domingo, 31 de mayo de 2020

Saga Modern Warfare

Aunque he jugado la versión sin remasterizar.

Esta franquicia es todo un clásico de los videojuegos de tiros, que tiene ya unos cuántos años pero que yo no había jugado hasta ahora. Jugué, en su día, el primer Call of Duty, ambientado en la segunda guerra mundial, pero no esta trilogía (recientemente reiniciada en 2019, con una nueva entrega que supongo que terminaré jugando) que nos traslada a la actualidad (bueno, la actualidad de hace ya casi una década), para que los liemos a disparos con soldados modernos, empezando como un juego casi procedimental (ve a esta misión y mata) pero que va cogiendo cuerpo y nos termina por ofrecer una historia digna del mejor cine de acción, con un planteamiento distópico en el que nada menos que a Rusia le da por mandar misiles y tanques a suelo americano. Y acaban metiéndonos una trama de terrorismo internacional bastante chula, aunque bajo el manto un poco maniqueo de "mira cómo molan los soldados americanos".

Me gusta del juego que ofrece una tremenda variedad de armas y escenarios, así como de mecánicas de juego, encontrando siempre la forma de sorprender al jugador. 

La parte mala es que a veces con tanto lío de nombres costaba un poco ponerse en situación (¿por qué estoy aquí y por qué estoy matando a toda esa gentee? ¡Meh, da igual. Waaaaagh, morid!), cosa que en el 3 van limando bastante, pero que en los dos primeros se lleva algo peor. Esto es así porque la historia nos va cambiando el foco, de manera que vamos cambiando el personaje al que manejamos. Pero como todo lo que vemos de él son las manos con las que agarra el arma, pues dificulta acordarse de qué personaje éramos en tal misión, y es pena porque cuando las historias empiezan a hilarse, uno tiene ya un cacao en la cabeza que no se acuerda de quién es quién. Pero aquí se viene a matar, y eso está muy logrado.

No he probado, ni probaré, el que se supone que es el punto fuerte del juego, que es su modo multijugador, de manera que todo lo dicho aquí ha de entenderse referido al modo campaña. Y este es una historia trepidante con intriga, sorpresas argumentales, infiltración y muchas bajas. Ideal para descargar adrenalina.

sábado, 30 de mayo de 2020

Subida a Artxanda

Si no puedo hacer turismo, me lo invento.

Toca un poco de vida social, que a medida que las normas se van relajando, hay cosas que podemos ir retomando si mantenemos las debidas precauciones. Hoy el plan ha sido con gente de la lonja, del grupo que solemos quedar para hacer planes mundanos y que no nos habíamos visto desde el fin de semana en la casa rural de principios de marzo. Hemos subido dando un paseo al monte Artxanda, al que por primera vez en 42 años he subido andando (lo típico suele ser en funicular) y ahí hemos estado de charleta, con bocadillos y tal, tras comprobar lo que cuesta subir las pendientes más inofensivas con los factores "mascarilla" y "abotargados por dos meses sin salir de casa". 

Un plan muy agradable, pero físicamente cansado, lo que me ayudará, o debería ayudar hoy a dormir como un bendito.

viernes, 29 de mayo de 2020

Llegó la Accion Mutante

El libro en mi poder.

Hoy, cuando ya me estaba yendo de la oficina, ha llegado el mensajero con un paquete a mi nombre. Era un paquete enviado por Nosolorol y en él estaba el juego de rol oficial de Acción Mutante, película dirigida por mi adorado Álex de la Iglesia, escrito por el genial José Lomo, autor entre otras maravillas de la campaña Estrellas Anónimas.

Era este un juego al que le tenía bastantes ganas, pues me consta que José le ha puesto muchísimo mimo, y ha puesto un gran trabajo (muestra de ello fue el interrogatorio al que me sometió para que le contara cosas de Bilbao, que en esta ambientación apocalíptica es la neocapital.

Con una cuidadísima maquetación y un lenguaje muy al estilo de la ambientación que se define como rancioapocalíptica, el libro tiene también muchas imágenes que resultan muy evocadoras y hace que me entren ganas de dirigir una partida en ese mundo lleno de pis y gasolina que creó Álex de la Iglesia.

Me hace mucha ilusión porque, aunque diminuta, pude hacer una aportación que ha servido para que mi nombre salga en los créditos. Y ver mi nombre escrito tan cerca del de uno de mis directores de cine favoritos, es todo un honor. 

Son las pequeñas cosas las que nos hacen felices.

jueves, 28 de mayo de 2020

Sin #tdn2020


Este año le toca descansar.

Una noticia que no por esperada es menos triste. Hoy se ha anunciado oficialmente lo que ya era un secreto a voces, y es que no se van a poder celebrar las jornadas Tierra de Nadie, a las que he estado asistiendo ininterrumpidamente desde 2004, y que para mí son algo muy importante, una cosa que espero con ilusión todos los años y donde he conocido a muchísima gente a la que aprecio un montón.

