domingo, 31 de enero de 2021

Último fin de semana de enero

El sábado vi un camión haciendo una reverencia a un coche.

El recurso fácil de contar el fin de semana, aunque parte del viernes ya lo adelanté, con lo de las compras con los cupones, el resto tuvo gimnasio, capítulo de Wandavision, paseo por el parque y cena hamburguesil.

El sábado más gimnasio por la mañana y tarde de lonja, con un par de amiguetes, jugando a juegos de mesa (El jardín de alicia y Room 25). El domingo, nuevamente gimnasio por la mañana, caminata por la tarde, con todo el paseo de Zorroza y finalmente cine casero, con Martín (Hache), que llevaba años queriendo ver, aunque me ha gustado menos de lo que pensaba.

Y eso ha sido todo. Hoy estaba vago. 

viernes, 29 de enero de 2021

Tarde de compras y bonos

La cosecha de hoy.

Cuando el Ayuntamiento de Bilbao sacó los bonos para el conusmo me vine arriba y compré el número máximo. Pero como los de la zona centro se habían agotado, compré de la zona Basurto-Zorroza, con vistas a mejorar el ordenador en ModPC, que es mi tienda informática de referencia. De hecho, así fue, y a la compra primero del Zelda de la Switch añadí mejoras diversas, que hacen que mi ordenador sea un poco mejor que hace unas semanas.

Pero aún me sobraban tres bonos, por valor de 90€ entre los tres, y los de esta tienda ya se habían agotado, así que como no quería perderlos ni olvidarlos en un cajón, me di un paseo por el resto de tiendas, a ver si había algo interesante. Aterricé en la tienda de regalos de la estación central de autobuses y vi una maleta por 59,95, que me venía bastante bien (¡algún día se podrá volver a viajar!) y ya para terminar de gastar los bonos, miré a ver si en la sección libros (que estaba bastante pelada la pobre) veía algo interesado y me he hecho con lo que se puede ver en la foto.

Resuelto el tema de los bonos.

jueves, 28 de enero de 2021

Curioseando el rodaje

 

Foto inédita.

Alex de la Iglesia está rodando una nueva película, parte de cuya acción se desarrolla en Bizkaia, y tiene al menos una escena cerca del aeropuerto y otra en la Gran Vía, enfrente del Palacio Foral. Esto último lo he sabido, pues está a pocos segundos de donde trabajo, y nos hemos enterado porque había un poco de barullo, así que me he acercado un poco a cotillera (aunque no he podido ver a Alex) y me he vuelto a la oficina.

A ver si cuando estrenen la película, que por supuesto iré a ver, consigo identificar a qué escena corresponde esa foto. 

miércoles, 27 de enero de 2021

Ofendiditos de la generación de cristal y la "censura" en Disney

No dejemos que la realidad nos estropee un llamativo titular.

¿Nos hemos vuelto locos? ¿Hasta dónde dejaremos que nos invada la progresía con sus locuras? ¡Han profanado los sagrados clásicos de Disney, esto es peor que Fahrenheit 451!

Vale, ¿han dejado ya de llorar los nenes? ¿Puedo hablar?

Venga, pues versión corta: La noticia es FALSA.

Versión larga: La noticia es falsa, ya que Disney no ha bloqueado absolutamente nada. Lo que ha hecho es simplemente moverlo de categoría en su aplicación Disney+ y poner un disclaimer delante, lo que significa que si se entra desde la cuenta infantil, la de contenido para niños menores de 7 años, no aparecerán en el buscador. Pero si alguien se echa las manos a la cabeza porque un niño de 7 años necesite la supervisión de sus padres para ver algo en concreto, tal vez debería pensar si es buena idea dejar a niños menores de 7 años sin supervisión delante de la tele.

Además de eso, han puesto un cartel antes de la película (oh, el drama, un disclaimer), advirtiendo de lo siguiente:

Millenials descubren el Parental advisory.

Por si no se lee bien, reproduzco el texto aquí.

Este contenido incluye representaciones negativas o tratamiento inapropiado de personas o culturas. Estos estereotipos eran incorrectos entonces y lo son ahora. En lugar de eliminar este contenido, queremos reconocer su impacto nocivo, aprender y fomentar que se hable sobre él para crear entre todos un futuro más inclusivo. 

Disney se compromete a crear historias con temas inspiradores y motivadores que reflejen la gran diversidad de la experiencia humana en todo el mundo. 

Para descubrir cómo estas historias han supuesto un impacto en la sociedad, visita www.Disney.com/StoriesMatter

Vaya. Así que no es un manual de quemar libros, y tampoco un llamamiento a la policía de Disney para irrumpir a porrazos en las casas que osen presenciar las películas declaradas anatema, sino  un nuevo ejemplo de gente rasgándose las vestiduras cada vez que toca revisarse las vergüenzas. Pero sin leerse más allá del titular, no vaya a ser que se enteren de qué va la feria.

