viernes, 30 de enero de 2009

10 años de cine: 2004

En recuerdo de algo que nunca debió suceder

- Timeline: Basada en una novela de Michael Crichton, un grupo de científicos viaja a la edad media. Más aventura que ciencia-ficción, poco rigor científico, y nada más que un pasarratos.

- Diario de una becaria: Irrelevante comedia española, sin gran cosa que destacar de ella.

- Kill Bill 1: El maestro Tarantino volviendo a hacer de las suyas. Una película rara (fiel al estilo del director), violenta (fiel al estilo del director), y con diálogos y situaciones apasionantes (100% Tarantino).

- Monster: Interesante drama, me suena que basado en hechos reales, con el gran mérito de lograr que Charlize Theron salga fea y desagradable.

- Big Fish: Si de Kill Bill dije que es 100% Tarantino, este precioso cuento es 100% Tim Burton (en su variante colorida, no gótica). Un verdadero regalo para los ojos.

- Scary Movie 3: Que las películas de Scary Movie no gozan de calidad cinematográfica es un hecho, pero hasta dentro de las malas películas hay categorías, y la 3ª es la peor de las 4 de Scary Movie. Solo me reí con la escena de los alienígenas y su saludo.

- El efecto mariposa: Bastante pasable. La película plantea cómo un pequeño detalle puede cambiar la vida de una persona hasta extremos inconcebibles.

- Van Helsing: Contemplar un inodoro recién utilizado es más emocionante que esta bazofia. También le dediqué una feroz crítica, que algún día colgaré por aquí (como debería colgar al director)

- Ladykillers: Los Coen no son santo de mi devoción, pero la verdad es que este remake de "el Quinteto de la muerte" me gustó bastante, y Tom Hanks, que tampoco es que me entusiasme, está genial en este película, llenando la pantalla con sus apariciones.

- El día de mañana: Una crisis meteorológica sume al mundo en una nueva glaciación, y Jake Gylen...¿harl? (el que se tira a Heath Ledger en Brokeback Mountain, vamos) se pasea por ahí salvando la papeleta. No recuerdo muy bien la película, pero sí que había escenas que rechinaban un poco. Vamos, que no tenía precisamente el rigor científico de Planet Earth.

- Harry Potter y el prisionero de Azkaban: No me gustó tanto como las anteriores, pero tenía su encanto. Lo de los viajes en el tiempo me rechinaba, eso sí.

- Shrek 2: Tronchante. No solo estaba a la altura de la primera, sino que incluso la superaba. No pude parar de reír durante toda la película.

- Bowling for Columbine: Parece un documental, pero es una película de TERROR. Y el personaje de Charlton Heston es ya para mí uno de los más inquietantes villanos de la Historia del cine.

- Spiderman 2: Palomitas y telarañas. El Doc. Octopus estaba bien logrado, y bueno, lo más reseñable es que de esta película nació Spoilerman.

- Farenheit 9/11: También de Michael Moore, este documental sobre el pucherazo bushiano no resultaba en cambio, tan interesante como Bowling.

- Kill Bill 2: La primera era más "Kill", esta era más "Bill". Me gustó tanto como la primera, y eso es decir mucho. Esta era más de hablar y menos de matar, pero éso también se le da bien a Tarantino.

- Yo, robot: Un tal Asimov se retuerce en su tumba.

- El Rey Arturo: Parte del Rey Arturo no céltico, del Artorius romano, rodeado de mercenarios georgianos, e incluso un samurai. Grave fallo histórico, que Guinevere, siendo picta, combatiera vestida, y bueno, una gran frase, del malo de la película, líder de los sajones que invaden Gran Bretaña, cuando uno de sus hombres intenta violar a una nativa. "No hagas eso, no debemos mezclar nuestra sangre con los anglos, ¡imagina la clase de aberración que podría salir de ahí!" (Mmmm... me pregunto qué pasará si se mezclan un anglo y un sajón...)

- El año de la garrapata: Un tipo que trata de vivir sin pegar ni golpe. Como comedia es divertida, y como crítica social tiene su punto, pero me habría ahorrado la entrada de saber que para ver gente así me basta con bajar al mostrador.

- Las crónicas de Riddick: Secuela/Spin Off de Pitch Black, con un gran toque a lo Dune.

- Mar adentro: OBRA MAESTRA. Amenabar es uno de mis directores fetiche, y en esta película lo borda, tratada con tacto y sensibilidad. Y por supuesto el papelón de Javier Bardem, que en esta película no interpreta a Javier Sampedro, sino que por dos horas se transforma en Javier Sampedro. Y todo ello sin tratar de quitar un ápice de mérito al fabuloso elenco de actores secundarios.

- La terminal: Una falacia. El JFK no es ni la mitad de divertido que lo que nos quiere pintar esta película.

- Cazadores de mentes: Si esta película tuviera un par de años más sería comparada con Saw, pues, la verdad, tiene bastantes puntos (sobre todo estéticamente) en común. Recomendable para amantes del género.

- El bosque: Me gustó bastante. La idea estaba bien lograda, la puesta en escena está bien, y el giro sorpresivo de guión, marca de la casa, me pilló totalmente en fuera de juego.

- Collateral: Un buen thriller, con un buen papel de Tom Cruise, que logra un villano más que aceptable.

- Misteriosa obsesión: Empieza como telefilme de Antena 3, con madre que pierde a su hijo, y acaba como un capítulo de Expediente X, con extraterrestres y todo. La película entre aburrida y desconcertante, y Julianne Moore aquí odiosa.

- Crimen ferpecto: Está claro que 2004 fue un año de directores, puesto que Álex de la Iglesia es otro de mis iconos. Esta comedia (el título es así, no es una errata) está a la altura, con un divertidísimo humor negro, y Willy Toledo en su salsa.

- Resident Evil 2: Como película no vale un guano, pero como adaptación friki del videojuego está muy bien, con escenas calcadas plano a plano, y la estelar aparición de Nemesio y su grito de guerra "Staaaaaaaars!"

- El lobo: De esta película se extrae una conclusión; los de la ETA se pasan el día follando y comiendo marmitako. Y bueno, ver a Jorge Sanz haciendo de ideólogo de ETA, y a Eduardo Noriega haciendo de vasquito infiltrado en la banda, también tiene su gracia.

- Alien vs Predator: Una mala película de acción, con cosas absurdas que ya ni recuerdo, pero que daban más risa que otra cosa.

- La búsqueda: Una mala versión de Indiana Jones, con Nicholas Cage de protagonista. Bastante floja, pero engrandece viendo el nivel de su secuela, pues al menos admito que ésta era entretenida.

- El maquinista: La recuerdo bastante aburrida, pero sería injusto no mencionar a Christian Bale, que adelgazó para la película hasta parecer un evadido de Auschwitz, muy en contraste con su aspecto musculoso de "American Psycho".

jueves, 29 de enero de 2009

Aburrido

El gatito opositor

Estoy hasta las narices ya de las oposiciones, quiero que sea ya el puñetero examen, mi cabeza no da más de sí. Creo que lo llevo bien, y por eso no me preocupa. No me quejaré por eso, nunca me ha gustado mentir en ese aspecto, si lo llevo bien, lo llevo bien y punto. Como todo, luego podrá irme mejor o peor, sacaré la ansiada plaza o no. Pero si dijera que no llevo bien preparado el temario, o que me falta tiempo para estudiar, mentiría como un bellaco.

Pero quiero que sea ya el examen, he tocado mi techo, ahora siento que cuando estudio no aprendo nada, no porque me lo sepa todo (creo que eso es imposible) sino porque directamente me es imposible. Hay un límite, y tengo que dosificar antes del examen, no quiero ingresar en un psiquiátrico antes del mismo. Que una cosa es sufrir y hacer sacrificios en aras a un bien superior, y otra dejarse la psique en el intento.

Además, después del primer examen va el segundo, y a lo que realmente temo es al tiempo que pasa entre examen y examen. No voy a saber más el día del segundo que el del primero, y sí corro el riesgo de irme dejando cosas por el camino. Aprender cuesta un huevo, olvidar es facilísimo.

Quiero que sea ya, de una puñetera vez. Ahora poco puedo hacer que no sea tratar de no olvidarme de todo lo estudiado de septiembre aquí (que es mucho) pero tampoco me quiero desfondar. Esto, como ya he dicho, es una carrera de fondo, y si empiezas a esprintar antes de la cuenta, no llegas. Dosificar las fuerzas, dosificar las fuerzas.

Tengo ganas de acabar con esto, de volver a llevar una vida normal, retomar la piscina, las pachangas de baloncesto, salir los fines de semana, poder estar tranquilamente delante de la tele viendo una película sin pensar "ahora podría estar estudiando". Y bueno, a poder ser, con la oposición sacada, claro.

Y bueno, tras este desahogo literario, vuelvo al noble arte del estudio.

miércoles, 28 de enero de 2009

7ª eurovictoria: Artland Dragons

Así de temible se mostraba nuestro rival de ayer

Nueva victoria en la Eurocopa para el Bilbao Basket (ya vamos 7 de 7), y esta vez el rival eran los "alemanes" de Quakenburg, los Artland Dragons. Y entrecomillo lo de alemanes porque 8 de ellos eran estadounidenses. Y bastante malos, por cierto.

El partido no tuvo ninguna historia, y la superioridad del conjunto local quedó patente desde el primer momento, y aunque el jugar a medio gas hizo que el resultado fuera engañosamente abierto, lo cierto es que en ningún momento estuvieron los teutones (toda crónica deportiva que implique alemanes debe incluir al menos una vez la palabra "teutón") cerca de dar el susto. Cada vez que se acercaban en el marcador, el Bilbao Basket apretaba un poco y se volvía a alejar.

