viernes, 28 de noviembre de 2008

El regreso del caballero oscuro

Portada de la edición de Planeta.

El Regreso del Caballero Oscuro (también traducido como "El regreso del señor de la noche") de Frank Miller (Sin City, 300, Ronin) está considerado, y con justicia, como uno de los mejores, si no el mejor, cómics de Batman.

Y la verdad, esa afirmación no me parece en absoluto exagerada, pues recientemente cayó en mis manos la edición de Planeta, con todo en un tomo, al irrisorio precio de 19 euros, y tras haberlo leído comparto las críticas tan favorables que recibe.

El regreso del caballero oscuro nos muestra a un Batman cincuentón y jubilado, que por circunstancias de la vida se ve obligado a enfundarse de nuevo en su papel de justiciero, pero este no es un cómic en el que el héroe triunfa con una sonrisa en la boca y salva al mundo entre vítores y alabanzas. El regreso del caballero oscuro plantea cuestiones como la legitimidad de Batman para actuar al margen de la ley ¿enfrentarse a criminales le da derecho a pasarse las leyes por debajo del batmóvil? Plantea también las consecuencias de sus actos, las diferencias entre el trastornado que creyéndose con la justicia en la mano dispara al que tira un papel al suelo o el héroe de Gotham.

Temas éstos tratados en la película "El Caballero Oscuro" (película que aunque juré no ver acabé cayendo y debo admitir que pese a la mediocre actuación (y horrorosa caracterización) de Ledger me pareció una película bastante recomendable), en el que Nolan bebe directamente de está novela gráfica, compartiendo además antagonistas, con las apariciones de Harvey Dent y el Joker, contando también con apariciones o alusiones de otros emblemáticos personajes del universo DC.

Como curiosidad, hay una referencia a otro clásico del cómic, como es Corto Maltés, que en esta historia es una isla sospechosamente parecida a Cuba, con un telón de fondo sospechosamente parecido a la crisis de los misiles, y cómo Jimmy Olsen, el pipiolo amigo de Superman es aquí todo un reputado periodista.

Me consta (entre otras cosas porque estaba al lado en la librería y estuve tentado de comprar también) que existe una secuela, el Contraataque del caballero oscuro, que al parecer no gozó del mismo éxito que ésta, y que ya comentaré, si procede, cuando caiga en mis manos.
Publicar un comentario