Porque claro, mucho mejor quejarse y lloriquear en vez de dedicar dos minutos a ver qué es lo que ha pasado en realidad. Si en el fondo van a tener razón los que hablan de la generación de cristal, esa que se ofende por cualquier cosa. En este caso, por un cartel avisando de que las películas antiguas tenían dejes racistas.

martes, 26 de enero de 2021

Las niñas

Va sobre unos osos polares que...

Ambientada en la España de principios de los 90 (más concretamente en Zaragoza), nos cuenta la historia de Celia, una niña que está entrando en esa edad en la que sigue siendo niña pero cada vez menos y su relación con sus amigas, con el colegio y con su madre, que la tuvo muy joven y enviudó pronto.

Sin contar una historia concreta, Las niñas es un retrato costumbrista que nos cuenta un poco la vida de las protagonistas y ese tránsito de la niñez a la adolescencia, con los primeros actos de rebeldía que da el creerse mayor y el no entender muy bien el mundo que nos rodea (esto último dura, al menos hasta donde yo sé, hasta bien pasados los 40, pero sobre eso ya hablaremos otro día), y para mí tiene la gracia que más o menos es de la misma época en la que yo tenía esa edad (yo por ahí tendría 13 años), de modo que muchas de las referencias culturales y musicales se me hacían muy familiares, y eso le da un plus.

Lo que me ha gustado mucho es la actuación de las jovencísimas actrices, que consiguen estar muy naturales y hacer que resulte todo muy creíble. A título de curiosidad, también me ha hecho gracia volver a ver en pantalla a Francesca Piñón, la inolvidable Angustias de El ministerio del tiempo, haciendo aquí de monja.

lunes, 25 de enero de 2021

El colapso

Imagen perteneciente al segundo capítulo.

"¿Qué pasaría si el mundo se fuera a la mierda?" era una pregunta muy recurrente en la ficción antes de 2020, aunque ahora ya no nos parezca tanta ficción, y aunque en 2019 no lo pareciera, esta serie terminó teniendo un punto profético. Pero demos espacio a la esperanza y confiemos en que la realidad no termine siendo TAN catastrófica como en esta serie.

En 8 capítulos de en torno a 20 minutos, nos cuenta las consecuencias de quel sistema económico colapse y la sociedad se vaya a la mierda, poniendo cada uno el foco en un lugar y situación distintos y siendo realmente una pequeña antología de relatos sin conexión directa entre sí. Algunos personajes salen en más de uno, pero realmente se pueden ver de forma más o menos independiente.

Pero lo que más destaca de la serie y lo que la caracteriza es que cada uno de los capítulos está rodado en un plano secuencia, lo que contribuye muy bien a generar esa sensación de agobio y frenetismo que necesita la historia que nos quiere contar.

Algunos capítulos mejores que otros pero en general bastante bien y con escenas duras que desmuestran hasta dónde es capaz de llegar el ser humano desesperado para sobrevivir.

domingo, 24 de enero de 2021

Soul

Me quedo con la pena de no haberla visto en el cine.

Pixar vuelve a la carga con su política de hacer películas para adultos, y si eso disfrutables por niños y no al revés. Si en Coco nos hablaba sobre la muerte, aquí se centra en el sentido de la vida, las pasiones y la propia noción del alma, que da título a la película con el juego de palabras entre "soul" (alma en inglés) y el género musical, ya que la música es la gran pasión de su protagonista Joe, un profesor de música que sueña con ser pianista de jazz.

Todo comienza cuando por fin Joe consigue la gran oportunidad de actuar con una estrella del jazz, pero justo antes de poder hacerlo muere, y ve que su alma es transportada a una especie de más allá, y tras varias idas y venidas termina conociendo a 22, un alma que nunca ha vivido, ni tiene intención de hacerlo, con quien compartirá una historia muy de buddy movie en la que ambos tendrán que aprender el uno del otro, dando situación a todo tipo de situaciones emotivas y divertidas.

No quiero ahondar más sobre la trama para no incurrir en spoilers (aunque tampoco sea la película con el argumento más sorprendente de la historia) y tampoco me voy a poner a hacer un análisis profundo de sus elementos materiales y formales, sino que me centraré en las sensaciones, y entre ellas está la de que es una película que esconde mucho más de lo que parece ofrecer a simple vista pero que lanza un mensaje muy vital y consigue que terminemos la película con una sonrisa buenrollera y la sensación de haber pasado un rato muy agradable. Y como es marca de la casa, con muchos momentos simpáticos, protagonizados por las pequeñas almas que corretean por todas partes y sus entrañables monerías. 

sábado, 23 de enero de 2021

Día de museo

Buscando a Puppy.

Como cierran los bares hay que buscar antros de perdición alternativos, y dado que no se puede salir de Bilbao, la opción del turismo queda un tanto restringida, de modo que hoy hemos optado por un plan mucho más cultural, que era visitar el museo Guggenheim y su exposición de Vasily Kandinsky.

