lunes, 19 de diciembre de 2016

El ciudadano ilustre

Daniel Mantovani

Un famosísimo escritor argentino, premiado incluso con el Nobel de literatura, decide aceptar la invitación de Ayuntamiento de su pueblo natal, Salas, que ha tenido a bien otorgarle el galardón de Ciudadano Ilustre y a pasar ahí unos días, lo que es una oportunidad para Daniel de regresar a su pueblo natal, que abandonó con 20 años y no había vuelto a pisar en casi 40.

En Salas será tratado como ídolo por algunos y como villano por otros, pues no en vano gran parte de su obra se basa en satirizar el entorno rural en el que se crió, y del que dice que lo único bueno que hizo en la vida fue marcharse de ahí, lo que unido a su carácter hace que se gane algunos enemigos, y muchas cosas del pueblo le harán recordar por qué no quería volver.

Aunque la película hay quien la cataloga como comedia, y es cierto que tiene algún momento gracioso, no la clasificará como tal, siendo sobre todo una historia costumbrista cuyo leit motiv es el descastado que vuelve a una tierra que un día fue la suya pero que hace mucho que dejó de sentirla como tal, un retrato de la doble moral y las apariencias, y a la escena del burdel me remito, y que a veces tiene, sobre todo hacia el final, elementos casi de thriller.

No está mal.
Publicar un comentario