Bilbao (que me sonaba que suele ser por junio), así que aprovechamos para acercarnos a Atxuri, empezando el recorrido por el concierto de acordeón en la iglesia de la Encarnación. Bonito, pero algo monótono. De ahí fuimos al claustro del museo de arte sacro, donde estaba una de las cosas que más me gustaron, una exhibición de water painting muy vistosa, con un artista capaz de hacer que lo difícil pareciera fácil.

Seguimos con la ruta hasta San Francisco, con la Wunderkammer del yacimiento de la plaza del Corazón de María, donde nunca habíamos estado; una decoración con sombras y luces bastante bonita. De ahí al museo de reproducciones para ver el Gyrovagues, una proyección de efecto tridimensional, que guay, pero era verla y ya.

Seguimos caminando y llegamos a un teatro Arriaga invadido por simpáticos caracoles brillantes. Había que hacer algo de cola para hacerse la foto, pero no iba a renunciar a hacer el tonto.

Siguiendo con la ruta, y sin hacer un análisis exhaustivo de cada atracción, nos pegamos el atracón de luces y sonidos, que convertían Bilbao en una especie de Gotham en miniatura, con un puente Zubizuri digno de película Cyberpunk, icebergs en la ría, un fuerte de cojines gigantes, juegos infantiles a gran escala o un paseo por el Bifröst. 

Un plan diferente para un viernes noche y yo encantado de que se hagan cosas como esta en Bilbao. 

viernes, 8 de octubre de 2021

Gimnasio sin reservas

El mensaje que me ha alegrado la tarde.

AVISO IMPORTANTE: Debido a la nueva situación, a partir del 7 de octubre, se desactivan las reservas de uso de gimnasio y piscina. Queda habilitado el acceso libre con la cuota correspondiente para cada servicio. Con ese mensaje me ha recibido la web del gimnasio cuando he ido a hacer la reserva para sudar hoy un rato, y por primera vez desde que estalló la pandemia, por fin he podido ir sin tener que reservar, pues desde que reabrieron este había sido el sistema, ya que el aforo era limitado y de alguna manera había que controlarlo.

Lo de la reserva tenía el inconveniente de que según cuándo quisiera ir había que cogerlo con bastante antelación, pues cuando de vacaciones o en fin de semana iba por la mañana no solía haber pegas, y en horario de verano, pronto después de comer, tamnpoco. El problema venía si uno pretendía ir en la franja entre las 17 y las 21, que es cuando de normal puedo, que sin antelación volaban las plazas en seguida. Y ante la tesitura de reservar con tiempo y luego si salen otros planes cancelar, que me parece algo muy feo y me da rabia cuando lo hacen otros, la consecuencia es que acababa yendo mucho menos. Y ya me veía que este curso entrante iba a ser así (aunque menos, pues el aforo ya lo habían ampliado), pero hoy he podido ver que no ha sido así. No obstante, se me ha hecho raro ir sin reservar, y me sentía casi como si me estuviera colando.

Y bueno, aparte de la evidente comodidad que implica, esto tiene otra lectura muy positiva, pues es otro pequeño paso que nos va acercando a la tan ansiada normalidad.

jueves, 7 de octubre de 2021

RESIDENT EVIL: WELCOME TO RACCOON CITY - Trailer

A peor no van a ir.

No será la primera vez que Resident Evil, la exitosa saga de videojuegos de Capcom en la que unos agentes se enfrentan a oleadas de zombis en el que es posiblemente el exponente más conocido del género survival horror, sea llevada a la pantalla, pues para el (mal) recuerdo quedan la pésima saga de W.S. Anderson, que insultaba a espectadores y fans del videojuego por igual, por lo que las expectativas no son demasiado altas.

En este trailer, que me genera las dudas sobre si es de verdad o cachondeo (pues parece un vídeo de coña, pero con actores caros) nos dan a entender que sí quieren intentar ser, al menos en lo estético, más fieles al videojuego (que, en comparación con lo que hacían las otras películas es como decir "más fiel a su pareja que Zeus"), del que literalmente calca escenas, siendo una mescolanza del Resident Evil 1 y el 2.

