lunes, 22 de diciembre de 2014

Otra vez, reintegro

Lo que me toca siempre. 

El día de la salud lo llaman, puies hoy es el día en el que la mayoría de la gente se congratula de que al menos tiene salud, ya que no le ha tocado la lotería. Tampoco me ha tocado a mí, ni creo que me toque, pues siempre me compro el mismo número de boletos. Dicen que cada vasco se gasta X dinero en lotería, pues debe de haber alguien gastándose 2X.

Nunca me haré rico con la lotería, está claro. Pero la diferencia con comprarla es que no soy rico, pero tampoco más pobre, y como todos los años puedo decir que me ha tocado el reintegro. Otra cosa que podría hacer es meter todos los años 20 euros en un bote, y los años que acabe el gordo en 1, abrir el bote y coger el dinero. Sale mejor que esperar a que toque la pedrea, ¿verdad?

En cualquier caso, paso bastante de esta suerte de impuesto voluntario (y ojo, yo encantado de que exista y la gente gaste dinero), pero francamente, paso bastante de participar de ello. Entiendo y respeto todo eso de la ilusión y el gusanillo, que es realmente lo que mueve a la gente a jugar (sería presuntuoso presuponer que la gente no sabe contar), pero no lo comparto. Ahora bien, si alguien de verdad cree que sale a cuenta comprar lotería, me suena que precisamente el gordo de la Navidad es el que menos rentable/probable sale. Sale mejor jugar a los ciegos o ir a un RETA a apostar en las carreras de galgos.

De todas formas, yo mañana me pasaré por algún bar a ver si cuela y me venden por 21 euros un café y un boleto premiado. En el anuncio funcionaba.
Publicar un comentario