domingo, 23 de agosto de 2009

Aste Nagusia 2009: Día 8

Bye, bye, Marijaia (observando a Jokin se pueden ver los efectos de una semana de fiesta)

Otro año más, fin de fiesta en Aste Nagusia, una semana entera de diversión, juerga y kalimotxo (aunque debo decir que este año ni lo he probado, mejor ir a cubatazos) y vuelta a la vida normal.

Ayer la noche se presentó más tranquila que la del viernes, también con mucha gente, formando un gran y variopinto grupo, pero menos bizarra que la del viernes. Sin llegar a ver el amanecer como otros años, pero casi, y bueno, al menos con la satisfacción de haber sabido reaccionar con sorprendente normalidad ante cierto encuentro kármico. Y ataque de risa al oír relatos de ciertos acontecimientos de hace dos años desde otra versión. Tan delirante como cómico, eso sí.

Por lo demás, hoy las fiestas tendrán su último estertor en forma de fuegos artificiales, y mañana ya, como anticipé, vuelta a la vida normal, pero con una diferencia sustancial respecto a hace un año por estas fechas: no me tendré que sentar a las 4 de la tarde a estudiar (empecé prontito). En su lugar me sentaré en una bicicleta a hacer Spinning, que no se si es peor.

Bueno, y tendré que empezar a plantearme proyectos para este año, que afortunadamente debería poder acometer sin problemas.
Publicar un comentario