jueves, 29 de abril de 2021

Luther

Idris Elba es John Luther.

Lo que más me llamó la atención de esta serie fue la presencia de Idris Elba, actor que me maravilló con el oscuro Stringer Bell en The Wire, y que ahí da vida a un personaje que le viene ni pintado. John Luther es un duro policía de Londres, dedicado a investigar los crímenes más sanguinarios y truculentos de la city, con su gran inteligencia (a veces exagerada y tramposa desde un punto de vista narrativo, todo hay que decirlo) y su capacidad de bordear constantemente la frontera entre lo legal y lo ilegal.

Es una serie con temporadas de corta duración, muy al estilo de las series británicas, teniendo 5 temporadas, entre las que hacen la veintena de episodios de unos 50 minutos.

A destacar en esta serie, la relación de Luther con su némesis (no diré más, por no reventar una sorpresa del primer capítulo) y dicho personaje, que es un personaje malvado, retorcido, con una gran inteligencia y que genera tanto en el protagonista como en el espectador una mezcla entre atracción y repulsión. Una curiosa versión de Moriarty, vaya.

La serie en general está bastante bien, aunque va bajando el nivel, sobre todo cuando deja de aparecer uno de los secundarios (Justin Ripley), y se agradece que sepa encontrar un cierre a tiempo (un desenlace bastante poético, por cierto).

En lo negativo, que a veces abusa del recurso de la exagerada inteligencia del personaje, que lleva a resoluciones que casi parecen un "me invento lo que me sale de la minga, tiro por ahí y tengo la potra de que al final era eso". Pero en general, bastante recomendable. Bastante cruda, eso sí, y repleta de violencia verbal, física y sexual. 

miércoles, 28 de abril de 2021

Empezando Charterstone

¿Qué aventuras nos deparará?

Si a algo nos hemos aficionado en estos tiempos de pandemia es a los juegos de mesa tipo legacy (juegos de un solo uso, en los que vas jugando una campaña de varias sesiones, algunos elementos son desechables y las reglas van cambiando a medida que avanza la historia), costumbre que empezó con el Pandemic Legacy y hemos ido sumando otros, como Gloomhaven, Tainted Grail (que no es estrictamente legacy) y hoy se suma Charterstone. 

Este es diferente en tanto que no plantea una campaña cooperativa, sino que es competitivo. Con todos los elementos de un eurogame, los jugadores son colonos en una tierra por descubrir, y las reglas, muy sencillas en la primera partida, se irán complicando. De momento hemos jugado la primera de 12 y ha resultado ser muy ligerito y divertido. Ya reseñaré cuando terminemos. 

martes, 27 de abril de 2021

Intentando el Zelda: Breath of the Wild

Muy bonito, ¿pero aquí qué se hace?

The legend of Zelda: Breath of the Wild es uno de los juegos más aplaudidos de la actual generación y me lo compré con bastante ilusión antes de navidades, aunque tardé en empezarlo, pues estaba todavía con el Fire Emblem.

Finalmente lo empecé, jugué un poco, lo dejé, jugué otro poco... de vez en cuándo lo intento, pero la triste verdad es que no consigo pillarle el punto; todo muy bonito, con mucho mapa por recorrer, pero no consigo que me divierta. Mapeado muy grande, sí, pero la sensación de no saber qué hacer, más allá que pasearme de un lado a otro sin rumbo fijo y sin que me cuente ninguna historia. 

Voy a tener paciencia con este juego y aún voy a darle muchas oportunidades, pues las críticas son buenas, gente de la que me fío lo recomienda y no en vano A Link to the past es uno de mis videojuegos de cabecera. Pero de momento se me está atragantando y mucho. 

lunes, 26 de abril de 2021

Assassination Nation (Nación Salvaje)

Las brujas que no pudieron quemar.

El cartel de esta película me llamó la atención cuando estuve en Londres, pero no llegó a los cines de España, o al menos a los de Bilbao, por lo que no llegué a verla en su día, y he tenido que recurrir a Internet.

