sábado, 31 de diciembre de 2011

Se acaba 2011

¡Y no vuelvas!

Se acaba 2011, y la verdad es que no ha sido un año muy bueno para mí. Lo cierto es que no pudo empezar peor, y hay cosas que he ido arrastrando durante todo el año. Pero no me apetece hablar de eso. Prefiero mirar las cosas positivas, entre las que destaco el haber sido capaz de bajar de 120 a 100 kilos, lo que siempre está bien. También en que para mucha gente que me rodea y a la que aprecio, sí ha sido un buen año, con bodas, nacimientos y demás. Y la cualidad humana de la empatía, nos sirve para esto.

Pero bueno, lo cierto es que no recordaré 2011 como uno de los mejores años. Tanto que le celebré la nochevieja en julio.

Espero dentro de 366 días (que este que viene es bisiesto) estar escribiendo lo maravilloso que ha sido todo.
Publicar un comentario