Se hacía raro ver el museo tan poco concurrido, hasta el punto en el que la exposición permanente con los laberintos metálicos de Serra estaba literalmente vacía y hemos podido estar sin agobios en la explanada, algo que de normal es misión imposible. También hemos tenido la suerte de que una amiga que trabaja en el museo andaba por ahí nos ha hecho la visita guiada a los cuadros del pintor ruso, con una perspectiva que desde ojos profanos no habríamos tenido (a veces cuesta ver en el arte moderno algo que no sean colores y formas al tuntún).

También hemos podido disfrutar de algunas composiciones muy curiosas de la primera planta, que jugaban con las luces y las sombras de forma espectacular, con un toque muy distinto al de "museo de ir a ver cuadros".

Luego, una de comida india en casa, juegos de mesa y finalmente retirada.

jueves, 21 de enero de 2021

Se cierra Bilbao

El muro de Berlín, que no deja de ser un barrio de Bilbao.

Esta semana no gano para disgustos. A los malos resultados tanto en baloncesto como en fútbol se une el no por esperado menos temible cierre perimetral, al superar Bilbao la fatídica cifra de 500 contagios por 100.000 habitantes (o sea, una de cada 200 personas), que viene acompañada además del correspondiente cierre de bares.

Lo que me escama es que aunque se supone que esto entra en vigor a partir de mañana, no he sido capaz de encontrar la disposición oficial que así lo indica, solo en prensa, de modo que, o soy muy torpe buscando, o estos fenómenos de Gobierno Vasco son capaces de publicarlo en el boletín a las 23:59.

Y claro, al no haberse publicado, pues no sabemos cosillas sin importancia, como hasta cuándo va a durar. Pero ni coronacosa ni baloncesto ni fútbol tienen pinta de ir a mejor en un corto plazo. 

En fin...

miércoles, 20 de enero de 2021

Crece la escudería

Con estos ya podría jugar una partida.

Poco a poco, coche a coche, mi colección de autos locos pertenecientes al juego de mesa homónimo (no voy a mentir, me lo compré por las mimiaturas) ya va cogiendo forma, con 7 de los 11 coches perfectamente pintados. El último fichaje ha sido Penelope Glamour, y ahora están en manos del pintor el Super Chatarra Especial y la Antigualla Blindada de Mafio y sus pandilleros. 

Cuando tenga todos los bólidos pintados ya pondré alguna foto para dar envidia. Y tendré que comprarles una vitrina o algo para tener en casa.

martes, 19 de enero de 2021

Borgen

El terceto protagonista.

El título de la serie, Borgen es el nombre coloquial con el que se conoce al palacio de Christianborg, sede parlamentaria y del Gobierno de Dinamarca, y escenario de esta serie, que nos cuenta el ascenso al poder de Birgitte Nyborg (Sidse Babett Knudsen), y de cómo consigue partir de un partido minoritario para llegar a ser la primera ministra del país.

Borgen es evidentemente una serie sobre política, que nos cuenta muy bien los juegos de poder, las alianzas, las consecuencias de las decisiones, el papel, de los medios de comuncación, y algunos de los capítulos se centran en temas concretos (por concretar alguno, me maravilló el 2x06, que trata sobre los partidos de extrema derecha, pero no es el único capítulo que me parece imprescindible), pero también es una serie sobre personas, sobre cómo afecta su trabajo a su vida privada y su vida privada a su trabajo.

Una serie imprescindible, de la que me sorprendió además que no es nada árida, con grandes actuaciones, especialmente la protagonista, que arrasa allá por donde va, y a la que sin duda habría votado si fuera danés.

Son tres temporadas, de diez capítulos cada una, y si bien la tercera me gustó un poco menos, la serie en general me ha parecido una joyita.

lunes, 18 de enero de 2021

30 monedas

 Un reparto excelso.

Me faltan los halagos para esta nueva maravilla de Alex de la Iglesia, que traslada perfectamente a la pantalla lo que claramente parece una partida de rol. 

El telón de fondo son las 30 monedas que recibió Judas como recompensa por traicionar a Cristo, y que se han convertido en reliquias de gran poder, buscadas y codiciadas por gente capaz de matar por hacerse con ellas. Y una de estas 30 monedas va a parar al pueblo segoviano de Pedraza.

Una atmósfera perfectamente conseguida, en esa España rural y malrollera, con unas interpetaciones excelentes, con las apariciones estelares de grandes como Carmen Machi y Víctor Clavijo, o los habituales despliegues de Eduard Fernández y Manolo Solo. Y aunque hay quien le ha criticado, me ha gustado la interpretación de Miguel Ángel Silvestre. 

La serie me ha cautivado, con su ambiente y su historia, así como con las referencias y huevos de pascua de las que está plagada, y aunque el último capítulo sea tal vez el que menos me ha gustado, y el final no me terminó de enamorar (ni siquiera tengo claro haberlo entendido bien), no puedo sino darle una nota de sobresaliente a esta maravilla.

domingo, 17 de enero de 2021

Fin de semana con el retorno de las estrellas anónimas

Si Urkullu no lo impide, terminamos la semana que viene.

Otro fin de semana que se pasa, parte del cual ya lo he ido contando.