Lo primero que me llamó la atención es lo mucho que me recordaba, sobre todo al principio, a la serie Euphoria, lo que es muy lógico si tenemos en cuenta que ambas son de Sam Levinson. También tiene cosas que recuerda a otras películas como Red State, Death Proof o la saga de La Purga.

En Salem, Massachussets (exacto, donde los juicios de las brujas) todo parece ponerse patas arriba cuando un misterioso hacker comienza a desvelar los secretos más íntimos de sus habitantes, lo que desemboca en una delirante oleada de odio y violencia que amenaza con convertir el pueblo en un infierno, tocando por el camino temas como (copio, que soy así de vago) como acoso sexual, sangre, abuso, clasismo, muerte, alcoholismo, uso de drogas, contenido sexual, masculinidad tóxica, homofobia, transfobia, armas, nacionalismo, racismo, secuestro, asesinato, intento de asesinato, la mirada masculina, sexismo, juramento, tortura, violencia, armas y frágiles egos masculinos.

No es casualidad que la acción del pueblo se desarrolle en Salem, pues la película juega mucho con usar elementos tóxicos y peligrosos, presentes en aquella época como en esta, como los linchamientos públicos (literales o metafóricos), los peligros de la turba enfurecida y una reflexión que me gustó mucho: el 10% de la población es buena gente, el 10% unos cabrones y el 80% restante simplemente gente que en un momento dado se puede dejar llevar por un lado o el otro.

domingo, 25 de abril de 2021

Bu 14.0

El blog está en plena adolescencia.

El tiempo avanza inexorable para todos y este blog no es una excepción, y con 14 años que tiene la criatura, llevo por la tontería casi un tercio de mi vida con él en activo.

14 años es la edad que tenía yo cuando terminé la EGB y empecé el instituto. Era 1992, el año de los juegos olímpicos de Barcelona y la expo de Sevilla, la cual visité junto con los compañeros del colegio en el viaje de estudios que hicimos por Andalucía. Fue también con 14 años la primera vez que pisé una discoteca y también con 14 la primera vez que me enamoré (spoiler, salió mal).

Por ponernos en perspectiva, el comienzo de este blog está más cercano en el tiempo a la guerra de Bosnia o la firma del tratado de Maastricht que a hoy. 

viernes, 23 de abril de 2021

The Falcon and the Winter Soldier

El legado de Steve Rogers.

Hoy ha terminado la primera temporada (pues parece que habrá más) de la serie de Marvel que se centraba en los dos mejores amigos del Capitán América: Sam Wilson y Bucky Barnes, en una serie de espionaje, colegueo y mucha, mucha acción.

El primer paso a dar, aunque sea complicado no caer en comparaciones, es asumir que no iba a ser otra Wandavisión. Es, no obstante, una muy buena serie; divertida, trepidante y con momentazos. Y sin duda merece la pena verse. 

Curiosamente, este efecto "la sombra de X es muy alargada" es uno de los temas que se tocan en la serie, donde el hueco que deja Steve Rogers como Capitán América es muy difícil de llenar, por mucho que lo intenten. En este sentido, me quito el sombrero ante el gran descubrimiento de la serie, que es Wyatt Russell en su difícil papel de Capi que no es el Capi, que borda a las mil maravillas, siendo una de las mejores cosas que nos ha dado la serie. Otra de las cosas que me gustaron mucho, y que eché en falta que hubiera más son los diálogos mundanos y a veces chanantes entre Bucky y Sam (cierta conversación sobre magos, brujos y hechiceros es sublime).

Me sorprendió, pues difiere con la imagen que me había formado yo de él por los cómics en los que lo había visto, el tratamiento que da la serie a Helmut Zemo, personaje al que Daniel Brühl consigue dar aquí toda la gracia que no tuvo en Civil War, pasando de ser uno de los villanos más sosos de todo el UCM a ser algo más parecido a un antihéroe, pero muy molón.

Me gusta mucho que incida en un tema que ya tocaban un poco en Wandavision, que es el cómo afectan al mundo y a la sociedad los chasquidos de Thanos y Hulk, que lo de desaparecer y reaparecer la mitad de la población mundial no es cosa menor y también me gusta que toque y la manera en que toca todo el tema del racismo institucional en Estados Unidos. Me gusta porque es necesario y me gusta porque sin duda hará rabiar a los niñatos de siempre. 