No sé lo que saldrá de ahí, pero tengo cero dudas de que, como persona sin criterio que soy, iré a verla, y tiene la ventaja de que el listón está tan bajo que es imposible no mejorar las películas que protagonizó Mila Jovovich. Espero no comerme mis palabras en noviembre. 

miércoles, 6 de octubre de 2021

Comienza la campaña de Los más buscados

 
What if: ¿Y si Ironman hubiera sido un Guardián de la Galaxia?

La campaña que cayó en mis manos en abril, Los más buscados, ha tenido hoy el honor de ver su primera partida, en la que los personajes de la foto; Gamora, Iron Man, Rocket y Groot, han podido abortar la invasión Baboon del avieso Drang. Hoy ha sido relativamente fácil, pero veremos cómo se da el resto de la campaña, que amenaza con ser puñetera. Advertidos de su dificultad, estamos jugando en un nivel híbrido entre el normal y el experto (jugamos en normal, pero con la regla de guardar la vida de un escenario a otro y las tres cartas de encuentro experto), a ver si conseguimos ganar, pero sin que sea tampoco el paseo militar que fue la de Cráneo Rojo

Veremos. 

martes, 5 de octubre de 2021

El temido regreso de las tardes

Vespertino, pero (de momento) sin aullidos.

Ya es octubre (desde el viernes, para más señas), lo que significa que volvió el horario de verano y con él las tardes. Pero a diferencia de lo que fue el año pasado, que las hacía atendiendo llamadas telefónicas desde casa, estas ya vuelven a ser de atención presencial, y la verdad es que lo prefiero. Es cierto que el comer en casa y trabajar desde el sofá tiene su punto de comodidad, pero no me terminaba yo de hacer al tema del teletrabajo, y además de esta manera damos un mejor servicio público (que básicamente es para lo que me pagan) y me quedo moralmente más a gusto.

Pero se me hacen de largos los lunes hasta las 20:00...

lunes, 4 de octubre de 2021

Prison Break

Michael Scofield, con un mapa en el cuerpo y una flor en el culo. 

En los inicios de la era dorada de las series despuntó mucho esta serie, con una premisa muy interesante: un hombre se cuela en una cárcel para ayudar a escapar a su hermano, injustamente condenado a muerte, pero para poder llevar a cabo su plan de fuga, se tatúa en el cuerpo los planos de la cárcel.

Y la verdad es que la primera temporada está muy bien, sobre todo la primera mitad, que es espectacular. Con unos personajes interesantes, un plan elaborado y sobre todo un ritmo que hacía de la serie algo adictivo y nos obligaba a querer ver más, pues nos cautivaba tanto el plan de fuga como el ambiente carcelario o las oscuras conspiraciones que se daban fuera.

Pero llega un momento en el que el chicle empieza a estirarse demasiado y, al principio de forma gradual, pero cuando alcanza el punto de no retorno se llega a degradara una velocidad que hace que Prison Break se convierta en el ejemplo de cómo una gran serie se puede convertir en una mierda absoluta.

Haciendo un repaso a su decadencia, tenemos que:

Primera temporada: Sublime, con un comienzo brillante y capítulos que se consumen como pipas. Hay un punto de inflexión en el que la serie podía haber terminado y quedar como miniserie redonda, pero aunque el resto está un punto por debajo, sigue rayando a un nivel muy alto, hasta llegar al apoteósico momento de la fuga de la prisión.

Segunda temporada: Se han escapado, vale. Pero la historia sigue, que ahora toca corretear por el país, como pollos sin cabeza, para que lo les pille la poli. Siendo bastante inferior a la primera temporada, mantiene más o menos el tipo con dignidad, aunque empieza a dar muestras de agotamiento y además cae en recursos narrativos pobres, entre ellos, para mostrar lo listo que es el nuevo enemigo, el genial Alex Mahone, hacen que el brillante Michael Scofield se comporte a veces como un retrasado.

Pero entonces llega la...

Tercera temporada: Con la serie ya moribunda, las tramas agotadas y todos losretruécanos gastados, se sacan una brillante idea de la chistera y buscan una excusa ridícula para meter a todos los protagonistas de la serie, sin venir muy a cuento, en una cárcel panameña. Vuelta a la casilla de salida, con el esquema de un plan de fuga dentro de la cárcel y oscuras conspiraciones de la ominpresne y misteriosa Compañía fuera. Pero no se vayan todavía, que aún hay más.

