viernes, 30 de octubre de 2020

Series a letra cambiada (II)

Expediente Y

A falta de nada más interesante que contar, voy a seguir ordeñando la gallina de las estupideces (sí, he dicho "ordeñar la gallina") y seguir con esta entrada, estela de esta otra, que va de cambiar una letra al título de una serie para obtener un significado completamente distinto. 
Allá van.

AZAR EN TIEMPOS REVUELTOS: Historias de una delegación de lotería durante la guerra civil española.

BALCON CREST: Versión inglesa del célebre culebrón, que termina dramáticamente cuando toda la familia de Angela Channing muere defenestrada.

EL BOCHE FANTÁSTICO: Después de que su avión sea derribado en la primera guerra mundial, el barón Manfred Von Richtoffen es rescatado por una fundación benéfica, que le da una nueva identidad y un avión que habla.

EL EQUINO A: En 1972, el mejor caballo de la caballería del ejército americano fue detenido por un delito que no había cometido. No tardó en fugarse de la cuadra en que se encontraba recluido. Hoy, buscado todavía por el gobierno, sobrevive como soldado de fortuna.

EL TIEMPO ENTRE POSTURAS: Amores y desamores en una compañía de contorsionistas de circo.

JESSICA BONES: Una detective con superfuerza y problemas de alcoholismo resuelve sus casos analizando los huesos de las víctimas.

KOJACK HORSEMAN: Una antigua estrella de la televisión, metido a detective, trata de lidiar con su crisis de los 50 y su alopecia con una espiral autodestructiva de alcohol, sexo y chupachups.

LA ALDEA DEL ARTE: Unos animales antropomórficos cultivan la pintura, la escultura, la arquitectura...

LAS CHECAS DEL CABLE: Telefonistas de día, carceleras republicanas de noche.

POLICÍAS: EN EL CORAZÓN DE LA SALLE: Unos agentes del CNP tienen investigar una trama de abusos sexuales en un colegio religioso.

POR TRECE RATONES: La triste historia de una adolescente cuya fobia a los roedores le lleva al suicidio.

SABRINA, CASAS DE BRUJAS: Sabrina es una joven belga que se dedica al negocio de las inmobiliarias.

SAXO EN NUEVA YORK: No sé de qué va, pero fijo que sale Woody Allen.

THE BIG FANG THEORY: Una sitcom en la que unos odontólogos muy raritos comparten piso, y cada vez que hacen un chiste sobre dientes saltan las risas enlatadas.

THE FOOD PLACE: Una chica se muere y llega al más allá, un sitio en el que todo es comestible, pero el menú va en función de si en vida fuiste bueno o malo. 

THE WINE (BAJO ESCUCHA): Una nueva ley seca en Baltimore y la lucha de su cuerpo de policía las bandas callejeras que se dedican al tráfico de vino tinto.

TWIN LEAKS: Julian Assange filtra quién mató a Laura Palmer.

UN PATO ADELANTE: Una prestigiosa escuela de baile abre sus puertas a los alumnos palmípedos.

jueves, 29 de octubre de 2020

El trailer de 2020

Ojalá nos hubieran enseñado esto hace un año.

2020 está siendo un año muy desastroso a nivel mundial, con un evento como es el de la pandemia de COVID-19 que para nuestra desgracia es un hecho histórico que supone un antes y un después en la historia de la humanidad, con consecuencias que todavía no conocemos. Tanto es así que si nos hubieran dicho que lo que está pasando pasa en una película, nos habría parecido una fantasmada, incluso para película de catástrofes. Pero estos son los tiempos que nos ha tocado vivir, y hay que tomarlo con algo de humor. 

miércoles, 28 de octubre de 2020

Saga Breath of Fire

El 2 fue el primero que jugué.

Más que una reseña al uso, que requeriría acordarme de los juegos mejor de lo que me acuerdo, esto es una visión a una de las sagas emblemáticas de un género que en su día me gustó mucho, que es el JRPG.

La descubrí, allá por primero de carrera, con el Breath of Fire II. Ya para entonces era bastante aficionado al juego, y JRPG que veía, JRPG que caía (era pobre para comprarlos, así que me surtía del club de intercambio de juegos del ya extinto Centro Mail), y me encontré con uno que me gustó bastante, y el II no suponía un problema, pues al igual que pasa con los Final Fantasy, cada uno es una historia distinta. Aunque quizás sería más comparable a lo que pasa con los Zelda, pues en todos nos cuenta diferentes historias de un mismo personaje; Rýu, el huérfano de pelo azul que descubre que pertenece a una estirpe de dragones y por el camino conoce a Nina, una princesa alada. Eso y algunos elementos más, como personajes zoomórficos, con capacidades únicas, y creo que a partir del III, la posibilidad de ir montando una aldea personalizada.

El II me gustó bastante, pero donde esta saga tocó techo fue en el III, ya para Playstation, pues de gran longitud y con una historia maravillosa, se convertiría en uno de mis juegos favoritos del género, compartiendo pedestal con otros grandes como Final Fantasy VI, Secret of Mana o Chrono Trigger.

Luego llegó el IV, para la Playstation II, que sin ser tan bueno como el III (el listón era muy alto) me gustó bastante, y tenía cosas simpáticas, como la posibilidad de lanzar ejércitos de hadas contra el enemigo, y años después, vía emulador, empecé a jugar el I, aunque no recuerdo bien por qué, no lo llegué a terminar.

Y esto viene a que en la eshop de la Nintendo Switch he visto que están los BOF I y II, y el recuerdo hizo que me haya apetecido escribir sobre ellos. 

martes, 27 de octubre de 2020

Eurorretorno para Bilbao Basket

Dos Anjos, al que le queda mucho por recorrer, entra a canasta.

Hoy volvía el Bilbao Basket a Europa, a estrenar competición, la Champions, en un partido que aunque no he podido ver en directo (no tuve suerte en el sorteo) he podido ver en parte por la tele, la segunda mitad. Aunque el resultado, 72-81, no ha sido todo lo agradable que me habría gustado.

Con solo 20 minutos es difícil sacar conclusiones, pero ahí va:

-Balvin es indiscutiblemente el alma del equipo. Con o sin él en pista, el Bilbao Basket es un equipo completamente distinto.
-Serrón muy bien, es un jugador que tiene pinta de que dará alegrías.
-Dos Anjos muy verde y Jones me ha parecido torpe.
-Alex Reyes sobrio, no desentonaba.
-Kljajic puede aportar desde el primer día. Le echa ganas.
-El equipo tiene el nivel que tiene y la competición le queda grande, durando su competitividad lo que dura la gasolina. Muchos últimos cuartos se nos van a hacer muy largos.