¡Olé por el discurso de Sam Wilson en el último capítulo!

miércoles, 21 de abril de 2021

Concursando: alea jacta est

Esto ha sido más difícil que sacar la plaza.

Aunque el plazo termina mañana, hoy he echado la solicitud para el concurso de traslados, que tiene como objetivo sacar mi plaza de donde está, aunque mi intención sea la de seguir donde estoy por mucho tiempo.

Había una cosa buena, y es que hay muchísimas plazas que me llaman más que la mía, pero no todas son iguales y tenía que hacer una cierta labor de investigación, sopesando pros y contras, pues hay que ponerlas en orden.

Finalmente, tras hacerme mis cábalas, fui haciendo mi ranking y me hice una selección, con más de 50 plazas candidatas y hoy por fin he rellenado la solicitud, pidiendo un total de 71 sitios posibles. Por suerte he estado atento antes de dar a enviar, pues el sistema ha estado a punto de jugarme una mala pasada y tratar de colarme, hasta tres veces, una que no quiero ni de coña entre las primeras.

Pues bueno, ahora falta que todo el mundo eche sus solicitudes, hagan la baremación y nos digan cómo queda el tema. El tiempo dirá si me toca alguno de los destinos elegidos y cuál.

martes, 20 de abril de 2021

Mortal Kombat

La pelíkula.

Hay dos tipos de película: las que tienen un combate a muerte resuelto con el uso de un gnomo de jardín como arma homicida y las que no. No diré a qué categoría pertenece Mortal Kombat, pero sí diré que salgo gratamente soprendido por haberme encontrado una película francamente divertida que, sin llegar a perder la seriedad tiene sus momentos de humor y muchas escenas de acción, repletas de homenajes a la saga de videojuegos que lleva a la pantalla, para lograr un producto que parece cuidado y con mimo, y que incluso tiene algún momento de los de querer aplaudir a la pantalla.

Ojo, hay que ponerse en perspectiva y saber qué hay que esperar de esta película. Está todo lo bien que cabría esperar de ella, pero no deja de ser una película basada en un videojuego de mamporros, un género donde el listón no es que esté muy alto. La trama es sencillota y funcional, siendo a ratos una búsqueda de excusas para meter sangrientas peleas a muerte, pero mezcla muy bien muchos de los componentes clásicos de la franquicia, consigue que los personajes sean interesantes y tiene momentos y diálogos que hacen de la película algo muy divertido, dejando abierta una puerta a una secuela. En realidad, usa muchos de los elementos caraterísticos del cine de superhéroes, y supongo que a lo mejor por eso funciona.

No puedo entrar a valorar cómo es de purista con el trasfondo de Mortal Kombat (aunque algunos cambios, como el del personaje Kano, me parecieron a mejor), pero no tiene pinta de ser un destrozo como fue Street Fighter (hablaría de la Mortal Kombat de Lambert, pero confieso que no la vi). Se toma sus licencias, como la de hacer que el protagonista sea básicamente un Poochie de la vida, y tiene sus ausencias, pero algunas de ellas (la más flagrante) las suplen con bastante gracia. 

Muy contento con ella, la verdad. Si sacan Mortal Kombat II, que cuenten konmigo. 

lunes, 19 de abril de 2021

Fin de semana que termina en lunes

Cosecha del domingo.

Este tipo de entradas son más propias de un domingo, pero entre que ayer tocaba la tradicional y escueta entrada cumpleañera y que hoy lo tenía medio libre (solo he ido por la tarde), pues recurro a este tema que es además siempre muy recurrente. 

El viernes la sobremesa empezaba con el capítulo de Falcon&Winter Soldier de rigor, y luego quedamos con unos amigos para anunciar novedades laborales (no mías, de momento) y terminamos dando un paseo por zonas de Bilbao que no conocíamos.

Foto sacada desde el paseo de Los Caños. Lo que se ve al fondo es La Peña.

