domingo, 28 de febrero de 2021

Fin de semana rolero

El sábado vimos al Puppy enmascarado.

Se termina febrero y se termina el fin de semana, por lo que toca ir a los clásicos.

El viernes se ha convertido, gracias a Wandavision en el día de la semana que espero con más ilusión, así que comida, siesta y tele. Luego un paseo, ya sin bares y a casa.

El sábado por la mañana lo dedico a jugar a X-Com 2, luego toca comida en el indio y una tarde relajada con más ordenador y paseo. La noche es para rol, online, al psicodélico juego Precarious World, dirigido por su autor.

Domingo por la mañana X-Com, gimnasio y a comer. Por la tarde rol, esta vez presencial, donde dirijo un experimento que hacía tiempo que quería poner en marcha, llevando por primera vez a la mesa una idea que hasta hoy solo estaba en mi cabeza.

Y eso ha sido todo más o menos.

sábado, 27 de febrero de 2021

Xcomiendo

Inciso en la inactividad para dar señales de vida y decir que esta expansión me está gustando mucho.

jueves, 25 de febrero de 2021

El profesor de persa

El protagonista es un farsiante

Una película ruso-bielorrusa, rodada en alemán y protagonizada por un actor franco-argentino es un curioso cocktail que da como resultado una película bastante amena e interesante, con un tema tan trillado como el holocausto pero un enfoque bastante original.

Nos cuenta la historia de Giles, un judío belga que es capturado por las SS, y cuando va a ser fusilado suelta como excusa que él no es judío, que en realidad es persa. Y como casualmente el capitán de los nazis necesita un traductor de farsi, consigue salvar la vida, de modo que es conducido al campo de concentración, donde se le asignará la tarea de impartir clases del idioma persa al capitán. El problema es que como no tiene ni puñetera idea de dicho idioma, se lo tiene que ir inventando sobre la marcha, para evitar que le peguen un tiro. Con increibles dosis de ingenio y suerte, Giles consigue ir sobreviviendo, y el resto ya lo cuenta la película.

La película habla también un poco de la vida de los soldados alemanes y sus cosas, que no es que vayan a ninguna parte, pero que me gusta porque los humaniza. Aqí quiero dejar claro que cuando digo que los humaniza no estoy diciendo en absoluto que los blanquee o dulcifique, sino que los muestra como lo que realmente eran, unos hijos de puta, pero humanos, no robots. Y nos muestra muy bien lo que es capaz de hacer un gilipollas cuando le das un uniforme, un arma y completa impunidad para hacer lo que le dé la gana, incluyendo el poder sobre la vida y la muerte.

Con una curiosa combinación, que mezcla escenas más o menos amables, alguna incluso cómica, con otras en las que muestra en todo su esplendor los horrores de la guerra, logra tener un estilo bastante propio, que da bastante entidad a la película. 

También hay que decir que en general resulta todo bastante poco creíble, pues la propia trama de la película no se sostiene ni con pinzas y a veces el cúmulo de casualidades puede resultar excesivo. Pero yo creo que eso es algo que se le puede perdonar, pues sin esas cosas no habría historia que contar. 

miércoles, 24 de febrero de 2021

Rol con Euskolabel


No son pocos los juegos de rol hechos por vascos, una tradición que se remonta a 1991, cuando la editorial bilbaína Ludotecnia publicó Mutantes en la sombra, que sería el primero de muchos. 

Conviene aclarar, a la hora de explicar los criterios, que a los efectos contaremos como juego de rol vascos aquellos que tengan al menos algún autor vasco. Y, naturalmente, la lista queda sujeta a todo tipo de correcciones, que estoy seguro de que se me ha colado alguna que no tendría que estar ahí y de que me he dejado unas cuántas fuera. 

Así, contando juegos de rol hechos por vascos, me salen los siguientes:

Mutantes en la sombra (y Mutantes G2)
Ragnarok (1ª y 2ª edición)
Atopia (este escrito y publicado en euskera)

He dejado fuera de la lista módulos y suplementos, pues si empezara a contarlos la lista crecería, con productos como La sombra de Saros, El asesino invisible o la línea de módulos de El resurgir del dragón. Con revistas y fanzines mejor ya no me meto, que eso sí que iba a ser todo un mundo.

martes, 23 de febrero de 2021

Crece Disney+

Ahí se ven tres de mis series imprescindibles.

