sábado, 5 de septiembre de 2015

Anacleto, agente secreto

Divertidísima.

Cuando vi el trailer de esta película me enfrenté a sentimientos contrapuestos. Por una parte, me rechinaba que se hubieran pasado el cómic por el forro de la viñeta, pero es que tenía una pinta tan buena que estaba dispuesto a perdonárselo, y me animé finalmente a verla.

Gran acierto. Esta película, que nada tiene que envidiar a maravillas como Kingsmen, es una espectacular comedia de acción que mantiene al espectador entretenido durante toda la película, con un argumento eficaz, unos personajes geniales y una facilidad para sacar la carcajada.

Es además, mucho más fiel al cómic de lo que cabría esperar, ya que respeta partes esenciales del original (¡empieza con Anacleto perdido en el desierto!) y el villano no es otro que el malvado Vázquez. Y como cierto es que el cómic como tal tampoco daría mucho de sí, aquí avanzan 30 años en el tiempo para ofrecer la historia de un Anacleto ya veterano, que tiene que colaborar con su hijo, al más puro estilo buddy movie, en una historia que no solo cumple con todas y cada una de las convenciones del género, sino que se ríe abiertamente de ellas, consiguiendo así ese toque de genialidad.

Tanto Imanol Arias como Quim Gutiérrez están soberbios, uno en su papel de impasible 007 español y el otro en ese registro de entrañable pardillo que tan bien le va, ambos muy bien escudados por Alexandra Jiménez y Berto Romero. Y por supuesto, toda película de superespías necesita un supervillano y aquí ese honor lo tiene Carlos Areces, muy bien en su papel de Vázquez.

La película tiene momentos muy cafres, algunos incluso en exceso (cierta escena protagonizada por una llave Allen llega a a ser casi anticlimática, pues rompe de forma demasiado brusca una escena que tenía un tono más cómico), pero en muchos eso forma parte de la gracia. También repite un par de veces un chiste muy tonto (el de la estantería de Ikea), pero hay que admitirlo, pues va con el tono del original.

Javier Ruiz Caldera se está convirtiendo por derecho propio en uno de mis directores españoles favoritos, y confío plenamente en su proyecto de llevar Superlópez a la pantalla, pues Anacleto, agente secreto, me ha encantado. Diversión en estado puro.
Publicar un comentario