miércoles, 12 de septiembre de 2012

Oz

We want to see the showers, the wonderful showers of Oz...

Oz es el nombre en la calle de la prisión de máxima seguridad Oswald State Correctional Facility, donde se desarrolla esta serie carcelaria, y más concretamente en el módulo especial Emerald City, como guiño a la novela del Mago de Oz.

Pero ahí acaba toda referencia, y lo que tenemos es una serie 100% HBO que nos narra con tanta crudeza como sea menester el día a día de los internos en una institución penitenciaria, sin escatimar detalles en cuanto a sexo y violencia.

Empieza cuando en Oswald deciden iniciar el programa Emerald City, uniendo a presos de todas las etnias y colectivos y dándoles algo más de libertad. Y claro, lo que en la cabeza del señor Tim Mcmanus (personaje que crea este proyecto) parece una idea genial, que es la de juntar a todos los asesinos y psicópatas que se odian entre sí y hacer que convivan en armonía, pues en la práctica da algún que otro problema.

Oz pretende mostrar los conflictos en prisión, que son reflejo de los conflictos en la sociedad. Así, a los problemas entre las bandas (latinos, negros, arios, moteros, musulmanes...) se unen tramas de asesinatos, violaciones, drogas, etc. Y todo ello con la crudeza a la que nos acostumbra la HBO. Y si de George R.R. Martin se dice que es un asesino de personajes, de Oz diré que no conviene cogerle cariño ni al apuntador, pues la tasa de personajes que mueren es más que elevada, y de media supera al personaje muerto por capítulo.

Si tuviera que definir Oz con un adjetivo, sin duda diría que es la polla, tanto por la literalidad de la frase como por su calidad, y es que aunque tiene algunos momentos algo más bajos, y la credibilidad no es siempre la que debería (si Oswald es máxima seguridad, no quiero saber cómo es una de mínima), el comienzo es espectacular, y el nivel general de la serie la pone a la altura de una de las grandes. Hacía mucho que una serie no me cautivaba así, y confieso que me la he visto en poco menos de mes y medio. Muy recomendable. Hecha la advertencia, eso sí, de que es una serie muy dura, y puede no ser del gusto de todos. Lo bueno es que con ver el primer capítulo ya se puede ver muy bien de por dónde irán los tiros.

Y ahora, como es tradicional, una versión southparkizada de algunos de los personajes de la serie, y adelantaré que casi la mitad de los que salen en ese dibujo (no diré cuáles) mueren:

James Devlin, Martin Querns, Burr Redding, Diane Wittlesey, Scott Ross, Jaz Hoyt, Claire Howell, Jefferson Keane, Poet, Tim McManus, Leo Glynn, Peter Marie, Chucky Pancamo, Miguel Álvarez, Gloria Nathan, Enrique Morales, Augustus Hill, Ray Mukada, Simon Adebisi, Kenny Wangler, Jackson Vahue, Eugene Dobbins, Vernon Schillinger, Tobias Beecher, Chris Keller, Kareem Said, Zahir Arif, Ryan O´Reilly, Cyril O´Reilly, Agamemnon Busmalis, Robert Rebadow, Eugene Rivera, Sean Murphy y [Spoiler] Dino Ortolani.

Como dato curioso, hasta 16 actores de The Wire salieron antes en Oz.
Publicar un comentario