En sus planes de dominación mundial, hoy el gigante Disney ha dado un paso de gigante, aumentando su catálogo con la adición de Stars, lo que trae un montón de series y películas interesantes, y con pinta de que irá creciendo (he mirado ahora y había mucho más que a la mañana, cuando ya estaba Stars y no habían puesto todo). 

Si a esto le sumamos todo lo gordo que traerán de Marvel y Star Wars, pues sospecho que tendré "Disneyplas" para rato. Aunque ahora mismo, solo con que tengan Wandavisión, ya me han comprado. 

lunes, 22 de febrero de 2021

Tanteando el Grial

Despliegue del tutorial.

Elegido por nosotros como el juego que sucederá al Pandemic Legacy, hoy hemos estado probando un rato el Tainted Grail, aunque como no estábamos los cuatro, nos hemos limitado a probar el tutorial e ir viendo cómo son las mecánicas. Yo ya lo había hecho, pero siempre es mejor que lo conozcan más jugadores.

Me gusta bastante el tema de que el mapa se vaya haciendo con cartas, así como su mecánica de exploración, y se me hace un poco rara la mecánica de combate, dándome la sensación de que puede que nos cueste pillarle el truco. De todas formas, tengo también claro que lo que hemos visto es solo una pequeña parte del juego, y la gracia estará en irlo descubriendo a medida que juguemos.

viernes, 19 de febrero de 2021

Infarto

Memorias de un señor con bigote.

Que nadie se asuste, que mi salud coronaria, tanto la literal como la metafórica está perfecta. Infarto es el título del monólogo de Santi Rodríguez (popularmente conocido por su personaje del Frutero en la mítica serie Siete Vidas) en el que reflexiona sobre la vida y la muerte, la salud, los hospitales y los desayunos de los hoteles, y con un arte y una gracia magistrales hace reír al público durante aproximadamente 100 minutos.

Muy recomendable, con coñas realmente buenas (algunas un tanto escatológicas, todo hay que decirlo) y muy contento con haberle podido ver hoy en el Teatro Campos de Bilbao. 

jueves, 18 de febrero de 2021

Dando a la campaña de Cráneo Rojo

Vengadores unidos.
Hoy íbamos a haber empezado el Tainted Grail, pero como ha pinchado uno de los jugadores, en su lugar hemos empezado La tiranía de Cráneo Rojo, la minicampaña de Marvel Champions, enfrentándonos a su primer villano, que es el infame Brock Rumlow, más conocido como Calavera (Crossbones).

Los héroes elegidos han sido Capitán América (el más adecuado para untar los morros a Hydra), Doctor Extraño con su magia y Miss Marvel (Kamala Kahn). Y como nos parecía una alineación muy poderosa, nos hemos venido arriba y hemos decidido jugar en esperto, que por algo somos de Bilbao.

Ganar hemos ganado, y de hecho con la vida a tope, pero ha habido momentos en los que se ponía la cosa fea, cuando la mesa era un festival de agentes de Hydra por todas partes, con varios planes activos y Calavera untándonos el morro con sus juguetes. Por suerte, hemos podido gestionar bien los recursos y gracias a un turno en el que hemos desmontado más de la mitad de la vida del villano, nos hemos podido alzar con la victoria.

Próxima parada: el Hombre Absorbente. 

miércoles, 17 de febrero de 2021

Informe Sanitario

La cutreportada hecha por mí.

Una nueva enfermedad, a la que el Ministerio de Salud y Vida ha bautizado como COD86-20, ha irrumpido con fuerza en algunas de las 100 ciudades, mostrando una agresividad y una velocidad de contagio como no se habían visto desde antes de la guerra. Sus síntomas son debilidad muscular, fatiga y pérdida gradual de la capacidad respiratoria hasta, en algunos casos, la muerte por asfixia. Con la excusa de no alarmar a la población, la ONU ha preferido no facilitar más detalles de los necesarios sobre los efectos y vías de contagio de la COD86-20, por lo que es fuente inagotable de rumores e informaciones cruzadas. 

Para atajar la enfermedad, la ONU ha declarado un confinamiento parcial, de modo que todo ciudadano que no esté en su puesto de trabajo o en tránsito, debe permanecer en su domicilio, y cualquiera que muestre síntomas de haber contraído la enfermedad debe dar parte a las autoridades, para ser enviado a un CRS (Centro de Reclusión Sanitaria), para ser puesto en cuarentena hasta que se cure. Como es habitual, el incumplimiento de estas medidas puede llevar a sanciones bastantes graves, que pueden incluso llevar a la revocación inmediata de la licencia de ciudadanía. 

