domingo, 29 de enero de 2017

¡Ya tocaba ganar! (81-77)

Se agradece que hoy Tabu haya jugado a algo.

Iba yo hoy con la cosa negativa a Miribilla, entre otras cosas porque el equipo andaba escaso de pívots, sin Eric y con Buva y Nikolic tocados. Además, el Zaragoza llevaba tres años seguidos ganando en Bilbao, y Bilba Basket 4 derrotas seguidas, lo que siempre predispone a pensar mal.

Y lo cierto es que no ha sido un buen partido. Emocionante sí, pero no de gran calidad, y con momentos de encefalograma plano en ataque, en los que un buen comienzo gracias a un Mumbrú estelar y una buena gestión de los minutos finales (o mala del rival, según se mire) se ha podido ganar, pese a que la segunda mitad ha sido un show de cómo no atacar. Y no porque se fallara demasiado, que en ese sentido hoy no se ha dado mal, sino porque parecía un equipo espeso y sin juego, muchas veces confiando la bola al azar del tiro lejano.

Sin embargo, lo que cuenta es el resultado, que ha sido positivo, y contra uno de los equipos de "nuestra liga", contra los que garantizamos además el average en caso de empate a victorias.

Eso sí, sufrir, hemos sufrido, sobre todo cuando parecía que a falta de menos de un minuto, y con 77-75 en el marcador, les iban a conceder un 3+1, que habría sido letal. Pero como decía hace un momento, en junio nos acordaremos de cómo terminó el partido, y no de cómo se desarrolló.
Publicar un comentario en la entrada