sábado, 15 de agosto de 2015

Regreso de las Umbra

El cartel.

Unas jornadas que ya de por sí son cortitas, han sido aún más cortas ya que me he vuelto un día antes de que terminaran, lo que no me ha impedido disfrutar de algunos momentos interesantes en estas jornadas, que bien pueden ser calificadas como los nuevos Encuentros Rúnicos.

El jueves al llegar, tras instalarme en el hotel, fui al sitio a ver a la gente, jugar alguna cosilla de mesa y apuntarme al rol en vivo "La isla", sobre un reality de isla tropical y supervivencia. Divertido. Después de eso, una partida al "Concept", curioso juego de mesa, que me he acabado comprando, y a la cama.

El viernes por la mañana poca cosa, juegos de mesa y una excursión al centro comercial para comer. Una tranquila tarde de deambular y juegos de mesa chorras para luego a la noche disfrutar de una cosa que sí eché de menos en TdN: compartir jornadas con mis amigos de Bilbao. Concretamente unos cubatas en la plaza, donde descubro que engorilarse y hacer un duelo de sentadillas en los columpios puede ser peor idea de lo que parece a priori. Terribles agujetas en los cuádriceps así lo indican.

Hoy por la mañana una partida de La furia de Drácula, en la que consigo lo que pocas veces: ganar como Drácula. Por la tarde más de juegos de mesa hasta que a las 19:20 abandono ya el recinto para coger el autobús de vuelta a Bilbao.

Breves y con muchos ratos muertos, pero divertidas sobre todo al ver a mucha gente que me apetecía ver.
Publicar un comentario