Es difícil de explicar, pero cualquiera que me conozca sabe lo que las TdN significan para mí.

Sin embargo, si para mí es duro, mucho más lo es para los organizadores del evento, que año tras año se dejan la piel en crear un espacio que para los asistentes es pura magia. No puedo sino mandarles un enorme abrazo y transmitirles el mayor de los agradecimientos y mi intención de, cuando se pueda organizar algo, estar ahí colaborando. 

miércoles, 27 de mayo de 2020

Marvel Champions: primeras impresiones

La caja y las instrucciones.

Hace un par de semanas me compré este juego, del que había oído buenas referencias, pero aún no había tenido ocasión de probarlo, y fue anteayer que por fin me animé a darle circulación, probando el modo solitario: Spiderman contra Rhino.

Derrota humillante, apalizado por el bicharraco pero divertido y con ganas de más. De hecho, ayer hice un segundo intento, esta vez con la Capitana Marvel, y derroté a Rhino, pateando su blindado culo. Aunque mi gozo en un pozo, al releer las instrucciones vi que había hecho trampas.

Pero me divertí, que es lo que cuenta, y la verdad es que el juego me parece que tiene unas mecánicas bastante simpáticas y tengo ganas de probarlo a más jugadores, donde probablemente luzca en todo su esplendor. Siendo muy distinto, me recuerda al juego de cartas del Señor de los anillos, en tanto a que es un juego de cartas cooperativo bastante difícil de ganar y con un arte que, sin duda, entra por los ojos. 

Ya haré un análisis más sesudo cuando le haya metido más partidas, pero de momento estoy contento con él. 

martes, 26 de mayo de 2020

Más autos pintados

Pedro Sánch Bello

A falta de nada mejor que comentar, continúo lo que ya inicié aquí, cuando hablaba de que estaba encargando a un pintor que me pintara las figuritas del juego de mesa de Los autos locos. 

Ahí enseñaba a Pierre Nodoyuna, al que más tarde siguió Pedro Bello y hoy me han sido entregados los Hermanos Macana, como puede verse aquí:

Recién venidos de la manifestación contra el Gobierno.

Próxima entrega: el Espantomóvil.

lunes, 25 de mayo de 2020

Vuelta al coronocole

La entrada parecía una rayuela.

Hoy no me ha tocado teletrabajar, lo que no es del todo una novedad, pues desde que empezó el confinamiento he estado yendo a la oficina un día a la semana, básicamente porque las cartas que llegaban en papel no se iban a registrar solas. Pero sí ha sido el primer día que he trabajado de cara al público, atendiendo en el mostrador y dando entrada a los documentos. Eso sí, con mampara, guantes y todo el ritual. Que es necesario, pero también una incómoda barrera a la hora de dar y recibir uinformación.

En teoría solo funcionamos con cita previa, pero dado que teníamos muchos huecos, hoy sí teníamos la instrucción de, si estábamos libres, atender a todo el que entrara por la puerta, lo que nos ha dado un momento bastante animado de atender a mucha gente seguida. Y francamente, después de dos meses sin casi contacto humano, uno casi hasta lo agradece.

Poco a poco vamos volviendo a la añorada normalidad, y aunque todavía falta para verla, estos pasitos son agradables.

domingo, 24 de mayo de 2020

Finde con pase de pantalla, digo de fase

El paseo del viernes.

Como si de un videojuego se tratara, vamos avanzando de fases, y esta es bastante relevante, pues supone que mañana vuelvo a la rutina de ir todos los días a la oficina a atender al público.

Pero veamos cómo fue el fin de semana que ancetede a esta pseudonormalidad.

El viernes fue una mañana laboral bastante tranquilita, con no demasiadas llamadas y un volumen aceptable de documentos en la bandeja de entrada, por lo que no hay mucho que reseñar. La tarde básicamente me la pasé jugando a Civilization VI, que acaba de salir expansión nueva, y hacia las 20:00 me di un buen paseo, debidamente enfundado en mi mascarilla.

Del sábado poco que reseñar, la verdad. No había dormido muy bien por la noche, así que la mañana se me pasó entre desayunar y dormitar. Luego la compra, tarde de sofá y otro paseo largo.

Domingo por la mañana sin mucha historia y por la tarde rol, con el épico desenlace de la Ruta del Oeste, campaña ambientada en la Tierra Media, donde nos vamos con la satisfacción de haber derrotado a Sauron (gracias al heróico sacrificio de Frodo) pero el regusto triste de saber que esa campaña que tan buenos ratos nos ha dado, se ha acabado. Pero ahí quedará para siempre el bonito recuerdo.

