miércoles, 7 de diciembre de 2016

Victoria "sufrida" y vivos en Europa

Hoy Xavi no fue el Rey.

Jornada europea con amplia victoria (97-83) que deja muchas incógnitas abiertas, lo que en este caso es bueno, pues la falta de incógnitas era irnos a la calle, que era lo que había pasado de haber perdido hoy contra Fuenlabrada. Ganar, pues era imprescindible para tener opciones, pero no suficiente. Había que ganar por al menos 12 puntos para levantar la diferencia y poder ganar en caso de empate a victorias.

Lo de ganar no ha sido especialmente complicado, a pesar de que el primer cuarto ha estado bastante disputado, si bien de vez en cuándo aparecían tímidamente ventaja de 4 y 6 puntos. El segundo cuarto ha ido creciendo un poco la cosa hasta llegar con +8 al descanso, que era agradable aunque seguía sin valer demasiado, pues de facto era como ir perdiendo por 3 puntos.

El tercer cuarto parecía que Fuenlabrada se ponía contestón, rebajando un poco las distancias, y aunque el partido no corría peligro sí lo corría la ventaja de +11, que de vez en cuándo aparecía pero nunca para quedarse. Pero al final del cuarto un triple de Buva nos ha dejado empezar el último cuarto con un bonito +15.

Las alegrías, sin embargo, parecen a veces querer durar poco en casa del pobre, y un parcial de 0-5 nos volvía a dejar en zona incómoda. Afortunadamente el otro equipo también hacía sus deméritos, y en un visto y no visto hemos llegado a ponernos creo que 21 arriba, y las distancias han oscilado entre 16 y 20 puntos, lo que daba cierta tranquilidad, y aunque en los minutos finales los visitantes han amenazado con apretar algo, el triple que han metido casi en la bocina no ha sido suficiente para evitar que ganáramos por más de 11 puntos.

Sin embargo, ahora viene lo difícil, pues toca o ganar en casa del todopoderoso Khimkhi la semana que viene o encomendarnos a San Lietuvos y una derrota de Fuenlabrada en casa. Difícil, pero difícil es mejor que imposible.

De los jugadores, a ver si Tabu termina de carburar, los pivots muy bien, Eric con su intimidación y sus matazos y Buva con su "parece que no estoy, pero miras y he metido 12 puntos en un momento". Dejan Todorovic hoy parecía jugador de baloncesto, Lapornik ha tenido momentos buenos y malos (el 3+1 bien, la antideportiva hacia el final del partido mal) y Nikolic sin jugar. ¿Será el nuevo Álex Suárez?
Publicar un comentario en la entrada