martes, 28 de febrero de 2017

Paguitas para pingüinos

Diferentes barrios de Bilbao.

En la línea panfletaria de tirar mierda contra la RGI, y a poder ser contra los extranjeros que la cobran, el periódico El Correo publicaba hoy un artículo con las nacionalidades de los perceptores de la RGI, poniendo bien el dedo sobre algunos colectivos, a los que le gusta mucho demonizar, pues como buenos cuñados, eso de que un extranjero tenga derechos, como que no les debe hacer mucha gracia.

Pero no me voy a meter hoy en eso, que no me apetece ponerme serio, sino que voy a hacer hincapié en un detalle que me ha resultado gracioso, y es que como puede verse en el mapa, una de las nacionalidades que tienen perceptor de la RGI es la antártica, que cuenta con uno que de este país que la cobra.

La opción lógica sería pensar en el lapsus del compañero que grabó el expediente, que al marcar la nacionalidad codificó mal y puso el que no era. Pero es mucho más divertido pensar en que la renta la está cobrando un nativo de ese continente -es decir, un pingüino- y pensar en toda clase de comentarios cuñadescos que se pueden hacer al respecto. Que si es una vergüenza que con todos los mamíferos pasando hambre le den la ayuda a un ave, que en este país si tienes plumas solo te dan facilidades, que el pájaro bobo es bobo para lo que le interesa, o que existen bandas organizadas de pingüinos criminales, que lo vio en la película Madagascar* (y aún así sería mejor argumento que muchos que se utilizan en tertulias de barra de bar).

*También hay un perceptor que es de Madagascar. Ahora todo le cuadra a Albert Rivera.
Publicar un comentario