Y por último, para llegar al kilometraje necesario, otro paseo. Eso ha sido todo por este fin de semana.

sábado, 23 de mayo de 2020

Series a letra cambiada

Los bisitantes

Si cambias una letra, te sale una serie completamente distinta. Basado en el juego más o menos viral que vi en Twitter, de cambiar una letra del nombre de una banda de música para hacer juegos de palabras, y que ya saltó a otros ámbitos, he decidido hacer mi propia versión con series, lo que me ha dado de sí una mañana entretendia en Twitter. En el enlace hay muchas más, aquí pongo algunas a modo de muestra. 

BETTER CALL SEUL: Remake coreano del spinoff de Breaking Bad.

BREAKING BED: Cuando a un profesor de química le diagnostican un cáncer incurable, decide pasarse los últimos días de su vida follando como un mono, al menos mientras le queden fuerzas para hacerlo.

BURRO JIMÉNEZ: Las increíbles peripecias del asno bandolero.

EL CHAVO DEL ACHO: Remake murciano de la popular comedia mexicana.

EL HAMBRE EN EL CASTILLO: Historias de aristócratas estadounidenses, empobrecidos por la victoria de Alemania en la segunda guerra mundial.

LA CAZA DE PAPEL: En los primeros días del confinamiento, una banda organiza un atraco con rehenes en la fábrica de Scottex.

LAS CHICAS DE ARO: Unas ancianas de la Rioja que, por circunstancias de la vida, no pudieron estudiar y de ortografía andan regular.

PENA, LA PRINCESA GUERRERA: La triste historia de una heroína que trabajaba para Hades en la Grecia clásica.

PIJOS DE LA ANARQUÍA: Una banda de moteros que se creen los más malotes, con sus motos de diseño y sus chupas de cuero de Louis Vutton.

PRISON FREAK: Un jugador de rol entra en prisión, y sus compañeros de celda juegan a rol usando el mapa que tiene tatuado en su cuerpo como si fuera un dungeon.

RAQUEL BUSCA SU LITIO: El drama de una chica con trastorno bipolar. (By Hugo Espadas)

SANCIÓN TRISTE DE HILL STREET: Unos policías se deprimen cada vez que tienen que poner una multa.

SHITS: Va sobre unos abogados de mierda que, mucho traje, pero luego ni puta idea de Derecho.

SIX FEET ANDER: Las historias de una funeraria regentada por vascos.

THE CLOWN: ¿Y si Isabel II, en lugar de ser reina de Inglaterra hubiera sido payaso de circo?

TÍSICA Y QUÍMICA: Las aventuras y romances de Marie Curie en el instituto.

TURBO DE OFICIO: La vida en un juzgado especializado en juicios rápidos.

VARANO AZUL: Un grupo de chavales de vacaciones descubren un misterioso lagarto azul al que deciden llamar "Chanquete". Menuda llorera cuando se les muere.

YA, CLAUDIO: Una visión del reinado del emperador romano Claudio en la que todo el mundo le da siempre la razón, como a los tontos.

viernes, 22 de mayo de 2020

Emojis de TV

Salvo una, son todas de imagen real.

Toca el turno de las series. En su mayoría son muy conocidas, pero he puesto alguna un poco rebuscada, para que no sea tan fácil. 

Aquí las soluciones:

1. Juego de tronos
2. Chernobyl
3. Cámara Café
4. Stranger Things
5. Breaking Bad
6. La casa de papel
7. Westworld
8. Watchmen
9. Lucifer
10. El ministerio del tiempo
11. Locke&Key
12. Bojack Horseman
13. The good place
14. Perdidos (Lost)
15. Narcos
16. The walking dead
17. Los ricos también lloran
18. A dos metros bajo tierra (Six feet under)
19. The Big Bang Theory
20. V
21. El coche fantástico
22. Stargate
23. Doctor en Alaska
24. Canción triste de Hill Street
25. Águila roja

jueves, 21 de mayo de 2020

Activado el modo ninja

Me llamo Señor de Inkógnito.

Hoy tocaba ir a la oficina, y la mañana se ha caracterizado por dos cosas: la montaña de papeles para registrar que me ha recibido con los brazos abiertos (se nota que en muchos sitios van volviendo a la actividad) y el complemento que luzco en la foto, que responde a la obligación, que entraba hoy en vigor, de llevar mascarilla cuando no se puede guardar la distancia de 2 metros (lo que, con lo transitadas que van las calles, es "en cuanto salgo del portal"). 

Afortunadamente en el trabajo no tenía que llevarla, que es necesaria pero incómoda. De hecho creo que esta medida se ha puesto para que la gente salga menos de casa. "Voy a salir a dar una vuelta, pero por no andar con la mascarilla... me quedo en casa".

miércoles, 20 de mayo de 2020

A la Champions

Volveremos a ver equipos exóticos.

Hace un año estábamos en la LEB y el año que viene, en principio, Bilbao Basket jugará la Basketball Champions League, que pese a su nombre tan rimbombante no es la máxima competición de baloncesto europeo  pero es la que jugaremos y, por tanto, la que me va a interesar a mí.