El viernes un poco de vida social, comiendo con unos amigos del club del libro (éramos 4, que no es plan de montar un plan masivo) en El dinámico , donde comimos muy bien la verdad y tras la sobremesa, un paseo antes de la retirada, pues el sábado tocaba madrugar. Pero no sin antes verme los dos primeros capítulos de Wandavision y terminar Lupin.

Ayer, lo dicho, el examen, luego regreso a Bilbao, donde mi señora novia me recibía con un ramo de patatas fritas (¡eso es amor!). A mediodía una larga siesta, y luego un poco de terraceo con paseo antes de la retirada a casa. Intento ver Borgen, pero pese a la siesta tengo tanto sueño que me quedo dormido a mitad de capítulo.

Hoy domingo, termino de ver Borgen, un pintxo-pote bajo la lluvia y a preparar lo que da nombre a la entrada, la nueva sesión de Estrellas Anónimas, que llevaba paralizada desde el puente de octubre

No hemos terminado muy tarde, pues se ha quedado en un punto perfecto para hacer la pausa, así que un poco de tertulia, paseo y retirada. Luego he visto el último de la gran 30 monedas, y eso es todo cuanto ha acontecido de relevancia este fin de semana.

sábado, 16 de enero de 2021

Examen de bomberos

La arena, antes de recibir a los gladiadores.

Hoy, pese a ser sábado, el despertador ha sonado a las 7 de la mañana, pues a las 8:00 tenía que estar en el BEC, para acudir al examen de bomberos de la Diputación Foral de Bizkaia. Y no, no es que me haya dado por ser bombero, sino que me tocaba vigilar el examen que empezaba a las 11:00.

¿A las 11? Sí, pero una de las medidas contra el Covid, que ya se aplicó en los exámenes que vigilé en septiembre, es que los opositores vayan entrando escalonados, en un proceso que empieza tres horas antes y es un verdadero suplicio para los que llegan a primera hora, sobre todo porque por decisiones del tribunal, que no entiendo muy bien a qué obedecen, desde las 10 hasta las 11 que empieza el examen no podían tener nada encima de la mesa, ni apuntes ni móvil ni nada.

El examen en sí ha durado dos horas y media, sin más incidentes que un terrible aburrimiento y la batería del móvil que iba menguando. Pero ya ha pasado y gracias a hoy he generado un día de vacaciones que sin duda el Jokin del futuro agradecerá.

viernes, 15 de enero de 2021

Lupin

Omar Sy se come la pantalla.

Arsene Lupin, creado por Maurice Leblanc, es probablemente el ladrón de guante blanco más famoso de la literatura y todo un icono, que ha tenido muchas visiones distintas, siendo una de las más populares el anime Rupan Sansei (Lupin III), que protagonizaba el nieto de Arsene.

En este caso, el protagonista no es Arsene Lupin, sino Assane Diop, un fanático de la obra de Leblanc que se dedica a imitar su estilo y a vivir de sus robos milimétricamente programados y las estafas que lleva a cabo con su gran ingenio y desbordante carisma, enfrentándose a fantasmas del pasado y al cuerpo de policía francés, que también cuenta con estudiosos de las novelas.

Lupin es una serie muy fresca que moderniza muy bien el mito del ladrón, trasladándolo al París actual, de una forma parecida a la que Sherlock lo hacía con el detective de Arthur Conan Doyle y se deleita con la genialidad de su personaje, un pícaro inteligente, con manos ligeras, facilidad de palabra y maestro del disfraz al que Omar Sy da vida con muchísima gracia.

De momento solo se han emitido 5 capítulos, pero la seguiré con atención, que lo que he visto me ha gustado bastante. 

jueves, 14 de enero de 2021

Mañana llega la Wandavisión

Una de las parejitas más icónicas de Marvel.

Mañana se estrenan en Disney+ los dos primeros episodios de Wandavision (me suena que por tema de derechos, al estar ese nombre registrado, en España se llamará de otra forma pero me da igual) y es un estreno que, ante la sequía de cosas de Marvel en todo 2020, me hace bastante ilusión.

Tampoco me he querido documentar mucho, pero sí que sé que será comedia, imitando el estilo de las sitcom clásicas americanas, y protagonizada por Wanda Maximoff, la Bruja Escarlata, y su marido en los cómics, el androide Vision. Mi teoría, sin saber nada es que en algún momento se revelará que es todo una realidad alternativa que se ha montado en su cabeza al perder a Vision, a lo Dinastía de M, y que de alguna manera tendrá implicaciones severas en el UCM.

Dentro de unas semanas sabré si acerté.

miércoles, 13 de enero de 2021

The island

La caja

¡La Atlántida se está hundiendo y sus habitantes tienen que escapar de la isla, llevando consigo sus tesoros! Peor el mar está poblado por peligrosas criaturas que harán que la huida no sea nada fácil. 

