lunes, 23 de enero de 2017

La La Land

Una de las mejores escenas.

El musical de moda, aunque menos musical de lo que me habría gustado. La película está muy bien, pero tiene en su contra que la primera mitad es, para mi gusto, muchísimo mejor que la primera. Un comienzo espectacular, puro Broadway y tributo a los clásicos de Cinemascope, va dando paso a una historia de amor y sueños que no es que esté mal, ojo, pero pierde chicha. Pasamos del sobresaliente a solo bien, de manera que me era inevitable quedarme con una cierta sensación de cuesta abajo.

Tampoco juega a su favor que la viera medio griposo, y que en algunos momentos el dolor de cabeza me impidiera disfrutarla como era debido, por lo que en otras circunstancias mi valoración habría sido otra, pero me quedo con pensar, mientras la veía, que era el nuevo Moulin Rouge, y que poco a poco esto se fuera desinflando. La verdad es que me habría gustado más canción porque sí.

Y ojo, que la película me gusta, tanto visualmente como por música, y la historia está interesante, a pesar de que ese final tan sorpresivo no me termine de gustar, me descolocó demasiado, hasta el punto de "¿eh, me he perdido algo, o es eso que estoy pensando?", pero no quiero que quede la sensación de que no me ha gustado. Simplemente, que se gasta toda la traca al principio y luego no es capaz de mantener ese nivel tan alto con el que empieza.
Publicar un comentario