Reconozco que la noticia me divide un poco, pues aunque me gusta mucho lo de los rivales exóticos y los partidos entre semana, tampoco sé hasta qué punto es conveniente jugar en Europa, pues supone más viajes, menos tiempo para preparar partidos, más gasto, etc. Aunque, claro, está todo tan loco que nadie sabe lo que deparará el futuro.

Cuando el 8 de marzo salí de Miribilla celebrando la victoria ante Obradoiro no podía imaginar que aquel iba a ser el último partido que iba a ver en mucho tiempo, y ahora me pregunto cuándo será la próxima vez que lo vea.

martes, 19 de mayo de 2020

Inhumans

Insipids

Uno de los batacazos del universo televisivo de Marvel, tenía a su favor que yo ya había leído críticas que la ponían por los suelos, de modo que las expectativas eran muy bajas y no había margen a la decepción, por lo que mi sensación ha sido que es una serie prescindible y muy tontorrona, un mero pasarratos, pero tampoco era tan horrible. 

Aunque claro, a un producto del universo Marvel se le suponen otros estándares de calidad y esta serie ni se acerca. Centrada en esta raza de gente con superpoderes, que ya salía en Agentes de SHIELD y hacía un poco las veces de los mutantes, nos cuenta un poco por encima los dimes y diretes de la sociedad inhumana en su ciudad lunar de Attilan y se centra en su familia real, la troupé de Rayo Negro y Medusa.

O, más bien dicho, se centra en las maldades de Maximus, el malvado hermano de Rayo Negro que, convertido en una suerte de Loki de Mercadona, derroca a la monarquía con promesas de libertad para convertirse en un tirano peor (hola, Rebelión en la granja), lo que hace que Rayo Negro y compañía terminen dispersos por Hawaii porque sí. Y de ahí en adelante la serie versa sobre las monerías del grupo protagonista hasta que se juntan, se enfrentan al malo y todo eso.

No me habría muerto sin verla, pero tampoco ha sido algo que me haya hecho querer arrancarme los ojos, Sí que he echado en falta que, siendo el mismo universo que Marvel, no se hicieran alusiones a la batalla de Nueva York, los acuerdos de Sokovia o SHIELD, sobre todo teniendo en cuenta que esta serie bien podría haber sido un spinoff de aquella. Y si tenemos en cuenta que ver su enlace con el resto del universo Marvel era importante, pues es una cojera importante. 

Entretenida sí, prescindible también. No sorprende que el proyecto fuera cancelado.

lunes, 18 de mayo de 2020

Trabajar sin Internet

El servicio técnico en marcha.

Hoy ha sido una mañana bastante caótica. Estas semanas el teletrabajo está siendo de lo más animado, pues con esto de la campaña de la Renta los teléfonos de Hacienda están saturados y nos llegan a nosotros muchísimas llamadas, aunque no disponemos de la formación ni la información para responder a todas las que entran. Pero eso no nos libra del ritmo de sonar teléfono-atender-colgar-sonar.

Aunque hoy, por motivos ajenos a mi voluntad, ha sido una maána con pocas llamadas de esas, sin que eso signifique que haya sido tranquila. A eso de las 10:30 la conexión ha hecho puf y el remoto me ha escupido de la sesión. Pido a las compañeras que estaban hoy en la oficina que me lo reinicien y nada. El culpable: el Internet de casa. Y claro, uno puede tener la mejor disposición del mundo, que si Internet no va en casa, no va. 

Claro, llama al servicio técnico de Euskalte. Me han atendido maravillosamente bien, todo hay que decirlo. Pero en buena lógica ellos también están de llamadas hasta arriba. Y tras unas cuántas llamadas y desvío, versión corta: el problema es comunitario. Internet volvía a ratos, y es increible que en cuanto me conectaba no pasaban dos segundos y ya entraba una llamada. Lo malo, una que se me ha caído la conexión... a mitad de llamada.

Por suerte ya a eso de las 13:00 ha vuelto todo, y ya he podido operar con normalidad lo que quedaba de día. Mañana tocará más, se avecina día de mucho teléfono. 

domingo, 17 de mayo de 2020

Fin de semana con

Literalmente desmelenado.

Poco a poco, aunque con prudencia, vamos atisbando algo de libertad, y el fin de semana va siendo algo más que "me quedé en casa y fue lo mismo que el resto de días, pero sin trabajar", así que se rompe un poco la rutina.

El viernes por la tarde, después de algo de consoleo y tele, fui a dar una vuelta por Miribilla, recordando que echo de menos ver el basket, aunque para que eso vuelva aún queda. Luego a casa, donde daba buena cuenta de Into the night.

El sábado por la mañana tranquilamente en casa, entre paseos por el pasillo (costumbre ya adquirida), hacerme unas natillas caseras, la comida, etc. Y a las 20:00 a dar una vuelta, y tomando algo con el señor Pablo Caos.