Pero bueno, así es mi equipo y con ellos voy a ir. 

lunes, 26 de octubre de 2020

Llegó el nuevo confinamiento

 El nuevo sitio de Bilbao.

Lo que tenía toda la pinta de que iba a acabar pasando ha terminado por ocurrir, y es que ha llegado un nuevo estado de alarma y con él un pseudoconfinamiento, en el que no nos vamos a quedar encerrados en casa pero casi, pues a falta de confirmación en el boletín oficial, parece que a las medidas anunciadas este fin de semana, con su toque de queda y tal, se une el cierre perimetral e intermunicipal de la Comunidad Autónoma Vasca, lo que impide el tránsito entre municipios salvo que sea para trabajar y cosas imprescindibles. 

De cara al trabajo esto, por suerte, no me afecta, ya que vivo y trabajo en el mismo municipio y ni siquiera tengo que coger el transporte público, pero sí al ocio, donde sin hacer grandes despliegues, sí que suelo quedar con amigos para estar de charleta o echar alguna partidilla, y si bien algunos viven en Bilbao, otros viven fuera y no van a poder acercarse a la capital. Por lo pronto, la campaña de rol que estoy dirigiendo tendrá que esperar, que un jugador es de Berango y otra vive en Leioa.

En todo caso, habrá que estar a ver qué dice mañana el Boletín y sacar conclusiones. 

domingo, 25 de octubre de 2020

Fin de semana prealarmante

El viernes me encontré un tesoro.

Anticipándome a lo que viene, ha sido un fin de semana de no muchos planes. El viernes iba a haber ido al gimnasio, pero me pudo la pereza y no fue el caso, así que fui directamente a la lonja, a jugar la primera sesión de la campaña de Gloomhaven, tal y como comenté. Luego ya me retiré a casa, vi algo de tele (Scrubs) y a la cama. No sin antes disfrutar del pequeño placer de encontarme monedas abandonadas hurgando en un cajón.

Sí fui al gimnasio el sábado, que además aproveché para ir por la tarde al cine (a saber si los vuelven a cerrar) y por la noche un poco a la lonja, a jugar a juegos ligeros y estar de tertulia con un compañero de la asociación, hasta tampoco demasiado tarde.

Hoy domingo, otra de gimnasio (sábado y domingo sendas sesiones de una hora de cardio) y una tarde de hacer... nada. Íbamos a haber tenido rol, pero un positivo en un familiar de uno de los jugadores nos ha hecho aplazar de momento la partida (y hacerla online NO es una opción). A cambio, algo de ordenador, algo de Switch, algo de sofá... y ya se ha ido el fin de semana, que además con el cambio de hora descoloca todo mucho.

sábado, 24 de octubre de 2020

Las hijas del Reich

Judi Dench es una buena garantía.

Un selecto colegio alemán en Inglaterra, en el que las alumnas son hijas de destacados miembros del partido nazi, cuando Reino Unido está a punto de declarar la guerra a Hitler es el escenario en el que se desarrolla la historia, en la que un agente de la Corona es enviado como profesor para ver lo que se cuece en ese colegio, que como es obvio no es poca cosa. 

Esta es la excusa para ofrecer una película de espías bastante al uso, con sus persecuciones, sus secretos, sus dobles juegos, su "no puedes confiar en nadie", y un desarrollo bastante elegante hacia un final no exento de emoción, y que encaja bastante bien con la historia. 

Bastante aceptable, recomendada para fans del género.

viernes, 23 de octubre de 2020

Empezando Gloomhaven

Diez kilos de juego.

Un clásico de nuevo cuño es el Gloomhaven, un juego de mesa cooperativo con un larguísimo modo campaña, que puede durar varios meses, hay quien dice que incluso años, y que hoy hemos tenido a bien empezar.

Después de un largo despliegue (mucha cosa que destroquelar y enfundar) hemos podido jugar el escenario introductorio, y estas son mis impresiones:

-Es difícil. El primer escenario lo hemos conseguido, pero por los pelos. Tocará palmar muchas veces, seguro.
-Recuerda a una versión mejorada del Descent, con lo de ciudad-viaje-mazmorra.
-Es importante saberse las cartas y saber muy bien cómo pnaiificar cuáles se va a jugar cada turno y gestionar bien los descansos.
-Tenemos campaña para rato.
-Las reglas son bastante sencillas y de momento parece que bien explicadas.
-Va a costar mejorar los personajes.

Todavía es pronto para sacar más conclusiones que esas y hacer un análisis más profundo, pero la primera partida mola y nos ha dejado con ganas de más.

jueves, 22 de octubre de 2020

Bonosaqueo

Mantel no incluido.

Entre las medidas impulsadas por la Diputación Foral de Bizkaia para reactivar el consumo estaban los bonos aurrerakultura, en los que por 25 euros te daban un bono de 40 euros para gastar el libros (15 por 40 si es para libros en euskera), y aferrándome al máximo posible, me hice con 4.

Y aunque no caducan hasta mayo, es algo que en algún momento había que gastar, así que he hecho una visita a la tienda de cómics, a ver qué había, siendo el resultado bastante obvio viendo la foto. El proceso es el típico "veo algo que me gusta, cojo otra cosa para llegar a 40, entonces veo otro que me llama...", y pagando 2 euros (50 ya los pagué al coger los bonos, claro), me he llevado el lote de cómics compuesto por:

-Superlópez tomo 1
-Civil War
-Batman Caballero Blanco
-Campeones

Ya que estaba, me he cogido el Por la reina, un juego de cartas narrativo con buenas críticas, que al no ser libro no entraba dentro de la promoción y había que pagarlo aparte, pero ya que estábamos ahí, había que aprovechar el viaje.

Y como aún me quedan otros dos bonos, otro día haré una nueva razzia.

miércoles, 21 de octubre de 2020

Lovecraft Country

La pareja protagonista.

Titulada en España como Territorio Lovecraft, esta es una serie muy desigual que pese a mantener un hilo conductor y a que los protagonistas son los mismos, en el fondo es una desigual antología de relatos de fantasía y terror en la que el título puede ser un poco engañoso, ya que no está tan basada en la obra de HP Lovecraft, sino en la novela homónima de Matt Ruff, que con ese título supongo que algo tendrá que ver con el escritor de Providence. Pero como no la he leído no me voy a meter, así que opinaré solo sobre la serie.