El sábado tocó madrugar, como ya conté por aquí, por aquello del examen. Pero la verdad es que fue muy cómodo y duró poco tiempo. La tarde quedar en casa con unos amigos para arreglar el mundo. Por la noche recibo con alivio la noticia del resultado de fútbol, parece que durante una temporada nos dará un poco de tregua.

El domingo por la mañana, entre otras cosas cumplo un año más, voy a comer, paso por casa de mi señor padre a por el regalo (siendo recibido por la perrilla Chiqui con su habitual efusividad). Luego un par de capítulos de Wandavision para que los viera mi señora y un largo paseo, aprovechando el buen día.

Lunes, aunque no toca, para las 7 estoy ya despierto y a las 8 en pie. Me dedico a hacer un poco de nada, que para eso me cogí las horas que me daban por trabajar el sábado y por la tarde, después de comer, voy a la oficina. De normal las tardes las hago desde casa, pero como tengo el trabajo al lado y prefería romper un poco el día, ahí que me he ido.  Una tarde enloquecedora de llamadas telefónicas, literalmente todas para preguntar lo mismo, y al terminar me voy al cine a ver una película de las de pensar: Mortal Kombat.

Y eso ha sido más o menos este fin de semana con medio día corrido. 

sábado, 17 de abril de 2021

Vigilante de ingenieros

Mientras el coche se iba de paseo, guardábamos su ausencia.

Pese a ser sábado, hoy el despertador ha sonado a las 7, pues a las 8 tenía que estar en la escuela de ingenieros. No por la exhibición por Bilbao del coche de la foto, sino porque otra vez tenía que ir a colaborar en la vigilancia de un examen de oposiciones (en esta ocasión, de ingenieros industruales) de la Diputación.  Aunque técnicamente no he vigilado ningún examen, ya que mi función era la de estar controlando el acceso, pues como parte de las medidas antiCovid está que no pueden entrar todos de golpe y a la vez.

A diferencia de otras, esta era una oposición pequeñita (175 inscritos y a ojo unos 100 presentados), por lo que el acceso ha sido muy rápido y muy ágil, y como ha ssalido todo fluído y sin incidentes, a las 12 estábamos ya libres. 

jueves, 15 de abril de 2021

Consecuencias de Internet

En Internet las imprudencias se pagan.

El anonimato en Internet nos puede hacer sentir muchas veces muy seguros, pero hay que tener cuidado con lo que decimos, o nos podemos llevar alguna sorpresa desagradable. Es el caso de esta historia, que no puedo decir que sea cierta, pero sí que puedo afirmar sin género de errores que es inventada:

-Toc, toc 
-¿Quién es? 
-Policía Nacional, abra. 
-Hola, ¿en qué puedo ayudarles? 
-¿Es usted Fulano Pérez, que firma en Internet como Pollito77? 
-Sí, soy yo, ¿qué pasa? 
-Verá, tenemos aquí un tuit suyo en el que dice a un político, y cito textualmente, "te voy a matar". 
-Joder, fue un calentón, de verdad que lo siento. ¿Es muy grave? 
-Hombre, pues bastante si tenemos en cuenta que no lo ha matado. 
-Ya le digo que realmente no tenía intención de matarlo, que fue el calentón del momento. 
-¿Es usted consciente de la seriedad del asunto? ¿La que le puede caer?
-¿Por unas amenazas en un calentón? 
-No, hombre, por mentir en Internet. Usted afirmó que lo iba a matar y no lo ha matado. ¿Es consciente de lo grave que es eso? 
-Jo, pues ya lo siento, pero... 
-Ni pero ni pera, ahora va usted y lo mata. 
-¿Pero así, sin más? 
-Tome mi pistola, y que no me entere yo de que no lo mata, o se va a enterar usted. 
-Gracias agente. 
-A usted, que tenga un buen día.

miércoles, 14 de abril de 2021

El horror telefonico de la Renta 2020

Lo difícil es que te cojan.

El pasado martes empezó la campaña de la Renta en Bizkaia, que este año ha traído novedades muy gordas, que básicamente se resumen en que te mandan a casa el resultado y una clave para que puedas meterte en la web y confirmarlo. A menos que tengas ya la BAK o la B@kq, en cuyo caso puedes meterte directamente a mirarlo sin necesidad de recibir la carta (de hecho, es lo que hice yo).