Domingo por la mañana, salgo rumbo a la peluquería, de donde salgo con 7 kilos menos de peso, en concepto de pelo perdido, que con las greñas que tenía, cualquier día me iban a llamar para hacer de Primo Eso en el remake de la familia Addams.

Tarde noche, primera vez en dos meses que como algo fuera de casa, quedando con un par de amigos para comer unas pizzas en el Kokken, de la plaza del gas (¡cómo lo echaba de menos!). Y ya, para terminar el fin de semana, tertulia por videoconferencia con los amigos de Santa Pola.

sábado, 16 de mayo de 2020

Into the night

Sigue siendo mejor que volar con Ryanair.

Esto que te pones a trastear por Netflix, ignorando la lista de cosas que tienes pendientes desde hace años, terminas poniéndote a ver algo completamente random y te topas con una joya que te encanta. Es lo que me ha pasado con esta miniserie belga, muy recomendable. Hacía tiempo que una serie no me enganchaba tanto.

Sin entrar en spoilers, nos cuenta la historia del grupo de pasajeros de un avión que, por una razón desconocida, se ven obligados a viajar constantemente hacia el Oeste, sin dejar que en ningún momento les alcance la luz del día, pues las consecuencias podrían ser catastróficas. De esta idea sale un apasionante thriller, con elementos de ciencia-ficción, que mezcla de forma excelente el suspense, los conflictos entre personajes (algunos de ellos muy carismáticos) y las escenas más frenéticas en lo que es una constante carrera contra el reloj.

Recuerda muchísimo a dos de mis series fetiche, Perdidos y Battlestar Galactica, con las que tiene bastantes elementos en común, y los flashbacks que abren cada episodio, contando un poco cómo era la vida de esas personas antes de subirse al avión, es inevitable que hagan pensar el el célebr vuelo de Oceanic, si bien la historia que nos cuentan aquí es muy distinta.

Tiene también a su favor que nos ofrece un formato fácil de ver (6 episodios de unos 35 minutos cada uno) y algo que no siempre es fácil: un cierre digno. Muy abierto, es verdad, y dejando demasiadas preguntas en el aire, pero que tampoco necesitan ser respondidas para disfrutar de Into the Night. Supongo que ese final sería con vistas a una posible segunda temporada, aunque aquí tengo mis dudas, pues por una parte la serie me deja con las ganas de saber más, pero por otro, por cómo termina, no sé si sería buena idea.

Termino con una advertencia para los aficionados a ver las cosas en versión original: la serie es belga, y por lo tanto, el idioma original es el francés (aunque con la presencia de muchos idioamas en determinados momentos), siendo la versión de inglés la doblada. Lo comento porque es algo que Netflix no especifica y de lo que me di cuenta cuando llevaba 10 minutos del primer capítulo, sin terminar de saber qué era lo que me chirriaba tanto.

viernes, 15 de mayo de 2020

Coronavirus, cayetanos y Simpsons

Esta sí la he hecho yo.
Internet tiene sus genialidades y una de ellas es este vídeo que parodia a determinados elementos que van por la vida como si el mundo no fuera con ellos y, acostumbrados a estar siempre por encima de todo, hacen lo que les viene en gana, haciendo peligrar a los demás. Creo que es obvio de lo que hablo.


Pegadiza a más no poder.

jueves, 14 de mayo de 2020

Crema de champiñones

Es una pena que una foto no pueda transmitir sabores.

Hoy toca hablar de un plato muy simple, pero que para mí tiene algo muy especial, pues de niño me gustaba mucho y tiene siempre ese componente de "regreso a casa", pues tanto a mi madre por un lado, como a mi padre por el otro, les sale muy bien, así que supongo que esta es mi "receta familiar", si bien en esta versión me he basado más en las indicaciones de mi madre. Aunque se da la circunstancia de que, pese a haber metido un par de modificaciones, he conseguido un resultado más parecido al que hace ella.

Bueno, al tema.

La etiqueta es simpatiquísima, por cierto.

En primer lugar, y por sorprendente que parezca, necesitaremos champiñones. Con delicadeza, y mojadas con un generoso chorro de aceite de girasol, metemos las láminas en la olla. La receta decía mantequilla, pero no tenía en casa y, dadas las circunstancias, no me parecía correcto salir de casa para comprar solo eso.

Hemos venido a jugar, así que ahí se va la bandeja entera.

El siguiente paso es calentar el aceite, pues esperar que los champiñones se cocinen por ciencia infusa no suele dar gran resultado, así que procedemos a encender la vitrocerámica (hoy no es el caso, pero no sería la primera vez que me quedo como un tonto viendo que el aceite no se calienta... por no haber encendido la vitro) y cuando se doren un poco los champiñones (de esto nos avisará un olor bastante rico) echamos harina.

La unidad de medida ha sido "lo que quedaba en la bolsa" (al cambio unos 125-150 gramos).