No solo el título es un poco engañoso, sino que el primer capítulo (para mi gusto el mejor) genera unas expectativas que luego no se cumplen. Después de ese primer capítulo, que es una película de aventuras en un entorno completamente lovecraftiano, la serie va tocando todos los palos, con aventuras al más puro estilo Indiana Jones, casas con fantasma, gore, ciencia-ficción, magia urbana... y, como decía, algunos episodios mucho mejores que otros. Los hubo que me gustaron mucho (1x08, con esas niñas terroríficas o el puntazo del 1x06 en Corea) y otros que se me hicieron un tanto pesados. 

Sin embargo, y esto es importante, las historias de terror que nos cuenta son la plataforma en la que se apoya el verdadero leit motiv de la serie, que es la opresión y el empoderamiento, y donde el racismo es, en muchos de los capítulos (en realidad los más aterradores) un elemento muy presente, así como la homofobia, el mahismo, clasismo y demás ismos.

Me habría gustado más si toda la serie hubiera ido en la línea del primer episodio (que parecía una partida de La Llamada de cthulhu), y sobre cada uno de los capítulos, estoy bastante conforme con este artículo

martes, 20 de octubre de 2020

Nintendo Switch: Obtención

 Inserte musiquita del Zelda.

Un capricho de vez en cuándo no hace daño y he de confesar que cuando en verano trasteando en cajones ignotos apareció mi vieja Nintendo DS, me entró la morriña de consola portátil y puse en el punto de mira la Nintendo Switch, que es a la vez portátil y de sobremesa, contando además con buenas recomendaciones de algunos amigos que la tienen. Y mi padre, conocedor de eso, ha tenido a bien regalarme una, así que desde hoy tengo otro cacharro para el ocio que adornará el salón de casa. Y podré jugar algunos imprescincibles de la saga, como Mario o Link, que tantas horas de diversión me dieron en tiempos de SuperNES.

lunes, 19 de octubre de 2020

Full Metal Alchemist: Brotherhood

Los hermanos Elric.

Hablamos de un clásico del shonen (básicamente juvenil de aventuras), que tiene dos versiones en su adaptación al anime; Full Metal Alchemist (FMA) y Full Metal Alchemist Brotherhood, que no es una secuela, sino que es la adaptación más fiel del manga, pues FMA se hizo antes de terminar la serie, y como pasó con Juego de Tronos, se tuvo que inventar sus propias tramas y personajes cuando adelantó la fuente original. De esta manera, podríamos decir que la adaptación buena es Brotherhood, siendo FMA una especie de spin-off o versión alternativa.

Esta serie la empecé hace 5 años, pero aunque tenía cosas que me gustaba se me hacía muy cansina y la terminé abandonando tras una docena de capítulos, volviendo a empezarla desde el principio cuando la pusieron en Netflix, y descubrí que la razón por la que no conseguí engancharme era porque verla en japonés se me hacía agotador, a veces irritante, y en cambio con el doblaje inglés sí que conseguía entrar, así que por fin pude terminarla. Tampoco ayuda que a veces fuera tan histriónica, aunque a medida que avanza la serie ese histrionismo va rebajándose un poco, lo cual es de agradecer.

En una ambientación que recuerda muchísimo a la Europa industrial de principios de S. XX, nos cuentan que existe la alquimia, que está perfectamente normalizada en la sociedad e incluso existen los alquimistas del Estado en Amestris, la nación donde se desarrolla la mayor parte de la historia y que recuerda "ligeramente" a la Alemania nazi (que al líder del ejército lo llamen Führer nos puede dar una pequeña pista al respecto).

Protagonizan la historia los hermanos Edward y Alphonse Elric, dos alquimistas que siendo niños trastearon con lo que no debían e intentar saltarse las leyes mágicas les llevó a que Edward perdiera un brazo y una pierna, mientras que Alphonse perdió su cuerpo y su consciencia fue atada a una armadura gigante. Y es precisamente la búsqueda de una forma de recuperar sus cuerpos lo que da inicio a lo que será una gran aventura, en la que entre medias irán apareciendo conspiraciones y la gran amenaza que se cierne sobre el mundo.

Por el camino se irán encontrando con personajes muy interesantes, muchos de ellos muy profundos y de gran interés, consiguiendo que lleguemos incluso a empatizar hasta con los villanos más horribles, lo que tiene mucho mérito y regalándonos momentos muy emotivos, algunos de los cuales han pasado a la posteridad del imaginario colectivo. No daré más detalles, pero nadie que la haya visto podrá olvidar la historia del hombre que tenía una hija, tenía un perro y...

El mayor error que podría cometerse es pensar que como es animación es para niños (a estas alturas aún queda de eso), dejando pasar una serie que es a ratos épica, a ratos oscura, muy oscura, y siempre muy humana.

domingo, 18 de octubre de 2020

Fin de semana con variedad gastronómica

Ricas samosas.

Sin saber todavía cuales serán las nuevas restricciones y cómo quedarán el tema del ocio y el alterne, paso a comentar actividades del fin de semana, sin saber aún muy bien cuáles podré hacer la semana que viene y cuáles no.

El viernes por la tarde una de sofá y al poteo de los viernes, que luego se convirtió en cena en un restaurante nepalí que hay en Iturribide y al que le teníamos ganas, pues "alguien" cumplirá años esta semana y a fue la cena de celebración. Comida rica, precio razonable y trato exquisito. 

El sábado por la mañana gimnasio pero poco, y por la tarde una de cine (No matarás), para cerrar el sábado jugando (y perdiendo) una partida de La furia de Drácula, un juego que me gusta mucho pero que está terriblemente descompensado en favor del señor de Transilvania.

Domingo gimnasio por la mañana (¡una hora de cardio!) y por la tarde salgo con unos amigos a tomar unas cañas, pero nos damos cuenta de que estábamos en un mexicano, por lo que ya aprovechamos, cuando llega la hora, para cenar, una deliciosa enchilada en mi caso y una salsa picante que venía en un cuenquito aparte que tenía buen sabor pero hacía arder labios y estómago, pues era MUY picante.

Y eso ha sido todo, más o menos.

sábado, 17 de octubre de 2020

No matarás

Bueno, solo un poco.

