jueves, 14 de febrero de 2013

San Cortéinglés

 
Cupido sacó un 1 natural en el dado. 

Aviso: La siguiente entrada contiene elevadas dosis de azúcar. Léase con precaución.

No suelo ser especialmente moñas en este blog, y la verdad es que el 14 de febrero siempre ha sido un día más en el calendario, igual que el 19 de junio o el primer domingo de mayo (para mí el día de la madre es el 19 de enero y el día del padre el 25 de enero, digan lo que digan los anuncios de la tele). Y con esta fecha, tanto cuando me ha pillado con pareja como cuando me ha pillado sin ella, nunca ha tenido nada de especial. Y la verdad es que este año no es la excepción. 

Si bien, debo ponerle un pero a esto. San Valentín es una fecha que significa más para los que no tienen pareja (y quieren) que para los que sí, ya que parece haber este complot de los medios restregándote tu situación, lo que a veces lo convirerte en un día algo triste.

Por suerte este año no es así, y sí es un día especial, pero tan especial como cualquiera de los otros 364, gracias a cierta persona.

Dicho lo cual, cierro el modo moñas. Mañana este blog volverá a la normalidad, pero hoy me apetecía.
Publicar un comentario