lunes, 10 de diciembre de 2007

Cruce de blogs: ¡¡Rrrrriiiingggg!!!

¡Casinos! ¡Y furcias!

El planteamiento del crossblogs de hoy es una hipotétioca llamada telefónica en la que nos dicen lo siguiente:

-Hola, le llamo de un concurso de la tele. Le han tocado 6.001 euros y tiene 24 horas para gastarlos en compras por Internet.

6001 euros para gastar como yo quiera... un torrente de sensaciones recorren mi cuerpo. La primera de ellas es un "¡yuhu!", la segunda un "¿6.001? ¿De dónde sale ese euro? ¿Será porque 6 años después todavía siguen contando en pesetas? Ya puestos que hubieran dado 6.010,12. Pero bueno, a caballo regalado no le mires el pancreas.

Pasado el subidón, me atacaría mi parte racional y pensaría, con bastante criterio, que es una broma telefónica y les mandaría a paseo. Pero no es cosa de acabar así la entrada, así que en un complicado ejercicio de imaginación nos pondremos en que de verdad es buena y no un timo.

24 horas para gastar 6000 euros por Internet (el que sobra asumo que se me va a ir en comisiones) Tampoco es un dineral con el que me vaya a hacer rico, con lo que descarto la compra de una vivienda, a no ser que tenga suerte en el sorteo de BPO (Baldosas de Protección Oficial) y me pueda comprar una.

Un coche tampoco es una opción especialmente interesante, ya que coche tengo, y además por 6000 euros tampoco me van a dar ninguna maravilla.

La opción que baraja la sección de mi cerebro dedicada al pensamiento paralelo es la adquisición de algo que vaya a poder vender o convertir en dinero (si me dejan me gasto los 6000 euros en acciones, del tirón) pero voy a imaginar que eso sería hacer trampa y que solo puedo comprar cosas que no vaya a poder vender. Así pues, pienso en aquello que necesito y me puedo comprar por Internet y por 6000 euros. Voy a suponer que no me tengo que gastar los 6000 en una única cosa, puesto que eso me limitaría mucho la maniobra.

Tras carburar, llego a la conclusión de que parte de ese dinero lo destinaría a la adquisición de un ordenador, y ya que me pongo me compro uno potente, sin mirar precio, y seguro que a unos que yo me sé eso les haría ilusión.

Como todavía me sobraría dinero, un viaje no sería malo (y voy a imaginar que entra dentro de las bases) así que me pasearía por las páginas de vuelos y reservas y me haría con algo majo y exótico.

Por último, y no menos importante, intentaría tener un detalle con mis padres y regalarles algo que les pudiera hacer falta. A mi padre, algo para la casita de Medina y a mi madre, pues algo para la casa, o algún viaje (ida y vuelta, malpensados) que también le va bastante el tema de viajar.
  • El premio de A2metal
  • El premio de Alvarodelcastillo
  • El premio de Lublu
  • Publicar un comentario