martes, 4 de octubre de 2016

Las tartas del terror

Esta es casi de las menos horribles.

Paseando por Internet me he encontrado con horrores en teoría comestibles, tartas infantiles que a buen seguro serán responsables de los asesinos en serie del mañana, al haber traumatizado infancias. La mayoría habremos tenido alguna vez un pastel de cumpleaños siendo niños, y aunque algunas veces habrán sido mejores y otras peores, dudo que se hayan acercado al nivel de horror de algunas de las que veremos en esta horripilante galería.

Modelo Campanilla drogada.

A simple vista cuesta ver las diferencias, hay que fijarse mucho.

Esto es lo que pasa si echas LSD en lugar de gasolina al coche.

En el contexto esta casi no parece tan terrible, oigan.

A Dagobah mirando ponerte voy a.

¿Toy Story o Viernes XIII?

Bella de sección de contactos.

Se le oye musitar "por favor, matadme".

Modelo muñeca hinchable.

Ideal para iniciarse en el mundo del tuppersex.

Aquí también cuesta encontrar las diferencias.

Muñeca hinchable 2D

¡Hulk aplasta!

Parece que alguien quiso hacer un crossover entre Dora la Exploradora y American Pie.

Porque las sirenas también pueden disfrazarse en el carnaval mexicano.

No se me ocurre el chiste fácil para el pastel de cumpleaños de los Village People.

¿Esto es Mickey Mouse o el bicho de Saw?

Winnie the Pooh después de hacer el casting para villano de Cazafantasmas.

El mejor cosplay de Belén Esteban llevado a pastel.

Y con la tontería ya he cumplido, haciendo una entrada chorra. Aunque las fotos me las he encontrado por ahí, de alguna marca de agua deduzco que deben de ser de la página www.cakewrecks.com, donde puede encontrarse un muestreo mayor y más terrible.
Publicar un comentario en la entrada