jueves, 10 de mayo de 2012

Soltería telefónica

Forever unlisted

No es que haya vuelto a cambiar de compañía telefónica ni que, nadie se me asuste, haya cambiado de estado sentimental. Aunque a juzgar por la opinión de un usuario que llamó ayer por teléfono, nunca se sabe.

Antes de explicar el porqué de esa afirmación, entraré en antecedentes para contar brevemente que a este usuario se le había suspendido su prestación. El motivo era que su pareja llevaba años residiendo con él en su casa, y además tenía ingresos suficientes, por lo que no tenían derecho a cobrar. Además, ese hombre era despistado, ya que no se había acordado de empadronarla en casa (típico despiste) ni por supuesto de comunicarlo a la Administración.

Tras tener en Diputación constancia del asunto, por medio de un informe remitido por la Policía Municipal de su Ayuntamiento, se le suspendió, y él formuló las alegaciones. En ellas aportaba un empadronamiento, en el que ela no constaba, y sendos certificados del Registro Civil y del Registro de Parejas de Hecho, donde él constaba como soltero. Y se quedó tan ancho. Esto ya adelanto que no acredita que esa persona resida o no en su casa, pues es perfectamente posible (físicamente, quiero decir) vivir en un sitio y estar empadronado el otro. De hecho, esto es el pan nuestro de cada día, y el problema precisamente era que no la había empadronado.Nada nuevo bajo el sol.

Más gracia tenía el otro apartado, el de la inscripción registral. Dado que él se empeñaba en que ya había acreditado que no era su pareja. Yo traté de explicarle que eso no demostraba nada, que muchas personas son pareja sin haberse inscrito, y que yo mismo tengo pareja, y no consta en ningún sitio oficial (a menos que consideremos Facebook como tal, claro). A eso me respondió, airado, "no, eso no es pareja, será su amiga, pero para que conste como pareja tiene que estar inscrita". A partir de ese momento ya me resultó difícil aguantar la risa ante esa y otras barbaridades que soltó. No por su situación, claro, que sería bastante mezquino reírse de eso, pero sí de lo absurdo de su planteamiento.

Así que nada, oigan, emparejados del mundo, sepan ustedes que si no se han casado o inscrito debidamente, no tienen pareja.
Publicar un comentario