lunes, 24 de abril de 2017

Life

Calvin, el séptimo pasajero.

Resulta curioso que salga tan a la par con la nueva versión de Alien de Ridley Scott, pues es precisamente la película a la que más recuerda esta película de terror en el espacio con bicho alienígena amenazando astronautas.

Un grupo de científicos en la estación espacial internacional recibe una sonda proveniente de Marte, y en ella encuentran lo que la humanidad ha estado esperando durante años: una forma de vida alienígena. Esto supone un gran revuelo y abre todo un panorama de posibilidades científicas. Pero como no podía ser de otra manera, algo se tuerce y...

Tenemos una película de entretenimiento, fácil de ver y con una historia que se avanza por los raíles adecuados a su finalidad, sin hacer grandes alardes pero sin estrellarse estrepitosamente. Una película conservadora en este sentido, que busca la eficacia sin hacer experimentos audaces, lo que sin sobresalir le da una nota correcta. Todo ello hasta llegar a un final que, tal vez siendo un poco forzado, busca sorprender y en parte lo consigue. Pero no vamos a ser tan malos aquí de hacer el spoiler.
Publicar un comentario