Por lo demás, un partido sin historia y bastante aburrido, la verdad.

La Piña con Drago

El partido de ayer tuvo un nombre propio, Drago Pasalic, que fue el mejor jugador del partido, lo cual no deja de tener su gracia, ya que era el partido contra los Artland Dragons. Y ya la semana que viene, sí que hay partido complicado, se van a Lituania a jugar a casa del Lietuvos Rytas, por lo que habrá que encomendarse a... Santa Rita.

martes, 27 de enero de 2009

Dinero Gratis

¡Desbancaré a Papá Nöel!

El spam es, ya lo he comentado alguna vez por aquí, una fuente inagotable de recursos humorísticos, y de ideas sobre las que escribir en el blog. ¿Que no se me ocurre nada? Sin problema, echo mano de algún correo basura que me haya hecho gracia (que los hay francamente tronchantes)

Esta vez, el que me ha llegado, y que promete sacarme de pobre, lo remite un tal Killiam Alexander Daza Salas, y dice así:

Increible! El hombre mas millonario del mundo regala cheques de 1000 dolares a quien se lo pida!‏

Esto es 100% real asi que aprovechen!

El hombre con mas dinero del planeta, cuya fortuna supera los 50 mil billones de dolares, esta llegando a los finales de su vida y esta repartiendo su fortuna con todo aquel que asi lo quiera. Por eso esta regalando cheques de 1000 dolares a todos los que se lo pidan. Ya ha repartido cienmil cheques! Yo mismo he sido un afortunado!

Escribo este mail para compartir este dato increible, pero ademas para pedirles el favor de que si alguno de ustedes no va a querer su cheque, por favor que me lo haga saber asi puedo cobrarlo en su nombre. Solo se puede pedir uno por persona y me gustaria poder conseguir ese dinero.
El muy facil pedir el cheque, hasta mi abuela lo ha pedido ayer mismo, y en menos de una semana lo estaran recibiendo en sus hogares!
Mucha suerte a todos y aprovechen la oportunidad!

PEDIR EL CHEQUE YA!


Eh, qué bien. Un anónimo millonario, que según la lista de Forbes debería ser Warren Buffet, regala cheques, pero para evitar la codicia y la acumulación abusiva de dinero por parte de unos pocos, lo hace con cheques de mil en mil. Y el Kiliam Alexander éste nos avisa, no sea que no nos enteremos y perdamos nuestra oportunidad, aunque resulta que es un listo, ya que nos dice que si no queremos el cheque ya se lo queda él. Míralo qué listo.

El correo incluye un enlace a una página web, en la que uno debe introducir sus datos para poder obtener el cheque. Llevado por la curiosidad, seguí prospectando la página, hasta el punto en el que uno descubre la terrible verdad: es una página web que vende productos milagro para adelgazar, lo que bien pensado es un chollo. No solo te dan dinero, sino que además te ayudan a ponerte en forma.

Y sí, puede que esos productos parezcan un poco caros, pero si tenemos en cuenta que te regalan 1000 euros por comprarlos, sale a cuenta. Todo un chollo. Y nuevamente, aquí ha estado este blog, como en anteriores ocasiones, para comunicar al gran público las cosas de interés, como la vez en que era Bill Gates quien regalaba dinero.

Y lo mejor es que, como en todo, habrá quien pique.

lunes, 26 de enero de 2009

7 almas

No son Javier Cámara ni Amparo Baró

La nueva de Will Smith, un drama sin demasiado fundamento. Coge la premisa de "Me llamo Earl" (por su culpa mueren 7 personas en un accidente de tráfico, y decide compensarlo salvando otras 7 vidas, para estar en paz con el karma, aunque ello implique suicidarse para donar su corazón a la mujer que ama) y quítale la comedia. Un hombre que cometió un error y busca remediarlo, y está dispuesto a hacer los mayores sacrificios, y de fondo, una bonita historia de amor con una aquí adorable Rosario Dawson.

La película empieza contando el final, con lo que el espectador sabe desde el principio lo que va a pasar, pero la narrativa es peculiar, ya que pese a conocer previamente el desenlace, consigue que el espectador no se termine de enterar de qué está pasando. Suceden cosas, sin demasiada relación aparente con el hilo conductor, y finalmente, casi de soslayo, se explica el por qué. Y efectivamente, no cuesta mucho enterarse de qué ha pasado cuando se termina la película, pero como pasa a veces, se pierde en detallas y descuida lo principal.

Podría decirse que la historia es el personaje de Will Smith tratando de enmendar ese error, pero la película no va de eso, es la romántica historia del inspector de Hacienda Ben Thomas (Will Smith) y la deudora moribunda Emily Posa. De fondo pasan cosas, aparece el personaje de Woody Harrelson, en la primera y última escena, y alguna vez por el medio, que se supone importante, y pasa totalmente desapercibido.

La película pasa totalmente desapercibida y no aporta nada nuevo, incluso la idea teóricamente principal recuerda muchísimo a la española "El regalo de Silvia".

Mi critica en Muchocine.net

domingo, 25 de enero de 2009

Finde manresano (con victoria 97-93)

Con los jugadores del Ricoh Manresa, buen equipo y buena gente.

Otro fin de semana que se pasa, y otro fin de semana estudiando, aun que algo más entretenido que otros, ya que además de estudiar y estudiar, algo de vida social he tenido (que hasta el enclaustramiento necesita sus momentos de respiro)

El viernes poca cosa, toda la tarde estudiando, y a la noche en casita. Ayer sábado algo más entretenido fue. Durante el día estudiando, con pausa para comer con mi señor padre, que hoy cumplía 60 primaveras, y a la tarde estudiar, pero quedé a la noche con los de la Piña, para ir al cine por la noche. Cena y película, 7 almas, que será debidamente comentada aquí mañana.

Hoy, de nuevo, tocaba baloncesto a la mañana, parece ser que le han cogido el gustillo a la sesión matinal. Y con otra victoria, volvemos a la senda, con 3 seguidas, ante un buen Manresa, en un partido con muchos puntos anotados, jugadas de bella factura, y emoción hasta el final. Tras el partido, fotos con los jugadores, y charleta con algunos de ellos, que es lo que como aficionados nos gusta.

A la tarde, una concesión al ocio, aparcando los temarios un rato, a la tarde de juegos de mesa de Kingdom, a probar el Pandemic, un interesante juego de mesa cooperativo, que recordaba a una versión simplificada del Arkham Horror (juego que algún día debería comentar también aquí).

El resto del tiempo, pues temarios arriba y abajo, y con ganas de que sea ya el dichoso examen.

viernes, 23 de enero de 2009

Matrix Revolutions

Tijera, papel... ¡piedra!

Lo que sigue es una feroz crítica que escribí hace años, allá por 2003, cuando estrenaron la película, y que me pareció que podría resultar graciosa (la crítica, porque la película es un truño malayo), por lo que he decidido recuperarla y subirla al blog. La crítica destripa la película, así que si algún incauto tiene esperanzas en ella y tiene intención de verla, mi primer consejo es que no lo haga, y si se empeña, que no lea esto, porque la destripo enterita.

Esto que está Neo en coma y se van a Matrix a ver qué pasa, mientras tanto, Neo está en un sitio que no es Sión ni es Matrix (yo apostará a que es la parada de metro de Erandio), y se encuentra con el hermano perdido de Apu y su familia, allí le hablan de un ser überpoderoso llamado "El ferroviario" (en ese momento tiemblo porque pienso que me van a lanzar trozos de guión)

Aparece el ferroviario y demuestra ser poderoso, a la par que feo, cuando de un sopapo tumba a Neo.

Meanwhile, en Matrix, Trinity, Morpheo y el chino que para conocer a alguien se tiene que haber curtido los lomos con él, van a visitar a Merovingio. Tras matar un poco (por la cosa de irse conociendo), llegan a Merovingio, donde tras un discurso de su mujer, que contiene todos los elementos de la trama que son importantes (es decir, se queda callada, luciendo escote), Merovingio les dirá que les dirá dónde está Neo si le traen los ojos del oráculo (SubQuest activada)

Están negociando con él, cuando en un momento dado, Trinity es poseída por el espíritu de la violencia, y al grito de "Waaaaagh Px!" se monta la pelea aleatoria y Merovingio acaba diciendo al party (tras el reparto de px) dónde está Neo.

En algún momento, hablan con el oráculo (uh, uh, ha dicho "culo") que les enseña su nuevo diseño y les dice que el virus Smith ha propagado por Matrix la enfermedad del Kingpinismo, y que ella está afectada.

Lo cogen y se van a Sion, donde están haciendo los planes para afrontar el ataque de los clon...de las máquinas, y a Neo le da por decir que quiere ir a hacer turismo a la ciudad de las máquinas, que no la había visto nunca y eso.

Tras la pertinente discusión, en la que queda patente que el "jefe" de Sión es un calzonazos, se piran.

Ellos en la nave y, mientras tanto, la fiesta mítica en Sión, donde millares de cibermoscas cargan contra los mechas (al menos no leían la Biblia) y matan, mueren, matan, mientras media infantería de Sión (las dos tías esas) se pasean por los conductos con un pepino (pausa para chistes pueriles)

En la nave, el tío con perilla, que resulta ser el señor Smith, que ha llegado a Sión, por una razón muy sencilla y lógica que es...
...
...
...
SPOILER
...
...
...
porque sí
...
...
...
Empieza a pegar a Trinity y luego a Neo, pero es una pelea sosa y aburrida, porque al no estar en Matrix Neo no puede tirar rayos por el culo (tos, tos), el caso es que se cargan a Smith (otra vez) pero Neo se queda ciego, aunque eso no importa, porque al igual que Daredevil, "ve" en la oscuridad. (Y la película es tan mala como Daredevil, ¡qué asombrosa coincidencia!)