Al mismo tiempo, y pese a la insistencia de la ONU en desmentirlos, no dejan de aflorar rumores y conjeturas sobre el destino de los ciudadanos que son enviados a los CRS, que van desde que son sometidos a todo tipo de experimentos hasta los que dicen que son directamente eliminados.

Ahora, la pregunta que cabe hacerse es cuánto hay de cierto en la enfermedad y en los rumores sobre los procedimientos sanitarios de la ONU.

Este texto sirve de introducción a "Informe Santiario", un módulo para 2084 que terminé ayer de escribir y pseudomaquetar, y que he mandado antes a la editorial, con la intención de que esté en descarga gratita en Internet. 

De la misma no diré gran cosa, simplemente que es corta (yo creo que se puede ventilar en una o dos sesiones) y que debería servir para cualquier grupo de personajes, sean ciudadanos o anticiudadanos. La inspiración del tema, creo que es bastante evidente.

Enviado el manuscrito, ahora falta por ver cuándo tendrá a bien colgarlo la editorial.

martes, 16 de febrero de 2021

El Practicante

Mario Casas tiene que hacer frente a una grave discapacidad: irse quedando calvo.

Hace ya tiempo que Mario Casas se convirtió en actor y se ganó mi respeto, y que sin ser un crack acostumbra a mostrarse cuando menos solvente. Pero en esta ocasión le he visto flojo, muy flojo, hasta el punto en el que creo que lastra una película en la que la idea era buena pero aunque pone de su parte, me temo que le queda grande.

Ángel es un médico de ambulancia, bastante capullo, que un buen día sufre un grave accidente que le deja postrado a una silla de ruedas y se empieza a dejar llevar por la amargura, convirtiéndose en un auténtico monstruo, que se dedica a putear a sus seres cercanos y en especial a su pobre novia, de maneras bastante perturbadoras, en una escalada muy oscura que solo puede ir a peor y terminar de forma desastrosa.

Un thriller no del todo mal llevado, y con un final adecuado, pero al que la falta de un actor principal en condiciones le impide dar de sí todo lo que podría haber dado.

lunes, 15 de febrero de 2021

Anda ya

Tony Aguilar, presentador del programa en aqulla época. 

Prácticamente desde que tengo uso de razón, siempre he tenido radiodespertador y estoy muy acostumbrado a despertarme escuchando la radio. Pero aunque suelo despertarme escuchando el Hoy por Hoy de la SER (eso de escuchando es un decir, que con lo zombi que estoy ni me entero de lo que me cuentan), cuando era más joven era un fiel oyente de los 40 principales (que ahora se llama Los 40, a secas). 

Era el ya lejano septiembre de 1995, cuando empezaba yo el COU y, que empezó a correr un show matinal en mi emisora de referencia que se llamaba "Anda ya". Era un programa fresco, dinámico, que mezclaba música y humor, y que a mis 17 años me encantaba.

Pero el tiempo fue avanzando. Terminé el instituto, fui a la universidad, y no recuerdo si esto fue antes o después de acabar la carrera (diría que poco después de terminar, aunque me bailan fechas), pero me pilló una época en la que me noté que me despertaba todas las mañanas de mala hostia, y entonces me di cuenta de que era porque lo que me hacía gracia con 17 años, con ventipico ya no tanta. Podría ser porque el programa había ido mutando hasta ser un espacio de radiobasura con chistes sin gracia y demasiado foco en las bromas telefónicas (essto concretamente no me hacía gracia ni de niño) o simplemente que me había ido haciendo mayor y cambiado mis gustos. Pero cambié el dial de la radio, puse la primera que pillé y pasé a levantarme de mejor humor por las mañanas.

Seguramente hoy es el día en el que preferiría despertarme con un enjambre de alacranes silvestres correteando por mi cama untados en crack, pero a pesar de esa relación amor-odio, sería injusto no dedicar un pequeño recuerdo a ese programa. El programa, por cierto, y si no me equivoco, sigue en antena 25 años después.

domingo, 14 de febrero de 2021

Crónicas del cachopo

Riiiiiico...

Aunque el título solo habla del domingo, dedicaré la entrada a todo el fin de semana, que es lo típico de los domingos, y si no lo hago me siento raro.

El viernes ya hablé del ritual marvelita, pero además de ello aproveché para ir a la lonja y jugar una partida de Thurn und Taxis y un par de partidas más al Love Letter antes de batirme en retirada.