Esta es la historia de Dani, el prototipo de buen chico que trabaja, cuida de su padre enfermo, nunca cruza el semáforo en rojo y demás. Y al morir su padre, su hermana le convence para que se pegue un viaje alrededor del mundo, pero antes de que llegue a hacerlo se cruza con Mila, una chica misteriosa, atractiva, espontánea y más zumbada que las maracas de Machín (la clásica fantasía de la Manic pixie dream girl pero en versión chunga) que le descuadra por completo los planes, le lleva a hacer cosas que Dani nunca se habría planteado y... sí, como bien sugiere el título, alguien acaba muerto.

Eso lleva a que Dani comience a tomar decisiones que con la mente fría y desde la comodidad de una sala de cine parecen estúpidas pero que en el momento a él le parecen de lo más lógico, lo cual es narrativamente muy razonable, de modo que se mete en una espiral en la que para tapar un marrón se va metiendo en una espiral de marrones a cada cual más grande y, siguiendo con el lenguaje coloquial, se lía muy petarda.

Me gusta de la película que consigue transmitir muy bien las sensaciones, como la sensación de agobio constante, el aura de una Milena Smit que a la vez seduce y repele o los golpes, algunos de los cuales llegan a doler de verdad, y que en general, salvando algunas cosas, resulta bastante verosímil.

No me gusta que algunos recursos narrativos que parecen querer contar algo se quedan un poco en el aire (por ejemplo la forma de introducir la música, como queriendo emular a Baby Driver) y que la resolución se queda un poco pobre, con una escena que rompe un poco con la credibilidad que se había ganado y sobre todo ese largo plano secuencia de Mario Casas (que afortunadamente hace tiempo que dejó de ser el pelele musculoso para convertirse en actor) haciendo muecas sin venir muy a cuento, como si quisieran terminar de llenar metraje.

Pero salvo eso, en líneas generales una película bastante correcta.

viernes, 16 de octubre de 2020

Akelarre

No confundir con el juego de rol cuasihomónimo.

Gipuzkoa, 1609. Un inquisidor y sus soldados llegan a una pequeña aldea pesquera a practiar una caza de brujas, acusando a un grupo de muchachas locales de formar parte de algo a lo que llama "Sabbat" y de copular con Lucifer y lindezas por el estilo. Atrapadas y sin salida, ante la perspectiva de ser quemadas vivas tras un juicio farsa, las chicas idean un plan para darle al juez lo que ha venido a buscar y dilatar el proceso con tal de ganar tiempo, haciéndole creer que de verdad son brujas. 

La historia irá avanzando, mostrando a veces de forma muy cruda el calvario de las chicas y las supersticiones propias del oscurantismo de la época, con una recreación estupenda y unas interpretaciones maravillosas, con Alex Brendemühl como un juez tan perturbador como perturbado o Amaia Aberasturi como una de las chicas, y la película alcanza su clímax con la escena del akelarre, pues obviamente con ese título TIENE que haber uno, y juega con la ambigüedad que nos hace dudar, durante parte de la película, si realmente son brujas o simplemente unas pobres chicas a las que les gusta salir al campo a bailar.

En cualquier caso, valga como homenaje a todas esas "brujas" que sí existieron el la realidad, mujeres que sufrieron los tabúes y la represión de toda forma de expresión artística o meramente lúdica, todo aquello que supusiera no circular por los cánones de lo que se consideraba correcto y que es lo que verdaderamente se perseguía. Supongo que no faltaría quien hoy las llamara feminazis.

jueves, 15 de octubre de 2020

El retorno de Dexter

Al cuerno lo de cortar árboles, me vuelvo a lo de cortar personas.
 
Ayer la cadena Showtime sorprendía con la noticia del regreso de Dexter, serie que terminó en 2015 pero debió terminar 4 años antes, pues es uno de los mayores ejemplos de decadencia serial que recuerdo, pues tras 4 temporadas muy buenas (la tercera era algo más floja pero se compensaba con una cuarta brillante) y un final de temporada, la cuarta, que habría sido un broche perfecto como final de serie le siguieron otras cuatro temporadas, cada cual peor que la anterior, teniendo como colofón una octava temporada que empezaba mal y terminaba peor, con un epílogo que era directamente insultante y hasta dio en su momento para memes. 

Pues Michael C. Hall volverá a ponerse en la piel del policía asesino favorito de Miami para seguir, o no, envolviendo gente en celofán para trocearla, y quién sabe si redimirse de su estrepitoso final. No deposito grandes esperanzas en ella, pero tiene mucho que ganar y poco que perder, pues lo peor que puede pasar es que sea una puta mierda. Y nada será peor que lo que ya ocurrió.

miércoles, 14 de octubre de 2020

Retomando Scrubs

Reencuentro con los viejos amigos.

Esta es una serie que vi (y reseñé) en su momento, pero que por motivos que ya no recuerdo dejé de ver y se me quedó a medias. Supongo que porque la página que usaba para verla murió, y entre medias irían apareciendo otras series. 

El caso es que hace poco la volví a encontrar y me puse a verla desde el principio (porque 11 años después, como para acordarme de dónde la había dejado) y aunque en su día la vi doblada, esta vez he optado por verla en castellano. 

Esta vez no me libraré de la última temporada, que tan mala fama tiene. 

martes, 13 de octubre de 2020

Teletardes

Mi oficina vespertina.

Hace ya unos días que se terminó el horario de verano, y con el horario de invierno vino la reapertura de la oficina de atención al público en la que trabajo por las tardes, y de hecho ya la semana que viene me tocó volver a atender a gente por las tardes desde la oficina. Pero hoy no ha sido así, debido a que como parte de las medidas de contención contra el coronabicho, las altas esferas han decidido que por la tarde solo se habiliten la mitad de los puestos y el resto hagamos la tarde trabajando desde casa, de manera que nos alternamos y hacemos una semana las tardes en la oficina y la otra desde casa. Y hoy ha sido el primer día que volvía a teletrabajar desde que volvimos a hacerlo de forma presencial en mayo.

El trabajo obviamente no es el mismo, pues no me van a venir los usuarios a casa para que les atienda (quedaría raro), sino que se centra sobre todo en atender llamadas telefónicas (hoy ha habido suerte, pero hay días en los que solo quieres quemar el ordenador) y revisar las entradas telemáticas que nos entra por sede, que como es lógico, cada vez son más numerosas.

