miércoles, 14 de diciembre de 2011

The SHIELD

Se acabó, tras 7 temporadas.

The SHIELD es una gran serie policiaca. No llega, pese a las comparaciones, a la altura de The Wire, pues las crónicas de Baltimore están más allá de cualquier nivel, pero es sin duda una gran serie. La premisa, una comisaría de Farmington, el distrito más peligroso de Los Angeles, y los policías que la habitan. Especialmente el equipo de asalto, compuesto por los policías más duros del condado, que no dudan en utilizar como medios de investigación el soborno, la extorsión o el chantaje. Y no siempre lo hacen de forma altruísta.

Pero la serie consigue pintarnos a los personajes muy bien, de forma que es imposible no empatizar con ellos. Aunque no siempre serán los buenos, ya que a veces el espectador los amará, o los odiará con todas sus fuerzas. Esto cobra especial relevancia en los agentes Vic Mackey (alma de la serie) y Shane Vendrell (otro acierto), a los que uno no sabe si venerar o despreciar. Generalmente ambas cosas a la vez. En todo caso, personajes interesantes y bien construídos. Y ahí reside el encanto de la serie, en sus personajes. Pues el resto del equipo tampoco carece de encanto, y debo destacar a mis dos favoritos; que son el genial aunque a veces pedante Dutch Wagenbach, que es el mejor detective de LA y lo sabe, o Ronnie Gardocki, el "cuarto beatle" del equipo de asalto, que va adquiriendo protagonismo a medida que avanza la serie.

Pero la serie es Vic Mackey. Un excelente trabajo de Michael Chiklis, también productor de la serie, para construir un personaje mentiroso, hipócrita y cruel, pero que consigue ser a la vez honesto, leal y cariñoso. Un carismático seductor que es capaz de torturar a un mafioso o de asesinar a alguien a sangre fría, y después de jugarse la vida por un compañero, o de renunciar a muchas cosas para poder estar con su familia. Analizado friamente, alguien así resultaría despreciable en la vida real, pero tele es tele, y aún con todo Vic consigue molar.

A modo de curiosidad, Autumn Chiklis, su hija en la vida real, es quien interpreta en la serie a su hija Cassidy Mackey.

Los Backstreet cops.

The Shield, aunque mantiene una trama que aglutina las diversas temporadas, es de carácter más episódico que otras, y generalmente mantiene la fórmula de uno o dos casos por episodio. Renuncia a una gran dosis de realismo en aras a la espectacularidad y la adrenalina, pues si una cosa no falta a la serie, es acción. Acción a raudales.

Pero en el aspecto argumental hay una cosa que me encanta, y que engrandece a la serie, y es que las cosas tienen consecuencias. Aquello que hicieron varias temporadas atrás, vuelve más adelante a cobrar su minuta, y cuando muere un personaje importante, no se olvidan de él como si se lo hubiera tragado la tierra. Tiene además de bueno que va de menos a más. Una primera temporada genial va seguida de una 2ª, 3ª y 4ª no tan buenas, para plantarnos esa maravilla que es la 5ª temporada, con el colosal trabajo de Forest Whitakker, y una recta final en las dos últimas temporadas totalmente frenéticas. Para acabar la serie con un episodio final de quitarse el sombrero. El final de The Shield entra como un sopapo, pero no podía acabar de otra manera. Hay series que decepcionan con su desenlace, pero The Shield no es una de ellas.

Y como suelo hacer de vez en cuándo, no puedo sino presentar este tributo a la serie, con algunos de sus personajes:


Steve Billings, David Aceveda, Claudette Wyms, Dutch Wagenbach, Tina Hanlon, Dani Sofer, Julien Lowe, John Kavanaugh, Curtis Lemanski, Ronnie Gardocki, Vic Mackey, Shane Vendrell y Corrine Mackey.
Publicar un comentario