domingo, 9 de mayo de 2021

Fin de semana (y del estado de alarma)

Inusitada visión de bares abiertos a las 21:00.

Obviamente cualquier cosa que cuente empequeñece ante el evento más importante que ha sucedido este fin de semana, con la finalización del estado de alarma y con ello el fin de algunas restricciones, como la movilidad territorial, los grupos de más de 4 personas y el toque de queda, que para mí era de los más molestos y al que menos sentido le veía.

Pero por seguir con las costumbres del blog, me voy al viernes, que tenía cine por la tarde, volviendo a Las dos torres. En realidad del viernes poca cosa más que contar, ya que ese día a las 22:00 ya estaba en casa, dado que aún era obligatorio.

El sábado por la mañana al gimnasio, que toca quemar un poco de lorza, y tras dar buena cuenta de unas ricas alubias rojas (no es algo muy complejo, pero era la primera vez que las hacía y tiene su gracia, porque de niño me repugnaban) me voy a la lonja a echar la tarde. 

Ricas y sacramentales.


En la lonja le damos a El banquete de Odín (donde gano), unas manos al Código Secreto y cuando dan las 22:00 nos embozamos con una capa de clandestinidad hasta las 0:00 y jugamos a La furia de Drácula. Una derrota rápida (me pilló MUY despìstado) y una victoria emocionante. Y a eso de la 1, ya de legal, me retiro a casa. Primer día desde octubre que puedo retirarme sin mirar el reloj.

Domingo por la mañana me voy dando un paseo a Distrito Zero, la tienda de juegos de mesa que hay en San Ignacio (para no versados en geografía bilbaína, en la otra punta de la ciudad) donde me tenían que dar las cartas de Marvel Champions de Coloso. No las oficiales, que no existen, sino un print&play que se curró un aficionado al juego. Vuelvo dando un paseo y con eso me ahorro el gimnasio.

Por la tarde le doy caña al NBA 2K21 (gané la liga con los Hornets, me traspasaron a los Hawks y lucho por ser el MVP de la temporada con mi monigotín) y me voy al cine, a ver Aquellos que desean mi muerte, de la que ya hablaré mañana.

Eso ha sido todo.

viernes, 7 de mayo de 2021

El Señor de los Anillos: las dos torres

Liv Tyler, con su gran peso en la película y la trama, destacada en el cartel.

Igual que la semana pasada, ha tocado volver al cine para el reestreno de esta vez la segunda parte de la épica trilogía de Peter Jackson, que vi en su día sin haber leído los libros y sin saber más que lo que conocía del juego de rol y la película de Ralph Bakshi.

Me gustó muchísimo cuando la vi, claro, igual que me gustó cuando vi (la versión extendida unos años más tarde) y lo que es más importante, me ha vuelto a gustar hoy. Ciertamente, son películas que han envejecido muy bien en lo visual, con especial atención a Gollum, el personaje que nos dio a conocer al genial Andy Serkis. 

Sobre la película poco decir que no esté dicho ya, me quedo más con las sensaciones que me transmite volver a ver en pantalla grande y sobre todo me quedo con dos: lo simpático que resulta ver algunas escenas e imágenes que ya son memes, en su contexto original y no tener que gritar "mierda, aún queda un año para ver la próxima película y ver cómo sigue esto", como me sucedió en 2002. Ahora hay que esperar, pero solo una semana. Y sabiendo cómo termina, claro. 

jueves, 6 de mayo de 2021

Nadie

Quiero una secuela de esto.

Bob Odenkirk abandona el registro al que nos tiene más acostumbrados de actor de comedia o tal vez el que sea su papel más conocido, el parlanchín Saul Goodman de Breaking Bad o Better call Saul, para convertirse en uno de los tipos duros de Hollywood, y además de manera bastante convincente. Y lo hace en una película que nos transporta a ese cine de acción de los 80-90, con humor y adrenalina, propios de clásicos como Arma Letal o La Jungla de Cristal, donde el héroe puede con los malos, que son muy malos, pero por el camino se lleva una buena sarta de hostias y cicatrices.

La historia nos habla de Hutch, un aburrido oficinista que lleva una vida muy monótona pero es feliz con su familia, hasta que un día algo perturba esa paz, algo hace click en la cabeza de Hutch y se lía. Además se lía pero bien, porque en su arrebato de furia se cruza por el camino con un peligroso capo de la mafia rusa y los elementos que se han estado cociendo a fuego lento en una olla a presión explotarán, en una divertidísima película de violencia y fantasmadas que harán pegar saltitos en la butaca a los que, como yo, son entusiastas del género. A esto le sumamos una música bien elegida y un ritmo trepidante y tenemos una película palomitera y muy, muy disfrutable. 

miércoles, 5 de mayo de 2021

Tarde huronil

Mochi, devorando a su presa.

Hace un par de semanas unos amigos adoptaron una hurona, a la que han bautizado como Mochi, y hoy ha sido la presentación en sociedad, de modo que nos han invitado a su casa a merendar y ver al bichillo, para el que la merienda a veces éramos nosotros, pues su forma de jugar es mordisquearlo todo, humanos incluidos.