El tema es que mucha gente no se acuerda de que ya tenía la BAK, y como no consiguen entrar la web, nos llaman, y no son pocos. Y pese a que se supone que han contratado a no sé cuánta gente para la campaña, es tal el volumen de llamadas que nos las acaban derivando a nosotros, y el ritmo es enloquecedor, con un flujo constante de llamadas, casi todas para lo mismo.

Y la solución, la pongo por aquí por si alguien mete en Google "no consigo entrar a la web para hacer la Renta 2020 en Bizkaia", es bien sencilla.

1º Ir a https://web.bizkaia.eus/es/renta-bizkaia
2º Pinchar en "Identificarme y acceder al borrador"
3º Marcar la primera opción, BAK.

A menos que tengas la B@kq, pero es menos probable que la tengas y no te acuerdes.

Ahí nos pedirá la identificación, para lo que hay que meter el DNI (o NIE) con letra y seleccionar "¿Olvidó su contraseña?" Automáticamente, nos enviará una nueva contraseña al teléfono móvil que dimos en su día, y con eso ya podremos operar en sede y sobre todo lo de la renta de 2020.

Esto responde a 17 de las 20 preguntas que he recibido hoy a la tarde. Lo dejo aquí por si le es de utilidad a alguien y así se evita tener que llamar. Que si para nosotros es desesperante el ritmo de "suena el teléfono, atiendo la llamada, cuelgo y vuelve a sonar", me puedo imaginar que para los que estén al otro lado también será horrible intentar llamar por teléfono y que no les cojan ni a la de tres. 

martes, 13 de abril de 2021

Tarde de rabia

Con mucho guión.

Que nadie se asuste, que la entrada no es literal, y tampoco especialmente metafórica. Simplemente es una alusión al videojuego de la imagen y el plan de hoy, que ha sido completamente revival: quedar con un amigo para, mano a mano y cada uno con su mando, enfrentarnos a hordas de enemigos a los que aporrear de forma inmisericorde con la cuarta entrega de una saga clásica del género.

Durante toda una tarde de machacar el botón, hemos ido apalizando enemigos, descojonándonos de sus escenarios y comparándolos con diferentes barrios de Bilbao, mientras alternábamos entre arreglar el mundo charlando (lo bueno del juego es que el desgaste intelectual que requiere no impide tener una conversación mientras se juega) y berrear vocablos poco agradables a la pantalla y comentarios que jamás haría en público.

Lo que se le pide a un plan de tarde de consola, vaya. Que había mono.

Solucionando los problemas por medio del diálogo.

lunes, 12 de abril de 2021

Loco por ella

Diagonal...
 
Esta comedia romántica le da una vuelta al cliché de la Maniac Pixie Dream Girl (chica mona y alocada de la que se enamora el protagonista) y hace literal el maniac y el crazy, pues cuenta la historia de un periodista que conoce a una chica, pasa con ella una noche maravillosa y cuando trata de saber más de ella descubre que está internada en un psiquiátrico. Así que, como mandan los cánones del género, decide hacer algo realmente estúpido, como trampear un informe médico para ingresar él en el centro de salud. 

A partir de ahí, pues elementos típicos de comedia romántica.

Toca pues, hablar de un tema importante, que es el cómo toca el tema de las enfermedades mentales. Visto desde fuera da la sensación de que intenta ir más allá del "jajá, están locos", y de que busca visibilizar y desestigmatizar. Pero esa es mi opinión vista desde fuera. Consultadas un par de opiniones algo más autorizadas, me dicen básicamente que una de cal y una de arena, que mal porque cae un poco en lo que parece querer evitar y pone a los residentes del centro de salud como bichos raros, pero que bien por hacer hincapié en que es sencillamente algo con lo que haya que aprender a convivir, y no un mero handicap que se cure con frases de Mr. Wonderful.

En cuanto a su valor como película de entretenimiento, pues bueno, tiene algún momento gracioso pero tampoco me pareció nada del otro mundo. En ese sentido, pasable. 

domingo, 11 de abril de 2021

Lluvioso fin de semana

Bilbao desde la ventana.