Lo que es el trabajo, reconozco que me gusta más el que hago cuando me toca ir, que la atención al público tiene su encanto y el teléfono lo odio. Pero ah, poder trabajar en calzoncillos... Sí, vale, técnicamente podría hacer eso en la oficina, pero supongo que me mirarían raro. Además, mi sofá es mucho más cómodo que la silla de trabajo. Contra eso sí que no se puede competir. 

lunes, 12 de octubre de 2020

Finde con puente

Obviamente no es lo que parece (es atrezzo).

Un fin de semana de tres días y me voy a lo fácil, que es hacer la reseña (pero en vez de en domingo, en lunes). Empezar, lo que es empezar, como siempre el viernes, con los clásicos de trabajo, gimnasio, bajar dos veces a la oficina a por sendos pedidos que me llegaron uno detrás de otro, lonja con juegos de mesa, paseo y cena en casa de un amigo. Luego paseo hasta casa y a dormir.

El sábado un poco lo mismo de dormir, ordenador, gimnasio, comer, sofá con siesta y luego a la lonja, a echar una partida del Mansions of Madness, en la que para practicar el idioma jugamos en inglés. Y me veo sorprendentemente menos perdido de lo que esperaba. Eso sí, no gano ni de coña.

El domingo gimnasio y luego comida en la pizzería argentina y de sobremesa empieza la que sería la partida de rol más larga que he dirigido nunca. Empezamos sobre las 16:00 y terminamos a medianoche, con la segunda sesión de la fascinante Estrellas Anónimas, que en ningún momento se llega a hacer larga. Luego vamos a buscar cena bajo la lluvia, compramos unos kebabs y nos tiramos de charleta hasta las 4, arreglando el mundo. 

Lunes, pues casi como si fuera un domingo, con las mismas rutinas mañaneras y por la tarde una fructífera sesión de Pandemic Legacy en la que jugamos dos partidas y ganamos ambas.

Y eso ha sido más o menos todo.

sábado, 10 de octubre de 2020

Sangriento imperio romano

El emperador que pilló la posturita.

Una serie que realmente es la suma de tres miniseries, cada una dedicada a un dirigente de la antigua Roma (diría emperador, pero técnicamente Julio César no cuenta), que en su primera temporada nos cuenta la vida de Comodo (sí, el malo de Gladiator), en la segunda la del citado Julio César y en la tercera la de Calígula. Usa un formato que es mitad documental, mitad serie al uso, que se hace bastante agradecido de ver, intercalando escenas dramatizadas con historiadores hablando del tema y explicando cosas. La verdad es que se ve muy bien, entretiene y se puede aprender alguna que otra cosa curiosa.

Ahora bien, hay que tener claro, y esto lo dejan claro (no todo lo claro que deberían, eso sí), que algunas cosas han sido alteradas en aras a una ficción más interesante, con lo que el rigor histórico no siempre es el que debería, y algunos hechos y personajes han sido demasiado modificados y/o alterados (ni rastro de Augusto en la biografía de Julio César, del que también olvidan sus años de abogado en Roma), de modo que tampoco se puede tomar como si fuera palabra de ley, y debe tenerse más como entretenimiento. O sea, la mayor parte de las veces me pareció, sin ser yo un experto en la materia, que atinaba bastante, pero es importante tener eso en cuenta.

Otro handicap con el que se encuentra, supongo que por temas presupuestarios, de no tener todos los medios que debería para hacer un producto de calidad, pareciendo muchas veces la versión de Mercadona de Roma (la de HBO), con "grandes salones" que cabrían en mi cocina, vestuario que a veces parece de tienda de disfraces y planos reciclados e incluso algunas escenas repetidas con todo el descaro (eso, o los matones que contrataba Julio César sobrevivieron hasta el reinado de Caligula). 

También delata su vocación de ser ante todo entretenimiento el casting, donde podemos encontrar esos emperadores con sus perfectos cuerpazos de gimnasio y esas romanas monísimas todas, que parecen escapadas de un pase de modelos. Pero teniendo en cuenta eso, y que es una serie cuyo nivel es rango telefilme de sobremesa, me ha parecido más que un digno pasarratos.

A título de curiosidad, en esta serie aparece Sean Bean, y por increible que parezca no muere. Tal vez porque solo sale como narrador.

jueves, 8 de octubre de 2020

#Vivo

En busca de la cobertura.

Imaginemos por un momento que una terrible enfermedad asola el mundo y la gente se ve obligada a permanecer en sus casas y... Estaba claro que el confinamiento por la pandemia iba a ser un tema a explotar en el cine, y en esta película coreana cambian "coronavirus" por "invasión zombi" para hacer esta entretenida película de terror y acción.

Recordando muchísimo a uno de los capítulos de la novela Guerra Mundial Z (nada que ver con la infame película homónima), se centra en un joven que se pasa el día en casa jugando al ordenador cuando sobreviene la invasión, y precisamente estar lejos de la calle es lo que le salva de ser devorado e infectado por estos cadáveres rabiosos. El problema viene cuando a la escasez de recursos (luz, comida, Internet...) y las eventuales visitas de algún que otro componente de la horda que se le cuela en casa, se unen los problemas mentales que genera el aislamiento. 

En esencia no deja de ser una película de zombis adaptada a los tiempos modernos, que no revoluciona el género pero se deja ver y está bastante lograda. Si acaso rechina a veces que los zombis parecen demasiado listos, haciendo mención de honor al zombi escalador, que quien haya visto la película sabrá a lo que me refiero. 

miércoles, 7 de octubre de 2020

El PP contra los "okupas"

El mundo visto a través de un anuncio de Securitas.

Allá por julio el Partido Popular presentó en el Congreso una proposición de ley orgánica contra las "okupaciones" que es de lo más demencial que he leído en mucho tiempo, y una quitada de careta bastante clara, en la que llenándose la boca hablando de la protección del derecho a la vivienda y presentan lo que de salir adelante habría sido la mayor vulneración del mismo. Es un texto repleto de majaderías que no hay por dónde coger y que pretende dejar en absoluta y total indefensión a los que no puedan pagar la hipoteca o el alquiler. Pero eh, el problema es que se te metan feriantes cuando vas a por el pan (ahora, en la exposición de motivos se olvida de que para eso ya está el delito de allanamiento de morada). 

Entre sus perlas encontramos cosas como: 

-Si no pagas la renta o la hipoteca, alehop, ya eres un okupa. (Art. 12: Se considera ocupación ilegal de cosa inmueble a los efectos de la presente ley la tenencia o disfrute de cosa inmueble ajena, sin pago de renta o merced, ni razón de derecho, que no se encuentra amparada en la mera liberalidad o tolerancia del propietario o poseedor real.) 

