miércoles, 12 de octubre de 2016

Miércoles que son sábado y domingo

El calendario de Schrödinger

Esta rara sensación que provoca tener un festivo en medio de la semana. Porque vale, es miércoles, pero al no haber ido a trabajar y haber tenido un plan como muy de fin de semana, es como si fuera domingo. Sin embargo, ayer al trabajar tenía la sensación de que hubiera sido viernes, siendo martes. Y estoy con la cosa de que mañana es lunes. Pero es jueves.

Total, que estoy con el chip de domingo y lo que me sale es hablar de este "fin de semana", que realmente es un interludio (eso, y que tampoco se me ocurre de qué hablar), y la crónica es un tanto rolera, pues ayer por la tarde tocó eso: partida de rol. Concretamente de Vampiro: Edad Oscura, en la que era de agradecer que la directora de juego hubiera remozado las reglas, haciéndolo mucho más jugable, y hoy de Warhammer (de rol, no de figuritas), de la campaña que vengo jugando los últimos meses, "El enemigo interior", de la que hemos terminado precisamente hoy el primer libro de 5. ¡Salvando Bögenhafen de la destrucción!

Y poco más, que esto ha sido breve. Ahora a descansar, que mañana es lunes jueves.
Publicar un comentario en la entrada