Aunque en algún momento, no recuerdo cuando, pero tampoco es que importe, el señor Smith se bebe al oráculo, y la convierte en Señor Smith.

Volviendo a la batalla de los mechas y las cibermoscas, mucha bala, mucho tiro, mucho FX, mucho guión (van y matan) pasa lo que tiene que pasar, el jefe calzonazos entra en frenesí, mata mucho y muere, pero de acuerdo con el convenio, los malos se están quietos un rato y cuentan hasta cien, para que al moribundo le dé tiempo a soltar su discurso y el novato coja su puesto y se haga el héroe, en ese momento, preparados, listos, ya! Le persiguen las cibermoscas/calamares/chipirones, lo que sea.

Mientras acaece lo cual, la otra mitad de la infantería, juega al videojuego, lanzando el pepino a los malos al sitio grande rojo e intermitente que pone "Shoot Here", y hay explosiones, tiros, gritos, FX, caos, maldad, jabón...

Volvamos a Neo y Trinity, que están yendo a la ciudad de las máquinas. La ciudad nublada, blah, blah, van y eso, se muere Trinity, un momento triste, de llorar y eso (digo yo, ¿no?) y Neo llora un rato, ve que se le han acabado las pociones de resurrección y tira pa´lante.

Llega y las máquinas le dicen no sé qué, algo tipo "congratulations, you have reached last stage, prepare to fight the final boss" le envuelven con tentáculos a lo hentai y lo llevan a Matrix.

En Matrix está el señor Smith, llueve, y se ve que todos y cada uno de los habitantes de Matrix son el señor Smith.

Pero el señor Smith, que es muy listo, aprendió en la 2ª el teorema del ninja "1 es poderoso, 100 caen como moscas" y decide atacar él sólo a Neo, mientras los otros 999999 señores Smith aplauden.

Se empiezan a pegar y uno echa en falta a Morfeo diciendo "Diox mío, el planeta va a explotar en 5 minutos" o a Mr. Satán con aquello de "es un truco, fijo", porque la pelea era el trailer de la peli de DBZ, sólo faltan los Kamehames.

Para representar la pelea, alargo artificialmente la crítica, así el lector se pondrá mejor en situación.

Hostia

Patada

Golpe

Pipada

Hostia

Puñetazo

Empujón

Vuelo

Pego

Arreo

Pumba!

Zas!

Ay!

Paf!

Al de un rato, Smith parece que ha ganado, y asimila a Neo...tachán!

¿Gana Smith?

¡No! Las quinceañeras no lo perdonarían, y cuando Smith se cree victorioso, de repente y porque sí, implosiona. Neo ha ganado.

Fin de la película.

Por si no ha quedado claro, la película me pareció una mierda, aunque sigue siendo más divertida que la originaria Matrix.

jueves, 22 de enero de 2009

Vuelve Lost (Perdidos)

Vas a precio, y luego pasa lo que pasa

Perdidos es una serie de gran éxito, con millones de fans en todo el mundo, que ya tuvo en este blog una entrada, y a la que me aficioné este verano.

De la serie había oído hablar bastante, pero me daba pereza ponerme a verla. Ya había intentado ver algún capítulo un par de años antes, pero no me terminaba de llenar. Pero este verano, y por el motivo más tonto, le di una oportunidad, y vaya si cumplió. Me fui enganchando poco a poco, me bajé la serie entera de Internet, y el vicio fue tal, que me vi las 4 temporadas de la serie en poco más de un mes. Y la espera por la quinta temporada termina hoy, ya que esta madrugada han emitido el 5x01 en EEUU. Y al igual que el Bilbao Basket, que hoy juega en Menorca, yo también diré aquello de "debemos volver a la isla".

La serie, para quien no la conozca (que de todo hay) cuenta los avatares de los supervivientes de la tragedia del vuelo 815 de Oceanic, que se estampan contra una isla tropical, repleta de enigmas, misterios y... osos polares (algo muy criticado por los detractores de la serie, pero prometo que lo de los osos tiene sentido, en la 3ª temporada lo explican).

El secreto de la serie, en mi opinión, está en sus personajes, casi todos bastante interesantes, con un rico trasfondo detrás, y muchas historias que contar, que, por medio de flashbacks, van apareciendo capítulo a capítulo. La serie juega también mucho con los cliffhangers (finales de capítulo en los que todo queda muy abierto), que hacen que el espectador desee seguir viendo la serie (al más puro estilo de los culebrones venezolanos, para qué nos vamos a engañar).

Sobre la setrie se han escrito ríos de tinta (aunque océanos sería aquí una metáfora más adecuada), y la red está repleta de páginas con teorías, elucubraciones y cábalas acerca de los misterios que encierra esta isla, que no son pocos.

Para finalizar, diré que el motivo por el que me picó el gusanillo de la serie fue una partida de rol en vivo que jugué (en la que yo era Said), basada en perdidos, y hablando de partidas de rol, no puedo dejar de recomendar este enlace, que plantea en clave de humor qué pasaría si Perdidos fuera una partida de rol.

Como tampoco puedo dejar de recomendar la serie.

miércoles, 21 de enero de 2009

10 años de cine: 2003

Las armas de Iraq: el anciano de la foto conoce 7 artes marciales

-Una casa de locos: La historia de un francés de erasmus en Barcelona. Alcohol, fiestas, sexo... y yo como un panoli me tiré los 6 años de carrera sin salir de Bilbao, vaya. La película entretenida, eso sí.

-Mortadelo y Filemón: Una joyita incomprendida por el público. Fiel al estilo de Fresser, fue tildada de bazofia para arriba, pero a mí, la verdad, me encantó.

-Utopía: ¿Yo vi esta película? La tenía tan olvidada que tuve que buscar en Internet para saber de qué iba. Va de un tipo que puede ver el futuro, y hay una secta que también, o algo, con Leonardo Sbaraglia de protagonista. Definirla como "olvidable" sería lógicamente redundante.

-Evil Dead: Años atrás había visto la 3ª parte, "El ejército de las tinieblas", y me engañaron para ir a ver ésta en VO (cosa que supe una vez dentro de la sala), como parte de un festival de cine de terror, y la película ha envejecido fatal, siendo los efectos especiales cutres, cutres, pero tiene un cierto encanto.

-X- Men 2: De pasar el rato. No esperaba mucho de ella, así que no me decepcionó. Lástima que no dieran más protagonismo a mi favorito: Coloso.

-Matrix Reloaded: No bromeo, me parece la mejor de las 3 de Matrix, por una sencilla razón, como película de tortazos, que es lo único que merece la pena de los Wachowsky le da mil vueltas a Matrix, y al prescindir del rollito pseudofilosófico, uno se ahorraba la parte coñazo.

-Slam: Comedia gamberra a la española. Muy divertida.

-The Hulk: Terrible. Mala hasta decir basta, y con severas patadas al cómic. Solo se salvaba el efecto viñeta, tan visto en "24", que quedaba muy bien.

-28 días después: ¡No son zombis, son infectados! Un nuevo registro para los comedores de cerebros, aquí no reptan, ¡corren! La película empieza muy bien, hasta que salen de Londres, y la historia se va por el sumidero. Como concepto, eso sí, muy bien.

-Torremolinos 73: Ver a Javier Cámara como estrella del porno no tiene precio, y como película no está mal. Visualmente cuidada y creible, lograba ese toque de película setentera.

-Los ángeles de Charlie (al límite): Una fantasmada constante, delirantes escenas de acción, Cameron Díaz en Bikini y Lucy Liu. ¿Alguien dijo cerebro?

-Terminator 3: Mucho tendría que esforzarse para limpiar las suelas de las botas de Terminator 2, pero se dejaba ver, y el concepto más actual de Skynet, no como un megaordenador, sino como red, quedaba muy bien, más acorde con los tiempos actuales.

-Última llamada: Intenso thriller, con un hombre encerrado en una cabina telefónica, a expensas de un francotirador que juega con él. Corta, pero muy bien llevada.

-Piratas del Caribe: Esto es la película de Monkey Island, y quien diga lo contrario es que no ha jugado al videojuego.

-Tomb Raider 2: Si la uno era mala, la dos es un insulto a la inteligencia humana. Al menos sirvió para saber que Shangaii está a 80 kilómetros de la Gran Muralla.

-La liga de los hombres extraordinarios: Poco que ver con el cómic, y la incursión de Tom Sawyer como pistolero al servicio de la CIA (¡manda huevos!) era de debatirse entre la risa y el llanto, pero un poco de aventura pulp no viene mal, y de tantas barbaridades y atrocidades, la película era muy divertida.

-Descongélate: Comedia de pasar el rato, con Pepón Nieto haciendo el papel de siempre, Loles León haciendo de Loles León, y un magistral Rubén Ochandiano haciendo de sonado.

-Dos tipos duros: Antonio Resines haciendo otra vez de mafioso, enfrentado a una maravillosa Rosa María Sardá, en un personaje realmente odioso, y la presencia de Elena Anaya, que siempre es un incentivo.

-Matrix Revolutions: Truño mayúsculo. La crítica.

-Love Actually: Comedia romántica británica, que pese al título lograba no ser excesivamente empalagosa.

