miércoles, 24 de noviembre de 2010

Waka-waka

Ni Pacman podría comerse ciertos fantasmas.

Hoy nos sorprendían con la noticia de que el Gobierno Vasco piensa revisar uno a uno los 88.000 expedientes de ayudas sociales, anunciando que quieren acabar con la lacra del fraude.

La idea, aunque de difícil realización (no me extenderé aquí, que daría para largo) en la práctica es encomiable, puesto que los que sin merecerlo cobran este tipo de prestaciones son una verdadera lacra social, ya que no solo gorronean dinero común sino que perjudican a quien realmente lo necesita.

Lo que ya es menos encomiable es lanzar mensajes repletos de falsedades o mensajes ambiguos que llevan a error. Dice Gemma Zabaleta (consejera de empleo y asuntos sociales) que esto "nunca se ha hecho antes". Vaya, digo yo que eso no lo ha hecho nunca antes ella, porque si la imaginación no me engaña, revisiones ha habido, a menos que aquello del BEC fuera una variante del PIN. Cierto es que luego, bastante más adelante, matizan que no se ha hecho "desde Gobierno Vasco" (nos ha jodido, antes no era de ellos la competencia)

Falsean también cuando dicen que la RGI (renta básica para los amigos) complementa a los que ganen menos de 1011 euros. A ver, cierto es que en algún supuesto de laboratorio, una persona que trabajando cobrara eso podría cobrar... 37 céntimos mensuales. Pero no es tan simple como eso, y hay una cosa llamada "estímulos al empleo" de la que olvidan hablar.

Falso es también el dato que nos ofrecen cuando dicen que la Prestación Complementaria de Vivienda ayuda a pagar la Hipoteca. Puedo prometer que, con la información que me consta, eso es manifiestamente mentira, y el niño Jesús llora, ya que esa prestación sirve para pagar el alquiler. Añado también que esta PCV es para preceptores de RGI, con lo que yerran en el cálculo de 54.000 RGI + 14.800 PCV + 17.300 AE= 88.000 personas, ya que está contando los de la PCV dos veces. Sin contar que probablemente, y ahí ya no me meto, los preceptores de las Ayudas de Emergencia lo será también de RGI.

Pero dejando la matemática al margen, me resulta especialmente divertido que pongan como novedades las medidas de investigar quién tiene segundos inmuebles, o qué viviendas tienen más de dos expedientes. Como me resulta de chiste que digan que van a comprobar los ingresos de los solcitantes, o los padrones. Me hace gracia porque hablan de ello como si no fuera una cosa que se hiciera ahora. Pero claro, es mucho más fácil dejarlo caer así y hacer que parezca que en Diputación nos tocamos las narices.
Publicar un comentario