lunes, 19 de noviembre de 2007

Cruce de blogs: Aquel videojuego que me atrapó


Era difícil la elección, ya que ha habido varios videojuegos que me han gustado mucho, con los que he tenido auténticas enganchadas y a los que he metiido muchas horas. Estuve dudando en poner el que probablemente sea mi preferido, el GTA: San Andreas, puesto que es un auténtico juegazo, dinámico, variado, con una historia interesante y horas de diversión.

Pero si he de hablar de un juego que me cautivó, ése es sin duda el Zelda de Super Nintendo, un juego que me enamoró con sus gráficos, su música, su historia, su jugabilidad... todo. Recuerdo que mi primer contacto con este juego fue unas vacaciones en Santa Pola, y un amigo, Borja, me prestó el juego, del cual yo había oído jugar bastante pero no sabía nada, y lo probé, y me gustó tanto que decidí comprarmelo.

Pero claro, yo tenía por aquel entonces 16 años, y mi economía no me permitía desembolsar las 7.000 pesetas que costaba el juego, así que me dediqué durante varias semanas, que me resultaron eternas, a ahorrar gran parte de mi paga y podermelo comprar, mientras devoraba en las revistas cada artículo que hablaba del juego, y recuerdo con especial ilusión el día que junté el dinero y pude ir a la tienda a por él.

El juego es una bonita historia de princesas secuestradas, un mago muy malo, monstruos, mazmorras, tesoros, y un héroe con espada que tiene que rescatar a unas y matar a otros. Lo mejor del juego es el sistema de avance del personaje, que consiste en ir recopilando tesoros para obtener habilidades que permiten avanzar en el juego (por ejemplo, coger las botas que permiten correr para poder cargar contra un armario que tiene encima un libro que es necesario para descifrar unas escrituras) con una dificultad bastante asequible y muchas horas de juego. Me encantaron sus preciosos gráficos, bonitos y coloridos, y una música a la altura.

Es un juego que me he jugado varias veces y que no me cansa, y que incluso me compré dos veces, puesto que en 2002 salió la versión para la portátil de Nintendo, que no dudé en comprar (aunque esta vez sin tener que estar semanas ahorrando) El juego está considerado como uno de los mejores juegos de la SuperNintendo y la saga de Zelda (que son unos cuántos) es una de las más populares, y han salido otros Zeldas después de este (que era el 3º de la saga) aunque para mí ninguno ha conseguido tener la magia del Link to the Past (me llamarán cazurro, pero para mí ponerle gráficos 3D fue matarle todo el encanto).

Y para la nostalgia, pongo el video del final del juego, un final que me encantó, tan genial como el resto del juego, y que todavía me hace caer una lagrimilla.
Publicar un comentario