El sábado por la mañana una de gimnasio, paseo y por la tarde fuimos mi señora y no a casa de unos amigos, a jugar una divertida timba al Mario Party de la Nintendo Switch. Para cerrar el día, por la noche me dejo liar para jugar una partida de rol por Internet, Yet Already, con el sistema Fuga, incluida en el libro Alas Vegas.

Y hoy domingo, tras el gimnasio, cachopo para comer y tarde de resolver misterios con el recién estrenado Crónicas del Crimen. 

¡A dar caza a los malos!

viernes, 12 de febrero de 2021

Los viernes, Wandavision+Strip Marvel

¡Cómo me gusta esta serie!

No voy a hacer aún la reseña de la que sin duda está siendo para mí la mejor serie de 2021, pero sí voy a aprovechar para hablar un poco del pequeño ritual que protagoniza los viernes, y que hace que el viernes sea, entre otras cosas por esto, el mejor día de la semana. Y en estos tiempos que vivimos, cualquier pequeña alegría vale un mundo.

Al visionado de cada capítulo se ha unido el correspondiente visionado del vídeo comentándolo del youtuber Dani Lagi en su canal Strip Marvel en el que demuestra, con bastante gracia y soltura que es una enciclopedia de los cómics de superhéroes y me gusta ver cómo va poniendo el foco en detalles del episodio que acabo de ver, que no son pocos. Como además a él también le está flipando la serie, el optimismo que rebosa al comentar, como que se contagia, y se ha convertido en complento necesario de la serie.

Wandavisión acabará, pero tenemos series de Marvel para rato, y si mantienen un nivel parecido a este, creo que este ritual de los viernes se mantendrá bastante tiempo.

jueves, 11 de febrero de 2021

Buscando metadona postpandémica

 

El dilema del Jokin

Nos hemos quedado huérfanos de Pandemic y toca buscarle reemplazo, que el formato campaña-legacy nos ha gustado bastante. El Gloomhaven ya lo estamos jugando, y el Seafall ya lo han jugado dos de ese grupo. así que las dos que se nos ocurren son Tainted Grail y El dilema del Rey, aunque realmente será el primero el que usemos, pues el otro es para cinco, y ya tenemos apalbrado el quinto jugador.

No puedo decir mucho de ellos, y tampoco he querido investigar demasiado, ya que la gracia en este tipo de juegos es ir aprendiendo las reglas a medida que se juega, pero en esencia, Tainted Grail (que técnicamente no es un Legacy) veo que tiene un efecto más rolero y es una aventura cooperativa de exploración y aventura en una especie de Ingleterra postartúrica, mientras que en El dilema del Rey, que es competitivo, los jugadores son las casas nobles que van asesorando a una dinastía de reyes, intentando salvar el reino mientras arriman el ascua a su sardina.

Ambos tienen muy buenas críticas y, por comentarios que leo, mecánicas muy orginales, y la realidad es que con el tiempo acabarán cayendo los dos.  

miércoles, 10 de febrero de 2021

Bares reabiertos

 ¿A por la cuarta ola?

Ayer una resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dejaba sin efecto la resolución de Gobierno Vasco de cerrar la hostelería en los municipios que estuvieran en zona roja por tener demasiados contagios de Covid, y como es lógico, los bares han aprovechado para abrir, cosa por la que jamás les voy a criticar, pues viven de eso.

Menos razonable me parece la actitud de quien, a la primera de cambio, aprovecha para meterse en un bar, a poder ser con el número máximo permitido de gente, gritando y quitándose la mascarilla en cuando su nalga toca silla.

Entiendo que de nada sirve que abran los bares si la gente no va a consumir, y que de alguna forma hay que ayudar a la hostelería. Vale, pero hay una forma más importante de ayudarles y, como escribí ayer en Facebook:

Mañana reabre la hostelería en Euskadi y no voy a valorar aquí si me parece bien o mal. Pero, por favor, si de verdad queréis ayudar a la hostelería no estéis dentro más tiempo del imprescindible, no os juntéis en grupos grandes, evitad los sitios muy concurridos y no os quitéis la mascarilla más que para comer y beber.

Tengo muy poquitas cosas claras, pero si de una estoy seguro es de que no importa las medidas que se tomen, esto no se soluciona si la gente no es responsable. 

martes, 9 de febrero de 2021

Terminado el Pandemic 0

¡Terminada la campaña!

Dos meses después de haber empezado la tercera entrega y 6 después de haber empezado la saga, por fin hemos terminado las tres campañas de Pandemic Legacy, con el buen sabor de boca de la victoria y la pena de saber que ya no volveremos a jugar a este juego.