The island es un juego sencillito, fácil de aprender y rápido de jugar (es raro que una partida llegue a una hora), para cuatro jugadores, en el que cada uno tiene que salvar al máximo número de monigotes de su facción, mientras intenta eliminar a los de la competencia. 

Más o menos esa pinta tiene el juego desplegado.

Lo primero que hay que hacer, antes de empezar, es montar la isla. Hay tres tipos de loseta; arena, bosque y montaña, y hay que ir desperdigando las 40 losetas que componen la isla, sin un criterio definido. Es irlas poniendo en el área delimitada para ello. Es importante, eso sí, no ver el reverso de las losetas, que es relevante.

Después, los jugadores irán colocando sus monigotes por orden, cada uno en una casilla, y finalmente se pondrán los barcos, también colocados por los jugadores donde les apetezca.

Hecho eso se empieza a jugar.

Cada jugador, en su turno, hace lo siguiente:

1) Jugar una loseta de la mano. Esto no sucederá en el primer turno, ya que todos empiezan sin losetas. Pero forma parte del turno y hay que aclararlo. 

2) Mover. Hay tres movimientos, que pueden ser:
  • Movimiento por tierra: mueve un monigote tuyo de una casilla de la isla a otra adyacente
  • Saltar al mar: mueve un monigote tuyo de una loseta de isla a una de mar adyacente (al revés no se puede). Si en esa casilla de mar hay un barco, te subes directamente.
  • Nadar: Mueve un monigote que controles de una casilla de mar a otra adyacente (cada monigote solo puede hacer este movimiento una vez por turno).
  • Huir: Si el monigore está en una de las casillas de tierra de las esquinas del tablero, puede meterse dentro y salir de la partida (el objetivo del juego es conseguir que nuestros monigotes hagan esto).
  • Mover un barco: Puedes mover un barco si nadie tiene más monigotes que tú (es decir, en caso de empate puedes moverlo, y si el barco está vacío también).
  • Subir al barco: Si estás en una casilla de mar con barco y hay espacio, te puedes subir-.
3) Hundir isla. Llega la parte realmente divertida del juego. Coges una loseta de la isla que esté adyacente al mar (respetando la jerarquía arena>bosque>montaña) y te la quedas. Si hay un monigote en esa loseta, caerá automáticamente al mar. La loseta puede ser roja (te la guardas) o verde (la juegas de inmediato). Más adelante explico las losetas.

4) Tirar el dado. Hay un dado cuyos resultados son Serpiente Marina, Ballena y Tiburón. Tiras el dado y mueves lo que salga.
  • Ballena. Mueve hasta tres casillas, y si entra en la casilla de un barco, el barco es destruido y sus ocupates caen al mar. Si estaba moviendo, deja de moverse. De igual manera, si un barco entra en la casilla de la ballena, es destruido.
  • Tiburón. Mueve hasta dos casillas, y si entra en la casilla que tenga uno o más nadadores (un monigote que esté en el mar), se los zampa y los elimina.
  • Bestia marina. Mueve una casilla y destroza todo lo que pille, generalmente con gran alborozo alrededor de la mesa.
Explicada la secuencia del turno, toca explicar las losetas.

 
El delfín permite mover un nadador hasta tres casillas de mar y la balsa permite mover hasta tres casillas un barco.

Estas permiten mover respectivamente un tiburón, una bestia marina o una ballena de la casilla en la que estén a cualquier casilla vacía del tablero. 

Las reacciones, que te salvan respectivamente del ataque de un tiburón o de una ballena. Si entran en tu casilla, las gastas y el bicho es eliminado del juego. Son las únicas losetas que se pueden jugar fuera de turno. 


Invocan automáticamente, en la casilla de la que se robaron, un tiburón, una ballena o un barco. Si sale un tiburón donde había monigotes, se los zampará, pero si sale un barco donde había monigotes, se subirán automáticamente.


El maelstrom arrasa con lo que tenga encima y con todo lo que haya en las losetas adyacentes de mar; nadadores, barcos, tiburones, ballenas y bestias marinas. La chocofiesta, vaya. Y la erupción volcánica es la que directamente marca el final de la partida. En cuanto sale, se termina.

¿Y quién gana?

En el juego normal, los monigotes tienen unos números debajo, del 1 al 6, pero no se pueden consultar durante la partida (los miras antes de desplegar y luego tienes que acordarte), y salvarlos da ese número de puntos de victoria. Y luego está la versión más simplificada, que es la que solemos jugar, que consiste simplente en ver quién salva más monigotes, ignorando los números (si acaso, para el desempate). 

Sin grandes pretensiones, The Island es un juego muy divertido, capaz de sacar al niño de 8 años que todos llevamos dentro, ya que pocas cosas son comparables al placer que supone lanzar la bestia marina contra un barco repleto de gente y acabar con todos ellos. 

Hay una expansión para ser hasta 6 jugadores, pero aún no la hemos podido probar.

martes, 12 de enero de 2021

Emojis de cuento

Este es muy fácil, pero bonito.

Que nadie se alarme, que no es que me haya vuelto a entrar la fiebre de los emojis. Pero vi que me había dejado esta fuera, así que la pongo en el blog. Son cuentos infantiles.