-El retorno del Rey: Y por fin supe cómo acababa el Señor de los Anillos, aunque mis esfuerzos por evitar spoilers fueron en vano, ya que poco antes escuché accidentalmente una conversación en la que alguien le contaba a un tercero algo acerca de Gollum y un volcán. De la película extraje también una valiosa lección: nunca vayas a ver un blockbuster un sábado a las 5 de la tarde con el cine lleno de críos ruidosos.

-Buscando a Nemo: Una genialidad de Pixar, tanto en el plano técnico como en su historia, con personajes entrañables y un gran sentido del humor. Y el corto "Pajaritos" genial también.

martes, 20 de enero de 2009

Dragon Ball... y tal

Se retuercen en sus tumbas

Dragon Ball (en euskera Dragoi Bola, y mantengo la teoría de que la hicieron en euskera y luego la tradujeron al japonés) es la mítica serie de dibujos animados de finales de los 80, principios de los 90, y que marcó a toda una generación, teniendo además, gracias a su éxito, cantidades industriales de merchandising, OVA´s, secuelas, videojuegos, muñequitos... La fiebre que produjo la obra de Akira Toriyama era elevada, y a mí me pilló en plena adolescencia, ahí tengo la colección completa de cómics, y admito que me enganché a la serie para poder seguir las conversaciones en el recreo.

El éxito de la serie trajo como consecuencia, como ya he dicho, mucho material accesorio, y por tanto, mucha basura. Se hizo una película, no sé si coreana, de escasísima calidad, allá por el año de la cahipumba, y todo.

Conocido es también que, en una broma de mal gusto, está siendo perpetrada una nueva película de imagen real, que aún no ha sido estrenada y ya goza de la consideración de una de las peores películas de la Historia. (Y merecidamente)

Pero la broma no se queda ahí. Como toda película de una cierta sonoridad (diría éxito, pero en este caso, que no peguen fuego al cine con todo el equipo de rodaje dentro, y que nadie proceda al exterminio sistemático de todo el que haya tenido que ver con la película y sus familiares, amigos o vecinos, ya será un éxito), trae el correspondiente videojuego.

Sí, un videojuego, tal y como dice esta noticia, y que tiene una pinta tan "excelsa" como ésta:

Ser apalizado por Bulma, el último escalón en la caída en desgracia de Yamcha (si es que a eso de la foto se le puede llamar Yamcha)

En circunstancias normales pensaría que es un fake, que no es posible que hagan ese videojuego, que es un montaje, pero es lo que creí cuando tuve noticias de la película, y la fase de negación ya la superé. He asumido que profanarán uno de los mitos de mi adolescencia.

Señores, esto es un videojuego de verdad de Dragon Ball:

Esta pelea la ganará alguien holgadamente, imposible que sea por los pelos.
O ésto, de la GBA


En castellano: Zanahorio, te va a caer una juma hostias que no es normal.
O el que para mí fuera el más mítico videojuego de Dragon Ball, que me hizo ahorrar hasta obtener las 14.000 pesetas que costaba (una pasta para la época), y que es responsable de una estúpida cicatriz en uno de mis nudillos (de los duelos de kamehames, en que había que apretar rápidamente el botón), y que gráficamente era una revolución para la época.

Tara, el enemigo más burro del juego, y ni siquiera aparecía en la serie.
Eso eran videojuegos de Dragon Ball. Hubo otros; unos mejores, otros peores, pero en todo caso sin llegar a los niveles de ridículo con que amenaza esa suerte de Tekken venido a menos, del que lo mejor que se puede decir es que estará, sin duda, a la altura de la película.

Y lo que verdaderamente me jode es que sé perfectamente que cuando la estrenen iré como un tonto a verla al cine. En fin...

lunes, 19 de enero de 2009

La mesa de un opositor

Uno de los tacos conduce a la gloria. Los demás contienen... ¡muerte horrible!

Como es de suponer, a causa de las oposiciones, que acaparan mis pensamientos, desvelos y tiempo libre, paso mucho tiempo encerrado en mi cuarto, metafóricamente encadenado a la mesa de escritorio, que tantas alegrías me diera allá por marzo, y que presenta el aspecto totalmente caótico (ordenado dentro del caos) que se ve en la foto.

Apuntes, esquemas, textos legales, diagramas, cuadros, recuadros, bolígrafos mordidos... ése es el lugar donde se gesta un funcionario (o aspirante a), el zulo de mi reclusión. Y bueno, lo que se ve en la mesa no es todo. En la mochila que se adivina en el suelo había más papel, así como en el armario de la mesa. Y no se descarte que alguna ley pululara por el salón.

En fin, nada que ver con mis años de estudiante.

domingo, 18 de enero de 2009

De Estudiantes va la cosa (histórica victoria del Bilbao Basket)

La Piña con Rancik, hoy jugador "enemigo".

Mañana apacible en la Casilla, donde todos los fantasmas parecen haberse esfumado, gracias a una aplastante victoria ante Estudiantes, 99-65, que pone en +34 (como el prefijo internacional de España, mira) el record de mayor victoria conseguida por el Bilbao Basket.

¡Usa la fuerza, Luke!

El partido sirvió también para que Recker retomara la senda de los triples, y demostrar que pese a estar en uno de los peores momentos de su carrera deportiva, sigue teniendo gran calidad, garra y buena mano, y es por eso que los de la Piña le hemos homenajeado con la frikada que veis arriba, firmada por nosotros, y por Marko Banic, y también con unas visibles pancartas en su honor. (Y casualidad, ha sido hacer eso y empezar a meter triples :P)

Por lo demás, el fin de semana no ha dado mucho más de sí, Ley de contratos, función pública, tributos, Norma Foral 3/87... lo de los últimos fines de semana, vamos.

sábado, 17 de enero de 2009

Günther

Hola, hola, racarracarrá.

Si hablo de Mats Söderlund, a más de uno le sonará a chino. Pero si decimos que este es el nombre real del cantante-showman sueco (que no alemán) conocido como Günther, ya empieza a ser más familiar.

De Günther puedo decir que mola. Diría que es indescriptible, pero no es cierto, hay docenas de palabras para definirlo, y de ellas, la más apropiada para definirle sería la de "chuloplaya" si no fuera porque la palabra que mejor define a Gunther es... Günther.

Su estilo musical, tan de discoteca de los 90, su look, con sus gafas de sol, su bigotito ridículo, su taparrabos en escenas playeras, y las dos despampanantes señoritas que le acompañan en sus actuaciones, mezclando Andrés Pajares con David Hasselhoff, pero aún más hortera, con un inconfundible acento germánico, esas letras que son pura poesía "you touch my tralala", "mama mía, gimme a sangria", "melona, banana", "tutti frutti summer love", que capturan al público.

Y lo mejor de todo es que mezcla todos esos elementos, de por sí horripilantes, y el cocktail es fascinante. Es como ver en el telediario las noticias truculentas. Sabes que es horrible, pero no puedes dejar de mirar, y resulta tan jodidamente caricaturesco, que el resultado es genial. El Latin Lover germánico. Porque Gunther es irresistible, Günther es lo más.

Tiene, por supuesto, página propia, Günthernet, y hasta existe una página web en la que se puede pedir que Günther honre Bilbao con su presencia.

Y ahora, dejemos que sus vídeos hablen por sí mismos:







¡Yo de mayor quiero ser como Günther!

viernes, 16 de enero de 2009

10 años de cine: 2002

Año nuevo, moneda nueva.

- El único: Me encanta Jet Li, y en esta película tenía la oportunidad de verle pegando palos, y por partida doble. Ahora bien, eso era lo único que tenía la película.

- Vidocq: Estridente cruce entre Matrix y Amelie, con un orondo Gerard Depardieu haciendo de detective-artista marcial. Tal vez el problema es que la vi sobrio. De bostezar.

- Vanilla Sky: Fallido remake de la magistral "Abre los ojos", con un Tom Cruise que no llega a Fele Martinez ni a la suela de los zapatos (jo, jo, qué ingenioso soy, he hecho un chiste con la estatura de Tom Cruise)

- Monstruos S.A.: Pixar, muy divertida. No es de las mejores, pero de gran calidad y diversión.

- El hijo de la novia: Una bonita historia sobre el amor en la tercera edad, y un lujo ver a Ricardo Darín en un registro tan distinto al de "9 reinas".

- La máquina del tiempo: Una película que hace pensar. Me planteé dos preguntas, "¿por qué he pagado por ver semejante bazofia?" y "¿por qué tiene Jeremy Irons tan poca estima a su dignidad profesional?"

- Mean Machine: Jugar duro: Vinnie Jones en su salsa, aderezado con toques de Prison Break y Shaolin Soccer. Divertida. Fe de erratas: mención a Tony Dientes de Bala, que me refrescó la memoria, esta película, pese a estar protagonizada por Vinnie Jones, no es de Guy Ritchie. Meo lapsus. Convencido estaba yo, oigan.

- El Rey Escorpión: Damas y caballeros, dejen su cerebro a la entrada, el circo ha llegado a la ciudad. Akadios, Sirios, Sumerios, todos en un ameno revoltijo, con sensuales señoritas luciendo palmito, y jocosas escenas de acción. Solo por ver a The Rock arrancarse una flecha de la espalda para usarla con el arco ya merecía la pena pagar la entrada.

- Star Wars: El ataque de los clones: Para mi gusto la peor película de la saga. Era sosa y se salía demasiado del esquema Star Wars, y la parte de Coruscant, y de Obi-Wan Colombo, sobraba. Entre tanto, una peli Disney, con princesita y caballero, y a 10 minutos de acabar, un espectacular corto de Star Wars.