Una precuela de la temporada 1, esta temporada cero nos lleva a la guerra fría, y mantiene algunas de las mecánicas del Pandemic clásico, pero con otros cambios (lo que sean spoilers gordos irá detrás de la foto) que le dan muchísima sustancia. Lo primero que llama la atención es el diseño, donde las cosas parecen las típicas carpetas con dossiers de las películas de espías y las hojas de personaje unos pasaportes, con pegatinas que nos permitirán personalizar el aspecto, de forma que cada agente sea único.

Los cubos de enfermedades son reemplazados por espías rusos, que son los que van saliendo cada turno (esto es igual, hay que irlos quitando, porque si hay tres y sale un cuarto, la ciudad explota y pasan cosas) y en vez de usar las cartas de ciudad para hallar la cura, se usan para crear equipos de agentes (unas piezas muy monas, con forma de furgoneta), que sirven para muchas cosas, como hacer algunas misiones o eliminar agentes enemigos. 

La cosa es que cada escenario tiene sus propias condiciones de victoria y estas misiones nos van contando la historia de espionaje y traiciones que hay detrás, a la vez que nos va haciendo tomar decisiones que nos llevarán por uno u otro camino, y aquí sí que se nota.

Como novedad, algunas ciudades del tablero tienen unos iconos de ojo, que representan lo vigilada que está esa ciudad por la KGB, y es muy peligroso empezar en ellas, porque podemos llegar a perder el personaje. Para contrarrestarlo, habrá que construir pisos francos, que sirven para evitar efectos negativos y de paso dar todo el sabor de película de espías (¡es una metáfora, no chupéis las piezas!).

Por último, un comentario importante sobre los componentes físicos del juego: los pasaportes tienen unos círculos metalizados que hay que rascar, cuando el juego nos lo dice, para ver lo que hay debajo. Misión imposible, por mucho que se rasque, la pintura no se va, y si se insiste, se descuajaringa el papel. Fallo gordo de diseño.

Los... ¿héroes?

Aquí toca hacer un poco ya de spoiler, así que quien quiera jugarlo o esté en ello, que deje de leer.

Puede que sea porque después de haber jugado las dos anteriores ya teníamos muchísimo callo, pero en general esta nos ha parecido la entrega más fácil de las tres, pues conseguimos hacer todos los objetivos, con un grupo bastante compensado (yo aparqué mi personaje en Washington y desde ahí me dedicaba a mover al resto, Diego se dedicaba a matar con furia ostrogoda desde su base de Bagdad, Javi era el fabricante de furgonetas, con el poder además de lanzarlas a otras ciudades y Víctor el hombre para todo, especialista en colarse en la base soviética). Solo en octubre tuvimos una doble derrota, y porque cometimos el error de cegarnos con la misión de colarnos en la base. Se nos hicieron especialmente fáciles, también porque volcábamos todos los esfuerzos en hacerlas rápido, las misiones de huída, donde encerrábamos al objetivo a la primera de cambio y así podíamos centrarnos en lo demás.

Una cosa que pasó es que, al haber hecho casi todas las misiones bien, la enfermedad apenas era un problema, y solo 4 ciudades (Lima, Madrid, Bombay y Pyonyang) acabaron con cubitos verdes, siendo peor el tema de los ojos, que no cesaban de aparecer por todas partes. Aunque teníamos el combo bien montado para poner pisos francos por todas partes, así que tampoco fue algo de lo que preocuparse.

En cuanto a la parte argumental, decidimos irnos con Sabik, ya que no nos fiábamos de la Agencia, y aunque dimos un par de palos de ciego, enseguida dimos con la clave de la operación Medusa.

Sin más que contar, un gran juego y una divertidísima experiencia, que no solo no nos ha decepcionado, sino que en algunos aspectos nos ha parecido mejor aún que los anteriores.

domingo, 7 de febrero de 2021

Fire Emblem: Three Houses

Elegí los Ciervos Dorados.

Fire Emblem es una saga con bastante tradición dentro del género de los RPG tácticos por turnos (donde encajarían juegos como X-Com o The Banner Saga) y una franquicia ya clásica en Nintendo a la que no me había acercado aún, hasta que tuve la Nintendo Switch y probé con este.

Lo que me he encontrado se parece bastante a lo que esperaba encontrarme: un juego con muchas batallas por turnos, en las que ir ganando experiencia y mejorando los personajes. Cuenta con una historia muy épica, con un trasfondo muy de Harry Potter, pues nos pone en la piel de un profesor de una academia militar en la que los alumnos se dividen por casas, y a lo largo de las 40 horas que dura más o menos el juego principal, nos va contando la historia del mundo, de las casas, de los personajes y de las relaciones entre ellos, elemento este último muy importante, pues tiene efectos mecánicos en las batallas.