-Si te denuncian, la policía puede ir, tu casa no cuenta como vivienda y la carga de la prueba recae sobre ti (Art. 3.3). Más te vale tener el contrato de alquiler y los justificantes de pago o te sacan de tu casa a patadas. (Nótese que con la ley actual, si lo que has hecho es meterte en una vivienda ajena, la policía YA puede ir a detenerte, que para esto está el delito de allanamiento de morada). 

-Las personas jurídicas (bancos, fondos buitre, etc) podrán pedir el desahucio inmediato del okupa, con la misma protección que si fuera su vivienda. (Protección para el banco, quiero decir) ¿Pero esto no iba de proteger a la abuela que se ha ido a hacer la compra y se ha encontrado punkis en su casa y evitar que la pobre se quede en la calle?. 

-Mi favorita, legitima a la comunidad de propietarios para tomar acciones (Art 6). Vamos a ver, ¿estamos tontos o qué? Si alguien ocupa ilegalmente un inmueble de mi propiedad, será problema mío, eso a los vecinos les trae sin cuidado. Y si mis vecinos hacen ruido, venden droga o pintan en ascensor con heces, me dará igual sean propietarios, arrendatarios, precaristas un okupas me trae sin cuidado. Además, yo ni sé, ni tengo por qué saber el título posesorio que tenga la persona que reside en un inmueble que NO ES MÍO. 

-Una que me fascina (Art 6.2): "En caso de que alguna de las viviendas o locales se encontrara vacía y existiera riesgo de que resulte ocupada ilegalmente, sin derecho y en contra de la voluntad del propietario, el Presidente, a iniciativa propia o de cualquier vecino, pondrá en conocimiento del propietario la posibilidad de adoptar medidas preventivas, tales como tapiar o cerrar puertas o ventanas." O sea, que soy propietario de un inmueble vacío y los vecinos, por sus cojones morenos, si "creen" que alguien lo puede ocupar (cosa que, repito, sería problema mío y no suyo) podrían decidir tapiarlo. Olé. 

-Pero no se vayan todavía, que falta lo más grave. El artículo 7 prohíbe que alguien se pueda empadronar donde vive (actualmente no es que puedas, es que DEBES) si es un ocupa (lo que, recordemos, a los efectos de esta ley es un término muy amplio). Esto es gravísimo, por todo lo que supone, ya que estar empadronado indica cosillas como dónde puedes votar, dónde tienes tu ambulatorio, dónde puedes pedir una declaración de discapacidad o dependencia... minucias, ¿verdad? 

Pero calma, que dicen que es para proteger el derecho a la vivienda. 

Dejo el enlace al texto íntegro, para que cada cual pueda sacar sus conclusiones. Se aceptan comentarios del estilo "Jokin, lo has entendido mal".

martes, 6 de octubre de 2020

Merienda jurásica

Su visión se basa en el movimiento, su visión se basa en el movimiento...

Ya la caja nos da una pista sobre la temática de este simpático juego en el que los diploducus intentan alimentarse de las hojas de la jungla, tratando de evitar que los feroces tiranosaurios les den caza. Y todo ello con unas figuras que ya por sí solas justificarían la compra del juego.

Merienda Jurásica es un juego para dos jugadores en el que las partidas se pueden jugar realmente rápido (unos 15 minutos), pero tiene el suficiente componente de pique, unido a la posibilidad de modular un poco el tablero, lo que le da bastante rejugabilidad, de modo que es fácil jugar unas cuántas pàrtidas seguidas.

El juego se compone de 4 losetas de bosque, de 3x3 casillas cada una; 5 diploducus de cada color (azules y amarillos), 2 tiranosaurios y 28 fichas de hierba.

Ejemplo de loseta.

No hay una forma fija de colocar las losetas, y ni siquiera hay por qué colocarlas formando un cuadrado (aunque para la primera partida se recomienda), lo que le da la modularidad que comentaba. Como puede verse, hay unos dibujos de huevos, que marcan las posiciones iniciales de los diplodocus (4 por cada jugador). De momento un diplodocus de cada color y los dos tiranosaurios empiezan fuera. En el resto de casillas se colocarán, boca abajo, las casillas de hierba.

Y ya podemos empezar.

Las figuritas son geniales.

Se reparten los colores, se determina color inicial y a jugar. El que empieza, en su primer turno, solo tendrá una acción, pero a partir de ahí se irá alternando con 2 acciones un jugador, dos el otro y así hasta que se termine la partida.

Las acciones que se pueden hacer son básicamente dos: mover uno de tus diplodocus o mover un tiranosaurio. Lógicamente solo puedes mover dinosaurios que estén en el tablero y el movimiento se hace en línea recta hasta que te detiene una de estas cosas:

-Otro diplodocus.
-Otro Tiranosaurio.
-El borde del tablero.
-Una ficha de hierba.

Si un diplodocus choca contra un tiranosaurio no pasa nada, igual que si un tiranosaurio choca contra una casilla de hierba. Pero si el tiranosaurio choca contra un diplodocus o el diplodocus contra la hierba, en su lugar se comen la ficha. Si es un dipodocus se va de juego y si es una de hierba se da la vuelta y se aplica su efecto. El jugador que se come una ficha de hierba aplica su efecto de inmediato y se la guarda hasta el final de la partida.


NACIMIENTO:  Colocas un diplodicus de tu reserva en una casilla vacía a tu elección (lo que te permite devolver al juego los diplodocus devorados. Al final de la partida, esta ficha da un punto de victoria.


RECONOCIMIENTO: Mira en secreto TODAS las fichas de hierba de una loseta, pero no las muevas. Al final de la partida, esta ficha da un punto de victoria.


VIAJE AÉREO: Mueve cualquier diplodocus que esté en juego a cualquier casilla vacía. Al final de la partida, esta ficha da un punto de victoria.


ASALTO AÉREO: Mueve cualquier tiranosaurioque esté en juego a cualquier casilla vacía. Al final de la partida, esta ficha da un punto de victoria.


ERUPCIÓN VOLCÁNICA: Retira dos fichas de hierba del tablero, sin mirarlas, y devuélvelas a la caja. Al final de la partida, esta ficha da un punto de victoria.


¡SORPRESA!: Elimina uno de tus diplodocus y sustitúyelo por un tiranosaurio. Al final de la partida, esta ficha da tres puntos de victoria.