1. La bella y la bestia
2. La princesa y el sapo
3. Caperucita roja
4. El gato con botas
5. Blancanieves
6. Cenicienta
7. La bella durmiente
8. Pulgarcito
9. Hansel y Gretel (y la casita de chocolate)
10. El patito feo
11. La ratita presumida
12. Los tres cerditos
13. El flautista de Hamelin
14. Ricitos de oro
15. Cuento de navidad
16. La tortuga y la liebre
17. El ratoncito Pérez
18. Barbazul
19. La gallina de los huevos de oro
20. Aladino y la lámpara maravilosa
21. La zorra y las uvas

lunes, 11 de enero de 2021

Freidora sin aceite

El nuevo juguete.

Hace poco tuve conocimiento de un curioso concepto electrodoméstico: freidoras sin aceite, que básicamente son un hornillo que con aire caliente hace la comida, y si le echas un poquito de aceite, pero realmente casi nada, lo que es mojar, da un cierto aspecto doradito. Me gustó la idea, investigué un poco y como autorregalo de reyes pedí una en la tienda y me ha llegado hoy.

La primera prueba, como no podía ser otra cosa, ha sido hacer unas patatas fritas, que además es una cosa que de manera convencional nunca terminan de salirme bien. Así que he pelado, he cortado, he salpicado con dos gotitas de aceite y 18 minutos más tarde, este era el resultado:

¡Fritatas!

¿Veredicto? A ver, obviamente no quedan igual que fritas de verdad, pero son mucho menos grasientas y, lo que es más importante, no solo son más fáciles de hacer así, ya que das al botón y te olvidas, sino que no dejas la cocina como si fuera un campo de batalla, y no digamos ya la diferencia con la cloaca de aceite reciclado en la que se puede acabar convirtiendo una freidora convencional.

De momento, contento con la compra. Ya probaré otras "recetas", a ver qué tal.

domingo, 10 de enero de 2021

Fin de semana filoménico

Por poner alguna foto, pongo este cómic que me compré ayer.

La borrasca Filomena, que está dejando gran parte de España cubierta bajo un espeso manto blanco, no parece llegar del todo a Bilbao, donde hay frío pero no nieve, así que nada de hacer guerras de bolas y muñequitos.

En su lugar, un fin de semana sin grandes historias, con un viernes por la tarde de ir a comprar ropa (¡emocionantísimo!), luego dar una vuelta y por la noche ver el primer episodio de la nueva serie de Netflix, Lupin.

El sábado por la mañana a dar una vuelta (habría ido al gimnasio, pero me venció la pereza) y por la tarde cocinando para toda la semana. Luego un poco de youtube, un capítulo de Borgen y a dormir.

Domingo, la mañana un poco así, que no había dormido muy bien, luego un paseo antes de comer, por la tarde a casa de un amigo a estar de charleta y arreglar el mundo. Y eso ha sido todo. Entre medias, dando caña al Fire Emblem de la Switch. 

viernes, 8 de enero de 2021

Ya tengo a Thor

Ya se pueden reunir los Vengadores.

No es la primera vez que hablo por aquí del juego de cartas Marvel Champions (tampoco la última), y hoy toca hablar de él, pues por fin he conseguido completar la colección de todo lo salido hasta la fecha, gracias a que han reeditado algunas expansiones que eran imposibles de conseguir, como Dr. Extraño, Viuda Negra y Thor, y mientras que los dos primeros los pude comprar cuando salieron, con el de Asgard no fue así, ya que para cuando me metí al juego ya estaba agotado y descatalogadísimo. Había podido hacerme con Capitán América, Miss Marvel y Duende Verde en la tienda Trikimailu de Getxo, y con Brigada de Demolición cuando se reeditó, pero con Thor no hubo manera. Y es que hasta por Internet era imposible.

Pero por fin tengo todo lo publicado, así que ahora solo será cosa de estar atento a las expansiones nuevas que vayan saliendo, que este año vienen unas cuántas. 

jueves, 7 de enero de 2021

Vuelta al cole: 2021

A esta velocidad iba el ordenador.

Todo lo bueno se acaba y las vacaciones no son una excepción. Hoy he vuelto, y dado que mi intención es, como todos los años, no tocar las vacaciones hasta verano, preferiblemente hasta agosto, hoy ha sido el primer día de una larga temporada sin más descansos que los legalmente establecidos. 

El inicio, eso sí, ha sido apoteósico, pues he llegado a la oficina sobre las 8:30 y hasta las 10:00 no he podido hacer nada, pues el ordenador iba más lento que lento, incapaz de hacer cosas como abrir un puñetero PDF, y no digamos ya atender llamadas, pues no podía abrir la aplciación del teléfono. He estado un buen rato peleándome con él y llamando al CAU. pero finalmente ha empezado a funcionar y me he podido poner en marcha. Por suerte, cuando me toca abajo, en atención al público, el ordenador es bastante más potente y  no suelen pasar estas cosas.