-Michael, eres mi hermano y te quiero, pero eres un inútil y no te sale ni un puto plan a la primera.
-Sabía que dirías eso, Lincoln.
-Joder, qué hostia tiene, qué hostia...

Cuarta temporada: Ya se han fugado, otra vez, de la cárcel y ahora todo el grupo de protagonistas (antes se odiaban, pero con el tiempo se han hecho amiguitos) es contratado por la CIA para resolver conmspiraciones gubernamentales, terrorismo internaional y el robo de un pendrive gigante, al más puro estilo Equipo A/Misión Imposible, donde el efectismo queda por encima de todo y nada tiene sentido. Tramas inconsistentes, personaje que cambian de lealtad como quien cambia de calzoncillos y la serie rebozándose por el lodo, haciendo que parezca que ya no pueda ir a peor.

¡Ja!

Cuando parece que todo está cerrado y la serie ha tenido ya un final más o menos honroso (ridículo y lleno de Deus Ex Machinas, pero finiquitando las tramas), meten a modo de despedida un capítulo que sirve para dos cosas: colar OTRA fuga de prisión y matar al protagonista de la serie.

Bueno, pues ya está, ha sufrido, ha sido horrible, pero por fin Prison Break puede descansar en paz. ¿verdad?

Quinta temporada: Siete años después descubrimos con horror que Michael no estaba muerto, estaba de parranda o, mejor dicho, y esto casi me da vergüenza escribirlo, en Yemen, encerrado en una cárcel... y con unos misteriosos tatuajes, con mensajes en clave y tal. Esta quinta temporada hae que la tercera y la cuarta parezcan respectivamente The Wire y Los Soprano, y el nivel de ridiculez es tal que lo más difícil era aguantar las ganas de gritarle a la tele. Si debo decir algo positivo de ella, que solo tiene 9 capítulos.

Y parece que ahí termina el horror, aunque hubo amenazas de que iban a hacer una sexta, pero parece que la lucha antiterrorista lo impidió.

domingo, 3 de octubre de 2021

1º Fin de semana de octubre (¡Terminé Prison Break!)

Estrenando monitor.

En puridad lo del monitor correspondería al jueves, que es cuando compré monitor nuevo al quedarse frito el anterior, pero tampoco tenía ninguna imagen relevante y algo había que poner.

Dicho eso, me voy al viernes, que todavía estaba de vacaciones y aproveché la mañana para probar la nueva expansión del Marvel Champions e ir a sudar un poco en el gimnasio. Por la tarde salí a dar una vuelta y luego a la nueva casa de un amigo, donde entre una cosa y otra estuvimos hasta las 3 de la mañana bebiendo y arreglando el mundo unos pocos.

Sábado por la mañana, repito la secuencia gimnasio+Prison Break y luego me voy un rato a hacer mis kilómetros de andar, para aterrizar en la lonja, donde jugamos al King of Tokyo y estamos de charleta, yo hasta las 2, el resto siguieron.

Domingo por la mañana voy a hacer cardio y temino, por fin, la infame 5ª temporada de Prison Break. Luego una ducha y a comer, en el indio de Iturribide, con amigotes del basket. La comida bien, el partido, contra el todopoderoso Barça, un dolor.

Y ese ha sido el fin de semana.

viernes, 1 de octubre de 2021

Thanos ya está aquí

 Todas debidamente enfundaditas. 

El juego de cartas coleccionables de los cómics de Marvel, Marvrel Champions, sigue creciendo y ayer le tocó el turno a la nueva y flamante expansión "La sombra del titán loco", que incluye dos héroes (Adam Warlock y Monica Rambeau) y 6 villanos (Ebony Maw, Corvus Glaive, Proxima Midnight, Hela, Loki y el propio Thanos), que pueden usarse por separado o como parte de una sin duda desafiante campaña que incluye.

Lo que sí he podido ver, de momento, son cartas muy golosas, que pasarán a engrosar cualquier mazo que utilice.