- Vivancos 3: Y si gusta haremos las dos primeras, rezaba el slogan, pero no debió de gustar mucho. El gran Wyoming quiso hacer su particular "Torrente", pero se quedaba por el camino.

- Spiderman: Aprovechable, divertida, aunque con un par de cosas que rechinaban, pero como fan del trepamuros, le concedo el aprobado.

- Resident Evil: Para ser una película basada en videojuego, ni tan mal. No era una maravilla, pero tampoco una cosa horriblemente mala.

- Lilo&Stich: Bonita película de Disney, para pasar un rato entretenido, y con un alienígena protagonista entrañable. Qué majo el bicho.

- Men in Black 2: Lejos de la primera, muy lejos, aunque entretenida, pero carente, eso sí, de la filosofía que encerraba Men in Black (no es coña).

- La boda del Monzón: Probablemente la mejor película de acción que he visto en mi vida, con unos tiroteos de coreografía espectacular, una trama intrincada y elaborada, pero a la vez fácil de seguir por el espectador, unos efectos especiales revolucionarios, y una tensión y un climax impresionantes. Bueno, va, confieso. Esta es una película de Bollywood que nos vimos obligados a ver Baldrick y yo, y al más puro estilo Homer Simpson, como no nos gustaba la película nos la inventamos, y nuestra versión era la leche. Sí salía, eso sí, un señor comiendo caléndulas.

- La caja 507: Interesante thriller, con enormes actuaciones de Antonio Resines y José Coronado, perfectos cada uno en su papel.

- Señales: La película iba bien, consigue el climax, la tensión, y hasta dar miedo, hasta que la jode con la aparición del marciano. Y el intento de meter mensaje le quita rigor a la historia. "Todo sucede por algo". Ya vale, ¿pero es que el protagonista es tan idiota que hacía falta acordarse de su cuñada moribunda para saber que tiene que golpear con el bate que tiene en la mano al marciano que amenaza la vida de su sobrino?

- Austin Powers 3: Miembro de oro: Un plagio de la 2, y la mejor escena, que son los créditos del principio, ya me la habían contado. Pero para enmarcar la frase "Hay dos cosas que odio. Una son los tipos intolerantes que no respetan a otros países o culturas. La otra son los holandeses".

- Minority Report: Como película de acción me pareció flojilla, y conceptualmente me rechinaba el "hola, buenas, venimos a detenerle por un delito que todavía no ha cometido".

- 800 balas: Una incomprendida joya de Álex de la Iglesia. Muy divertida, bien hecha, y con buenas actuaciones.

- El Dragón Rojo: Pasable precuela del Silencio de los Corderos. No se acerca a ésta, pero era mejor que Hannibal.

- El imperio del fuego: Dragones en Londres, no recuerdo más, pero juraría que salí del cine exigiendo a gritos el dinero de mi entrada.

- Clockstoppers: De pasar el rato. Un chaval obtiene un reloj con el que se acelera tanto que virtualmente puede parar el tiempo, y los malosos van a por él.

- Harry Potter y la cámara secreta: Confieso que esta película me atrapó. El mismo día vi, por la mañana la primera de Harry Potter en DVD, y a la noche ésta en el cine, y salí entusiasmado con la magia de Hogwarts.

- Las dos torres: Segunda entrega de la trilogía del Señor de los Anillos. Espectacular batalla del Abismo de Helm, y un final dolorosamente abierto para alguien que, como yo, no había leído las novelas. Por delante quedaba todo un año de esquivar spoilers.

- Harry Potter y la cámara secreta: ¿He comentado ya lo mucho que me gustó esta película?

jueves, 15 de enero de 2009

He sido...

Caracterizado para una partida

Más de una vez ha salido por aquí mi afición a los juegos de rol, y en alguna vez he comentado también mi preferencia por la modalidad del rol en vivo, que no consiste, como podría alguien pensar en ir apuñalando ancianitas en las marquesinas de autobús, ni en golpearse con un palo (aunque cierto es que el soft-combat, es decir, la esgrima con espadas de gomaespuma también suele ser a veces llamada rol en vivo), sino que es una actividad que, recogiendo la parte más puramente teatral de los juegos de rol, convierte al jugador en su propio personaje.

Al lector no familiarizado con el mundillo le será más fácil ponerse en situación explicando que un rol en vivo es como una dinámica de grupo como las que se puedan desarrollar en entrevistas de trabajo o terapias, o que es como una obra de teatro en la que los actores no tuvieran que ceñirse a unos diálogos prestablecidos y dispusieran de libertad de actuación. "Tú eres Hamlet, tú Ofelia, tú Laerthes y vosotros sois Rosencratz y Guildestern, y a partir de ahí, siendo coherentes con vuestro personaje y sus motivaciones, haced lo que os parezca".

A diferencia del rol convencional, el rol en vivo no suele tener reglas, tiradas de dado, etc... (y digo no suele, porque de todo hay), y la hoja de personaje suele, o debería ser, meramente descriptiva, con el historial del personaje, su forma de pensar, y habitualmente un objetivo que cumplir, aunque en muchas partidas resulta innecesario, ya que la propia partida da el objetivo. Si la partida va de un naufragio en un barco, no hace falta ser muy listo para saber que uno de los objetivos suele ser lograr acceder a una balsa, ¿verdad?

Bien, pues en estas partidas, y al más puro estilo canión de Sabina, he sido muchas cosas. He sido vampiro, he sido revisor de tren, héroe de película de terror, cosmonauta, comunista en Los Ángeles, espía del MI6, romano, maltratador (un personaje tan despreciable como interesante de interpretar), insolente hijo de mafioso, masón, orco, producto de la mente de un loco, hombre-lobo, promotor de boxeo, incluso fui pirata, no cojo pero sí manco, hijo del sheriff en un polvoriento pueblo del Far West, numantino, viajero en el tiempo, inquisidor, superhéroe... o el de la foto: Ronnie DJ, entrañable y cocainómano pinchadiscos.

Y por supuesto, también me ha tocado interpretar a personajes más o menos famosos (una vez fui Oppenheimer) y otros menos solemnes, como:

Emilio, el portero de "Aquí no hay quien viva"
Porque de absolutamente cualquier cosa se puede hacer una partida de rol, y la serie de moda del momento no iba a ser la excepción. "Un poquito de por favor", y la circunstancia de que en una partida jugada en Málaga, hiciera de andaluz el único bilbaíno de todas las jornadas.
La Bestia

No sé qué se fumaron los masters, pero yo quiero de eso. Éramos personajes de cuentos, en una visión muy particular de los mismos, donde Peter Pan era un psicópata que tenía aterrorizados a Wendy y Garfio, Bella quería comerse a los Tres Cerditos, y el Lobo Feroz era el padre de Caperucita. Pero final feliz, y la Bestia vivió para siempre en su castillo, con la encantadora... Cenicienta.

Ron Wesley, de Harry Potter

¿Puede haber alguien que se parezca físicamente menos que yo a Rupert Grin? La partida fue un cachondeo, aunque bastante floja, ya que la trama era inexistente y hacer el memo acababa cansando. Aunque ver a Rosendo hacer de Harry Potter (otro al que el papel le pegaba tanto como a mí) no tenía precio.
Rimmer: Enano Rojo
Enano Rojo era una comedia británica de los 80, parodia de Star Trek, que fue emitida en España, y que yo no había visto, y es todo un desafío interpretar a un personaje que no conoces, y que encima es un holograma. Pero parece que no conocer la serie no fue un impedimento para clavar al personaje, a juzgar por lo que decían los demás jugadores. Aunque ese "eras igual de coñazo que el Rimmer de la serie" no sé cómo tomármelo...

De Donnie Darko
Y bueno, ser un conejo gigante imaginario... mi cerebro se salía por las orejas al leer la ficha de personaje.
Stannis Baratheon, de Canción de Hielo y Fuego

Decir que la partida era de Juego de Tronos sería faltar a la verdad, ya que el que la escribió ni siquiera se había leído los libros en que se basaba, así como la mayoría de los jugadores, y el cúmulo de patadas a la obra de GRR Martin era tal, que Stannis acabó renunciando a su corona e incorporándose a la Guardia Negra, no sin antes convertirse en amante de la pérfida Cersei. (Para quienes no hayan leído las novelas, aclararé que decir que Stannis odia a Cersei sería un suave eufemismo).
Zapp Brannigan: Futurama

¡Oh, sí, nena! Zapp ha venido aquí a impartir su justicia. El gran almirante intergaláctico está aquí, para satisfacer a la sensual Leela.

Hacer de gilipollas... no tiene precio.
Homer Simpson

Sí, de Los Simpson también hubo partida, y fui el sin par, el único. Divertidísimo, hacer el Homer es una terapia más que recomendable, y como muestra de la partida aportaré dos homerismos jokinianos vertidos durante la partida.

NELSON MUTZ: Señor Simpson, me ha engañado, su hijo Bart lo va a pagar muy caro.
HOMER: ¡Yuhu, paga Bart!

O esta otra,

MARGE: Homer, no quiero que vayas por ahí regalando dinero a los desconocidos.
HOMER: Pero Marge, tú regalas dinero todos los domingos en la Iglesia.
MARGE: ¡Se lo estamos dando a Dios!
HOMER: Pero Marge, Dios ya tiene mucho dinero, es más, podría hacerse su propio dinero si quisiera.

Sigue aquí.

miércoles, 14 de enero de 2009

1 mes: cuenta atrás

El oráculo resolverá vuestras dudas.