Ya estamos otra vez en domingo, y esta vez sin la suerte de que el lunes sea festivo, por lo que me viene una semana no de cinco, sino de seis días. Sí, seis, porque el sábado tengo que ir a vigilar un examen.

Pero ya habrá tiempo para hablar de eso, ahora es el turno del fin de semana, aunque va a ser corto. El viernes nuevo capítulo de Falcon&Winter Soldier, luego al cine a ver Cuñados.

El sábado por la mañana al gimnasio, por la tarde a la lonja a jugar a la Furia de Drácula y a la noche cine casero, con "Loco por ella".

Domingo por la mañana gimnasio y cocinar, con un estofado de pavo Garam Masala, que será devorado mañana. Por la tarde largo paseo, el rato que la lluvia lo permitía, y a casa.

Entre tanto, muchos partidos al NBA2K21, donde he conseguido llevar a los Hornets a playoff. Ahora a derrotar a los Pacers en cuartos, voy dominando la serie 1-0. Seguramente ahora caigan un par de partidos más.

sábado, 10 de abril de 2021

Cuñados

Y del COB.

Dos patanes de poca monta, que además son cuñados entre sí, se ven en apuros y deciden secuestrar al cuñado de una mafiosa local, pero como son unos patanes, todo sale mal y se va liando, de forma que tendrán que ver cómo solucionan el entuerto, mientras de reojo siguen el ascenso a la ACB del COB, equipo de baloncesto de Ourense, del que son muuy forofos. Y, como suele suceder en las típicas películas de patanes metiéndose en problemas, de la que este es un exponente muy divertido, todo se irá liando cada vez más. 

La película me gustó, pero me chirrió bastante una cosa de la que, sin embargo, no la puedo culpar, y es que el doblaje es muy malo. Con los personajes principales, que se doblan muy bien a sí mismos (sobre todo Miguel de Lira, que es un crack) no tanto, pero algunos secundarios dan dolor de tímpano y llegaban a sacarme de la película. Una pena no haber podido ver la versión original en gallego, que seguro que habría ganado mucho (y no es que no fuera a entender nada, carallo).

Por lo demás, pues como suelen ser este tipo de películas cuando se hacen con un poco de mimo: entretenida, ligera y buenrollista, con un desenlace más o menos previsible pero, en su contexto, bien hilado. Y además hay baloncesto, oigan. 

viernes, 9 de abril de 2021

Los más buscados

Ahora encontrados.

Con las últimas novedades aún recientes, llega el nuevo lanzamiento del juego de cartas Marvel Champions, Los más buscados de la galaxia, que trae como personajes jugables a Rocket (uno de mis favoritos del UCM) y su inseparable Groot, y más villanos para añadir a la colección, como Gamora, el Coleccionista, Ronan el acusador y Drang, así como una nueva campaña, para sacar más chispas al juego.

Se me acumulan los mazos por probar.

miércoles, 7 de abril de 2021

Nomadland

La pesadilla americana.

Atraído por el reclamo de su nominación al Oscar me acerqué a ver esta película en la que la gran Frances McDormand da vida a Fern, una mujer que al cerrar la empresa en la que trabajaba, y quedarse el pueblo que vivía de esa empresa prácticamente muerto, se ve obligada a una vida de trashumancia, viviendo en su furgoneta y peregrinando entre trabajos precarios. Una visión modernizada de la gran depresión de los años 30, solo que la depresión económia real ya nos la conocemos.

Con un ritmo a veces un poco lento, Nomadland se recrea en los paisajes, con una bellísima fotografía que además logra una atmósfera melancólica que va muy bien con la historia y que viene muy bien acompañada por la música de Ludovico Einaudi.

Cabe también destacar la gran actuación de su protagonista, y a veces un cierto aire de documental, pues a salvo de equivocarme, diría que la mayoría de los actores que salen no son profesionales, sino simplemente personas haciendo de sí mismas.

