miércoles, 20 de junio de 2012

He sido (2)

Por supuesto, he sido Daniel el melancólico.

Hace tiempo escribí una entrada sobre personajes a los que había interpretado en partidas de rol en vivo, y lo comparaba un poco con el teatro. Lo cierto es que la comparación no es descabellada, puesto que hay muchos elementos en común, y mi experiencia en los juegos de rol me ha sido muy útil a la hora de sentirme suelto en este escenario.

Pero esta entrada va para hablar de todos esos personajes en cuya piel me he puesto a lo largo de este tiempo, en el que he sido militar, astronauta, recluso, político o incluso pieza de ajedrez (¡verídico!). Y como muestra, estos son algunos personajes en los que me he tenido que encarnar.

Ted Mosby

Abro la serie con uno de mis favoritos. "Cómo conocí a vuestra madre" es una de mis series de cabecera, y Ted mi personaje favorito. Así pues, cuando supe de la existencia de este vivo, hice cuanto estaba en mi mano para poder llevar a este personaje, y la verdad es que no me decepcionó en absoluto, siendo una de las partidas más entrañables que he jugado nunca.

El malvado M. Bison.

No era la primera vez que me tocaba ponerme en la piel del villano del Street Fighter II, pues años antes ya me había disfrazado de él en carnavales. El vivo, como es fácil intuir, era "Street Fighter", y aunque yo pensaba que me iba a tocar ser Zangief (por aquello de ser grandote y barbudo), me dieron al líder de Shadowloo, y la verdad es que fue divertido interpretarlo en su versión de villano de opereta.

El genio de la lámpara.

Hace dos años dirigí, en la piscina del CEULAJ, un ReV de La Sirenita, en el que todos eran personajes Disney. Y en un momento Aladino frotaba su lámpara, invocando al genio un momento. Y como era un PNJ (personaje no jugador, con papel secundario y menor relevancia en la trama), yo interpreté sus escenas.


Damon Lindelof.

No todos son ficticios, y en la descacharrante Show Business Damon Lindelof, guionista en la vida real de la mítica "Perdidos", era aquí un guionista para el Pentágono, que tenía que proponer todo tipo de ideas absurdas, a fin de conseguir un nuevo país malvado. Suiza, con sus vacas, su dinero y su supuesta neutralidad, era el candidato perfecto.

Antonio Garrigues Walker.

Democracia o muerte era el título de la partida en la que interpretábamos a los padres de la Constitución española, la noche en que murió Franco. De aquella partida tenemos grandes aciertos de casting, como que en una partida en la que la mitad de los jugadores éramos de Bilbao, Arzallus fuera interpretado por un señor de Sevilla y que Felipe González fuera una chica bilbaína de 24 años y poco más de metro y medio de estatura.

Juggernaut

Era máster, pero con personaje, en el ReV de los X-men: el ultimatum de Magneto. Magneto también era otro personaje/master, en esta espectacular partida en la que todos los jugadores se disfrazaron para la ocasión, logrando un efecto de lo más vistoso.

Karl Agathon, Helo.

La temática era la serie Battlestar Galactica, y pedí ser Helo, por ser mi personaje favorito. La verdad es que la ficha de personaje no era nada coherente con el personaje, y opté por ceñirme más a la verdadera personalidad de Agathon, para que la partida tuviera sentido. De aquella partida, grandes hitos del casting, como que Gaius Baltar fuera una jugadora, y Dualla un jugador.

Dr. Hugo Strange.

De los más recientes, Arkham Asylum, donde somos los enemigos de Batman y yo soy el aún psiquiatra del siniestro manicomio, en un más que previsible motín de presos reclamando la presencia de Batman.

Ha habido otros, y habrá muchos más. Pero ni caben todos, ni los recuerdo a todos. Puede que dento de un tiempo me anime y haga otra similar.
Publicar un comentario