martes, 20 de diciembre de 2016

La gotera

Por suerte no ha llegado a tanto.

Hay formas más agradables que otras de despertar, y la que he tenido hoy no ha estado entre las buenas. Serían aproximadamente las 5:30 de la mañana cuando el incesante repiqueteo de un "plic, plic, plic" me ha despertado. Al principio, medio dormido y desorientado no lo ubicaba, y cuando he ido recobrando el conocimiento lo primero que he pensado es que era del exterior, y que puede que la ventana estuviera mal cerrada.

Con horror he comprobado al encender la luz que tenía un charco en el suelo, y que el goteo no era dentro, sino fuera de casa. Todavía tambaleándome por el sueño he procedido a llenar el suelo de toallas y cacerolas, y he ido a tocar el timbre a la vecina de arriba. Generalmente no es de muy buena educación andar tocando timbres a las 6 de la mañana, pero bien pudiera ser que se hubiera dejado un grifo abierto.

La explicación que me ha dado es que está de obras, y que le han tapado mal la fachada, que los albañiles llegarían a las 9 de la mañana. He vuelto a casa y he comprobado que tenía, además, otra gotera en el salón, horreur.

Por suerte, han sido formales, y cuando han venido les he podido enseñar las goteras y han dicho que lo tenían ubicado, que iban a llamar al jefe y que lo solucionaban hoy mismo. 

Con más esperanza que fe he ido a trabajar, y al volver he visto que, efectivamente, ya no había gotera, y hablando con la vecina, ésta me confirma que han estado tapando. Al menos de momento parece que la cosa funciona... he de cruzar los dedos para que sea una solución y no un parche.

Ahora mismo miro y la pared sí está seca (ahí están las cacerolas y las toallas secas, por si acaso), y espero que así siga, mientras ando entre la incertidumbre de si realmente está arreglado, pero por otra parte el alivio de que no ha sucedido lo que temía, que con el mantra de "es que son fechas malas" me tuvieran con eso más de una semana. De lo malo, ha sido hoy y no el sábado, que ahí ya sí que me da la risa.

Confiando en que quede zanjado, doy la entrada por finiquitada. Ahora voy a morir, para recuperar el sueño.
Publicar un comentario en la entrada