martes, 29 de agosto de 2017

La Torre Oscura

Cohle VS Bell.

Supuesta adaptación de la saga de Stephen King a pantalla grande, y toda la pinta de ser una adaptación excesivamente "libre". Tampoco puedo ser muy tajante en este aspecto, pues solo he leído el primer libro de la saga, y ni siquiera lo llegué a terminar, pero sí que todo parecido entre la película y lo que recuerdo del libro es pura coincidencia. 

Sin embargo, y dado que carezco de los elementos necesarios para valorarla como adaptación, solo puedo opinar de la Torre Oscura como película, y en este sentido mi opinión básicamente es que en general no es tan horrible, salvo por algunas partes que sí se hacen aburridas, y son curiosamente las partes en las que sale el Pistolero Roland. Y algo rechina cuando estamos hablando del supuesto protagonista de la saga, que aquí se ve reducido a secundario, y secundario soso, al que el generalmente soberbio Idris Elba no ha sabido dar chispa, quedando un Roland completamente gris y desdibujado. 

Tampoco me convence McConaughey como villano, demasiado de opereta, que es derrotado en una pelea no excesivamente climática. Lo mejor, sinceramente, la parte inicial de la película, que asemeja una especie de mezcla híbrida entre Michael Ende y Philip K. Dick, con bastante gracia, hasta que el niño Jake, aquí protagonista absoluto, cruza el portal que le lleva al otro mundo. Sí, las mejores partes de la película son las que se desarrollan en Manhattan. Y la presencia de la siempre adorable Katheryn Winnick, claro.

Da la sensación de que hubieran querido condensar en una sola película varios libros, como hicieran con aquella chapuza que fue Alatriste, y aunque aquí el resultado no es tan absolutamente desastroso, pues de cara a enterarse de qué va la película el efecto es igualmente confuso. Porque termina y yo me quedo sin haberme enterado de qué es esa Torre Oscura, quién es el malo y a qué dedican su tiempo libre los pistoleros.

Como pasarratos tiene su pase, o lo tendría si las partes aburridas no lo fueran tanto, pero es una película completamente olvidable, de esas en las que hay que hacer un esfuerzo para acordarse de qué iban.
Publicar un comentario