lunes, 25 de julio de 2011

Parque Warner

Con dos amigos

Aprovechando que este fin de semana he estado en Madrid (ya que en Bilbao estaba todo el mundo en la Euskal Encounter y no había con quién quedar), ayer nos fuimos a pasar el día al Parque Temático de Warner Bros, el cual yo no conocía y tenía ganas de ver.

Ir hasta allí era un festival de trenes y trasbordos, ya que precisamente en el centro-centro de Madrid no está. Aunque eso es algo que ya se sabe de antemano, como se sabe que uno va a tener que hacer unas colas inmensas. Pero la verdad es que salvo en un par de atracciones puntuales no tuvimos que esperar mucho. Y montamos en unas cuántas cosas. De hecho, en las atracciones adultas llegué a montar en todas.

¿Quién dijo vértigo?

Pude comprobar, casi con sorpresa, que mi tolerancia al vértigo y a las atracciones de dar muchas vueltas era mayor de la que pensaba, ya que las probé de todos los sabores y no tenía mayor problema con ir a gran velocidad, boca abajo y a gran altura. El parque sacaba mi lado infantil y disfruté como un enano de loopingsl, tirabuzones, caídas, giros y demás cosas mareantes. A destacar la última en la que monté, Stuntman, y la Fuga de Arkham, que eran bastante cañeras y aunque cortas, muy divertidas. Y en esta última casi sin cola, lo que era una pena, puesto que para hacer cola había que pasar por un sitio que simulaba ser el psiquiátrico de Arkham, y estaba bastante bien decorado.

Enseñando a conducir.

Y precisamente eso es lo que me gustaba del parque, que además de las atracciones, el propio parque era una atracción en sí, con las áreas temáticas casi totalmente caracterizadas y muchos detallitos simpáticos, como poderse montar en el troncomóvil, o visitar la redacción del Daily Planet. Para mí, que me encanta hacer el mono, un sitio ideal.

También eran de agradecer las atracciones de agua, donde acababas mojado como un pollito, ya que el calor que hizo era considerable. Y positivo, ya que en un sitio de estos, como te coja mal tiempo te puede chafar el día.
Publicar un comentario