A ver ahora la tarde, que de momento y hasta nuevo aviso, seguimos con la dinámica de "mañanas presenciales, tardes de teletrabajo".

miércoles, 6 de enero de 2021

El irlandés

Reunión de pesos pesados. 

Scorsese, De Niro, Pacino, Pesci... no hace falta seguir leyendo para saber que va a ser una película sobre gangsters. Esta película, aunque no llegó a la mayoría de los cines, fue nominada a los Oscars, y dio mucho que hablar por su largúisima duración, pues se va casi a las 3 horas y media de metraje.

Personalmente eso la lastra bastante, ya que es tal la saturación, que llega un momento en el que ya uno se pierde con tanto nombre, tanto personaje y tanto suceso, dado que al menos a mí me cuesta mantener la atencióbn durante tanto tiempo.

Por lo demás, aunque la película está bastante bien hecha (con la excepción del efecto rejuvenecimiento de los actores, que en algunos momentos da más risa que otra cosa), y consigue recuperar la esencia de las películas clásicas de gangsters, siendo no pocos los homenajes y referencias a El padrino, aunque no alcanza el nivel de excelencia que se nota que la película buscaba. 

Es una película muy ambiciosa, y se nota (solo hay que ver el reparto), pero para mi gusto no alcanza, ni de lejos, el nivel de obra maestra que buscaba. Una buena película, sin duda, pero de Scorsese me quedo antes con Casino o Uno de los nuestros. Aquí peca de pretenciosidad y se queda muy lejos de donde se nota que quería llegar.

Ahora, y ante la pregunta de si vale la pena verla, pues creo que sí, pero que no es tan mala idea la propuesta de verla en 4 cachos, como quien ve una miniserie. Probablemente la habría disfrutado más así que viéndola del tirón.

martes, 5 de enero de 2021

Los Croods: una nueva era

No confundir con esta otra.

Llega sin hacer mucho ruido la secuela de una película, Los Croods, que pasó un poco sin pena ni gloria, o al menos ese es el recuerdo que tengo (aunque justo hoy he descubierto que tiene serie de dibujos animados). Simpática y divertida, pero no genial.

En esta segunda parte, abren un poco más el horizonte del mundo de los Croods, optando por un cliché clásico de "el grupo llega a un sitio que parece maravilloso, pero luego se va viendo que las cosas no son tan idílicas como parecen", un jardín del Edén bastante literal, que cuenta hasta con su propia fruta prohibida. Ahí irán pasando cosas que amenazarán con separar a la unidísima familia, pero al final todos juntos saldrán adelante, que de eso van este tipo de comedias familiares.

Empieza un poco floja, con una insípida sucesión de trompazos y carreras, e incluso llega a tener momentos de aburrir un poco, pero va de menos a más, y cuando por fin se molesta en mostrar sus cartas y empezar la verdadera historia, es cuando se pone interesante, con un final muy dinámico, pero con espacio para lo emotivo. Entre las cosas simpáticas destaco los encantadores aracnolobos y reconozco que me he reído con el lenguaje de los puñomonos. 

Al igual que la primera, un digno pasarratos.

lunes, 4 de enero de 2021

Bully (Canis Canem Edit)

Jimmy Hopkins, encarándose con el director.

En 2007, la desarrolladora Rockstar, conocida sobre todo por la saga GTA (y Red Dead Redemption), sacó esta gamberrada, y nunca mejor dicho, que es Bully, un juego que traslada muchas de las mecánicas a un entorno en apariencia más ligera pero en el fondo más hostil, que es un prestigioso y severísimo colegio caro, la academia Bullworth, al que nuestro personaje es destinado.

Ahí, tendrá que lidiar con las asignaturas, los profesores y sobre todo los matones, debiendo hacer encargos para las diversas facciones (los empollones, los deportistas, los pijos...) que pueblan el colegio, y para ello tendrá que romper muchas veces las normas, sin que le pillen.

Al igual que los GTA, Bully es un juego de mundo abierto (aunque el mapa, que solo incluye el colegio y el pueblo de al lado, no es tan extenso como en otros juegos), en el que podemos hacer las misiones o pasar olímpicamente de ellas y dedicarnos a hacer el cabra, pero con cuidado de que no nos vean las autoridades, pues tenemos un gamberrómetro, y si se dispara demasiado, no nos van a disparar no detener, pero sí castigar y mandar al despacho del director.

Otra cosa que caracteriza a este juego es que, al estilo del clásico School Daze, cada cierto tiempo sonará la sirena, que nos hace ir a clase, siendo las clases "opcionales", pero con cuidado de que no nos pillen haciendo pira, o nos mandarán por la fuerza. Las clases, además de ser minijuegos en sí mismos, sirven para ir desbloqueando armas, trajes y habilidades. Por ejemplo, la clase de inglés servirá para tener mayores probabilidades de éxito al besar a las chicas (o a los chicos, que también se puede) y subir así la barra de vida.

