viernes, 15 de agosto de 2014

Pues me he venido a las Umbras

Aquí son.

Aburrido como estaba en Bilbao y con ganas de metadona post-TdN, ayer por la mañana decidí venirme a las jornadas de Pamplona (realmente Huarte) a pasar un par de días. Reservé hotel de la misma, cogí el autobús y en Navarra me planté. Realmente las jornadas disponen de alojamiento, pero al no haberme preinscrito no me podían garantizar que tuviera hueco. Además, mi colchón de doble plaza va contra las normas (tiene su lógica que siendo limitado el espacio no pueda ir una persona sola en uno de dos), así que hotel, que además es más cómodo y está a 15 minutos del sitio. Y tiene wifi.

De las jornadas, la verdad, poco puedo contar. Ver viejos conocidos y jugar a juegos de mesa. Me apunté a una partida de rol en vivo, "12 hombres sin piedad", pero un fallo de organización apunta gente de más. Y aunque estoy el primero de la lista cedo mi plaza, que ya he tenido mi dosis de rol en vivo en Mollina.

Entre partidas una cena en la que por 6 euros nos sale la pizza por las orejas con bebida ilimitada, y tras intentar sin éxito terminar una partida al Eldritch Horror, me vuelvo dando un paseo al hotel, donde duermo como un lironcete.
Publicar un comentario