Tiene además una historia que no solo es bastante variable (que se nos mueran o no personajes por el camino no sigue, aunque hay excepciones, una línea prefijada, sino que dependerá de las decisiones que tomemos y de lo hábiles que seamos en batalla), sino que tiene varias vías, ya que dependiendo de la casa que elijamos al principio seguirá una ruta u otra. Esto hace que haya juego para rato si alguien quiere exprimirlo al 100%.

La secuencia del juego en sí se divide básicamente en la vida en el monasterio donde se forman los personajes, que tiene mucho de ir de un lado a otro, haciendo recados y hablando con todo el mundo, y donde también hay minijuegos (como la pesca o los torneos de lucha) y la batalla en sí, que es la parte con más miga y donde realmente pasaremos más rato.

El sistema de batalla es el típico de mueve un personaje, actúa con él (generalmente pegar o usar magia), mueve otro personaje... y cuando muevas todos, es el turno del malo. Aquí hay que tener en cuenta dos cosas importantes. Una es que los enemigos devuelven el golpe, e ir a lo loco es una forma muy eficaz de coleccionar bajas propias, y la otra que las armas se van desgastando, y si no nos molestamos en repararlas entre batallas, nos podemos quedar indefensos en mitad de una.

Por lo demás, un divertido juego de batallas, con mucho personaje, mucho salseo de culebrón y muchas opciones de optimizarlos con mejores armas y experiencia.

En cuestiones técnicas, bien de gráficos (con cinemáticas que son puro anime), bien de música y lo bastante intuitivo como para poderse lanzar a jugar sin estudiar 15 páginas de tutoriales. 

sábado, 6 de febrero de 2021

Candlelight: Morricone y bandas sonoras a la luz de las velas

Pongo una foto sacada de Internet, que en la que he sacado yo no se ve nada. 

No soy muy dado a ir a conciertos, pero a veces uno hace una excepción, y es que esta propuesta era distinta: un recital de bandas sonoras de series y películas, tocadas con violín por el cuarteto de cuerda Bilbao Sinfonietta, y con la iluminación de las velas. En la iglesia de la Encarnación, en Bilbao.

Aunque el título sugiere otra cosa, no eran solo composiciones de Morricone (de hecho creo que la única suya era la deliciosa Cinema Paradiso), y había también temas de Silvestri, Mancini o John Willliams, entre otros. 

Este era el menún de tan fantástico recital, tal como venía anunciado:

The Avengers (Alan Silvestri) 
Harry Potter Medley (J. Williams) 
Lord Of the Rings (H. Shore) 
Pirates of the Caribean (K. Badelt) 
Cinema paradiso (E. Morricone) 
Malagueña salerosa (Once upon a time in Mexico) 
Braveheart (J. Horner) 
Hallelujah (L. Cohen - Shrek) 
The Battle / Now we are free (H. Zimmer - Gladiator) 
Por una cabeza (A. Piazzolla) 
La vita é bella (N. Piovani) 
Por una cabeza de A. Piazzolla La vita é bella (N. Piovani) 
Moon River (H. Manccini) 
The Lion King Medley (E. John / T. Rice) 
Bella Ciao (La casa de Papel) 
Valse d'Amelie Poulain (Y. Tiersen) 
Juego de Tronos (R.Djawadi) Tango de Roxanne (Sting)

Muy a gusto, y con alguna de las canciones la piel se ponía como la de una gallina. Tal vez en otras, al no estar pensadas para violín se perdía un poco de fuerza y costaba más reconocerlas, pero en general, una propuesta maravillosa.

jueves, 4 de febrero de 2021

Red dead Redemption 2

El icónico Arthur Morgan.

Ante mí tengo el papelón de escribir sobre uno de los videojuegos más famosos de la última generación, juego que además es el "culpable" de que me comprara la Xbox One, y sobre el que se ha escrito y hablado tanto que es difícil decir algo que no se haya dicho ya.

Pero resulta que ayer, por fin, me lo terminé, y sería injusto no dedicarle unas palabras, pues ha sido un juego que me ha dado (y sin duda todavía me dará) muchísimas horas de diversión, ya que entre sus muchas virtudes está la de que es largo, muy largo, y con infinidad de cosas por hacer.