Además de la harina echaremos también agua (medio litro le he echado yo) con algo de sal, y lo dejaremos un rato a fuego lento, hasta que los champiñones se vayan quedando blanditos. Para que no se pegue, es conveniente ir removiendo de vez en cuándo con una cuchara de madera. Una vez estén blandos, pasamos al momento mágico que toda crema necesita.

Ojo, si alguien es capaz de hacerlo moviendo un tenedor muy rápido, no seré yo quien le critique.

Este proceso tampoco requiere demasiada explicación, y ya estaremos cerca de tener nuestra crema de champiñones. De hecho, ya la tenemos, y lo que queda es amoldarla a nuestro gusto. En este caso, estaba demasiado espesa, así que le he echado 200 cl. de agua (con una nueva dosis de batidora) y le faltaba algo de sal (jamás confesaré cómo he remediado esto). Si se quiere, también se le puede echar nata para darle más cuerpo, pero no resulta imprescindible. Otras opciones incluyen nuez moscada (pero sin pasarnos o mataremos el sabor de los champiñones) o freír un poco de cebolla junto con los champiñones (aquí se puede, no es una tortilla).

Un plato rápido de hacer, sin demasiada complicación y que a mí me resulta delicioso. 

miércoles, 13 de mayo de 2020

Emojis históricos

Alguna va con un poco de mala baba.

Seguimos con esto de los emojis, que como recurso para meter entradas de relleno al blog me funciona bien. Las respuestas, como siempre, están aquí abajo y aunque la mayoría son fáciles, también hay alguna puñetera.

¡Adivina el personaje histórico!

1. Ricardo Corazón de León
2. Saladino
3. Adolf Hitler

4. Juana de Arco
5. Osama bin Laden
6. Jesús de Nazaret
7. Reyes Católicos
8. Cristóbal Colón
9. Franklin D. Roosevelt
10. Marie Curie
11. Julio César
12. María
13. Cleopatra
14. Vincent Van Gogh
15. Mary Shelley
16. Roald Amundsen
17. Isaac Newton
18. Arquímedes
19. Elvis Presley
20. Buffalo Bill
21. George Washington
22. Abraham Lincoln
23. Charles Darwin
24. Rosa Parks
25. Winston Churchill

martes, 12 de mayo de 2020

Cine medieval

La partida perfecta de Aquelarre no exis...

Hoy vengo con un poco de material robado, por lo que es de justicia hacer mención a su genial autor, que según su perfil de Facebook (y la firma de las ilustraciones) se llama Simon de Thuillières, y tiene a bien reimaginar, con este estilo de códice medieval, las carátulas de algunas películas muy icónicas.

Para vuestro disfrute:

Alien, el octavo pasajero.

El bueno, el feo y el malo

The fast and the furious (A todo gas)

Indiana Jones (mezcla un poco).

Kill Bill Vol. 1

Mad Max: Fury Road

El resplando

Salvar al soldado Ryan

Spiderman

Terminator

Terminator 2

Titanic

Además de estas, hay alguna otra, y es que va actualizando a bastante buen ritmo. Y que siga así, porque son conceptos muy divertidos. 

lunes, 11 de mayo de 2020

Al rico consumismo

¿Autorregalos de cumpleaños?

Una manera de celebrar la Fase 1 de la desescalada es visitar las tiendas locales para hacer alguna compra, que nosotros podemos pasar sin sus productos pero ellos no sin nuestras compras. Y soy sincero si digo que una de las cosas que más me preocupan de todo esto es la pervivencia del pequeño comercio.

Así pues, he ido a Joker, donde he adquirido los tomos 5, 6 y 7 de Los muertos vivientes y al volver una parada exprés en Bilbogames, para comprar el juego de cartas de Marvel Champions (cuya variante de juego en solitario será la única que pueda probar en un tiempo).

domingo, 10 de mayo de 2020

Finde con avance de fase

La partida de hoy.

Entrada completamente de relleno, de las de domingo por la noche, en la que cuento el fin de semana. Esta más breve, pues el viernes ya adelanté trabajo, así que me voy al sábado. Duermo hasta tarde, vagueo con el ordenador, limpio un poco la casa, me hago la cocina, voy a hacer la compra y me preparo un flan casero. De ocio, lectura, retomando The Walking Dead, con videojuegos (Modern Warfare 2) y poca cosa más. 

Domingo, pues un poco más de lo mismo, sin salir de casa en todo el día (hoy ha sido día de pasilleo) y por la tarde nueva sesión de rol, con La ruta del Oeste, con unos hobbits luchando por tirar el anillo al Monte del Destino. Tras la partida, charleta arreglando el mundo y ya, pues casi finiquitado el fin de semana. Ahora la emoción de saber qué domingo tocará decir eso de "mañana a la oficina". De momento seguimos sin saber nada. 

sábado, 9 de mayo de 2020

Emoji de cómics

Viñetas en emojis

Seguimos con el juego de los emojis. Ahora toca el turno a personajes de cómic. En su mayoría de superhéroes Marvel y DC, pero no todos. 

