domingo, 13 de septiembre de 2015

Pixels

Wakawakawaka!

Nunca pensé que vería por voluntad propia una película de Adam Sandler, pero la temática de Pxiels me atrajo lo suficiente como para pasar este detalle por alto, y es que el tema de  los videojuegos ochenteros me parecía una idea demasiado divertida como para pasarla por alto, a pesar de no ser exactamente original, pues el "alienígenas invaden la tierra cogiendo forma de videojuego antiguo" ya había salido anteriormente en un episodio de Futurama.

La verdad es que la película me gustó, porque da lo que promete: entretenimiento, acción y un montón de referencias videojuegueras (algunas un poco anacrónicas, eso sí). El argumento es simple, previsible y con un montón de patochadas, pero sirve, y teniendo en cuenta que es una película que va de un Pacman gigante arrasando ciudades, pues tampoco nos vamos a poner exquisitos. Los efectos especiales están bastante logrados, y me gustó el efecto de pixelar edificios, aunque lo que más me fascinó fue que saliera Sean Bean... y no muriera.

Y como punto fuerte de la película, las imágenes que acompañan a los títulos de crédito, que de manera genial vuelven a contar toda la película desde el principio, y en 8 bits.
Publicar un comentario