miércoles, 19 de septiembre de 2012

Abraham Lincoln cazavampiros

Que se pase por aquí John Wilkes Booth, si tiene cojones.

Un documental rigurosamente documentado para los amantes de la Historia, que narra con precisión casi milimétrica la biografía de uno de los más emblemáticos presidentes de los Estados Unidos de América. Prestigiosos historiadores coinciden en que esta es la más realista visión del presidente que ganó la Guerra de Secesión contra los malvados vampiros del sur.

Ahora, analicemos el título. Abraham Lincoln cazavampiros... ¡Abraham Lincoln cazavampiros! Vamos a ver, cojamos un personaje histórico, y convirtámoslo en un aventurero que se enfrenta a hachazos a las fuerzas sobrenaturales de la noche... ¿qué puede salir mal?

Viendo el título uno espera encontrarse con un mojón de proporciones bíblicas, una película que sea de serie V (como serie B, pero encima mal escrita), pero el reclamo de... ¡Abraham Lincoln... cazavampiros! es demasiado poderoso, y el espectador friki, devorador de truños macabeos, se siente en la obligación moral de verla. Quienes me conozcan saben que he visto cosas peores, y aun así, algo me impulsa a seguir viendo cosas como esta.

Así pues, uno va al cine convencido de alcanzar nuevas cotas de crapulencia cinematográfica, y la sorpresa es que Abraham Lincoln cazavampiros mola. Sí, es mucho mejor de lo que amenazaba el título. Vamos a ver, no es esa película que cambiará el modo de ver el cine de acción, pero está bastante lograda. Uno podría pensar que es una de esas películas que ya que tiene una premisa ridícula va a sobreexplotarla, puesto que hay veces en las que si se toman en serio a sí mismas, fracasan, y que basan su potencial, como lo hiciera por ejemplo "El rey escorpión", en llegar casi a la autoparodia.

Pero aquí la verdad es que, dentro de todo lo serio que pueda ser que Abraham Lincoln se dedique a rebanar chupasangres, la película lo es, y consigue un buen resultado. Que sí, que tiene fantasmadas a go-go, y los personajes no dejan de ser clichés. Pero mola.

Además, así como durante gran parte de la película parece que va a ser simplemente una película de cazavampiros en la que el protagonista se llama Abraham Lincoln como podría llamarse Sisebuto Fernández, poco a poco va enlazando, y sí deja claro que es Abraham Lincoln, y consigue dar un cierto sentido (entendido todo dentro del contexto de la película, claro) a que el señor presidente se dedique a ir por ahí pegando hachazos.

Seguramente debe mucho al hecho de que me esperara lo peor (la sombra de Jesucristo cazavampiros es alargada), pero he de decir que Abraham Lincoln cazavampiros ha sido una agradable sorpresa, con muchísima acción y escenas muy divertidas. Y un buen exponente de este género que tan de moda parece estar de profanar personajes y obras clásicas. ¿Para cuándo una película de Alien versus Gandhi?
Publicar un comentario