martes, 25 de octubre de 2016

Luke Cage

El héroe de Harlem.

En parte podríamos ver esta serie como la cuarta temporada de la serie que compone junto con Daredevil y Jessica Jones, dado que no solo comparten universo y aluden unas a otras, sino que esta es directamente un spinoff de Jessica Jones, donde Luke Cage es un importante secundario, y en las tres series aparece Rosario Dawson interpretando a la enfermera Claire Temple.

Sin embargo, cada una de las series tiene su propia personalidad, y en el caso de Luke Cage han optado por dotarle de alma negra (en el buen sentido de la palabra), teniendo un importante toque de reivindicación racial, muy adecuado al propio concepto de Luke Cage, el superhéroe negro por excelencia, y se ve en su música, elemento importante en la serie, con estilos tan asociados a la población afroamericana, como el rap, el soul o el jazz, y en este sentido, la banda sonora es uno de sus puntos fuertes.

Por lo demás, la serie tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, resultando en general algo sosa. El personaje de Cage está muy bien, tiene gancho, pero carece de antagonistas a la altura, y la sensación de constante invulnerabilidad resta emoción a la historia, y la ausencia de antagonistas en condiciones que, o carecen de carisma o carecen de poder, pues no ayuda. Y lo cierto es que hacia el final ya se me hacía un poco cuesta arriba y la seguía viendo solo por terminarla. Está muy lejos del nivel que mostraba Daredevil. A veces juega a ser the Wire, e incluso recupera algunos actores de dicha serie, e incluso en algunos momentos no lo hace del todo mal, pero evidentemente no llega, pues es un estilo muy distinto de serie, siendo más un logrado homenaje que un intento de parecerse, que habría desembocado en desastre.

En resumen: empieza bien, tiene sus puntos y hay momentos interesantes (a destacar, el inteligente guiño al Luke Cage del cómic con la genial excusa para plantarle la estética setentera original), pero por momentos se hacían muy aburridos, y se diluye demasiado, hasta que la terminé viendo casi por inercia.

Sí me gusta, eso sí, su carácter reivindicativo que tiene y cómo trata el tema.
Publicar un comentario