Sobran las presentaciones, pero la forma obvia de describirlo es que es como el GTA pero en el Oeste, lo que ya pasaba en el Red Dead Redemption, del que este no es continuación, sino secuela, y a una historia profunda, llena de personajes, que reúne todas las convenciones del género (solo le faltaba el logo de ETB2 para ser del todo un western) hay que unir la enorme cantidad de misiones secundarias y un mapa variado y gigantesco, lleno de vida, en el que podemos tirarnos horas y horas haciendo el cabra.

Las expectativas estaban muy altas (lo de que compré la consola para poder jugarlo no es ninguna baladronada) y aún así ha conseguido no decepcionarme ni un poquito, y las sorpresas que me he llevado ha sido para bien, siendo una de las más importantes que el "epílogo" durara casi tanto como el propio juego.

La pena es que como Rockstar ha decidido apostar demasiado por el modo de juego online (cosa que me interesa menos que un pimiento), no podremos ver DLC maravillosos como aquel Undead Nightmare que tanto me fascinó, llenando de zombis en Oeste americano del RDR.

Pero aunque terminé la historia princial, aún tengo muchas praderas por recorrer, animales que cazar, peleas de taberna que provocar, caballos que robar y masacres indiscriminadas que cometer. 

miércoles, 3 de febrero de 2021

Millions of dollars

No parece la postura más cómoda para un tiroteo...

Este es un juego de roles ocultos en el que los personajes se ponen en el papel de una banda de atracadores, una de esas en las que cada uno es experto en una cosa y consiguen dar el golpe del siglo. Pero aunque tienen que cooperar para que el atraco salga adelante, esto va de ver quién se hace con la parte gorda del botín, convirtiéndose en un juego de negociación, faroleo y puñaladas traperas.

Preparación

El primer paso y el más importante es repartirse las bandas. Cada jugador representará a una facción distinta, y aunque a efectos de juego son todas idénticas, el diseño es diferente en cada una y la molonidad es un apartado muy importante cuando se trata de orquestar un gran atraco.

¿Quién querría elegir otra cosa pudiendo elegir una banda de payasos?

Cada banda tiene los siguientes personajes, correspondientes a los roles que tiene que haber para el atraco:

-Conductor
-Matón
-Estafador
-Soplón
-Mente maestra

Estos roles dependerán del número de jugadores Siendo 7 u  8 están todos, siendo 5 o 6 se quitan las Mentes Maestras y siendo 4 o menos se quitan los Soplones.

Cada jugador cogerá sus dos barajas, una con los personajes personalizados de su facción y otra con los iconos genéricos de los personajes.

Planificación

Lo primero es robar una carta de botín y colocarla boca arriba. Esta nos dará la siguiente información:

-Cantidad de dinero que se reparten los jugadores
-Apuesta inicial que cada jugador debe hacer para participar (hasta para los atracos hay que poner bote)
-A veces, el rol que gana más dinero si participa en el atraco.

Atracar este banco da 8 millones, participar cuesta uno y el soplón se lleva dinero extra si participa.

Visto el golpe, cada jugador elige cuál de los roles va a desempeñar, y pone sus dos cartas de ese rol boca abajo. La específica frente a él y la genérica en una pila, con las del resto de jugadores. Es decir, pongamos que elijo ser el Soplón, pues pondría mis dos cartas de soplón.

Negociación

Se cogen las cartas, debería haber tantas como jugadores, de la pila que se ha hecho con las genéricas, y se ponen boca arriba todas menos una, de manera que es imposible saber al 100% cuántas hay de cada cosa. 

Entonces toca negociar, pues resulta que solo puede haber una de cada (un soplón, un matón, un conductor...) y por narices va a haber cartas repetidas. Cada jugador entonces puede decidir retirarse (y recuperar el dinero que puso para participar en ese atraco) o plantarse y seguir adelante.

Durante esta fase, los jugadores pueden mentir, negociar, sobornar, amenazar... pero bajo ningún concepto enseñar su carta, ni aunque se retire se ese atraco. 

El golpe

Cuando se hayan retirado todos los que se hayan querido retirar, se sigue adelante con el golpe, siguiendo este orden.

Primero el o los jugadores que tengan el Soplón, muestran su carta (la específica, que es la forma de demostrar qué pusieron). Si hay dos o más soplones, ambos quedan eliminados y pierden su apuesta (esto pasará con todos los roles). Si solo hay uno, el jugador recupera su apuesta y nombra un rol de los que están visibles. Los que tenían ese rol quedarán eliminados, pero no lo podrán decir hasta que termine todo el atraco (ahí ya podrán gruñir y mirar con odio).