Queda menos tiempo para el examen, y lo cierto es que tengo ganas de que sea ya y de quitarme toda esta losa de encima, y hoy toca una entrada de criticar al sistema.

Un problema que suelen tener las oposiciones es que en ocasiones tanto los temarios como los exámenes están mal hechos, sirva como muestra el segundo examen de la anterior oposición, que parece que lo hubieran elaborado 3 onagras empapados en crack, y ese problema suele alcanzar también a las leyes en que se basan los temarios, que al estar redactadas por seres humanos, no están exentas de errores, y a veces incurren en contradicciones internas. Es el caso de la aquí ya mencionada Ley de Función Pública, que parece haber sido redactada por una jauría de manatíes borrachos, ya que según mires un artículo u otro, las cosas son de una forma o son de otra. Dentro de la misma ley.

Todo esto me daría más o menos igual si no tuviera que examinarme de esas leyes, y entiendo que me pidan que me sepa lo que dice la ley, e incluso no tengo ningún problema en saber que según el artículo X los osos polares son verdes, y que según el artículo Y, esos mismos osos polares son azules. El problema es cuando en el examen me preguntan de qué color son los osos polares, que es un test, donde no cabe explayarse.

Con ese motivo, envié un correo al Tribunal, exponiendoles que algunas de las leyes que son objeto del temario incurren en contradiccines, y me derivaron a un técnico, llamémosle Bartolín, al cual mandé un correo con la relación pormenorizada de las contradicciones en que entiendo que caen esas leyes, añadiendo que "Respecto a cuestiones en las que la Ley es tremendamente confusa, y que llega a incurrir en contradicciones internas, en las que es preciso realizar interpretaciones, sería preciso conocer el criterio del tribunal, puesto que al opositor se le puede exigir que conozca la norma, no ya que la interprete, y que además adivine la interpretación que de ésta hace el tribunal... el Tribunal debería responder de forma razonada a estas cuestiones, dado que la propia Ley 30/1992, en su artículo 35.g establece como uno de los derechos de los ciudadanos el obtener información y orientación de los requisitos jurídicos o técnicos que las disposiciones vigentes impongan a los proyectos, actuaciones o solicitudes que se propongan realizar, lo cual se ajusta bastante al caso".

Hoy he recibido un correo de Bartolín, que rezaba así:

Egun on, Jokin. Ante todo disculpa que no te haya respondido antes, pero me ha sido del todo imposible debido al volumen de trabajo del Servicio.

No debo entrar en el análisis jurídico que me propones porque esa no es mi función. Tan solo puedo indicarte que muchas leyes entran en contradicción, de ahí el papel importante de la Jurisprudencia, que interpreta las leyes e incluso (la del Tribunal Constitucional) pueden anularlas total o parcialmente.

En todo caso, es un principio doctrinal y jurisprudencialmente indiscutido el de que las bases de un proceso selectivo son la ley interna que les rige, y que vinculan tanto a los participantes como al Tribunal, principio que es exigible accionando a través del sistema de recursos que nos otorga el ordenamiento jurídico.

Si en el temario no se ha incluido la L. 7/2007 del EBEP (independientemente de sus efectos en la vida real) no se exigirá su conocimiento para el proceso selectivo, y cualquier decisión que el Tribunal tome teniendo en cuenta dicha norma, lógicamente es susceptible de impugnación si va contra los intereses del que se considere efectado.

De cualquier forma, señalar esas contradicciones en el propio ejercicio del examen (si tocase el tema controvertido) demuestraría un gran dominio de la materia que no creo que se les pasara por alto al Tribunal.

Un saludo.


Traduciendo al castellano: Mira tío coñazo, tu parrafada ni me la he leído, había mucha letra y me daba pereza (es lo que suele esconder la frase "he estado muy liado, tenía mucho trabajo"), y aunque me la hubiera leído, poco te podría haber dicho, porque esto es un marrón que me han pasado, a ver cómo lo quito, que yo de la oposición ésta ni sé ni quiero saber.

Que no se lo ha leído me lo deja claro cuando su respuesta, al margen de no entrar en el fondo de la solicitud, responde cosas meramente tangenciales, que no tienen nada que ver y que ya sabía, porque yo NO le pregunté en ningún momento si entraba la ley 7/2007 (solo faltaba), y me demuestra que no tiene ninguna idea cuando me dice "tú ponlo en el examen, que el tribunal lo tendrá en cuenta".

Oh, sí, claro, qué idea tan cojonuda, que alguien me explique por qué este señor no es como mínimo ministro. Vamos a ver, amigo Bartolín, el examen, que yo sepa, ¡es de test! ¿Cómo pretendes que les haga constar eso a los del tribunal? ¿Lo escribo en un folio y les tiro un avioncito de papel en medio del examen? ¿Emborrono la hoja de test y que me lo anulen? ¿Lo dejo en blanco y ya si eso recurro? Además, me hace gracia eso de "no se les pasará por alto a los del Tribunal". Efectivamente, no se les pasará por alto, se les pasará por debajo... del Arc du Triunfe. Por el mismo sitio que Bartolín se pasó mi escrito.

Pero realmente la culpa no es tanto de Bartolín, sino del tribunal, que en vez de cumplir con su deber, deriva en alguien que no tiene mucha idea (lo de no saber que es test me ha matado) y se lo quitan de las manos, y lo malo es que toca no solo saberse la ley, sino que además hay que interpretarla, y que mágicamente el criterio coincida con el mismo que tengan ellos, y que tan celosamente guardan.

Y como muestra, una de las que planteé, y que más me tocó las narices en la anterior convocatoria, al hilo de una pregunta formulada sobre la Ley 30/1992:

En el anterior proceso selectivo se preguntaba si en determinado supuesto la Administración tenía el deber de notificar "personalmente" (la ley no dice nada de personalmente, y la pregunta era de sí o no), y se dio por correcto. Recibiendo mi recurso como respuesta que no debo ceñirme a la literalidad de la Ley. Ahorrándome calificativos para dicha respuesta, me gustaría saber qué se entiende por notificar "personalmente", expresión que no aparece en la ley, y qué sería una notificación no personal. La pregunta puede parecer ridícula, pero se trata de saber si se comparte ese criterio y saber a qué atenernos.

¡Que viva la seguridad jurídica!

martes, 13 de enero de 2009

Prosigue la Blitzkrieg en Europa

La Piña con Savo

Mal partido, un marcador demasiado apretado contra un rival de escaso nivel, que nos ha dado más guerra de la debida. Muchos fallos, errores, imprecisiones, cagadas de libro, ataques improductivos, defensas infantiles, que evidencia el mal momento de forma del equipo. Pero mira, de aquí a unos meses, lo único que recordaremos de hoy es que ganamos al Buducnost y conseguimos pasar invictos a la segunda fase, donde nos esperan Spirou Charleroi, Artland Dragons y Lyetuvos Rytas.

El equipo no va bien, en efecto, y las 5 derrotas seguidas en liga están ahí, pero de las dos opciones, nos parece mejor la de animar y demostrar confianza a los jugadores que la de insultarles y machacarles cada vez que fallan, que es lo que hacen otros.

La Piña con Quincy

Así que, por lo que a mí respecta, ya podrían ser los peores jugadores del mundo (que desde luego no lo son), que mientras estén en mi equipo y vea que se implican, les animaré igual que hace un año, cuando jugábamos Copa y Play-Off.

Y este sábado, el derby contra Estudiantes (derby por lo de que yo también estoy estudiando, y eso).

lunes, 12 de enero de 2009

El test de la muerte

Ni lo sé ni me importa

La imagen es de un molesto banner publicitario que pulula últimamente por Internet que te ofrece un test con el que poder saber la fecha de tu muerte (utilísimo) pero que se caracteriza por el irritante sonido que emite, una desagradable risa que enerva al navegante. El dibujo, sí, es muy simpático, pero el ruidito, me saca de mis casillas.

No tengo ninguna intención de probar el test, ni lo haría aun creyendo que fuera a ser fiable. En cambio, si me dijeran que el test me da la fecha del óbito del desgraciado que diseñó ese banner, a lo mejor hasta me lo pensaba.

Recapacitando, tanto como la muerte no, que está feo desearle eso a nadie, pero una severa diarrea, eso sí que no se lo quitaba nadie.

domingo, 11 de enero de 2009

Derrota contra Pamesa y mucho estudio

Bilbao Basket 72 - Pamesa Valencia 78

Otro fin de semana enclaustrado, apasionante, divertidísimo, pero es el precio a pagar por ser tener un curro decente en la Administración Pública. El viernes, encerrado en casa por la tarde, aunque por la noche sí salí un rato, en el que pude descubrir, en otra partida de Time´s Up, que Ángela Merkel está relacionada con las drogas, los coches caros y la prostitución de lujo, que Sofía Coppola es hija de Martin Scorsese, o que Ginger Rogers es "un señor".

Ayer, todo el día en casa, a caballo entre el estudio y algún capítulo de mi nuevo fichaje serial, la versión moderna de "Battlestar Galactica", una SERIE como la copa de un pino, más que recomendable, y que de no ser porque tengo mucho que estudiar, estaría llegando a los extremos de yonkismo que llegué con Perdidos (Lost).

Y hoy, como bien se ve en la foto, baloncesto, con una nueva derrota, y ya van 5 seguidas. Estamos en crisis, y el equipo lo nota, los jugadores no funcionan, las canastas no entran, y las victorias no llegan. Pero bueno, hay equipos peores, y esto se pasará, estoy seguro, soy optimista al respecto.