Las soluciones aquí abajo:

1. Capitán América
2. Linterna Verde
3. Zipi y Zape
4. Ghost Raider
5. El Jabato
6. Viuda negra
7. Ojo de halcón
8. Thor
9. Mercurio
10. Magneto
11. Antman
12. Vladek Spiegelman (Maus)
13. V (de Vendetta)
14. Daredevil
15. Spiderman
16. Joker
17. Cráneo Rojo
18. Tormenta
19. Flecha Verde
20. Usagi Yojimbo

viernes, 8 de mayo de 2020

Pasando de fase

Puppy sin turistas, una visión poco común.

Euskadi es una de las comunidades que pasan de fase en la gala de hoy de Operación Corona, lo que significa que a partir del lunes nuestros agentes de la condicional soltarán un poco la correa, de modo que podremos ir a tiendas, a bares, a ver a los amigos... (ahora lo que pido es que la gente no se dedique a hacer el cafre y no toque recular, que el estado de alarma es un deporte de equipo), y para celebrarlo, aunque esto ya se podía hacer desde la semana pasada, nada mejor que dar un buen paseo, y concretamente me apetecía replicar el último paseo que di antes de que nos mandaran a todos a casa, aquel 15 de marzo que ahora parece tan lejano.

En lo que prácticamente es una línea recta, he encaminado mis pasos a uno de los lugares más icónicos del Bilbao moderno, el museo Guggenheim, cuya explanada mostraba ese poco habitual aspecto, sin turistas revoloteando. Bueno, supongo que habrá sido lo habitual estas semanas, pero obviamente no he ido a comprobarlo.

Después de saludar al solitario Puppy he vuelto a casa, con un control perfecto de los tiempos, pues ha sido entrar en el portal y comenzar un tormentón de los de ir juntando animales de dos en dos por si acaso.

Y así, de paso, pues no he tenido que recorrerme tantas veces el pasillo de casa, que ya lo tengo muy visto.

jueves, 7 de mayo de 2020

La cuarentena del tiempo

Los esforzados agentes, tratando de resolver la misión.

Ya había hablado anteriormente aquí de Una cuarentena en el tiempo, el rol en vivo planteado para jugarse por videoconferencia, obra de Paula Jiménez y Pepe Roma, cuya ambientación es el Ministerio del Tiempo, que precisamente ha vuelto esta semana.

Como por un tema de agendas nos cuadraba mejor hacerlo así, hemos jugado el vivo en dos tandas. Ayer para pruebas de imagen y sonido (usamos el Zoom, que tiene como ventaja poderle meter fondos, lo que le da un toque muy gracioso) y una escena preludio que, siendo opcional, era de lo más divertido, con diálogos como "Mi misión es ir a las Navas de Tolosa, a cubrir al señor de Vizcaya, que está con tendinitis. ¡La gente no estira antes de las batallas y por eso pasa lo que pasa!" "¿Pero tú has manejado alguna vez una espada?" "No, pero esta semana me he visto dos veces la trilogía entera de El señor de los anillos".

Y hoy, hemos jugado ya lo que era la partida, resolviendo con éxito la misión y salvando otra vez la historia de España. En mi opinión, la idea está muy simpática, pero peca de algo que es inherente al formato "rol en vivo escape room", y es que al final la resolucion del puzzle se come el roleo y acaban siendo los jugadores, no los personajes, los que lo resuelven. En lo personal habría preferido algo tipo "veis unas piezas antiguas que parecen formar una especie de puzzle muy difícil, montaos vuestra propia película y cuando narrativamente quede bien que hayáis encontrado la solución escribid caso resuelto", que con eso, nos habríamos tirado media hora entretenidos inventandonos movidas a lo Codigo da Vinci sobre el poema de Shakespeare, que se caga Nicholas Cage. Aunque claro, eso ya es un tema de gustos.

Y desde luego es merecedor de aplauso el trabajo que se han pegado los directores para hacer este vivo, que entre otras cosas contaba con un bot para suplir las labores del director de juego, y eso tiene mucho mérito. 

miércoles, 6 de mayo de 2020

Curso de inglés online

If, if, between, between.

Ha sido circunstancial que coincida con esta época de confinamiento y teletrabajo, pues esto llevaba concedido desde allá por octubre, la cosa es que ayer empecé el curso de inglés online que nos ofrecían del trabajo. Un curso de B2, el nivel que más o menos me tocaría, pues en su día saqué el 4º de la EOI.

