martes, 19 de febrero de 2013

Victoria y pase a Eurocuartos

 
Próxima parada: Ulm 

Si me llegan a decir hace unas semanas, cuando perdimos estrepitosamente contra el rival de hoy (23 puntos) y nos pusimos 0-2, que nos íbamos a clasificar como primeros de grupo, me hubiera dado la risa floja. 

Pero si algo nos ha enseñado el Bilbao Basket esta temporada, es que mientras respire está vivo, y cuando solo le valía ganar, lo hizo. Ganó los dos partidos al Valencia, ganó en Chequia, y hoy se enfrentaba a un cara o cruz contra un equipo que, aun siendo algo inferior, no era ninguna perita en dulce.

Y la misma historia que hemos visto muchas veces, se repetía hoy. El comienzo era malo, y en el segundo cuarto estábamos 13-27. Pero la garra, el empuje (y un vergonzoso arbitraje a nuestro favor, todo hay que decirlo), han permitido llegar al descanso un punto arriba.

Pero los letones no se dejaban arrugar, y seguían mandando en el marcador en un encuentro lleno de errores, tanto de los jugadores como de los árbitros. Así, con una cagada tan garrafal como inexplicable de Vasileiadis, hoy desaparecido, dejaba que el VEF Riga llegara con 2 puntos de ventaja al último cuarto, y no tardaron en ponerse 5 arriba. El partido parecía muerto, pero entonces hizo su aparición el mejor jugador del Bilbao Basket.

Kaspars Bierzins, el letón que más ha hecho por el Bilbao Basket desde Janis Blums.

Raül López tiene la bola, y con el partido ya caliente, este jugador comete una fea falta sobre el jugador catalán. Hasta ahí normal. Como también lo es que el público proteste por la falta cometida. Y entonces es cuando este lerdo, pues hoy no ha merecido otro nombre, se ha puesto a provocar al público, lanzando besitos y descojonándose. Técnica al canto, público enfervorecido, reacción del equipo y vuelta al partido.

Así, con un marcador apretado hasta que un triple de Zisis daba el +6 (en ningún momento el Bilbao Basket había tenido ventajas superiores a 3 puntos) a falta de 30 segundos. De ahí en adelante, partido muerto y marcador maquillado, un ficticio 76-65 que castiga en exceso a un Riga que, honestamente, mereció haber ganado hoy y clasificarse.

Pero a veces las cosas pasan y somos nosotros los que tendremos la oportunidad de pasar a la siguiente ronda. El rival, el Ulm Ratiopharm alemán, una de las revelaciones del torneo.
Publicar un comentario