jueves, 27 de noviembre de 2008

Memorias de un ex-demandante de empleo. [IX]

En la Academia Jedi plazas no quedaban.

Como el Maestro Yoda dice, de academias la entrada va. Academias de oposiciones para ser exactos, pues una conversación mantenida ayer con un compañero de estudios me trajo a la memoria la búsqueda de academias que llevé a cabo hace un par de años, antes de empezar en el mundo de las oposiciones, y por tanto, en un alarde de originalidad sin precedentes, titularé a este capítulo:

Las Academias

Tenía claro que para preparar unas oposiciones me sería muy útil apuntarme a una academia. No es imprescindible, desde luego, pero resulta muy árido buscar y preparar los temas por cuenta propia. Además, me conozco, y sé que una academia me serviría como incentivo para estudiar, aparte de para enterarme de cuándo son los plazos para apuntarse y demás. En definitiva, que mi única preocupación fuera estudiar que ellos se encargaran del resto.

Pero bueno, esto de buscar academias también tiene su arte, y como en todo, las hay mejores y las hay peores. Y por haber, pues hay auténticos chorizos, o por ser más diplomáticos, hay centros de dudosa apariencia y escasa fiabilidad.

Por no usar nombres, y no lanzar acusaciones en un medio público, cambiaré, como suelo hacer, los nombres y hablaré de la primera que visité, una muy conocida, a la que llamaré, esto... Hamster-D. Es de las más conocidas, se anuncian en muchos periódicos, en Internet, y cuando entré a preguntar me vino una comercial, a prometer el oro y el moro (malo*) y a hablarme de las maravillas de su sistema, y de que ellos me podían garantizar que en el plazo de dos años yo sería funcionario con plaza. (Supongo que su sistema incluye un programa de reconocimiento facial, en el que te ven la cara y saben si vas a aprobar o no).

*Para que esto no acabe como las caricaturas de Mahoma aclararé que no he querido decir que los moros sean malos, sino al hecho de que generara desconfianza tanta falsa promesa.

Su sistema (no el de reconocimiento facial, el otro) es algo que ellos llamaban 8/10, una genialidad, una maravilla de la ingeniería docente, consiste en que te dan un tema para que te lo estudies y haces exámenes, y hasta que no sacas un 8 no pasas al siguiente, y en lugar de clases tienen un teléfono con el que puedes acceder a tu tutor personalizado, que te resolverá todas las dudas. Vamos, con esto no me extraña que te aseguren la plaza, hasta el más cazurro la obtendría. Pese a ello, mi testarudez, obstinación y desconfianza me hizo manifestar mis reparos "ya, bueno, supongamos que me creo que con vuestro sistema saco la nota máxima, ¿cómo me garantizáis que no vaya a haber más gente con más puntos que yo y que saque también buena nota?" Argumentos no me dio, pero la vehemencia de sus afirmaciones, la confianza que imprimía a su discurso "vas a sacar la plaza", gozaba de una fiabilidad a prueba de la más mínima duda.

Llega el tema de la financiación. Con el sistema tan maravilloso te garantizan que en tres años sacas plaza, y tan seguros están de ello, que si en 3 áños no la sacan, te devuelven tu dinero. Ahora bien, también te piden que pagues por adelantado los 3 años, unos 2000 euros (¿he oído Opening?), pero que nadie se preocupe, que con sus maravillosos planes de financiación puedes pagar en cómodos plazos mensuales. Oiga, ¿y si me quiero borrar al de un mes? Pues nada, estás en tu derecho, eso sí, de pagar los 2000 euros no te libra ni el Inspector Dan.

No quedé muy contento, y menos cuando le pregunté si preparaban para PL4 y me dijo que no sabía de qué le estaba hablando, así que pregunté en otras academias.

Seguí tirando de academias famosas y fui a parar a una que llamaré, esto, GESFOREF, donde el comercial nos atendió a una chica y a mí y nos empezó a contar las maravillas del asunto. Debo decir en su favor que la información que me dio sí fue más o menos útil, y que no salí con la misma sensación de haber perdido el tiempo que en Hamster-D, pero el mecanismo era en esencia el mismo, suelta 2000 euros, y luego ya veremos. Empezaba a pensar que eso es lo que me iba a encontrar en todas las academias, pero sí tenía clara una cosa, que hasta julio no iba a empezar, y estábamos en marzo. Pero claro, uno de los pilares básicos de una técnica de venta agresiva es presionar al cliente para que compre ya, y así lo hacía el tipo cuando responde, de forma no muy amable "pues en julio igual no hay plazas". Ya bueno, pues si en julio no hay plazas ya buscaré otra academia, respondí. "Pues en julio igual no encuentras plazas en ningún sitio", y bastante insitente, y como aquello ya no llevaba a ninguna parte, pues le dije que yo hasta julio no me iba a apuntar a nada, que si llegado ese mes me decantaba por su academia iría. Que hay plazas, vale, que no, me buscaría la vida e iría a otra.

Miré en algún sitio más, y la tónica de tener a un comercial dando más énfasis a la financiación de los 2000 euros (al más puro estilo final de Brazil) se repetía más y más, pero fui a parar a una academia, Academia Oposiciones, que finalmente se llevó el gato al agua, y en la que estoy actualmente, donde para empezar, no me intentaron vender ninguna moto. Es más, me dijeron "tú dejanos el nombre y si sale grupo ya te llamaremos", y me gustó que se pagara mes a mes, con la salvedad de que si vas un mes y lo dejas, pues solo pagas ese mes. Y vaya, hay una diferencia entre "me apunté, fui un mes y tiré 100 euros" y "me apunté, fui un mes y tiré 2000 euros". Sutil pero perceptible. Era bastante más razonable, y el primer sitio en el que se molestaron en decir las cosas tal y como eran. El "si te apuntas aquí serás el rey del mambo" pasaba a un menos colorido "apuntarte aquí no te garantiza nada, nosotros haremos lo que esté en nuestra mano para facilitarte las cosas, pero ten claro que el 90% restante tienes que hacerlo tú", mucho más creíble, y que me empujó a decidirme por ellos.

Y francamente, no me arrepiento, en esa academia son serios, trabajan bien, los que imparten las clases son unos auténticos cracks, y la otra vez quedé francamente contento. Sin duda, apreté la tecla adecuada.

Así que si alguien pide mi consejo, pues le remito directamente ahí. O bueno, siendo más cuco, le remitiré a Hamster-D o a GESFOREF (de las cuales por cieto, he oido y leído auténticas barbaridades en cuanto a opiniones de clientes descontentos) que así me quito competencia.

Publicar un comentario