Para ser un juego de este estilo es razonablemente corto y sencillo, pudiendo incluso recopilar los desbloqueables sin demasiada complicación (y es un detalle que si sacamos buena nota en Geografía, nos los indique en el mapa y no nos volvamos locos buscando).

Un juego muy divertido, muy gamberro y al que además le tenía ganas, pues lo compré cuando salió y lo empecé, pero me debió de pillar alguna mudanza de por medio y se me perdió el juego. Aunque eso me permitió descubrir, al comprarlo en la tienda virtual de la Xbox, la edición Scolarship, con más asignaturas y pijaditas.

domingo, 3 de enero de 2021

El nuevo SP-Studio

El nuevo diseño de la web.

La página sp-studio.de tiene, aunque los autores nunca lo sabrán, una vinculación muy especial con esta web, y es que es la que uttilizo para hacer los montajes con los monigotines al estilo South Park que aparecen de vez en cuándo por aquí (incluso tienen su propia etiqueta), algunos de los cuales se llegaron a hacer bastante virales

La cuestión es que esta página funcionaba con flash player, aplicación informática que dejó de funcionar el 31 de diciembre de 2020, lo que me hizo temer por esta web, que llevaba en marcha al menos desde 2006, que es cuando la conocí.

Entré, con miedo a verla cerrada y vi que no, que estaba vivita y coleando, aunque con cambios que básicamente parecen consistir en que ha cambiado algunos elementos de sitio, y todavía no están disponibles todos ellos, pero pone que los irán subiendo, de modo que podré seguir poblando esto con homenajes a series, juegos y películas cuando me venga la inspiración.

sábado, 2 de enero de 2021

Summertime


El cartel nos muestra un elemento esencial de la película.

A ver por dónde empiezo yo con esto, que no lo tengo nada claro... Hay películas tan terriblemente malas que cuando las ves te das cuenta de que han alcanzado lo sublime y en un ejercicio deliciosamente catártico estás disfrutando mientras gritas horrorizado a la pantalla, por el enorme pedazo de basura que te está haciendo padecer. Cuando la película es tan ridículamente mala que no puedes dejar de verla, y por eso la disfrutas. Ese era el caso de "El último fin de semana", del mismo director que esta. Pero con Summertime, Norberto Ramos del Val le echa un par de huevos (más bien huevazos), y más cara que espalda, para atreverse a dar un paso más allá y ofrecernos algo aún peor.

La sinopsis ya es toda una declaración de intenciones: dos parapsicólogas en bikini se van a una casa aparentemente embrujada, para ver si encuentran evidencias de presencias sobrenaturales. Ahí empiezan a pasar cosas raras, hasta que se dan cuenta de que hay cosas que no son lo que parecen.

La trama.

Tras una introducción que claramente homenajea a las películas de Elvira, o también a las introducciones de Hitchcock, pero diría que es claramente Elvira (bueno, una Elvira de Mercadona), se viene la película, que es un festival de malas actuaciones, encuadres mareantes, errores de raccord, cliché tras cliché y sexualización gratuita, pues las parapsicólogas solo lucen el bikini, salvo la "lista", que lleva unas gafas de azafata de 1, 2, 3. Todo es un poco como si cogiéramos una película porno y le quitáramos las partes del sexo.

No hay palabras para describir lo mala que es en serio. Es tan mala que hasta las propias protagonistas se dan cuenta de lo mala que es, y no me refiero a las actrices, sino a los propios personajes, que poco a poco van tomando consciencia de que es una película, rompiendo así la cuarta pared y convirtiendo el espectáculo en un divertido juego de metacine donde la película se ríe de sí misma, como ejercicio para reírse un poco con y de los clichés de la serie B, con verdaderos momentos de quedarse con los ojos cuadrados, sin dar crédito a lo que uno ve en pantalla, y sin tener claro si lo que tiene delante es una ponzoña infecta, sacada de un vertedero abandonado, una genialidad o las dos cosas a la vez.

Yo debo reconocer que en el fondo no he podido evitar divertirme. También es verdad que lo que buscaba era deliberadamente una película mala, de manera que haber cumplido mis expectativas no tengo muy claro si es bueno o es malo. Pero tomaré nota de la filmografía de Ramos (a quien, por cierto, vi hace unos cuántos años, dirigiendo la más que aceptable "Muertos Comunes", bastante más convencional que la marcianada que son "El último fin de semana" y "Summertime").

viernes, 1 de enero de 2021

Empezando el año con juegos

Gang Rush Breakout, divertido pero con unas reglas muy chapuceras.

Ayer no hubo fiesta de nochevieja como tal, y en su lugar me fui a casa después de cenar, y a jugar a la consola hasta que a las 2 me fui a la cama, por lo que mi primer uso de la lonja no ha sido en la tradicional fiesta que, casi todos los años, he celebrado ahí, sino que ha sido hoy a la tarde, cuando nos hemos juntado un pequeño grupito para socializar un rato, jugar a juegos de mesa, y sobre todo pasar frío.

No es gran cosa, pero no me apetecía empezar el año con un día en blanco en el blog.