viernes, 21 de noviembre de 2008

Cobros Indebidos

Se siente, Santa Rita no tiene jurisdicción aquí.

Los cobros indebidos. Más de una vez me he referido a ellos, pues son fuente inagotable de anécdotas y situaciones raras, a veces violentas, en el mostrador, y da, sin duda, para muchas anécdotas.

El procedimiento por el que se paga la Renta Básica tiene su cierta complicación. Se paga desde Diputación, con dinero que paga Gobierno Vasco, pero se gestiona desde los Ayuntamientos, de forma que las solicitudes se hacen allí, los cambios de domicilio, situación laboral, familiar, etc... se tienen que hacer allí, y aes normal que los cruces de datos tarden en llegar, sin que pase nada raro por medio. Si un beneficiario de la ayuda empieza a trabajar un mes, entre que lo notifica en el centro de base, nos dan traslado, se hace la orden foral de modificación, y efectivamente se le deja de pagar, pasa un tiempo, de la misma forma que desde que alguien hace la solicitud hasta que empieza a percibir la ayuda, pueden pasar fácil 4 meses.

Pero lógicamente, aunque alguien sin derecho siga cobrando, ese dinero no se lo puede quedar, tiene que devolverlo, y es donde entra el procedimiento de los cobroso indebidos. Al que ha cobrado una cantidad que no le corresponde se le notifica, el dinero que cobró, los motivos por los que no debería haberlo cobrado (generalmente porque estuvo trabajando) y se le da la opción de recurrir, si no está de acuerdo, o de presentar la conformidad, de forma que lo vaya devolviendo en pequeñas mensualidades (que en la mayoría de los casos lo que se hace es descontarles de lo que cobran "durante los próximos 14 meses en vez de 600 euros te ingresaremos 400".

Pero ya se sabe, a nadie le gusta pagar, y muchos cuando ven que cobran un dinero que no les corresponde se frotan las manos pensando que es un error del que se van a poder aprovechar, se pulen el dinero y luego se echan las manos a la cabeza y vienen hechos unos basiliscos al mostrador a pedir cuentas. Por suerte la mayor parte de la gente tiene la suficiente inteligencia como para entenderlo y acepta. Es cierto que a veces hay errores, y se puede dar el caso de que se haya cruzado mal algún dato o algo, en cuyo caso pueden recurrir, "me decís que trabajé en enero de 2006 y traigo la vida laboral para demostrar lo contrario". Pero como en todo, aquí también hay tontos.

Ayer mismo me venía una señora, a la que no había forma de hacerle entender que no se le estaba cobrando ninguna multa, que simplemente había tenido en su poder un dinero que no le correspondía que tenía que devolverlo. "¿Por qué tengo que pagar las consecuencias si el fallo ha sido vuestro?" berreaba. ¿Consecuencias? Sí, que ha tenido en su cuenta 2000 euros durante 3 años, tiempo durante el que ha podido hacer con ellos lo que ha querido, y sin intereses, y claro, qdecía que quería recurrir, que no había derecho, que era una vergüenza... (traducido a castellano, "yo pensaba que iba a colar, que me iba a poder quedar el dinero y ahora que veo que no es así recurro a la pataleta").

No menos lamentables eran unos que vinieron a acusarnos de que les estábamos robando (¿perdón?) y la frase textual, que aún recuerdo, "esto es alguien que quiere pagarse las vacaciones a nuestra costa", que ganas me daban de responderle "ya, cuando lo normal es que tú te las pagues a costa de los demás, qué malvados somos en Diputación". Lo cachondo es que cuando ven que les entra un dinero que no debería entrar, no se molestan en preguntar.

Pero de candidatos al Ig-Nobel de Economía está un tipo que vino hecho una furia, manifestando que todos los años le pasaba lo mismo, que trabajaba un par de meses y que siempre le hacíamos la misma "putada", le pagábamos y luego se lo pedíamos, y que claro, cuando se lo pedíamos ya se lo había gastado y no tenía. Está claro que la opción de sabiendo que el dinero se lo van a reclamar, guardarlo aparte no la veía muy clara, no...

Vamos, que algún día que me pillen con el día cruzado le acabaré contestando a alguno que si no le gusta cómo funcionamos, rellene la renuncia a la Renta Básica, prescinda de nuestros servicios y se vaya a la competencia.

A una ETT.
Publicar un comentario