¡QUÉ RICO!: No produce ningún efecto, pero al final de la partida da dos puntos de victoria.

Las reglas especifican también que si robas una ficha de hierba y no puedes aplicar su efecto (por ejemplo, robas un asalto aéreo y no hay tiranosaurios) puedes mirar dos fichas de hierba cualesquiera del tablero.

Por último queda explicar cómo se termina la partida y cómo se gana. Respondiendo a la primera pregunta, la partida termina cuando:

-No quedan diplodocus de un color en el tablero.
-No quedan fichas de hierba en el tablero.
-Durante dos rondas seguidas nadie ha comido fichas de hierba ni diplodocus.

En cuanto a quién gana, pues si la partida termina porque un jugador se ha quedado sin diplodocus, automáticamente gana el otro. En caso de que haya terminado por alguna otra razón, se contarán los puntos de victoria, y en caso de empate, el que tenga menos fichas de hierba.

Fácil de aprender, rápido de jugar y bastante divertido.

lunes, 5 de octubre de 2020

Explota explota

No salen Carrero Blanco ni Amancio Ortega.

¿Un musical con las canciones de la Carrá? ¡Compro!

Rafaella Carrá, sobre la que sobran presentaciones, es todo un icono de la música fiestera, y que levante la mano el que nunca se haya venido arriba con alguno de sus legendarios temazos. Pues aquí tienen la maravillosa idea de usar su discografía como excusa para hacer una comedia romántica musical que resulta todo lo buenrollista y divertida que cabe esperar.

Nos cuenta la historia de María, una chica que huye de su propia boda en Roma y aterriza en Madrid sin nada, pero allí conoce a gente y el azar le hace terminar trabajando como bailarina en el show de Rosa, el trasunto de la propia Rafaella al que da vida Natalia Millán. Y con esto ya tenemos la excusa para meter las canciones, muchas de las cuáles están muy bien tiradas y con alguna me encantó la forma en la que buscan la excusa para ir allanando el terreno y que encaje en la trama. 

Además de ser muy divertida y reconfortante, está muy bien cuidada en cuestiones de vestuario y decoración, trasladándonos muy bien a los años 70, y aprovecha para criticar a la censura en televisión, tan propia de aquella época.

En cuanto a las actuaciones, pues bastante bien en general, pero cabe destacar a Pedro Casablanc, que en su papel de censor ultraconservador está excelso. Y bueno, algunos cameos que son maravillosos. Por supuesto, está EL cameo, claro.

Casi dos horas de diversión en las que no podía parar de mover el pie y canturrear mientras disfrutaba de una película que me dio lo que esperaba.

domingo, 4 de octubre de 2020

Un finde con mucha lluvia

Esto me llegó el viernes.

Como es domingo por la noche, me voy a lo fácil, que es reseñar el fin de semana. El viernes salí yo muy valiente de casa, con camiseta de manga corta, algo de lo que me arrepentí volviendo bajo una lluvia bastante persistente. Por la tarde gimnasio y adecentar la casa, pues la tarde noche era para plan de cena más película (Enola Holmes) con unos amigos. Para cenar comida india y luego unas buenas risas con jotas riojanas.

El sábado por la mañana más gimnasio, luego pintxo-pote y una tarde de hacer... nada. Por la noche voy a la lonja, juego una partida de King of Tokio, de tertulia hasta la 1:30 y a casa. Disfruto también de la noticia, que no del partido, de la primera victoria del Bilbao Basket esta temporada.

Domingo por la mañana parecido al sábado, con gimnasio y pintxo pote y por la tarde una de cine, para ver la divertidísima "Explota explota".

Eso ha sido todo, con mucha lluvia todo el rato.

sábado, 3 de octubre de 2020

Enola Holmes

La anteriormente conocida como "la niña de Stranger Things".

Si hay un personaje al que hemos visto de múltiples formas distintas en pantalla, ese es el detective Sherlock Holmes, que ha sido joven, viejo, ratón, perro... y en esta ocasión es personaje secundario, pues no es él quien protagoniza la historia, sino su hermana pequeña, Enola Holmes, que debe embarcarse en una aventura para buscar a su madre desaparecida.

Esto da pie a una simpática película juvenil de aventuras y conspiraciones donde el caso no es tan importante como la protagonista, papel en el que lucen mucho la carisma y el desparpajo de Millie Bobby Brown. El argumento en sí no busca grandes despliegues de originalidad, pero tampoco los necesita, y juega de forma entretenida con todos los tropos del género y jugueteando mucho con la cuarta pared, con momentos bastante graciosos como ese en el que la protagonista directamente pide la opinión del público.

Evidentemente no faltarán lloricas que se quejen porque la protagonista es femenina, y son los mismos que cuando salen versiones femeninas de personajes tradicionalmente femeninos reivindican que es mejor inventar personajes nuevos. Entonces es cuando lloran diciendo que es un personaje que no viene en el canon.

A esas tonterías es mejor no entrar, pero solo diré que Rame-Tep tampoco salió en ninguna novela de Conan Doyle y no por eso deja El secreto de la pirámide de ser una de las mejores historias de Sherlock Holmes. Así que, a llorar a la llorería. Yo estoy encantado de que haya películas con personajes femeninos fuertes y molones, que las chicas tienen el mismo derecho a tener, como sí tuve yo de niño, referentes con los que fliparse. Y esos no van a dejar de existir porque haya más diversidad en pantalla.

viernes, 2 de octubre de 2020

Greenland, el último refugio

This is Greenland!

2020 es, sin duda, un año muy adecuado para estrenar películas de catástrofes, pues todo lo que nos cuenten nos va a resultar creíble y verosímil, dadas las circunstancias. Y en ese contexto Gerard Butler (en adelante Leónidas) y Morena Baccarin protagonizan Greenland, un híbrido de clásicos del género, especialmente Deep Impact y 2012.

Nos ponemos en antecedentes: un meteorito con muy mala baba se aproxima hacia la tierra, amenazando con destruir casi toda la vida sobre el planeta. Es como el meteorito que acabó con los dinosaurios, pero a lo bestia. Sin embargo, para que no cunda el pánico, a la población le dicen que es un meteorito inocuo, que llegará al mar, hará puf y quedará en una bonita explosión. Pero resulta que antes de llegar, el meteorito gordo va soltando sus retoños, que tienen a bien ir destrizndo ciudades.