Tras eso estudiar, y a la tarde hemos recibido la visita del señor Giner, y nos hemos dispuesto a presenciar, no sin cierto horror, Speed Racer, una borrachera de colorines y efectos especiales, que nos ha llevado al paroxismo con la carrera de... Casacristo. (sic)

En fin, otro apasionante fin de semana, y una semana menos para EL examen.

sábado, 10 de enero de 2009

Morbilidad

Cerebro humano aplatanado

Después de otro aburrido día con el temario de las oposiciones para arriba y abajo, con la cabeza echando humo, pocas cosas apasionantes tengo que contar. Pero, ¿quién dijo que estudiando no se aprenden cosas?

Echando un ojo al árido tema 47 (cuyo título es demasiado largo) me encuentro con una palabra que no conocía, "morbilidad", que no tiene que ver con coches ni con telefonía, y que me ha obligado a hacer lo que cualquier persona diligente debería hacer cada vez que se encontrara con una palabra desconocida: acudir al diccionario.

morbilidad.

(Del ingl. morbility).

1. f. Proporción de personas que enferman en un sitio y tiempo determinado.

La Wikipedia es más extensa en este aspecto, y nos dice lo siguiente:

Morbilidad se refiere a los efectos de una enfermedad en una población en el sentido de la proporción de personas que la padecen en un sitio y tiempo determinado. En el sentido de la epidemiología se puede ampliar al estudio y cuantificación de la presencia y efectos de una enfermedad en una población.

También es una adaptación mal empleada al español que proviene de la inglesa "morbidity" generalmente usada así en Sudamérica para identificar una condición médica en la que se estudian los padecimientos de una enfermedad y cuyo verdadero significado es "patológico". O también para definir discapacidad, es el porcentaje de individuos que contrae una cierta enfermedad en una población.

Pues como dice el refrán, nunca te acostarás sin saber una cosa más. Y las oposiciones son malas para el coco. Porque vaya unas entradas que hago aquí...

viernes, 9 de enero de 2009

Juegos web

Dark Galaxy, uno de los primeros que probé

Dark Galaxy, Violet Sector, Bitefight, Basketstars... todos ellos tienen algo en común. Todos son juegos gratuitos online, basados en un entorno web, a todos he jugado en algún momento, y todos me han acabado aburriendo.

Al principio todos tienen su cierta gracia, y atrapan al jugador, ves como tu personaje/chiringuito/equipo/loquesea va creciendo, y esperas que haya pasado el tiempo para poder hacer el siguiente turno, vas como hormiguita gestando tu leyenda, y como es gratis, no pierdes nada más aparte de tiempo.

Pero es que llega un momento en el que, al menos a mí, me acaban aburriendo, no ha habido web-game de éstos con el que no me haya pasado, eso sin contar con que en muchas ocasiones son betas, y reinician el servidor, borrando los datos y teniendo que empezar de cero.

El primero fue el Dark Galaxy, un juego que consistía en que tenías tu planeta, ibas edificando, construías naves y colonizabas otros planetas, acumulabas planetas, y aquello más parecía Pokemon que otra cosa. Llegamos a viciarnos bastente, e incluso hicimos una alianza con (cutre) página web. Tenía planetas a docenas, con nombres algunos absurdos (mítico planeta Osteoporosis), pero me harté.

También probé el Violet Sector. La idea era simpática: cada jugador era una navecita y componían una flota, lo malo es que te obligaba a estar pendiente del juego, y hacer el turno justo cada 6 horas, y llega un momento en el que te planteas "¿por qué hago esto si no me divierto? si quisiera estar pendiente de accionar una máquina cada X tiempo me iría a una isla desierta" y dejas de jugar.

Es lo de siempre, llega el momento en el que me dejo de divertir con estos juegos, sin excepción. Probé también el Bitefight (uno de vampiros), el Statenations (o Nation States), uno que tenía su cierta gracia: manejabas un país y tomabas decisiones políticas, aunque superada la originalidad inicial, era todo el rato lo mismo; algunos de los juegos del Facebook (Knighthood, World War II...), y en algunos activé cuenta y nunca llegué a jugar, como el Travian, Gaia online o uno de las Cruzadas.

Y alguno, es más, llegó a tener entrada propia en este blog, como fue el caso de Basketstars. Que siguió por el mismo camino. El Hattrick, lo mismo pero de fútbol también lo probé, pero dejé de jugar cuando me di cuenta de que el resultado era exactamente el mismo cuando lo cuidaba a diario que cuando pasaba de él.

Debo admitir también que con estos juegos tengo poca paciencia y muy mal perder, y que en cuanto pierdo me suelo picar. No me importa perder contra oponentes humanos, pero no soporto perder contra una máquina, y a los efectos, por mucho que detrás de Sefirot666, Neodemon_69 o kingofthehill57 haya un coreano, letón o conquense, el efecto es el mismo que si jugara yo contra la máquina, y el día en que un criajo me arrasó en el Dark Galaxy es el día en que dejé de jugar.

Así que, juegos web no, gracias.

jueves, 8 de enero de 2009

10 años de cine: 2001

El futuro no era como Kubrick lo había imaginado

- Hannibal: La secuela del Silencio de los Corderos (que yo no había visto), entretenida pero inferior a la original, y lo de cambiar a Jodie Foster por Julianne Moore, rechinaba un poco. Aunque no se puede negar que da una nueva dimensión a lo de "comerse la cabeza".

- El Protegido: O "el irrompible", que habría sido un traducción más acertada. Tras el éxito del psicólogo fantasma, Shyamalan nos traía esta historia de superhéroes, floja pero muy bien llevada. Mi sensación fue la de "película mala pero bien realizada".

- 15 minutos: ¿Quieres gloria? ¿Quieres fama? ¡Dispárame! El título hace alusión a los 15 minutos de gloria a que, según Andy Warhol, todos tenemos derecho, y la película es un thriller policiaco del montón.

- El Bola: Excelente película, muy dura, sobre los malos tratos domésticos, que lanzó al estrellato a Juan José Ballesta.

- ¿En qué piensan las mujeres?: Comedia tontorrona de Mel Gibson, en el papel de un machista redomado que se vuelve sensible y considerado cuando obtiene el poder de leer los pensamientos de las mujeres.

- Dragones y Mazmorras: Vergonzosa, patética, un insulto a la inteligencia, que ni siquiera resultaba divertida. La quisieron vender como competidora del Señor de los Anillos, y a duras penas podría competir con el contenido de un retrete. Y patético Jeremy Irons, en uno de los peores papeles de su carrera.

- Torrente 2: Misión en Marbella: Grandiosa, una espléndida secuela que mejoraba la primera parte, con escenas delirantes, situaciones hilarantes y gags que llevaban al espectador al paroxismo, con un papel magistral de Gabino Diego.

- Los ríos de color púrpura: Ni fu ni fa. Dos aguerridos policías franceses investigan una secta, intercalando tiros y mamporros.

- El regreso de la Momia: Y el regreso de pegar saltos en la butaca del cine. ¡Aventuras, humor y palomitas!

- Lara Croft: Tomb Raider: Mala película y mala elección de actriz protagonista. Angelina Jolie se parecía a la Lara Croft de un videojuego lo que un zapato a una raqueta de tenis, y la elección es peor habiendo una actriz, como Paula Trickey, que era físicamente clavada al personaje.

- Shrek: ¿Qué decir del ogro verde? Una COMEDIA de animación.

- El diario de Bridget Jones: Otra comedia muy divertida, con un Hugh Grant en su salsa, que se come la pantalla en su papel de capullo integral.

- Final Fantasy: Una espectacular demo en 3D, pero como película un insulto, y se llamaba Final Fantasy como podría haberse llamado Tekken, Sonic o Buscaminas.

- Lucía y el Sexo: El título lo dice todo, con extra de sexo. Admiradores de Paz Vega y Elena Anaya, aquí tienen su rincón. Además, la historia no está mal.

- Los otros: Grandioso peliculón de uno de mis directores fetiche. Esta película tiene el mérito de haber logrado que yo permaneciera 2 horas sin abrir la boca.

- El planeta de los simios: ¡Yo maldigo a Tim Burton por hacer esta película! Y mira que soy admirador de Tim Burton, pero es que esta película era un patinazo en toda regla, y el final, en fin...

- Nueve reinas: Peliculón, una joyita sobre dos estafadores argentinos, con Ricardo Darín llenando la pantalla.

- Amelie: Un cuento encantador, una película que mejora el humor y el estado de ánimo, y la imposibilidad física de ver la película y no acabar perdidamente enamorado de Audrey Tautou.

- Jay y Bob el silencioso contraatacan: ¡Niños, aplaudid, es Mark Hamill! Comedia autofelatriz de Kevin Smith, con la que me lo pasé como un enano, y con decenas de coñas divertidísimas, aunque tampoco me atrevería a llamarla película. Es como si Kevin Smith y sus amigos se hubiesen puesto a hacer el chorra con la cámara y luego nos vendieran el producto. Pero éste era divertido, con frases gloriosas.

- Scary Movie 2: Como la 1 pero peor. Aunque el reclamo de ver a Tim Curry haciendo de villano ridículo era superior a nuestras fuerzas.

- Intacto: Gente con el poder de robar la suerte. Pasable, sin más.

- La comunidad del anillo: La primera de la trilogía, que fui a ver sin haber leído los libros, así que tenía la suerte de poderme sorprender a cada escena. Una de esas películas que no me cansa ver. Espadas y descargas flamígeras.

