sábado, 9 de agosto de 2014

Parte tedenero 1

La guerra civil: tema recurrente.

Aprovechando un rato muerto y que los ordenadores de recepción están disponibles, hago un alto en el camino para dar señales de vida y un microrresumen de lo quee stán siendo las jornadas.

Miércoles, llegada a Málaga, tras 4 apasionantes horas en el aeropuerto de Barajas (aburrimiento y precios caros) para aparecer por el Saydo, ver a la gente e inaugurar las jornadas antes de que empiecen con una nocturna partida de rol de Nocturna (que es como se llama el juego).

Jueves por la mañana, esa parte coñazo de acreditarse, esperar la habitación, buscar sitio para comer a mediodía, etc. Y a las 3 empiezan las jornadas de verdad.

La piscina siempre mola.

Un refrescante pero breve baño, ya que me tocaba dirigir "Azul", una partida de sLAng basada en Breaking Bad en la que me veo obligado a improvisar bastante. Cosas que tienen los jugadores, que nunca hacen lo que esperas. 

Por la noche juego el primero de los roles en vivo del tema recurrente, no siendo en la Guerra Civil, pero casi, es Serradilla 1924, en un pueblo muy rural de la España de Primo de Rivera, donde doy vida al Luciano, un aldeano de pueblo al que intento dar un toque más lorquiano, aplicando lo aprendido en Teatro.

Si es de la Guerra Civil "Sombras de Valdediós", donde soy un médico novato en un hospital de campaña que realmente existió y sufrió un trágico destino. Aquí nos va algo mejor, claro.

Por la tarde un inciso en tanto dramón para dar paso a la risa con "Supersálvame", un "Sálvame" de superhéroes con todos los topicazos clichés y carcajadas que son posibles, donde soy su presentador, Jorge Javier Baxter.

Por la noche volvemos a la guerra, o mejor dicho a la posguerra, para jugar "Maquis", donde me toca ser el anciano cura del pueblo.

Y ahora a dirigir de nuevo, la partida de Estrellas Anónimas, "No eran nadie".
Publicar un comentario