Un amor de animalillo, que como todavía es jovencito resulta aún más adorable de lo que ya de por sí suelen ser los hurones.

martes, 4 de mayo de 2021

Trailer de Marvel: todologordo

Me emocioné viéndolo, lo admito. 

Aunque el título del vídeo dice que es el trailer de Eternals, no es verdad. Es un vídeo promocional de las novedades que traerá Marvel, y lo veo con la ilusión de un niño pequeño, sabiendo que me las voy a ver todas.

lunes, 3 de mayo de 2021

Crónica de una tormenta

Gran dueto protagonista.

Esta es una de esas películas que perfectamente podrían ser una obra de teatro, ya que se desarrolla toda prácticamente en el mismo sitio y solo tiene tres personajes, si obviamos llamadas telefónicas y derivados. 

La acción se desarrolla justo antes nochebuena en las instalaciones de un importante periódico, tras el cierre de la redacción. Todo el mundo se ha ido a casa salvo el director y la subdirectora, que tienen que tener una conversación muy importante, y mientras fuera cae una impresionante tormenta en su sentido más literal, dentro se dará otra más metafórica, pero mucho más interesante. 

Sin entrar en detalles sobre la trama, esta crónica de la tormenta trata con acierto y maestría por parte de Clara Lago y Ernesto Alterio, geniales ambos, la ética periodística, las cloacas de la prensa, las relaciones de poder, las desigualdades de género, los ambientes laborales tóxicos... y lo hace con personajes muy humanos, en situaciones que se hacen perfectamente creíbles, que consiguen cautivar la mirada del espectador.

No sabía nada de esta película y he ido al cine sin ningún tipo de expectativa sobre qué me iba a encontrar, y debo decir que no me arrepiento en absoluto de mi decisión. 

domingo, 2 de mayo de 2021

Finde sin Marvel, pero con Tolkien

Adecuadamente vestido para la ocasión.

Otra semana que se termina y ya estamos por la tontería en mayo. Este viernes se caracterizaba por no tener capítulo de Marvel, pues Falcon&Winter Soldier terminó ya la semana pasada. Un poco de vaguear y jugar a la consola en su lugar, luego un paseo y a casa.

El sábado, festivo, cocino para el domingo (un salmón al curry que me ha quedado de rechupete) y salgo a dar otra vuelta, y por la tarde una de cine: La comunidad del anillo.

Luego unas cervezas (bueno, yo Coca-Cola) en casa de un amigo y antes de las 22:00 retirada. Ya en casa, la funcionalidad de reproducción aleatoria de Netflix me lleva a ver el primer capítulo de ¿"Quién mató a Sara"?

Hoy domingo, me despierta a las 8:30 una llamada telefónica que no es para mí, y ya que estoy despierto me pongo en marcha. Paso por casa de mi padre, que me dona su viejo equipo de Home Cinema y luego voy a Bolueta a acompañar a cierta persona que empieza trabajo nuevo en seguida por aquella zona. Bajamos dando un paseo, un poco de poteo y en casa me esperaba el salmón al curry que cociné ayer. Delicioso.

Por la tarde algo de juegos de mesa, con Carcassonne, Ubongo y Crónicas. Y eso ha sido más o menos lo que dio de sí el fin de semana.

sábado, 1 de mayo de 2021

El señor de los anillos: La comunidad del anillo

Qué febril la mirada.

Generalmente, cuando hablo de una película suele ser porque la acabo de ver (normalmente en el cine o, cuando no se ha estrenado en cines, mediante Internet), pero como ha pasado en alguna otra ocasión, hoy he ido al cine a ver una película que ya había visto hace bastantes años (cuando se estrenó, en 2001), y como siempre que voy al cine toca entrada, pues esta vez no podía ser menos.

Aunque tampoco tiene mucho sentido ponerme a estas alturas a hacerme una crítica al uso (o sí, pero me da pereza), sino que me centraré más en la sensaciones, y en qué distinto es ver esta película que verla en su día, sin haber leído la historia y conociendo de la Tierra Media solo lo que había leído en el juego de rol. Y también es curioso cómo la memoria modifica los recuerdos, pues por ejemplo recuerdo que la sensación que me dio al verla por primera vez fue, en cuanto apareció Boromir, pensar "este es el malo que los va a traicionar", y viéndola de nuevo, tampoco da tantas pistas (está lo de que sale Sean Bean y muere, pero entonces no estaba tan extendida la coña).

Hoy la he vuelto a ver, conociendo la historia y con el libro recién empezado (por fin me puse con él hace unos días, justo antes de saber que iban a reestrenar las películas), lo que me permite, cosa que no fue así la otra vez, irme fijando en diferencias libro/película.

En cualquier caso, un deleite para los ojos, que ha envejecido muy bien en lo visual, una saga que se convirtió en un clásico instantáneo y que a pesar de su duración (3 horas) no se hace nada larga.

Dentro de una semana estaré hablando de que he ido a ver Las dos torres, claro.