martes, 10 de septiembre de 2013

Tú eres el siguiente

Hotline Miami: la película. 

Una reunión familiar es el escenario elegido por un grupo de maníacos para sacar a relucir sus armas en este slasher que empieza bastante bien, con todos los clichés del género (sobre todo el de la gente que se merece que la maten) pero va perdiendo fuerza y llegando al final a puntos un poco ridículos (algo que, no nos engañemos, también es muchas veces muy de slasher).

Mezclemos Scream (¡malos con caretas!) y la típica película de asedios, y tendremos el principio de "Tú eres el siguiente". Empieza con una introducción arquetípica (pareja asesinada tras echar un polvo en la cabaña aislada), para dar paso a la introducción de unos personajes anodinos, que solo son combustible para la chimenea de la matanza, y unos minutos de fingido aburrimiento, con insulsas discusiones familiares, hasta que alguien da el pistoletazo de salida y empieza la fiesta, con los miembros de la familia Davison siendo cruelmente masacrados, sin que sepamos muy bien por qué. Cuando por fin se dignan a explicarlo, en mi opinión es un motivo algo decepcionante,  pero hay que tener en cuenta que era el móvil al servicio del crimen, y no al revés.

Pero lo de que las víctimas se dejen matar así sin más, ya no se lleva, y con lo que no contaban los asesinos era con que Erin, la pizpireta novia de uno de los miembros de la familia, es realmente una máquina de matar, que dará la vuelta a la tortilla y convertirá la película en un slasher... para los pobres tipos enmascarados, y "tú eres el siguiente" bien podría ser lo que grita a los asesinos antes de írselos cargando, a algunos de forma espectacular, como usando la batidora que queda claro que jamás se atascará con un hueso de pollo.

Y así, lo que empieza como una película fiel a las convenciones del género, da ese giro de 180º grados, para circular en sentido contrario y llegar a un final, que aunque produce más risa que desasosiego, es perfectamente adecuado a la historia, y a la manera en que la quiere contar.

¿Habrá secuela directa en DVD? Seguramente.
Publicar un comentario