- American Pie 2: No tan buena como la primera, pero bastante divertida. Con más de lo mismo, eso sí.

miércoles, 7 de enero de 2009

Libros CEP

No es un libro, es un libelo.

Siempre que salen oposiciones, hay editoriales que sacan libros, con los temarios, y como es el caso del que reseño aquí, de exámenes de test, casos prácticos, etc...

Unos compañeros opositores y yo vimos que el libro tenía buena pinta, y pensando que podría sernos de utilidad a la hora de preparar las oposiciones, pues toda ayuda es poca, pusimos pasta entre unos cuántos, y pagamos los 46 euros que vale el ejemplar.

Apostarlos en BetandWin a que el Osasuna gana la liga habría sido más rentable.

Dado que el libro, al menos el de tests, es una auténtica basura, puro veneno. Las preguntas que tiene, o son de una simpleza ridícula (que esto no es necesariamente malo, puede venir bien a quien esté empezando), mal planteadas (malo) o pregunta cosas que o no tienen nada que ver (por ser de normas o materias que no están en el temario), cosa bastante grave cuando se supone que es un libro específico para esa oposición. Así como también mete preguntas (además de repetir preguntas, lo cual es una tomadura de pelo) que nunca caerán en una oposición, y así lo espero. Vamos, que si en un examen de administrativos me preguntan en qué artículo de la LRBRL se recogen las competencias propias de la diputación, o algo por el estilo, o de qué fecha es la NF 3/1987, me levanto y me voy.

Los supuestos prácticos, pues de traca, ya que no solo se dedican a contar cosas que no tienen absolutamente nada con la materia, preguntando cosas fuera de temario (para demostrar lo listos que son, supongo), sino que además cuentan la historieta, plantean una serie de preguntas teóricas, la mayoría de las cuales no tienen nada que ver con el supuesto, le llaman caso práctico, y se quedan tan anchos. Hasta el punto, y no es coña, de que algunos supuestos prácticos se pueden resolver sin mirar el enunciado, solo con las preguntas.

Y como no podría ser de otra forma, el libro está plagado de errores, y para muestra un botón:

Pincha en la imagen para ampliar.

Un auténtico despropósito de libro, una inmundicia hecha papel, y verdaderamente útil para quien desee perder el tiempo, y lo que es peor, una auténtica zancadilla para quien confíe en esta obra cumbre de la literatura que, por descontado, desaconsejo a todo aquel que pretenda presentarse a las oposiciones, siendo más recomendable que esto estudiarse, no sé, una boñiga de vaca. Seguro que será más provechoso.

Tomadura de pelo, que evidencia que quien prepara estos libros no tiene ni idea de lo que pone y no se conoce el temario. A huir de ello, como de la peste.

martes, 6 de enero de 2009

El Comisario

El reparto de la 12ª temporada

El viernes terminó, tras 10 años en antena, una de mis series favoritas, y una de las series españolas más longevas, con permiso de Goenkale, en una 12ª temporada que pasó, sin pena ni gloria, por culpa de la "maravillosa" gestión de Telecinco.

Antes la echaban los lunes, a veces era los martes, pero siempre entre semana, hasta que hace un par de años alguna mente pensante tuvo la idea de plantarla los viernes, lo cual ya me obligó a grabar los capítulos y verlos siempre en diferido. Pero el ninguneo que la serie, otrora producto estrella de la cadena, ha sufrido esta temporada, no ha tenido nombre. No contentos con relegarla a la noche del viernes, las matrimoniadas retrasaban sistemáticamente el inicio del capítulo, con un retraso medio de 35-40 minutos, algo que en Telecinco es sistemático, ya sin entrar a valorar el carrusel de anuncios, que incluso tapaban la propia serie, llegaban a los extremos de sospresivamente dejar de emitir capítulos para echar interesantes y productivas entrevistas a Julián Muñoz, así como reportajes y debates al respecto, y otras veces, para quitarse la serie de en medio, emitían capítulo doble, y tan panchos. De igual forma, se nota el maltrato a la serie en lo precipitado del final, metido un poco con calzador, indigno de una serie como ésta.

Una pena, ya que, como he dicho, esta ha sido una de mis series favoritas, que veía fielmente cada semana, y que pese a su pasmosa falta de realismo y rigor (todo parecido con la realidad era de chiripa), tenía un algo especial, unos personajes con carisma (inolvidable Francesc Orellá en el papel de Telmo Chacón), unos secundarios con cierta gracia (mención especial para Joaquín Climent como Pascual Moreno), y unas tramas bastante ingeniosas, con capítulos muy buenos. Es cierto que se dejaban muchas veces tramas colgando, pero a veces los guionistas jugaban muy bien con el espectador.

La serie fue evolucionando. Nació sin saber muy bien sin tirar hacia lo serio o la comedia (sin llegar a "los hombres de paco"), y el Gerardo Castilla (Tito Valverde) de los primeros capítulos, más cazurro y metepatas, fue evolucionando al líder sabio y cabal, en quien sus hombres confiarían ciegamente, así como el que en principio parecía llamado a ser el protagonista, un policía novato, Julio Ponce (encarnado por Tristán Ulloa) fue cediendo en favor de dos personajes que fueron tomando gradualmente más protagonismo, hasta convertirse en el eje de la serie. Hablo, cómo no, de Charlie (Juanjo Artero) y Pope (Marcial Álvarez).


¿Starsky y Hutch? No, Márquez y San Juan.
Por la serie pasaron muchos personajes y actores. Algunos murieron; Clara Osma, (Lucía Echevarría), Ángela Alonso (Pilar Punzano) o el propio Telmo Chacón; otros se retiraron o jubilaron, como Pascual Moreno (Joaquín Climent), Rita (Charo Zapardiel), Lupe (Margarita Lascoiti); los hubo que fueron expulsados del cuerpo o encarcelados, Horacio Abarca (Diego Molero), Lola Écija (Mar Regueras); o se fueron a otro destino, es el caso de Andrés Casqueiro (Jaime Puyol), Tina Mariño (Laura Domínguez) o Joserra García Arregui (Manu Fullola), Geli Chamorro (Marisol Membrillo) o el citado Julio Ponce (Tristán Ulloa). Otros, en cambio, simplemente dejaron de aparecer en la serie, como Sabino (Bruto Pomeroy), Valero (Arsenio Luna) o Elena Serrano (Zutoia Alarcia). Como curiosidad, el único personaje que ha permanecido en la serie desde el primer capítulo, además del Comisario, Charlie, Pope y Laura (Elena Irureta) es un figurante. ¿Alguna vez alguien se fijó en ese policía de bigote y piel muy morena que se paseaba de vez en cuándo por la comisaría? Pues ha salido desde el principio.

Otros, en cambio, vinieron para quedarse, y aguantaron hasta el final de la serie, como es el caso de Mikel Miralles (Patxi Freytez), Lucas Aguilar (Fernando Andina), Elo (Cristina Perales), Eva Ríos (Rocío Muñoz), Vanessa Santana (Iris Díaz) o Pepa Romero (Eva Martín) entre otros.

En 10 años y 184 capítulos la serie tocó los temas más variopintos (asesinatos, violaciones, drogas, contrabando, mafias internacionales, corrupción urbanística...) y probablemente no quede en todo el Código Penal delito que no haya sido cometido en la ficticia San Fernando, donde se desarrolla la serie, y que contaba, sin duda, con el cuerpo de policía más eficiente del país.

Puede que la serie no tenga los medios económicos de grandes superproducciones como Perdidos, Roma o Battlestar Galactica, puede que las tramas no fueran todo lo verosímiles que debieran o que algunas actuaciones, especialmente de algunos actores secundarios, dejaran que desear, y puede que quedara muy pobre el efecto de ver cómo un actor saliera varias veces con personajes distintos (hasta 3 le conté a Carlos Manuel Díaz), o que un mismo personaje cambiara de actor a mitad de la serie, pero tenía su aquel, y sobre todo, tenía una gran ventaja sobre las series policiacas extranjeras, y es que al estar ambientada aquí, resultaba más fácil empatizar, y el ligero toque de culebrón que adquiría a veces, también ayudaba a engancharse. Y que algunos capítulos sí eran realmente buenos y con tramas inteligentes, que todo hay que decirlo. Y otro mérito de la serie tal vez sea que han sabido estar a la par de la actualidad, tratando temas que más o menos estaban a cada momento en el candelero.

Pero toda serie de televisión se acaba terminando, y esta vez tocó el turno a "El Comisario".

lunes, 5 de enero de 2009

Scary Birthday

El catering de la familia Addams

Ayer celebraba su cumpleaños mi amiga Alba, la cual, fiel a sus principios góticos, decoró una habitación de la casa de forma siniestra, teniendo los canapés forma de ojos, ataúdes, la bebida en vasijas, con velas, etc... una idea bastante original y simpática, por cierto.

El resto de la fiesta fue ya algo más convencional (dentro de todo lo convencional que pueda ser el Brouhaha, un juego que consiste en imitar sonidos de animales) y la inefable partida de Time´s Up, donde aprendimos, entre otras cosas, que Evo Morales es el presidente de Brasil, que Lula da Silva es una actriz de películas en blanco y negro, y que el robot que vino del futuro para matar a Sarah Connor es Robocop.

Y la tarta 3 chocolates, cojonuda. Ñam!

En el aspecto negativo su gato, ese pequeño (aunque adorable) saquito de ácaros, que me tiene hoy totalmente cogido por la alergia, con la nariz congestionada, los ojos rojos y un delicioso dolor de cabeza de tanto estornudar, que es óptimo para intentar estudiar. Como estar de resaca, pero sin pasar por la borrachera.