viernes, 2 de noviembre de 2012

Skyfall

Para mí, Skyfail.

Parece que nuevamente me toca ir a contracorriente del mundo, pero yo no me explico cómo muchos están poniendo por las nubes esta, que para mí es con diferencia la peor película 007 de Daniel Craig, y una de las peores de James Bond que yo recuerde.

Entretenida sí que es, y me gusta el tratamiento que dan al personaje, que no es un Bond perfecto, y comete errores. En la línea de hacer un Bond más humano y creíble. También me gusta el villano de Bardem, aunque se nota demasiado el intento de que este 007 sea un remedo del Batman de Nolan, con un villano que recuerda bastante al Pseudojoker de Ledger (otra en la que me tocó ir al revés del mundo, cosa que sigo manteniendo), cuya interpretación es buena, pero que tiene algo que me rechina.

El villano es uno de esos malos listos, con planes perfectos, esos planes que cuidan hasta el último detalle cada cosa, pero que para necesitar funcionan que los buenos sean deficientes mentales. Y aquí es donde viene mi crítica, en que el argumento no tiene ningún sentido. La película avanza correctamente hasta que en un momento el MI6 se convierte en la versión chapucera de la TIA, y ya nada tiene sentido. ¿Tiene sentido que encuentren el ordenador del principal tecnoterrorista del mundo y lo conecten, ahí, a lo loco, a la red del Servicio secreto británico sin saber lo que tiene dentro? No solo es que eso tenga menos sentido que si se encuentran una pila de plutonio y se dedican a chuparla para ver a qué sabe, es que de que cometan esa torpeza depende TODA la película.

Luego alguna que otra idea absurda, y patapum palante, hacia una escena climática, que si bien queda muy bien y es muy entretenida, no tendría cabida si la historia tuviera un mínimo de consistencia. La sensación que me da es que tenían pensada la escena, que quedaría chula, y luego pensaron la excusa para incrustarla.

La película tiene sus cosas buenas, no lo voy a negar. Me gusta que 007 sea falible, me gusta que den pinceladas sobre su origen, y me gusta que profundicen un poco en las miserias del MI6. Lo que no me gusta es que caigan en esos ridículos. ¿Alguien se cree que el servicio secreto británico no tenga la capacidad de llamar al metro de Londres y ordenar que detengan un vagón de metro? Me gusta el malo, y me gusta que tenga motivaciones, pero no me gusta que su megaplan dependa, como ya dije, de una premisa ridículamente imposible. Me gusta la escena final, pero no me gusta que carezca de sentido. Y me gusta la resolución de la película, con sus guiños a los clásicos. Pero me gusta muchísimo menos que las otras películas Bond. Un claro paso atrás.
Publicar un comentario