A ratos vital, a ratos deprimente, invita mucho a la reflexión, sobre qué es la vida, sino un camino por el que transitamos y nos van pasando cosas, y la importancia de la gente que nos vamos encontrando. Y también sirve para reflexionar y cabrearse sobre la mierda del sistema capitalista, que para mucha gente se limita a convertir la vida en pura supervivencia sostenida sobre precariedad. Tanta precaiedad, que por no tener no pueden tener ni casa.

martes, 6 de abril de 2021

Empieza la Renta 2020

Una mejora necesaria.

Este año la campaña de la Renta en Bizkaia trae novedades importantes y cambios gordos que, en mi opinión, son a mejor y aunque he visto alguna cosilla puntual que me arquea la ceja, una vez superadas las lógicas barreras que trae todo cambio de procedimiento, hará más bien que mal y verdaderamente supondrá una optimización. De hecho, creo que es algo que debería haberse hecho hace años.

Lo explicaré por encima, que lo de explicarlo profundamente forma parte de mi trabajo y estoy en mi tiempo libre (en realidad la aclaración la hago porque estoy escribiendo esto a vuelapluma y se me podrían colar cosas, pero solo quiero dar una panorama general).

En primer lugar, este año todo el mundo recibirá la declaración de la renta hecha, a diferencia de años anteriores, en los que te la podían mandar o no. En la carta, que es mucho más simple que la anterior, vendrá básicamente el resultado ("pagar X", 0 o "devolver X") y una clave. Con esta clave se podrá acceder a la web y una vez allí aceptarla o modificar datos. 

Hoy ha sido un poco complicado, ya que la sede electrónica de la Diptuación ha estado caída durante gran parte del día, y de hecho la mía no la he podido hacer hasta bien pasadas las 18. Problemas que trae la implementación de cosas, que esto sea lo más gordo que pase.

Ahora toca ver cuándo me ingresan el dinero, que la cosa salía a devolver.  

lunes, 5 de abril de 2021

Largo fin de semana (santa)

De la partida de hoy.

Aunque podría decirse que se termina mañana, pues me lo he cogido libre, hoy terminan los días festivos de semana santa, siendo hoy de facto el domingo de un fin de semana de cinco días que empezó el miércoles. Ese día que por la tarde tuvo partida de Gloomhaven y por la noche "La conjura de Trasmoz", una partida de rol online para el juego "Ratas en las pardes".

Del jueves poco que contar. Por la mañana salgo a dar una vuelta, como y rol online por la tarde, probando el Blades in the dark, que le tenía muchas ganas. Termino sobre las 20:00 y para estirar un poco las piernas salgo a dar una vuelta hasta el Guggenheim y volver.

El viernes por la mañana se me va en jugar al Civilization y por la tarde quedo con unos amigos para jugar al Marvel Champions, donde Rhino se sale con la suya contra Hulk, Pantera Negra y la Bruja Escarlata.

El sábado la pesadilla futbolera invade Bilbao, por lo que me escapo y me voy al cine a Barakaldo, y vuelvo dando un paseo por no coger el metro. Como parte de la caminata me pilla con el partido empezado, las calles están desiertas para cuando entro en Bilbao. Cuando un mensaje de mi madre me comunica el resultado del partido, suspiro aliviado. Ese día duermo plácidamente.

El domingo por la mañana me voy al gimnasio, para quemar un poco de lorza y por la tarde a la lonja, a jugar al nuevo Dune, aunque no nos da tiempo a terminar la partida. El lunes comemos unas pizzas en la lonja y por fin conseguimos terminar la maravillosa campaña "Estrellas Anónimas". 

domingo, 4 de abril de 2021

Un poco de alivio futbolero

 Lamentables imágenes las de ayer.

A estas alturas de la película no tiene sentido ocultar lo que opino del equipo de fútbol de Bilbao, y no es una sorpresa de nadie que me alegré cuando descubrí (me lo dijo mi madre por Whatsapp) que habían perdido. 

Pero esta vez, además de animadversión deportiva tenía otro motivo para alegrarme por la derrota, y es que una victoria del Athletic habría supuesto más aglomeraciones como las que se ven, lo que en tiempos de pandemia es cuando menos demencial. Así que suspiro por partida doble; para no tener que aguantar el coñazo fubtolero con un equipo que odio y me saturan y para que no haya más aglomeraciones.

