viernes, 7 de noviembre de 2008

De nuevo en Nueva York

Ari, Ari, Ari, Barack Lehendakari

Vuelvo a conectarme, que me he topado con un ciber, y puedo ver Internet, echar un ojo al correo y limpiar las paladas de Spam, y de paso dar alguna que otra muestra de vida.

Volvimos de Washington (donde la lluvia nos desaconsejo ver el Watergate, paradojicamente) pero en su lugar hicimos algo bastante mejor. Era noche electoral, asi que nos fuimos a un irlandes donde estuvieran retransmitiendo el encuentro, y aquello era como ver un partido, con el mismo ambientillo, y cada vez que salia que en un estado habia ganado Obama, lo celebraban como si fueran goles. En serio, muy vistoso.

Al dia siguiente nos fuimos de nuevo a Nueva York, y a la noche otra sesion de museo de cera (tan divertido como el de Washington y algo mas grande) y a la noche, un musical. Nos metimos a ver Spamalot, que es basicamente la version en teatro de los Caballeros de la mesa cuadrada de los Monthy Python, y aunque al estar en ingles me perdia la mitad de los chistes, me lo pase como un enano, y es algo francamente recomendable.

Ayer fuimos de compras, a los outlets de Woodbury, la autentica feria del consumismo, un pueblo entero, lleno de tiendas, y en el que cada casa es una tienda tematica de una marca concreta, con unos precios razonables, que mos hicieron regresar con las bolsas bien repletas de cosas, y la visa llorando como si la hubieramos estado sometiendo a una sesion intensiva de taser.

Hoy ha tocado Central Park, muy chulo, muy verde y muy grande, y sobre todo impresionante el contraste bosque-megalopolis, que llama bastante la atencion.

Luego, otro paseillo por tiendas (con incursion a tienda de juegos incluida), y al ver un ciber, pues he parado, y a teclear un rato (aunque me cuesta la tira con estos teclados).

La proxima conexion supongo que ya sera cuando haya vuelto a Bilbao, donde podre escribir en condiciones.
Publicar un comentario