Después el o los que tengan el Matón. Si se repite, los dos fuera, si solo hay uno, recupera su apuesta, sigue en el golpe y roba una carta de Intimidación, que sirve, para atracos posteriores, mirar la carta de otro jugador durante la fase de negociación.

Luego toca al Conductor. Lo mismo de siempre, si son varios a la calle, si solo es uno recupera su apuesta y sigue. Estafador y Mente Maestra, más de lo mismo.

Repartir el botín

Por fin toca hacerse con el dinero y repartirlo, siguiendo estas reglas:

-Si hay una mente maestra en juego, se suma dos al dinero a repartir.
-Se reparte el dinero resultante a partes iguales y el que sobre se pierde.
-Cada jugador que haya cobrado dinero paga 1$ al conductor (si lo hay)
-El Estafador (si lo hay) roba 2$ al Matón (si lo hay)
-El que tenga el rol especial de la carta, gana 1$ más.

Pero hay una regla especial muy divertida, y es que si al final del atraco solo ha quedado el Soplón, la policía le pega una paliza por darles un soplo falso y no solo no gana nada, sino que perderá 3$.

El juego dura hasta que se cometa los 8 atracos o hasta que un jugador gane 20$, lo que pase antes.

Componentes del juego.

Un juego sencillo, de partidas rápidas y un desarrollo muy loco, ya que al final en la lotería de las cartas en azar juega un papel muy importante. 

martes, 2 de febrero de 2021

Bajocero

Javier Gutiérrez de protagonista, ya empieza bien.

Lo peor que puedo decir de esta película, sin duda, es que es una pena que no haya llegado a los cines porque salió directamente en Netflix, por lo que he tenido que verla en casa en vez de en una pantalla grande. Pero esto es por desgracia algo a lo que me temo que me tendré que acostumbrar, de modo que me centraré en los aspectos positivos de la película, que no son pocos.

Empiezo por los actores, a Javier Gutiérrez hay que añadir a Luis Callejo, siempre soberbio pero aquí incluso mejor, Patrick Criado, un inspiradísimo Karra Elejalde (al que le robaron a la cara el Goya que merecía por "Mientras dure la guerra") y un buen elenco de secundarios que redondean el pastel y contribuyen a generar la atmósfera que tan bien crea la película, esa sensación de agobio en mitad de la nada y un frío que huela los huesos y casi se puede sentir.

La historia, que atrapa desde el minuto uno y me reocrdaba mucho a mi amada Con Air, es un tralado de presos de una cárcel a otra, que obliga a que el furgón transcurra por una parte muy aislada de Castilla la Mancha, de noche y en invierno. Lógicamente todo se tuerce, tal y como va anunciando la película, que desde su inicio ya nos va creando ese suspense que nos hace tener un mal presentimiento. 

Hasta que todo explota y comienza la lucha por no perder el control.

Lo mejor, además de la vibrante atmósfera que genera y las constantes sensaciones que transmite, además también de las actuaciones (creo que todo es bueno en esta película) es la historia que cuenta, muy cruda y con un trasfondo escalofriante, como también me gusta mucho la forma en la que la va contando. Se va viendo venir, es verdad, pero no desmerece y consigue darle un cierre que sin buscar grandes giros ni artificios funciona a la perfección.

Muy contento con ella, la verdad.

lunes, 1 de febrero de 2021

Castigado sin Facebook

Con esto me he encontrado.

Lo malo de los sistemas automatizados de moderación que usan las grandes sociales, que muchas veces se basan en capar mensajes que usen determinadas palabras o combinaciones de las mismas, es que los robots son a veces incapaces de captar el sarcasmo o los dobles sentidos, y un mensaje que sacado de contexto pueda sonar feo, va a ser tomado en el peor de los sentidos.

Es lo que me ha pasado en Facebook, donde en una conversación en la que satirizando a la caricatura del facha, he escrito el mensaje "¡Pero hundió la hostelería con la ley antitabaco y erradicó la familia tradicional con lo de casar maricones!" refiriéndome al Gobierno de Rodríguez Zapatero, pero parece que el uso del término "maricones" ha sido tomado como no sarcástico por el algoritmo, y me he topado con que mi comentario "no cumple las normas comunitarias sobre lenguaje que incita al odio". Y como no hay humanos a los que dar parte, pues a reclamar al maestro armero y esperar que se pasen las 24 horas.

Mientras no le dé por hacer lo mismo a Blogger, irá bien la cosa.