jueves, 6 de octubre de 2016

¿El ministerio del Timeless?

¿Se parecen tanto?

Una patrulla de tres agentes contratados por el Gobierno para viajar por distintas épocas y evitar que otros viajeros del tiempo alteren la línea temporal. Esta sinopsis que lo mismo nos vale para El ministerio del Tiempo como para la recién estrenada Timeless muestran a priori un claro parecido, tanto que Javier Olivares, alma mater del Ministerio, ha decidido demandar a Timeless por plagio.

Ahora bien, ¿es tanto el parecido?

A ver, así, de buenas a primeras, parece más que evidente que El Ministerio del Tiempo es una de las fuentes de las que bebe Timeless, y no es difícil imaginarla como un remake americano de la serie española. Ahora bien, a pesar de que hay algunos parecidos más que casuales, creo que las diferencias son mayores, y sería exagerado decir que es una fotocopia. De hecho, si nos la hubieran planteado abiertamente como versión americana de la serie, muchos fans gritaríamos airados que se han cargado la serie.

¿En qué se parece?

La premisa es idéntica, eso está claro. Vale que lo de viajar en el tiempo no lo ha inventado Olivares, y que lo de la "policía temporal" es más viejo que andar de pie. Y no hace falta ser un lince para idear que esta policía dependa en mayor o menor medida del Gobierno. Pero bueno, ahí está el parecido.

Olivares tampoco ha inventado, eso es cierto, el número tres, que además es un número manejable de protagonistas, y de ahí que en ambas series tengan a tres. El chico, la chica y el "elemento exótico", esquema que se ha venido repitiendo hasta la saciedad en innumerables obras de ficción. Y si analizamos los personajes, pues tenemos un poco de todo.

En una serie la chica es estudiosa, culta, inteligente (no en vano, va a la universidad), vive con su madre y se encuentra con cosas de su futuro, que para otros ya es pasado y esto la traumatiza. Es la más reflexiva de la patrulla, aunque puede haber a quien le resulte pedante por su predisposición a soltar datos a lo enciclopedia cada vez que llegan a una época nueva. Además, siguiendo los cánones televisivos, es joven y guapa.

¿Amelia Folch o Lucy Preston?

Viendo esto, otro podría pensar que los otros dos protagonistas, Rufus y Wyatt que son las imitaciones de Julián y Entrerríos. Pues sí y no. Pero no de la manera que cabría esperar, sino que Wyatt resulta ser una especie de mezcla entre Julián y Alonso, tal vez con toques de Lope y puede que Pacino. Es el guaperas socarrón y seductor, militar de profesión, hombre de mil recursos y que da hostias como panes. Todo cosas circunstanciales, claro, pero recuerda muchísimo. Y cuando a esto le sumamos que no ha podido superar la pérdida de su mujer y que desobedece órdenes para salvar a una chica que le recuerda muchísimo a ella (¡caramba!), pero... oh, no consigue evitarlo.

Rufus es más original, un ingeniero que es el que se encarga de operar la máquina del tiempo (en Timeless sí hay de eso), aunque cierto personaje oscuro con el que parece tener alguna trama recuerda, si bien vagamente, a Ernesto.

Esto por lo que respecta a los parecidos, aunque habría que ver más capítulos para poder juzgar hasta qué punto se parece, y ahora vamos a ver las diferencias, que son muchas.
  • En primer lugar, en el Ministerio del Tiempo viajan a través de puertas, mientras que en Timeless usan una máquina. El Ministerio del Tiempo es un festival de agentes yendo y viniendo alegremente de época en época mientras que aquí es todo bastante más limitado.
  • En el Ministerio del Tiempo los agentes y personal administrativo son de diversas épocas, mientras que en Timeless son todos (al menos que se sepa) de la época contemporánea.
  • El "efecto mariposa" de alterar el pasado parece tener un mayor peso argumental en Timeless, hasta el punto de que uno de los cliffhangers del primer episodio va precisamente sobre eso.
  • Así como Amelia Folch, Julián Martínez y Alonso de Entrerríos se pueden identificar de manera más o menos fácil, no vemos (de momento) nadie que recuerde especialmente a Salvador o Irene Larra. Solo el mencionado Ernesto, y de forma extremadamente vaga. Tampoco vemos a ningún Velázquez, ni personajes escapados de otras épocas.
  • En Timeless no parece que sea posible comunicarse en tiempo real (valga la paradoja) con gente de otra épocas, ni parece que vaya a haber Internet en el Siglo XVI.
  • El tono de ambas series es completamente distinto. El Ministerio del Tiempo es humor genuinamente español, donde tienen cabida situaciones mortadelescas, de tira de Forges o chascarrillos de cultura popular (que en Timeless aparecen de forma muy tangencial), las reglas de los viajes en el tiempo tienen el rigor de Regreso al Futuro y cambian a cada capítulo en función de la trama. Timeless parece (y digo parece porque es pronto para sacar conclusiones) que se toma a sí misma algo más en serio y pretende tener más de drama que de comedia. Así pues, dudo que en Timeless veamos peregrinos del Mayflower fumándose un pitillo en el descanso, soldados confederados quejándose de la política sanitaria de Obama o a Washington discutiendo airadamente con Jefferson sobre el draft de la NBA. Aunque bueno, al tiempo. Y nunca mejor dicho.
Habiéndose emitido un solo capítulo es demasiado pronto para sacar conclusiones demoledoras, pero con lo visto mi opinión es que aunque Timeless bebe exageradamente del Ministerio del Tiempo, es más un "cojo esta idea que me mola y la rehago a mi gusto" que un plagio propiamente dicho, siendo el resultado algo que, si bien puede tener su gracia, carece por completo del espíritu de la serie de Olivares, y siendo un producto mucho más industrial y sin alma, de manera que mi respuesta a "¿se parece Timeless al Ministerio del Tiempo?" Mi respuesta es "ojalá".
Publicar un comentario en la entrada