lunes, 15 de noviembre de 2010

Fin de semana, y tal.

Si yo intento hacer eso, me abro la cabeza.

Este fin de semana empezaba con Scott Pilgrim y seguía con una partida de Galactica en la que los humanos vencieron (vencimos) con demasiada facilidad, y el sábado a la mañana seguía con autobús a Pamplona, donde por la tarde quedamos para hacer las hojas de personaje para la campaña de Leyenda de los 5 anillos (confieso que la partida me gusta, pero la parte de repartir puntitos es algo que odio con todas mis fuerzas), de la que estuvimos jugando un ratillo hasta las 22:00 o así, que nos fuimos a una curiosa actuación de breakdance, funky y hip-hop, destacando esta última, con unas "Delirium" un grupo de chicas que lo hacían francamente bien, con coreografías bastante trabajadas y algo bastante entretenido.

El domingo a la mañana, el asma, los mocos y la tos se apoderaron de mi organismo, pero una sesión de acupunturas (sí, lo de que te dejen lleno de alfileres, cual erizo) hizo su trabajo y mi estado mejoró bastante. Por la tarde una de cine (The Town, que supongo comentaré mañana) y vuelta a Bilbao, donde cerré la semana matando un par de zombis en el viejo Oeste.
Publicar un comentario