Lo malo es que esto es momentáneo, pues dentro de dos semanas juegan otra, y si no se toman medidas, lo de ayer se repetirá. Espero sinceramente que no se repita lo de la tarde, como espero que tampoco ganen.

sábado, 3 de abril de 2021

Godzilla VS Kong

Esta vez sí, sabía dónde me metía.

Una trama perfectamente hilada, en la que cada elemento visual nos permite indagar en la psique de dos titanes frente a frente, reflejando cada uno a su manera las dos facetas del yo, y que nos regala en cada una de sus sutilezas un mensaje que... sí, hombre, claro. Que no, que esto es lo que es, y lo que debe ser: dos bichos gigantes repartiéndose piñas y destrozando edificios, en una película que no tiene sentido ni lo necesita. 

Todo empieza con la revelación de que Kong está viviendo su propio show de Truman y Godzilla, que hasta entonces estaba descansando apaciblemente en su plaza de func... papel de defensor de la tierra, decide tomarse una excedencia en eso de no romper y decide liarla un poco en Florida. Como consecuencia, con un plan que no tiene sentido relatar aquí (no tiene sentido, punto) deciden que lo mejor es llevar al mono y al lagarto al centro de la tierra, para que se peguen ahí y dejen al resto del mundo en paz. Y para eso usan a Kong como cebo, lo que da para la primera pelea que es ridícula, pero nos ofrece a un gorila gigante surfeando portaaviones, así que compro.

Se llevan a Kong al centro de la tierra, donde el simio tiene su pisito montado y su hacha con bluetooth, y lo primero que hace es tener una bronca con sus vecinos. "Vaya lata que nos va a dar el nuevo", deben de suspirar las criaturas monstruosas del centro de la tierra. Monstruosas sí, pero no se habían metido con nadie hasta que fueron a incordiarles de la superficie.

Godzilla, mientras tanto, se va a Hong Kong, por cosas que no merece mucho la pena relatar, y en un momento dado hace un agujero en el suelo con su aliento, pero agujero en el suelo de los de llegar hasta el centro de la Tierra, concretamente a donde está la casa del mono. Nótese que Kong entró por la Antártida y Godzilla está en Hong-Kong.

Pues total, que el gorila sale por el agujero y llega hasta Godzilla (eso porque está en el centro de la tierra, que llega a estar en la línea 10 del metro de Madrid y todavía está subiendo), para zanjar la cuestión con talante, diálogo y puñetazos. 

Ahí hay un momento muy raro en el que se empiezan a gritar a la cara y parece que se van a besar, pero correremos un tupido velo para hablar del verdadero villano de la película, pues ni Godzilla ni Kong son malos. El villano aquí es nada menos que... ¡Mechadragón! Sí, un mecha fabricado a través de una cabeza de Gidora (o sea, la Hidra), con un montón de palabrería científica metida al tuntún, que haría llorar a cualquier biólogo.

Y Mechadragon es malo porque... es malo porque lo han hecho los malos, que son malos porque... son malos porque quieren fabricar un arma capaz de destruir a Kong y Godzilla si se va la cosa de madre. Llamadme raro, pero eso suena bastante sensato.

Pero no es el proagonista, sino el recurso de la trama para que el gorila y la lagartija aúnen fuerzas y tengan un enemigo común contra el que unirse, de modo que le parten la cara y Kong se retira a vivir felizmente su jubilación en el centro de la Tierra. 

jueves, 1 de abril de 2021

Otro año sin Omicron

Vacío, como un cachito de mi corazón.

De no haber sido por la pandemia hoy habría tenido que madrugar, pese a estar de vacaciones, y estaría en Zalla, trabajando en las jornadas #omicron2021, que igual que sucedió el año pasado no se han podido celebrar, lo que me apena terriblemente, pues poder encontrarme con la gente en este tipo de eventos y gozar de unos pcoos días de diversión y desconexión totales es algo que echo muchísimo en falta.

El coronavirus no ha afectado a mi salud, ni se me ha llevado a ningún ser querido por delante, y tampoco ha afectado a mi puesto de trabajo, es verdad. Pero sí ha alcanzado una parte de mi vida que es muy importante.