Mas no se alarmen, que una serie de ciudadanos elegidos, entre los que está nuestro querido Leónidas, reciben un mensaje presidencial por el que se les emplaza a acudir, con su familia y nadie más, a unas bases militares, para su evacuación. Y la forma que tiene el Gobierno de avisar es con un SMS o haciendo que aparezca el aviso en la tele de casa, de modo que si no estás en casa o no miras el móvil te jodes y si estás en casa con más gente, se entera de este secreto hasta el vecino del tercero. Para más añadidura, el aviso lo mandan el mismo día de la llegada del meteorito, no sea que la gente se pueda organizar con tiempo. En circunstancias normales, una gestión chapucera haría arquearse todas las cejas de suspensión de la incredulidad, pero entonces uno se acuerda de que Donald Trump es presidente de los EEUU y se le pasa.

Total, que después de salir precipitadamente de casa, Leónidas y su familia van hacia la base, donde están solo unos pocos elegidos que... pues no, claro que no. Ahí está medio estado de Georgia haciendo cola para entrar, pues del "secreto" se ha enterado hasta el tonto del pueblo. No pasa nada, que con el SMS llegaba un QR y permiten a Leónidas entrar. Les dan la pulsera del poder, como si de un festival de música se tratara y asunto resuelto. Solo que no, pues habría sido demasiado fácil, de manera que se dan cuenta de que se han dejado la insulina del niño en el coche y hay que volver a por ella. Uno podría pensar que es una base militar, probablemente tengan insulina y lo suyo es preguntar. Pero Leónidas es demasiado hombre como para preguntar, así que sale de la base como quien sale de la discoteca para ir a fumar y se mete en la maraña de gente para coger la insulina. Mientras tanto, resulta que lo de preguntar por la insulina igual no era tan buena idea, pues cuando los militares descubren que el niño es diabético comunican a la señora de Leónidas que no puede ir en avión, que gente con enfermedades mal. Y claro, cuando haces la convocatoria corriendo y mal, te sale el casting regulinchi.

Ajeno a todo esto, Leónidas ha regresado ufano con la insulina, y es subido a un avión, donde van como en el metro, sin cinturón ni nada. Con el avión ya despegando, Leónidas se da cuenta de que no van a dejar volar a su hijo y grita "¡paren, paren, que yo me bajo!", a lo que le hacen caso (¿total, por qué no? ni que fuera un avión) y se baja, coincidiendo con que se han montado disturbios por culpa de la gente que no se resigna a ser abandonada a su suerte y se monta un tiroteo que hace que todos los aviones exploten, incluido ese avión al que Leónidas obligó a detenerse. Enhorabuena majestad, más muertos a su cuenta particular.

Vi que había 300 personas y me vine un poco arriba.

Expulsados de la base, pero con la pulsera que les acredita como personas VIP, la mujer y el hijo de Leónidas deciden ir al norte, y como la cobertura va como va (algo lógico en plena lluvia de meteoritos), le dejan una nota en el suelo, que total, no es que sea un sitio lleno de gente corriendo como pollos sin cabeza. 

Lapso de carrera contra el reloj, viaje al norte, niño secuestrado y liberado y gente que, como es lógico, quiere robar las pulseras del poder. Porque claro, del proyecto secreto y su funcionamiento se ha enterado, como decía, TODO EL MUNDO. Como también se ha enterado TODO EL MUNDO de que las bases militares ultrasupersecretas están en Groenlandia. Pero bueno, la familia se reencuentra, despedida dramática de personaje secundario, una noche de conducir a todo correr esquivando aerolitos flamígeros y por fin llegan al aeródromo de donde sale el avión que les puede salvar la vida. Recapitulando: tienen 6 horas para llegar a la base de Groenlandia antes de que el meteorito arrase con todo.

Llegan con el avión ya en marcha, y otro al que obligan a parar. Consiguen convencer al piloto de que les lleve, pese a que el avión ya va hasta las cartolas, incluso hacen chistes con el peso de Leónidas, y poniendo en peligro al resto de pasajeros, llegan a Groenlandia, pero solo les quedan unos minutos antes de que caiga el pedrolo y haga pum. Afortunadamente, y esto lo sabe cualquiera con unos mínimos conocimientos de Geografía, Groenlandia tiene aproximadamente el tamaño de la isla de Tabarca, por lo que casualidades de la vida, aterrizan al lado. Y lo de "aterrizar" es un decir, pues los motores dejan de funcionar y el aterrizaje es forzoso o peor.

Toca correr, pues el meteorito ya ha caído sobre Francia (se siente, París) y la onda expansiva está a punto de llegar. Llegan a la base subterránea donde no les piden pulsera ni nada, que pase quien quiera, y se meten en el que será su nuevo hogar y el de las generaciones venideras, pues en el exterior la vida ha quedado arrasada en un 75% y los que están ahí son los elegidos para un futuro mejor que... ah, pues no. En cuanto deja de haber ruido, asoman el hocico fuera y, como los vascos cuando deja de llover, salen todos fuera, para hacer una nueva vida en el mundo arrasado e irrespirable. Pero como hay un pájaro volando, saben que todo ha ido bien. Salvo por lo de las ciudades arrasadas, al final no ha sido tan grave.

Como decía arriba, diría algo de la chapuza organizativa que es a todos los niveles el plan del Gobierno. Pero como decía un poco más arriba, a estas alturas ya me lo creo todo.

jueves, 1 de octubre de 2020

Mi primera reunión de vecinos, chis-pas

En esta, mi comunidad.

Para todo hay una primera vez, y hoy he debutado en el maravilloso mundo de las reuniones de vecinos, esos akelarres de la propiedad horizontal de los que las leyendas dicen que sacan a relucir lo peor de la condición humana.

Debo decir que la experiencia no ha sido tan traumática como me temía, si bien en muchos momentos era difícil enterarse de las cosas por la acústica y el gallinero que se formaba cuando más de una persona hablaba a la vez (debo de ser de los pocos que en este tipo de reuniones prefiere alzar educadamente la mano y esperar el turno de palabra), y también es verdad que de algunas cosas no me enteraba mucho, pero porque venían de largo, y si bien soy propietario desde hace año y medio, como residente llevo poco más de uno. 

Más dramática será la reunión ordinaria del año que viene, pues me temo que, siguiendo el orden rotatorio de la rueda, me caerá la vicepresidencia, pues este año ha caído a 3º C y 3ºD... y yo soy el 3º F. Pero ese será un problema del Jokin del futuro.