Ayer empecé con él, y es un poco flashback, pues llevaba años sin estudiar un idioma de forma estructurada (no digamos ya inglés, que aunque por ocio lo manejo bastante, clases llevaba sin dar desde allá por 2006), con su grammar, sus writings, sus listenings... y me encuentro con lo que intuía, que para algunas destrezas me veo sobrado (vocabulario, gramática y comprensión lectora bastante bien) pero en otras mucho más cojo, como el listening, aunque años de series en VO hayan esculpido un poco mis tímpanos de piedra o el speaking, donde tengo la ventaja de que si algún productor de Hollywood me escucha y le da por hacer un remake de las películas de Paco Martínez Soria, el papel es mío. 

Tuve también la primera clase de conversación telefónica, de las que se supone que tendré una cada semana (si oíais ruidos de golpes era yo pateando el idioma) y sacando cuentas, creo que fue la primera vez que hablaba con alguien en inglés por teléfono.

Pues así andaré, dedicando más o menos una tarde a la semana, de aquí a octubre que termina el plazo. 

martes, 5 de mayo de 2020

El regreso de Ministerio (T4)

A las 23:35 estaré pegado a la tele.

Estoy ilusionado como un niño pequeño porque hoy vuelve El ministerio del tiempo. ¿Es normal? 

Pues por supuesto que es normal, y además es sano. 

 ¡Vivan las pequeñas cosas que nos hacen felices!

lunes, 4 de mayo de 2020

Emoji de series dibujos

Algunas aparecen, por derecho propio aquí.

Seguimos con el juego de los emojis. Esta vez, como indica el título, es con series de televisión, referentes de mi infancia o como tarde adolescencia, lo que da una pista de que son todas series del siglo pasado.

Las soluciones aquí abajo:

1. Dragon Ball
2. C.O.P.S.
3. Los trotamúsicos
4. Campeones
5. La vuelta al mundo en 80 días
6. Heidi
7. Batman, la serie animada
8. Looney Toons
9. Scooby Doo
10. Caballeros del Zodiaco
11. Chicho Terremoto
12. Los Picapiedra
13. Popeye el marino
14. Thundercats
15. Las tortugas ninja
16. Patoaventuras
17. Ranma 1/2
18. Transformers
19. Chip y Chop rescatadores
20. Dartacán y los tres mosqueperros

domingo, 3 de mayo de 2020

Fin de semana con libertad condicional

"Jokin es un poco tonto, podía haber salido tranquilamente por la puerta".

Un fin de semana un poco más largo de lo habitual, que el viernes era festivo, aunque lo que más ha roto la rutina ha sido pasar de pantalla en el plan de confinamiento, y es que ayer ya por fin se podía salir a pasear y hacer deporte. 

La verdad es que con esto de que todos los días son iguales me cuesta un poco ubicar qué ha sido cada día, lo que dificulta hacer el relato cronológico, aunque siguiendo la lógica de otros fines de semana con viernes festivo, debería empezar el jueves. Sé que bajé a hacer compra y aprovisionarme de comida (he cocinado más este abril de 2020 que en los 41 anteriores juntos) y el resto, pues entre la consola, el ordenador, Netflix, paseos por el pasillo...

Así que, sin tener claro qué tocó cada día, de videojuegos he estado dando al GTA V y el Modern Warfare 2 en consola, y al Walking Dead: the new frontier en el ordenador. De series, retomé Agents of SHIELD, para ir viendo todo el MCU en orden, y hoy terminaré la cuarta temporada. Me lancé también a por la repostería y ayer hice brownies caseros, una deliciosa bomba calórica que me tuvo toda la mañana entretenido. 

Y, lo más relevante, que ayer pude salir, ver la luz del sol, andar y ver el ambiente casi festivo que había en la calle. Un poco preocupante, por otra parte, pues será sin duda la causa de algún rebrote futuro. Pero también entendible. 

Y eso ha sido más o menos mi fin de semana.

sábado, 2 de mayo de 2020

Sixfanart

Así queda el mío.

Un bonito reto viral que se ha puesto de moda estas semanas en redes sociales es el sixfanart, en el que pides a tus contactos que te digan seis personajes para que tú los dibujes con tu estilo. Y como yo no soy muy de dibujar, me decidí a lanzar mi prropia versión del desafío en Twitter: pasar al sistema Hitos los personajes que me dijeran.

Me lanzaron unos cuántos, bastantes más que seis, y supongo que los iré haciendo (aunque algunos no sé ni quiénes son). Pero de entre los que me propusieron fui haciendo según me venía la inspiración, y estos son, los de la foto de arriba pero en formato legible.

De la saga Resident Evil. La tenía reciente por el remake del RE2 y el Revelations 2.

Aquí me fui más a la version de El mago de Oz que a la de Wicked.


Fue todo un flash rebuscar en la edición antigua de La Llamada de Cthulhu. 


Aquí la memoria me traicionaba y tuve que tirar mucho de Internet.


Lo bueno de Los Simpson es que hasta los secundarios tienen un rico trasfondo, pues 30 temporadas dan para mucho. 

Este insoportable patán de Futurama fue muy divertido de hacer.